AA Compartir

Dos especies


Percibo tanta diferencia en la emotividad, en la apertura de mente, en la paleta de colores de los sentimientos y en las oscilaciones de estado de ánimo, tan variable en ellas, que a veces me pregunto si Hombres y Mujeres somos en verdad dos especies distintas.


8 de Agosto de 2021 a las 19:25 0 Reporte Insertar 0
~

Revolución


Todo se ha transformado y esa transformación continúa.


El universo femenino experimentó un big-bang como consecuencia de su lucha por el acceso a derechos civiles, igualdad, emancipación.


Cuando leo una novela o veo una película de hace cuatro, cinco décadas, y de ahí hacia atrás casi todos los tipos femeninos descritos en estas obras de arte me parecen rebasados, amarillentos, caducos. Hay una excepción, Ibsen, o las propias obras creadas por mujeres, en las que de manera embrionaria se encuentran rasgos de lo que ha ido llegando después.


Como la psicología, la mente femenina es mucho más abierta y variable que la masculina, las posibilidades de desarrollo y evolución parecen infinitas.


Si para nosotros, los Hombres, la Mujer ha sido siempre un misterio, esta sensación es ahora más aguda.


Los puntos de convergencia, las formas de relación y comunicación entre géneros se están reescribiendo. Y la pauta de cambio, la transformación, ahora mismo la están liderando ellas. El hombre, un tanto desconcertado, cauteloso, con frecuencia a la defensiva, va analizando y ajustándose a las nuevas reglas del juego.

17 de Julio de 2021 a las 21:44 0 Reporte Insertar 0
~

Zeitgeist, el espíritu del tiempo.


El Zeitgeist, el espíritu del tiempo, de la época es un concepto genialmente aprehendido por Hegel.


Afortunadamente, el mundo se mueve y llegará otro tiempo. El de espíritu de edta era es práctico, individualista, antisentimental y antiheroico.


Qué queda de la idea del amor romántico en este primer tercio de siglo?. Parece una reliquia del pasado, de las películas en blanco y negro y de los libros encuadernados en tapa rústica que amarillean en los estantes.


Las historias de convivencia, las parejas, penden de un hilo. Se deshacen con la primera adversidad, cuando se entiende lesionada por lo mínimo la propia esfera, el dominio de lo personal, de lo íntimo.


Para amar hay que dar y compartir, pero esto resulta harto complicado cuando todo va referenciado al propio Ego.


En las montañas, los riachuelos y los manantiales siguen plácidamente su curso. Las cascadas brotan con armonía y los lagos bañan serenamente las orillas. Pero en las horas de luz sus aguas sólo reflejan con suaves ondas la silueta de los árboles, porque del espíritu humano, de la sagrada sed de belleza, amor y poesía apenas queda nada.

18 de Mayo de 2021 a las 12:47 0 Reporte Insertar 0
~

Mujer y Maternidad


La decisión sobre la Maternidad, la decisión de ser o no ser Madre es una de las más trascendentales que abordan las mujeres en su vida.


Es tan determinante, que en el caso de que decidan dar el paso su vida quedará partida en dos. Antes y después. A nivel estrictamente personal, como individuo, la Mujer alcanza su máximo antes de ser Madre. A partir de ahí, su realidad se transforma. Se convierte en un planeta con satélites, en un río con afluentes.


Su desarrollo personal, el abanico de posibilidades con el que cuentan para vivir sus vidas quedará alterado, redefinido de manera definitiva. La Mujer debe ser libre, totalmente libre a la hora de escoger en esta cuestión. Si es algo deseado, una opción que ella considera que es la que colma su felicidad, que es la evolución que desea en su trayecto vital entonces el camino es el correcto. Pero hay que reconocer y respetar que es mucho lo que van a sacrificar de si mismas en la muy ardua tarea de criar y que van a quedar totalmente ligadas a su descendencia por la extraordinaria fortaleza del vínculo y la responsabilidad que genera .




Hay múltiples derivadas de esta decisión. En las sociedades contemporáneas, con una competencia extrema en el mundo del trabajo, hay mujeres que sienten que tienen que elegir entre reproducirse o desarrollarse profesionalmente. El tema de la conciliación entre trabajo y familia es muy complejo, una ecuación difícil de resolver.


Hay una variante muy delicada, un tabú. Es el de las mujeres que se arrepienten de haber sido Madres. Por la decepción con la descendencia, por el peso de todo lo sacrificado a nivel personal sin haber obtenido una compensación satisfactoria.Este tema, de una delicadeza extrema, es algo que quedará en su fuero interno y que compartirá, si lo hace, con muy pocas personas.


La Mujer no debe ser cosificada como Madre por un imperativo de orden social , como ha ocurrido durante siglos. La decisión debe ser libremente suya.

28 de Abril de 2021 a las 20:38 0 Reporte Insertar 0
~
Leer más Página de inicio 1