Viernes En La Noche Seguir blog

miguelmagaro Miguel Magaro Siempre voy a atreverme a hacer algo diferente, ya sea ver una nueva película y dar mi opinión, hasta ocasiones más agitadas como ir de fiesta con mis amigos a diferentes bares de la ciudad. Hacer bromas, conocer personas nuevas, decirle a la chica que me gusta lo que siento, viajar a diferentes ciudades, fotografías y demás que se me vaya ocurriendo a cada semana.
Historia No Verificada

#retos #reseñas #Viajes #historias #experiencias #consejos
Viernes En La Noche
AA Compartir

Debo Ser Fuerte

Hola a todos, espero estén pasando un buen día. Hoy, quiero decirles que el reto de esta semana fue dejar huella en la universidad en la que estudio a como dé lugar. Obviamente no es algo que pueda hacer en tan poco tiempo. Pero si alcanzaba para postulare como representante del consejo académico.


Fue una decisión que tomé de un día para el otro; literal. Incluso recuerdo llegar al auditorio donde hablaría de mis propuestas delante de 300 personas sin llevar ninguna propuesta en mente. Sólo habían en mi las ganas de ayudar a los demás y dejar de lado la época en la que no me importaba pasar por desapercibido. Y, para sorpresa mía, logré plantear 5 propuestas viables, a corto plazo, sin necesidad de recursos económicos y que implicaban la participación de todos los estudiantes. En resumen, supe salvar la situación.

Deje que la semana pasara y en ningún momento tuve intenciones de repartir volantes, pegar carteles o regalar dulces para que votaran por mí. No hubo iniciativa de mi parte y tampoco me gustaba la idea de incentivar a las personas. Sin embargo, el día de las votaciones, me empecé a preocupar debido a que las personas que oía que votaban, lo hacían por la otra candidata. Una chica de 20 años que les había prometido cosas imposibles a los estudiantes, como hornos micro hondas, dispensadores de condones, remodelar toda la universidad y despedir a varios profesores. Era evidente que estaba jugando con la ilusión de todos. Pero no era sólo eso, sencillamente se puede resumir en que ella no tiene el carácter de un representante. Ni siquiera yo lo tenía en ese entonces.

No tenía nada contra ella, pero la verdad no quería que ganará. Por lo que tuve que tomar la decisión de dejar la pena y la vergüenza de lado. En menos de un día, entré a 40 salones en los cuales el mínimo de estudiantes era de 20 por salón y un máximo de 50. Empecé a las 8 de la mañana y salí de la universidad a las 10 de la noche. Entraba a los salones para dar a conocer mis propuestas y tratar de convencerlos para que votaran por mí. Puede que yo tampoco tenga el carácter de un representante, pero no podía dejar que la otra chica ganara si quería hacer algo por los demás.

Me encontré a personas que me apoyaban y a otras que me querían ver acabado. Sin embargo, a pesar de las criticas y comentarios negativos, cada vez que conocía a chicos y chicas que querían que ganara mis ganas de continuar no hacían más que crecer.

Actualmente, dos días después de las elecciones, todavía no sé los resultados. Si la otra chica ganó a pesar de mis esfuerzos o si yo he salido victorioso. Lo único que tengo claro, es que me siento muy orgulloso de la persona en la que me he convertido en tan poco tiempo. Ya nadie puede detenerme, porque ahora soy más fuerte.

18 de Marzo de 2018 a las 04:34 0 Reporte Insertar 0
~

El día que hice feliz a 300 mujeres

Hola a todos. Espero les haya ido bien a lo largo de la semana. Para mi fue una de locos. Y creo que para esta historia no necesitaba un reto. Ya de por si la vida me tenía preparado uno que jamas pensé que podría lograr. Ayer, jueves 08 de marzo del 2018. Hice feliz a por lo menos 300 mujeres en un día. Y hoy viernes, me postulé para ser el representante del consejo académico. Y esto último, jamas me lo imagine, primero me vi a mi mismo ganando la lotería y pensando lo que haría con el dinero.


