Un paseo no tan paranoide Seguir blog

u15261523241526152324 Felipe Peñailillo Lúgubre Matiz entra en el sendero de la historia, en donde encuentra acontecimientos que le revolverán la mente, hechos ocurridos hace mas de tres años
Historia No Verificada

#389 #poesia
AA Compartir

No lo duden

"Un paseo no tan paranoide"

Felicidad, si, felicidad era la palabra en busca del pensamiento iberoamericano, pues querido amigo te llamare papel de roneo, si tú, protagonista principal de esta historia un tanto aberrante y perversa llena de goce cotidiano, después de decirte gracias y al mismo tiempo sonreírte (Julio arrogante en su incoherencia de su acto) se pregunta; ¿Qué saben los demás?, se acercó después de estar tranquilamente hospitalizado de una simple apendicitis. Siento dolor un tanto subyacente querido amigo, siento querer sentir aquello que no sienten los demás, quizás sabrás tú lo que saben ellos, mamá no decía eso, mamá solo actuaba acorde a su juventud y papá no existía en todo esto que llamamos Lenguaje, si, ahora Lenguaje con mayúscula será tu seudónimo de antagonista, Lenguaje era un tanto tacaño, de perfil bajo y de múltiples personalidades que nadie comprendía porque era así, señalo que es contradictorio esto… pues Lenguaje estaba en todos lados.

Lenguaje reflexionando un día normal.

Ni te encontré ni lo haré a lo largo de esta prosa, me quemo lo admito, pero suele ser así para los que sienten palpitando aquella sinceridad pues, tantos mediocres escribiendo de lo que nunca han sentido nunca lo sabrán, no va al caso eso, quizás que estás pensando tú de tu existencia y tus sufrimientos constantes para relatarte aquello que nos muestra esta mascara de espejismos, perfectible como tu silueta que es clara en el vapor de la lluvia de otoño, blanco y negro los matices, ¡qué asco hablar del alma!, tus palabras no pueden ser descifradas en los testigos del final pero ella dice:

“Nadie puede hablar, nadie puede escuchar ni menos observar, considérame un abismo perplejo sin comenzar de nuevo, ¿mucha información?, si esto te lo dije con una simple mirada disimulada del despido, sabrás donde estarás porque lo sincero nunca podrá ser tocado”

Quizás él le pudo decir:

“¿Por qué destruyes eso?”

Nunca entenderán…

…nada tenía lógica, quería entender pero debía comprender primero, debía formular mi antítesis de lo que siempre recordaba, necesitaba algo lírico, hallar una carta, fue tan concreto que fue lo que pasó.


De: Lúgubre Matiz
Para: Lector

“Sé cómo Rimbaud y no como el pensamiento lleno de belleza, pues ha de alcanzar tanto odio como sentido a lo que estas realizando ahora…”

Con estas palabras, entré al salón lleno de inquietud, con muchas expectativas de las cuales todas fueron erradas, pues transcurrido el tiempo, le encontré todo sentido distante para poder analizar sin recurrir a la objetividad, aunque ahora somos muchos, decía el visionario de minerva, aquel que en la modernidad ya no posee alas. Explico yo en mi creencia el tomar esto como un camino idealizado tal cual ironiza Quijote, pues relata mi ser diciendo que empezamos con un héroe épico entre tanta competición estúpida, entre llenos prisioneros de arrogancia sin ver más allá, desde ahí, procuramos adjuntar experiencia como discípulos de nuestros maestros, he ahí, la importancia de la introspección que nos lleva a nuestra propia crítica moldeada por un fin común, ser un héroe trágico, donde la constancia de nuestros errores forjen la armadura que no posee el héroe épico. Querido lector, quiero que te imagines un camino, en donde los resultados de este sean tu menor problema, pues represéntalo en literatura inexistente del siglo XXI, el saber cómo llegar a tu interés personal, será el mayor logro de tu poiesis, palabra por palabra, es donde mi creencia te puede contar que la sensibilidad de ver un camino como un problema menor, llegara hacer la praxis más ética y no moral sin abandonar la emoción de nuestro ideal que siempre te acompañara, y entonces, sabré que los resultados de mi camino serán prioridad, me imagino que haría Hegel con aquellos bufones de lo cognitivo en como defienden lo absoluto teniendo a Kant como mediador. Me preguntó en esta misma carta de cosas que quizás no tienen nada que ver unas con otras pero, ¿Qué crees tú?, se relaciona todo con todo, sería una afirmación de mi parte pero, si lo relato como una pregunta; ¿Se relaciona todo con todo?, ¿Qué tiene que ver Hegel con Quijote para ti?, quizás nada, porque quizás hay muchas respuestas para tan pocas preguntas, mucha coherencia y poca valentía de decir incoherencias, mucha psicología para tanto desinterés cultural por la filosofía, entre otros…



Me despido
LM.




