Cuenta regresiva para La Copa de Autores 2020. Regístrate ahora y ten la oportunidad de ganar premios!. Leer más.

Pero te lo vuelvo a enviar Seguir blog

ugoh19 ugoh Chávez "Advertencia su sistema tiene virus". Esto puede parecer un blog, pero no, es una orden de cinco tacos de chicharrón de res con una botella de Coca Cola en su presentación clásica de medio litro. Es decir, puras víceras (tripa, hígado, panza, corazón) fritas en manteca, servidas en tacos a doble tortilla con una salsa roja. Es decir del "es decir" anterior, está diseñado para causar indigestión. Porque es un antojo. Nadie viviría de solo comer (o escribir) esto. A lo largo, ancho y diagonalmente en 6 capítulos hablaré de Facebook, Tinder, imprimir una imagen hentai en un cibercafé, las memorias USB, los foros en Latinchat.com, dudar sobre la condición robótica, los antivirus y otras cosas vinculadas con mi dimensión personal de la experiencia informática. Si el título les provocó una sonrisa, están en el lugar correcto. Si no, pues es su problema.

#culturavisual #internet #reflexiones
AA Compartir

Gracias, parciales

Como Jordan en el 2003, Pelé en el 77, Joe Montana en el 95, One Direction en el 2015 o Quentin Tarantino el año pasado, he decidido anunciar mi retiro (de Facebook), para dedicarme a otros proyectos. Es cierto que en estos meses hemos compartido memes, diferencias y malestares, es cierto también que las risas no faltaron. Pero también es cierto que he conocido de primera mano la fragilidad de mi voluntad humana y la miseria de la soledad por andar jugándole a la tristeada. Sin duda es una gran red social que sirve para mantenerse informado sobre múltiples cosas y acontecimientos, y a la fecha me voy satisfecho con su funcionamiento como mecanismo comunicacional y aunque me conocen como alguien que se va de las fiestas sin despedirse, confieso que me encantan los discursos de graduación y decir “uno más que tú” hasta que el rival agoniza.Para ambas cosas FB suele ser una opción, no la única, pero sí la más popular.


No daré una fecha específica. Creo que si Facebook es capaz de hacer la pregunta: ¿cómo te sientes hoy? Entonces yo soy capaz de responder: “hoy me siento con ganas de que sea el último día y es inevitable”.


Mientras corren los créditos, me tomo la libertad de repasar algunas experiencias semejantes a esta decisión con la finalidad de evitar angustias y sobre todo para, como dice Deleuze, estar contento de no tener que dar explicaciones.


Creo que todos debemos considerar la posibilidad de elegir estrategias como esta y padecer con sus consecuencias, así como gozar de sus beneficios. Decir me retiro de esta u otra red no debe verse como un sacrificio, sino como una muestra de agradecimiento. Muchos dirán que soy un payaso, lo que tal vez sea verdad y sea un payaso, pero qué le voy hacer, si en Facebook uno no es lo que quiere, sino lo que puede ser.


Sé lo que hago a la perfección, lo supe cuando hace más de 12 años dejé de manejar al parecerme sumamente primitiva la idea de necesitar de media tonelada de metal, plástico y vidrio para mover un cuerpo de apenas 70 kilos. Es absurda la manera en que hemos conseguido como humanidad desear y lograr que en la palma de la mano quepa una brújula, una agenda, una calculadora, una radio de onda corta, un radio satelital, un reproductor de mp3 y uno de mp4, un televisor, un modem, un receptor satelital, un proyector, una lámpara, un espejo, cuatro editores de imágenes, una consola de audio Dolby, un reloj despertador, un geolocalizador, un procesador de textos, un Viper, una cámara fotográfica, una cámara de vídeo y un teléfono, pero se sigan empleando dinosaurios muertos en una máquina cuadrúpeda de combustión gástrica que ocupa 240 cm de espacio (privado o público) estando quieta o en movimiento, para transportar un cuerpo bípedo que ocupa sobre la superficie apenas 35 cm de espacio.


En el 2018 dejé por 8 meses y 16 días de usar celular únicamente con la intención de acceder al místico conocimiento de la telepatía social, la cual es más peligrosa que una Galaxy Note 7, para quien no la sabe disfrutar. Pero definitivamente vale la pena. Claro, mientras puedan seguir siendo felices pese a que cuando se encuentren un amigo o compañero de trabajo este les grite: “¡Cómprate un maldito celular!” antes de un “buenos días” y el desinteresado “¿cómo estás?”.