Vamos por partes. Lo del día de la mujer, fue una festividad llena de sucesos que me llevaron a afrontar el reto de hacer feliz a todas las chicas de la universidad. La parte de bienestar estaba planeando un pequeño detalle: Una paleta con un folleto con un lindo mensaje. El problema era que no había nadie quien las repartiera. La verdad, había quien lo hiciera. Obvio. Pero nadie a quien no le diera pena recorrer todas las sedes y entrar a los salones repartiendo las paletas con el folleto. Ese fue el verdadero problema. Y, como yo soy una persona muy descarada, no me daba pena. En un principio lo hice para demostarle a los demás que a mi no me daba pena y que podia hacerlo. Sin embargo, cada vez que avanzaba e iba apareciendo con un pequeño presente, me daba cuenta la verdadera razón por la cual debía estar motivado.

Cuando terminé, aproximadamente a las 10 de la noche, me senté a pensar en todas las personas que había visto en el día y, de repente, me sentí ahogado en felicidad; por haber hecho a tantas mujeres felices que me respondieron con tanta gratitud. Incluso, habían unas que me abrazaban y me agradecían, ya que habían algunas a quienes no les habían dado nada, por X o Y motivo, eso no importa. Todas las mujeres merecen ser felices en el día dedicado exclusivamente para ellas. Ayudar y crear pequeños momentos de felicidad eran lo que en verdad me importaba, por más pequeños que fueran las paletas o simple que fuera la frase en los folletos. Ese pequeño momento en el que se alegraban por ser mujeres, quienes ellas eran, me bastó para compartir la felicidad que ellas sentían.


Ahora que lo pienso, creo que esa es la verdadera razón por la cual escribo, para dar diminutos instantes de felicidad. Pequeños pero que no dejan de sentirse bien. De todas forma, ya tenemos en el mundo suficientes motivos para ser infelices.

Para terminar, quiero citar las palabras de mi mejor amiga que terminaron por demostrarme que no soy lo suficientemente consciente de lo que hice ayer.


"Miguel, gracias. Puede que no tengas a una novia por quien desvivirte pero, en lugar de quedarte de brazos cruzados, te desvives por todas las mujeres de la universidad. 

10 de Marzo de 2018 a las 03:34 0 Reporte Insertar 0
~

Una Nueva Experiencia

A lo largo de la semana siempre estamos ocupados cumpliendo nuestros deberes, responsabilidades y compromisos sociales. Realizando un montón de actividades que nunca nos chance para detenernos a pensar en nosotros mismos.


Y no, esta no es la primera entrega de un blog de reflexión o de superación personal. Es un compromiso que voy a tener con ustedes; todos y cada uno de los que me están leyendo. Un compromiso para pensar en mi mismo y compartir mis experiencias para animarlos a hacer lo mismo. Especialmente los viernes, que por lo general, es el día de la fidelidad por la llegada del fin de semana y cuando tenemos la libertad de hacer lo que queramos. Eso es justamente de lo que va a tratar esta historia que se escribirá a la vez que sucede en la vida real.


Siempre voy a atreverme a hacer algo diferente, ya sea ver una nueva película y dar mi opinión, hasta ocasiones más agitadas como ir de fiesta con mis amigos a diferentes bares de la ciudad. Hacer bromas, conocer personas nuevas, decirle a la chica que me gusta lo que siento, viajar a diferentes ciudades, fotografías y demás que se me vaya ocurriendo a cada semana.


Y para terminar, quiero decirles que aparte de este compromiso, tengo una novela en progreso llamada "La Canción Que Necesitas". Y un blog llamado "El Blog De Un Latino" Ya lo saben, son siempre bienvenidos.

Gracias por leerme hasta el final y nos vemos pronto con el primer compromiso.



16 de Febrero de 2018 a las 00:00 0 Reporte Insertar 1
~

Historias relacionadas