AA Compartir

Miradas

Fuimos a cenar.


Después de muchas horas de esperarme y cansada, lo vi.


Llena de alegría y de una energía renovada (que se había gastado de todo el día) me acerqué a él para irnos a cenar.


Íbamos en el carro, llovía levemente y veníamos platicando de lo ocurrido del día.


"No puedo esperar que vivamos juntos, para ser equipo en la vida." - Dijo mientras me venía guiando para llegar al restaurante.


Platicamos de muchas cosas antes de pedir la comida, de lo caro que iba a estar la cena, de cosas que teníamos que hacer y que queríamos hacer.


La cena estuvo riquísima, buen ambiente, un clima delicioso fresco por la lluvia, una chava cantando precioso con acompañamiento de guitarra acústica...


Era sumamente perfecto.


Llegó un punto en donde solo estábamos comiendo, mirándonos.


Empecé a escribir una historia.


Ni el hambre, ni la deliciosa comida podía distraerme de ese momento... de esa mirada tan penetrante, tan llena de amor.


Me sentí agradecida, plena.


Mi corazón se llenó de felicidad, realmente no me molestaría estar con este hombre para toda la eternidad.




22 de Octubre de 2018 a las 04:31 0 Reporte Insertar 0
~

Comer, rezar, amar.


Tantas dudas, adversidades, personas y sentimientos en contra.

Hicieron ruido blanco en el fondo de mí, no quería que llegara a ti.


Súbitamente, silencio.

Calma.

Paz.


Te tomo de la mano y puedo sentir que puedo...

Contra mí, contra todos, contra el mundo.


Te miro, me miras.

Mis ojos se llenan de lágrimas.


Me gusta estar junto a ti, deseo estarlo por la eternidad.


Me veo de pequeña, y pienso que estaría orgullosa de su "yo" del futuro.

De mi ser actual.


Pienso en cómo ha cambiado todo, como he cambiado yo.


Me siento tan agradecida y orgullosa de tomarte de la mano.

De llamarte mi pareja.


Siento una felicidad inmensa y rezo, agradecida con Dios y con la vida.

Por todo lo que tengo, lo que no tengo.

Por lo que me ha dado, lo que no me ha dado, y lo que me ha quitado.

Por lo que he vivido, por lo que vivo, y por lo que me falta por vivir.

Y todas las personas que han estado, están y estarán en mi vida.


Rezo por ti, por tu familia, por tu éxito, por todo y todos.


Me siento a tu lado.

Susurras a mi oído.

"Recé por ti"

Y no pude evitar explotar en llanto.


Por que sé lo que significa para ti, y el amor que esto me demuestra.


Antes pensaba en lo bonito que sería un novio que creyera en Dios, que me dijera que piensa en mí y le pide por mí... Pero también comprendo tus creencias (o falta de ellas) y tu historia, por lo que no me molestaba que no pasara en lo absoluto.


Es de las cosas más hermosas que he vivido en mucho tiempo.


Luego compartimos tiempo juntos, tan precioso, tan dulce.

Compartiendo alimentos, silencios, momentos.


Recorro las calles orgullosa de tu mano.

Quiero seguir caminando.


15 de Octubre de 2018 a las 02:17 0 Reporte Insertar 0
~

Viajero Espacial


Jugando él con su novia a besitos y cariñitos, desapareció.


Fue tan repentino que a ambos se sorprendieron.


Volvió un día, muy cansado... 

Le dijo que había estado atrapado en una grieta por tiempo y espacio.


Para ella fue un segundo, y para él estuvo vagando durante 500 años


"Mi amor, te extrañé tanto." - dijo al verla. 


"Y me di cuenta de lo mucho que te amo y la falta que me haces"


Y es así, como volvió el viajero espacial a su hermosa cotidianidad con su amada. 



8 de Mayo de 2018 a las 17:29 0 Reporte Insertar 0
~

Recuento del día 8095

Sí, lo busqué. 

Hoy es mi día 8096 de vida y esto es un recuento de mi día de ayer. 


En fin. 

Pensé en la bella cotidianidad de nuestra convivencia, que me hace lagrimear un poquito. 

