RELATOS DE UNA NOCHE Seguir blog

whiteraven23 Dana Gabriela Artiles Estas son historias con aun un amplio trayecto de ideas en que pueden o no... convertirse en algo mas que relatos cortos... así también que los géneros irían variando desde el horror, misterio, el romance, la comedia como entre otros...!!!
Historia No Verificada
AA Compartir

Lejos de que parezca al amor...?

Lulú y Tom-tom, son amigos de la infancia y vecinos desde muchos años. Teniendo seis años de diferencia no ha impedido que sigan su amistad. Después de tanto tiempo sin verse, por razones de que él fue a la universidad y ella seguía en la escuelo, su reencuentro no fue de los muchos el mejor, ni más ni menos que en la sala de la dirección.

Luciana, o Lu como le gusta que le llamen, su vida ha estado en un drama de emociones que la llevan desde las puertas de su casa y fuera, al igual que en la sociedad y la escuela.

Un día como cualquiera en que ha tenido que sufrir los abusos de su próximamente hermanastra y archi-enemiga desde el kínder, termino fuera del pasillo de la puerta de dirección, vertida con una especie de horror de la moda de los disfraces de la historia en el mundo, que si bien ella para matar el tempo antes de ser llamada a su sentencia, se dedicó a descifrar las partes que complementaba un Frankenstein con partes del cuerpo de los personajes de Disney.

-Pequeña Lulú? – Le llamaron, con una voz que no identificaba, no quiso levantar su vista del traje, por vergüenza y por la humillación de tener que responder a ese nombre del que no escuchaba mencionar desde la primaria, cuando por fin la pusieron en cursos diferentes con Melina la víbora, la invocadora de toda sus desgracias y las burlas.

-Lu? – Volvió a intentar, sentía que no le quedaba otra. Que más le daba si estaba en las de perder en cuanto a todas las que le hacía Melina Bosso.

Lo primero que distinguió fueron unos jeans celestes, un suéter de hilo beige con cuello en V, bajo una camisa cuadrille en una tonalidad de gris y blanco. Para terminar con un rostro más definido de la persona que había compartido mas momentos embarazosos que el que estaba sufriendo. Una piel más bronceada, ojos verdes, delgado, pero con la misma complección que no aria desaparecer sus hoyuelos cuando sonríe, con una fina línea de labios, pero sin uso ya de los frenos.

-Tom-tom? – Dije algo anonadada, habían pasado años desde la última vez que lo había visto y fue al despedirlo cuando se fue a la universidad hace seis años, creía.

Sonrió más amplia mente, levantando ambas cejas por el asombro, seguro pensó que jamás llegaría a verla con tal apariencia ridícula.

-Profesor Tom-tom, para ti, Lulú. – Echándose a reír al sentarse en la silla de al lado. -Como estas?, y porque andas con…- Masajeo su barbilla pensando como bautizar mi atuendo. - ¿cómo una especie de personaje mutante de Disney? Seguro aras llorar a muchos niños. –

Si, pensé, seguía siendo el mismo Thomas gracioso, burlón y alegre. No pude evitar más la risa, pero procuré taparme la boca para no meterme en más líos.

-Que malo, Tommy, pero a los niños les encanta. He hecho reír a toda la escuela. – Le dije con el mismo humor, por un momento me alegraba ser la causa de las risas de mi amigo de la infancia.

-En serio? - Pregunto aun riendo, pero no seguía mirando mi disfraz sino a mí. Le respondí con un exagerado asentimiento de cabeza. -Ya en serio, a que se debe el disfraz y que estés precisamente fuera de las puertas de la dirección. –

-Conoces esa actividad clandestina que han tomado como moda algunos grupos o personas de la sociedad con actitudes infantiles para fastidiar a ciertas personas? - Dije con cierto aire erudita, cruzando brazos y piernas,

-Booling, ¿he? – “Exacto”, a lo que nos erradican los de estatus superior en la escala de popularidad. -Que rudo. -Dijo, adoptando mi postura de manera burlona, pero lo deje pasar. -Y con quien tenemos el placer de contraatacar? –

-Melina Bosso. - Le dije, poniendo en duda si se acordara de ella.

-Wow, ¿aun? -Dijo acompañado de un silbido. - Y cómo va el marcador? -

Solo levante mis manos y me señale a mí misma, un claro indicio de quien iba perdiendo.

-Y por qué sigues vestida así?, ¿no sería mejor que te cambiaras? No creo que quiera verte así el director. –

-Lo haría, pero seguro escondieron mi ropa. No tengo que ponerme, hasta que, al menos, me manden a casa y me cambie. –

-Quieres contarme como paso? - Quiso saber.

No sabía si contarle, no me gustaba repetir lo mismo, más de una vez. Pero era Tommy, el seguro me escucharía, sin tener que soportar a aquellas personas que solo quieren oír lo que creen que sería una solución factible. Con sus consejos y charlar en que el “profesor es un amigo”, material psicológico para invisibles. (...)

*Nota: esta historia como se darán cuenta tiene un poco de continuidad... ;)... en breve.

7 de Enero de 2019 a las 18:02 0 Reporte Insertar 1
~

"Conociendo a la presa..."

Era tarde aunque no tanto tampoco, saco el celular para verificar la hora. Solo eran las siete y media pero estaba en invierno y la noche exige su presencia mas temprano que tarde.