El olvidado de minerva en doce años de oleaje.
(Parte uno)

“-Entre diez paradigmas, me quedo con doce-“


Fue lo que dijo LM a la primera persona que se le cruzo por la calle, una persona desconocida buscando un gesto desconocido para entender el pensamiento contemporáneo. Una vez recurrió al engaño que le entregaba la sabiduría heredada de textos de pseudociencia sin ningún raciocinio en el medio del dibujo dinámico de américa latina.

“-¡Ridículo!- no puedes entender lo triste del camino estando parado en la copa del árbol sin hacer nada, ¿Por qué no te mueves y nos ayudas?”


-El empirismo le dijo al olvidado de minerva.

El olvidado de minerva gira su cabeza en tono arrogante pero no le dice nada, pues él no quiere decir nada porque sabe que el conflicto no ayudara, ya que la respuesta es la misma de siempre, en ese mismo instante se queda solo, quizás a quién esperaba…

“¿Quién eres?, ¿Qué te pasa?”

-La persona desconocida a LM.

“Soy la modernidad, yo cambie todo, yo y solo yo”

-Ya me acorde a quien esperaba el olvidado de minerva, lo moderno, pero, ¿Por qué esperar tanto?



Diez segundos son diez segundos para el empírico, para el olvidado de minerva eran valiosos diez segundos, para él lo ermitaño no dejaba de ser idealista, pues encontraba una respuesta en esos diez segundos distinguiendo lo bueno de lo malo y lo malo de lo que para ustedes es bueno, digamos que le gustaba lo cualitativo claramente, a ese entonces habían pasado más de dos minutos para responder en diez segundos…

“Mi imaginación no se compara a la tuya, mi sentido común no parte de una asociación, yo elijo el camino de la sabiduría y la armonía, ¿sabes lo que obtengo de eso?, si no sabes la respuesta, considérate una persona cuantitativa, y serás el peón perfecto para ir al conflicto anhelado por muchos, llevo doce años encerrado en este espacio y tiempo desarrollado por muchos metafísicos queriendo explicar cómo poder salir de los barrotes de la ignorancia…”

-El olvidado de minerva a todo aquel que le preguntaba por qué estaba parado en aquel árbol sin moverse.

-Soy la persona desconocida, me llaman propuesta copernicana…


Antes de continuar en el sendero de esta historia, recurrí aquella divagación persistente, ¡flashback!

No lo duden…

Había mucha división, demasiada, tanta que no sabía distinguir lo moral del caos pero, bueno, aprendí que ambas están conectadas internamente sin contar los actos, pues lo compartido estaba quieto, inerte, casi sin distinguir como todo lo que sabe amargo suena distinto a lo que realmente anhelas.

El interés se perdió cuando volvía esa represión entre pares y perdían todo aspecto de lucha que se habían ganado dignamente.
Si, dirigente asustado por razones bíblicas dejando a las bases sin una estructura superficial, pues no existía la conciencia del “respeto ajeno”, solo era sentido común saliendo del impulso provocado por la hermosa injusticia.

El amanecer se llenó de vomito por aquella nube bajando de aquel cilindro desde el cielo, me acorde del diecisiete de julio de dos mil doce, dedos juntos sonando al exiliado con un cambio inexistente, y casi se la hicieron fácil, no entendían nada por sus propios intereses encontrados y callados felices.
Fue el momento exacto para que él le diga en un minuto todo lo que nunca les dijo en 30 años de vida…
“Disfruta tu existencia como el peón comiendo caballo, como si todo fuera empírico para el que disfruta de la hermenéutica y como no saberlo si nunca probé la sensación de estar acorralado entre paisajes de adrenalina, eso de la separación del ego, esa milésima de segundo en donde estas presente en la acción o decides tirar todo a la mierda pero, primero llego la inspiración y, después se transformó en lenguaje, solo disfruta el camino…”

Desde chile hacia la arrogancia encuentro mucho miedo, veo gente disimulando molestia sin saber qué les pasa, desde gente que protagoniza patéticas escenas por la simple idea de donde provienes o donde vives, pequeños jefes del liderazgo selectivo bombardeando banderas y militantes jóvenes decepcionados en su ingenuidad, desde melancolía a desprecio, podría decirte que el ego se activa cuando prendes el aparato del show, hablas de diversidad cuando estas en comunidad o solo cuando crees que tú república es más grande que la otra, mucha domesticación en tu zona de confort.
-Mil ochocientos setenta y nueve no se compara a tú patética réplica del siglo XXI.      

12 de Mayo de 2018 a las 19:26 0 Reporte Insertar 0
~