Quería escribirlo. 


Sigo sin intender cómo podemos jugar como niños chiquitos y a la vez hablar seriamente de las cosas... 


Me levanté temprano, cansada, de esas veces que sientes que no has dormido bien. 

Super malhumorada, me fui en el camión a la universidad. 

Todo normal. 


Llegué, desayuné pastel aplastado por el camino y café, platiqué con mi mejor amiga. 

Llegó... se iluminó mi cielo. 


Me sentía con más ánimo al verlo, lo mandé por comida (siempre olvida comer). 

Vi a un amigo y ¡platicamos super chido!... lo extrañaba. 

Jugué con otros amigos a Cards against humanity, y les gané a todos. 


Tuve que irme a clase pero antes fui al baño, me topé con otra amiga que hace mucho (como alrededor de un semestre o más) no veía. 

Me abrazó muy lindo. 

Tuve clase aburrida, salí de clase aburrida. 


Me topé con mi mejor amiga y otras amigas para comer... venía platicando con ella y le dije casi en automático "Lo quiero ver, pero creo que no podré porque tiene clase" lo cual me puso instantáneamente triste sin pensarlo. 


Comí extrañamente más lento que de costumbre (si de por sí como super lento). 


Fui a otra clase, más entretenida pero ya me sé todo. 

Salí. 

Lo podría ver... 


Caminaba rápido y vi a su madre, la cual saludé con una sonrisa tímida... 


Él no entiende por qué le tengo miedo, no lo hago... ¡es super linda! pero no quiero que me odie. 


Llegué y estaba ahí, sonriente. 

Con brazos abiertos (*comienza a llorar mientras escribe*). 


Le dije que me daba miedito su mamá, me presentó a unos amigos de él. 

Yo me puse a platicar con la novia de su amigo, y él con sus amigos de videojuegos. 

Me comentó (la chava) que estaba muy inquieto cuando no estaba y que conmigo se calmaba, que se notaba que me amaba. 


Me puse muy feliz. 


Ellos se tuvieron que ir y me quedé con él. 

Le platiqué de una etapa de mi vida muy turbia... traumas de la infancia. 


Él es el único que he dejado que me vea y escuche llorar. 


No podía hacer nada... 

Mis brazos se sentían pesados. 

Por mis mejillas corrían lágrimas mientras por mi boca palabras sobre el acontecimiento. 


Normalmente, cuando me enojo o me pongo triste, trato de no hacer mucho show al respecto por lo que trato de fingir que estoy bien y que es algo pasajero. 

Me hizo mirarlo a los ojos... 

No pude más que llorar más. 


Tenía clase... 

Me abrazó, me limpió las lágrimas. 


Llegué tarde y poco apagada... 

Nadie lo notó. 


Ahí estaba U, sentado, platicando con una amiga... 

Espero que le vaya bien, realmente. 

A veces me pregunto cómo lo pude llegar a amar tanto y cómo cambian las cosas tan rápido. 

No me arrepiento, de todas formas. 


Tuve una exposición de una persona externa tan pero TAN pendeja, me molesté. 

Le pregunté si ya se había ido, y me dijo que no. 


Me salí, lo alcancé. 

Lo abracé tan fuerte... 

Y nos tuvimos que despedir. 


Super cansada física y emocionalmente llegué a mi casa, cené, volvimos a hablar porque le ayudé con su tarea de estadística, se puso a estudiar, arreglé mi existencia. 


Se fue a dormir. 


Eso, hace dos horas (son las tres de la mañana y no he dormido). 


No sé. 

Solo... 

Me hace feliz convivir tanto con él y que no me canse (o él) ... sé que son muchas endorfinas y todo el show. 

Pero ... solo... nunca me había tocado vivir algo similar con alguien. 

El experimentar la cotidianidad, los pendientes de cada día, noticias mensas, risas, enojos... todo. 


Tan simple. 

Tan hermoso. 

Agradezco mucho poderlo vivir con alguien a quien amo tanto y me hace tan feliz.

20 de Abril de 2018 a las 07:21 0 Reporte Insertar 0
~
Leer más Página de inicio 1