Solo caminaba, solo eso, y en eso quería pensar. Había salido de mi casa para no tener que lidiar con mi familia. Quería despejarme y desasirse de la angustia, las preocupaciones, y todo lo que este relacionado con una vida cotidiana de trabajo, familia, responsabilidades y deberes, de todo.

Se fue caminando hasta la laguna donde podías dar tranquilamente toda la vuelta, donde era un camino para corredores o familias; y había un parque para que pudieran disfrutar los niños. Camino hasta perder la cuenta de cuantas vueltas había dado alrededor de la laguna, solo notando que cada ves hacia mas frió pero no le importaba o le impidió seguir caminando ya que lo había previsto, abrigándose.

Quiso fijarse otra ves en la hora, pasaban de las once y media. Bosteza va a causa del sueño y le entraba el cansancio a causa del frió, pero seguiría caminando hasta llegar a un banquillo situado al lado de un enorme árbol, era un sauce llorón, dando una vista panorámica de la laguna y sus alrededores.

Era una noche apacible, exceptuando los autos que pasaban cerca con el rugir de sus motores, los ladridos y aullidos de los perros callejeros, muy a lo lejos pero aun audibles.

Puso su mirada al cielo nocturno, sin fijar su vista a nada en particular.

-Ojala poder estar así para siempre.- Se dijo para si misma.

De repente la azoto un viento helado que la hizo incorporarse de u asiento y cerrar los ojos, al momento que levantaba su mano izquierda para cubrirse el rostro sintió que la sujetaban por la cintura retrocediendo un paso hacia atrás dejándola apoyada de espaldas.

Creía que era un hombre, pudo notar que era mas alto que ella y quiso poder verle pero se lo impidió, tomando su mandíbula y tapando su boca para que no gritara, pero ella no quería gritar.

De hecho ella ni siquiera se resistía, no pataleaba ni trataba de zafarse de su atacante con su manos, que estaban libre. Solo gemía por la fuerza inquebrantable del hombre, su respiración era fuerte y acelerada al igual que su ritmo cardíaco.

El debió notarlo, de que su presa ni se inmutaba al defenderse o oponía, pero no hizo ademán a querer dejarla ir o detenerse a saber el porque?

Inclino su cabeza del lado derecho, dejando al descubierto el lado izquierdo de su cuello. Ella sintió dolor y tubo la sensación de que le recorría algún liquido.

"Sangre?... mi sangre?", pensó ella.

El frió había helado su cuerpo, haciéndola mas perceptible del liquido tibio que empezaba a empapar su remera al interior de su buzo, se estaba mareando y cerro los ojos para dejarse por la situación.

Luego de que hubiera terminado de beber de su sangre, le lamió el sitio donde le había provocado la herida. Ella lo había inquietado, por lo que solo se detuvo, "el" se detuvo.

"Porque?", pensó el.

Había sacado su mano de su boca, hacia unos momentos, y a liberar el agarre de su cintura, pero ella seguía tranquila y muy consciente. La giro para estar cara a cara y la alejo de el por los brazos, sin soltarla.

Ella abrió los ojos y lo miro. Aun se sentía adormecida pero el dolor en su cuello había desaparecido, y su agarre fuerte había cambiado a amable. Como si ella fuera tan frágil que pudiera desfallecer.

-Porque?, porque no te o pusiste?, no me tienes miedo?- Le pregunto a la chica.

Se le quedo viendo mientras procesaba sus palabras... su mente trabajaba lento a causa de su estado débil.

-Miedo? No... no es miedo lo que siento.- El levanto una de sus cejas al escucharla. Estaba claro que no la entendía.

-Acaso no me tienes miedo? Yo iba a matarte.-

-No, no tengo miedo.- Era claro que ella lo desconcertaba.

-Porque?-

-Por que no tengo miedo por ti o por la muerte?- Ella sentía como su estado mental iba recuperándose rápidamente al querer ser mas clara.- No siento miedo por ti, sino mas bien estoy sorprendida por tu existencia y... De la muerte tampoco.- El la escuchaba con expectante asombro y atención. Y prosiguió.- Todos tenemos ese fin; nacemos, vivimos y morimos por mas que ese camino este mas cerca que otros todos llegamos de una u otra forma... la muerte, a la muerte no le importa el tiempo, por mas que te queden horas, días, meses, o años uno siempre se encontrara con ella. Acaso me equivoco?-

-Es una extraña manera de pensar, realmente extraña.-

Para esto el la había soltado, se paso la mano por el rostro arrastrando unos mechones de flequillo hacia atrás dando otro paso hacia atrás. Ahora solo estaban a dos pasos el uno del otro.

Su atención volvió a ella, cuando la vio sonreír.

-O tal ves es la primera ves que lo escuchas.- Notando su afirmación que a una pregunta.

-No... no creo que allá persona que piense de esa manera o que reaccione ante una situación así de la manera en la que tu...-

-Te hace falta conocer mas a las personas.-

Con esas palabras sabia que ella era el mayor de sus misterios, lo que encontraría difícil de entender comparado con lo que el podría llegar a suponer con su propia existencia. Se dio cuenta que había llamado su interés, y robado su atención. Estaba curioso en ella, y era algo de lo cual hacia tiempo no experimentaba... el tiempo es una molestia pero estaba dispuesto a por ella.

7 de Enero de 2019 a las 17:46 0 Reporte Insertar 0
~