rosaguez n r

Una alma que está rota y que el tiempo no ha podido sanar únicamente se puede reconstruir si encuentra otra alma que esté igual de destruida. Una misión que servirá para vivir cómodamente toda una vida, un príncipe atentado por un peligro irrevocable y dos almas con un destino incierto.


Romance All public.

#mision #amor #principe
1
2.0k VIEWS
In progress - New chapter Every Wednesday
reading time
AA Share

Capítulo 01

Todo el lugar estaba inundado en aplausos tras darle un gancho a mi rival. El hombre de metro ochenta se desestabiliza y yo como un buitre le propiné dos más provocando que mi contrincante cayese al suelo pero sin que me diese tiempo a reaccionar su pierna golpea la mía provocando que yo también caiga golpeándome la cabeza contra el suelo lleno de sudor.

En cuestión de pocos segundos siento como se coloca cerca de mí intentando darme un puñetazo que esquivo y que con rapidez le devuelvo al impulsarme contra las cuerdas del ring para saltar hacia él, enroscando mis piernas en su cintura y posteriormente, tras apoyar mis brazos en sus hombros ejerciendo la fuerza necesaria para enroscar mis piernas en su cuello con una rapidez casi inexplicable, salto hacia atrás provocando que su cuerpo colapse contra el suelo provocando un sonido seco que avivó los aplausos de los espectadores.

El árbitro se acerca a mí para otorgarme la victoria y yo solo sonrío al ver a mis dos compañeros de piso aplaudir en primera fila, cojo el trofeo y doy unos leves saltos entusiasmada por lo que este significaba; dinero.

Después de ducharme y recoger los premios me reúno con mis amigos ya fuera del establecimiento.

-¡Eso ha sido increíble Sarah!_exclamó Olivia con entusiasmo.

-Lo sé

Admití riendo. Siento como la mirada de mis amigos se centraba en algo a mis espaldas y posteriormente una mano toca mi hombro de manera leve y yo me giro buscando al causante. Un hombre de unos treinta y tantos años enfundado en un carísimo traje azul marino me observa cautelosamente hasta que se decide ha hablar_¿Eres Sarah Novoa?

Le miro con curiosidad, ¿quién era ese tipo?¿qué quería de mí y porqué me visita en un inmaculado traje?

-¿Quién eres tú?.

-¿Podemos hablar...en privado?.

Su mirada estaba centrada en mis amigos y sabía que su mirada estaba siendo correspondida. Christian se acerca a mí inclinándose hacia mi oreja.

-¿Estás segura de que quieres quedarte a solas con este hombre? _susurra de manera que solo yo pude oírlo.

-No te preocupes, creo que sé defenderme yo solita.

Tras decir esto le ofrecí una leve sonrisa para que se quedase tranquilo y ambos se marcharon dejándonos a solas.

El sospechoso hombre sacó de su maletín una tablet en la cual buscaba algo.

-Aquí está_ dijo tras unos minutos buscando, me miró una vez más antes de proceder a leer lo que tuviese ahí_ Sarah Novoa, veintidós años, huérfana, residente en un piso compartido en uno de los peores barrios de la ciudad, boxeadora como profesión desde que tenías diecisiete años, pero no ha trascendido mucho tu carrera a lo largo de estos años por lo que veo.

-¿A dónde quieres llegar? Por que como sigas a lo mejor me marcho y tú te quedas con una marca morada en tu ojo.

-A donde quiero llegar, es que tú, no tienes nada que perder y eso es lo que yo estoy buscando. Tengo una oferta que hacerte, una con la que podrás vivir en la mejor zona, en una casa tan grande como tú lo desees y solo para ti.

Eso me ha pillado completamente por sorpresa porque ¿qué tenía yo que ofrecerle a alguien como él que ya no tuviese? Es cierto que vivía con tres personas en un diminuto piso, que apenas tuviese dinero para mí después de pagar recibos y las cosas de primera necesidad pero no me sentía menos que él por ello, al contrario, me siento muy orgullosa de todo lo que tengo gracias a mi sudor y esfuerzo aunque no sea lo mejor. Pero es cierto que también a veces pensaba en qué rumbo se estaba dirigiendo mi vida, ¿qué haría en un par de años cuando llegase alguien mejor y más joven que yo y ya no quisieran contratarme para boxear?. No me quedaría nada.

Le miro con curiosidad, pensativa y barajando todas las posibles ofertas que él tenía para ofrecerme, pero no llegaba a ninguna con el suficiente sentido como para darla por válida.

-¿Qué puede querer usted de alguien como yo? Usted lo ha dicho, no tengo nada.

-En eso te equivocas querida, tienes fuerza, juventud, astucia y determinación. Te he visto pelear ahí arriba y sabes lo que haces y eso es justo lo que yo necesito. Soy el director de una compañía de agentes de seguridad y quiero que tú formes parte de ella.

Me quedé sin palabras, ¿por qué yo y no alguien que se dedicase a eso profesionalmente?¿ cómo estaba seguro que yo podría formar parte de algo así?¿ cómo sabía que yo podré ser capaz de cumplir lo que me ordenen?

-Sé que es muy confuso, pero si me acompañas te lo explicaré todo y te resolveré todas las dudas que tengas.

Le miré fijamente considerando su propuesta y por mi mente solo pasaban unas palabras ¿por qué no?.

-Está bien. Pero en el momento en el que vea algo que no me guste o convenza me largo.

-Como quieras_ finalizó extendiendo su mano hacia mí para cerrar el trato y con un firme apretón todo comenzó.

April 2, 2020, 9:13 p.m. 0 Report Embed Follow story
0
Read next chapter Capítulo 02

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 5 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!

Related stories