En el 2012 usé mi último par de zapatos negros, desde entonces solo me ayudan a sostenerme unas zapatillas marca Puma modelo Roma, preferentemente color Rojo en tributo a Dj Shaolin Fantastic. Son apenas 8 años y desde el planeta tierra reporto la situación como estable, hasta aquí mi reporte Joaquín volvemos al estudio. Código promocional: FelipeYConTenis.


Sé que nuestro amigo Zuckerberg no se desvela todas las noches para berrinchitos y ocurrencias como esta de abandonar su divina plataforma, pero no me ha dado opciones más allá de básicamente estar en FB hasta que me muera. Y como que no se me antoja.


Parece que fue ayer cuando leí el testimonio de Neil Gaiman sobre el inicio de su carrera como escritor, quedó en mí grabado ese escalofrío de sentir que se convertía en un profesional escribiendo correos electrónicos, pero que ninguno de ellos aplacaba la bestia que desde pequeño le rasgaba por dentro. Así que se retiró de todas aquellas palabras que no contribuyeran a su obra. Parece que fue ayer, pero no, fue hace cinco años que debí haber tomado esta decisión, momento en que leí Errores infalibles para (y por) el arte. A diferencia suya el truco de la lista no me funcionó pues llevo tres de ellas atascadas de metas que cumplí de manera sorpresiva, intempestiva, reflexiva y finalmente, depresiva. Para evitar confusiones les digo que me siento avergonzado por la evidente falta de autoconfianza que eso refleja.


La informática y yo somos buenos amigos, nos conocemos desde el 96 cuando tomé el taller de cómputo de pie y desde la ventana pegada a la puerta, en la penitenciaría para menores conocida como Secundaría General #4 Benito Juárez en la emblemática Lolololo Lomas de de de Casa Blanca, con un teclado dibujado en mi cuaderno porque era (y seguramente sigo siendo) muy cafesito para estar en dicho taller ante los ojos de quien hizo el acomodo.


Así que me colocaron en la zona de producción que se conoce como taller de estructuras metálicas. Donde aprendí habilidades de supervivencia en entornos salvajes como “La guerra de butacas”, que básicamente consistía en lanzar y esquivar sillas en equipos de cinco integrantes donde nadie ganaba, pero si chillabas o rajabas con el responsable del taller eras sentenciado agregar a tu nombre un tercer apellido consistente en cuatro letras, donde la primera es P, la segunda es U, la cuarta es O y la tercera T. En el pase de lista los profesores solían desconocer quiénes desbloqueaban el tercer apellido, pero era responsabilidad de todos susurrarlo. También aprendí soldadura eléctrica, pulir metales, pintar, jugar como lateral por la banda izquierda en el fútbol y a escapar de la institución sin ser detectado.


Si algún día se deciden por la mencionada opción educativa, les recomiendo hacer de su hijo el lateral izquierdo más salvaje que puedan lograr por condicionamiento operante, así nadie se meterá con él y con algo de suerte puede terminar reclutado por los equipos locales de fútbol llanero. A mí me resultó.


Deseo que la fuerza les acompañe, que puedan ver el amanecer de un universo agradecido, que les quede París, que fotografíen muchos gatos y nunca dejen de reír con Edgar, yo andaré por ahí porque sé que ya es hora de esconder, del mundo el dolor, bajo la piel, Me voy, otra vez les dejo Madrid, sírvanse con gusto. No lloren como Demi Moore en “Ghost”, no se suban a sus pupitres y digan “O capitán, mi capitán” eso está de hueva y nunca entendí el significado del gesto, tampoco canten “The flame” de Cheap Trick o “American Pie” de Don McLean, eviten “Amigo bronco”, “En el recuento de los daños” de la Trevi, “Te conozco” de Arjona, “Temblando” de los Hombres G o “No podrás” de Cristian Castro. Mejor, como dicen los Cadetes de Linares; “No se preocupen por mí, aquí todo seguirá igual como cuando tenía feisbug”. Palabras más, palabras menos.

26 de Julio de 2020 a las 10:09 0 Reporte Insertar 1
~