sincopyright Obras SC

Escrito por Iván Turgeniev Publicada en 1860 El libro empieza sobre la experiencia sentimental de un joven moscovita a los dieciséis años, llamado Vladímir Petróvich. El conflicto amoroso del protagonista se desencadenará tras la mudanza de unos nuevos vecinos a la finca, lugar de residencia veraniega, entre los cuales está la princesa Zinaida Aleksándrovna, de la cual se enamora el protagonista. Uno de los temas centrales de la obra es lucha entre lo racional y lo sentimental. De hecho, todos los personajes que se dejan arrastrar por los sentimientos terminan mal, en contra de las historias idealizadas con finales felices. Historia subida a la plataforma por la embajadora @Cambel_a


Romance Young Adult Romance All public.

#novelarusa #clásico #primeramor #romance #amor
49
4.7k VIEWS
Completed
reading time
AA Share

Proemio

Los invitados ya se habían ido. El reloj dio las doce y media. Sólo quedaban el anfitrión, Serguey Nicolayevich y VIadimir Petrovich.
El anfitrión tocó la campanilla y ordenó retirar lo que quedaba de la cena.
-Entonces, está decidido- dijo, sentándose cómodamente en la butaca y encendiendo su cigarrillo-. Cada uno tiene que contar la historia de su
primer amor. Le toca a usted, Serguey Nicolayevich.
Serguey Nicolayevich, rechoncho, de pelo castaño, cara fofa y redonda, miró a su anfitrión y luego levantó la vista hacia el techo.
-No tuve un primer amor. Empecé directamente con el segundo.
-¿Y cómo fue eso?
-Muy fácil. Tenía dieciocho años cuando por primera vez empecé a cortejar a una señorita encantadora. Pero lo hacia como si no fuese una novedad para mí. Así cortejé después a todas las demás. A decir verdad, a los seis años me enamoré
por primera y última vez, precisamente de mi niñera. Desde entonces ha pasado mucho tiempo. Los detalles de nuestra relación se han borrado de mi
memoria. Y aunque me acordase, ¿a quién podría interesarle?
-Entonces, ¿qué hacemos?- dijo el anfitrión-. En mi primer amor tampoco hay nada extraordinario.
Antes de conocer a Ana Ivanovna, mi mujer, no estuve enamorado. Todo marchó a mil maravillas. Nuestros padres concertaron la boda, inmediatamente iniciamos el noviazgo y nos casamos sin dilación. Mi historia se cuenta en dos palabras. Yo,
señores, tengo que confesar que, cuando propuse el tema del primer amor, lo hice pensando en ustedes, hombres no diría viejos, pero tampoco jóvenes solteros. Bueno, usted, VIadimir Petrovich, ¿no podría amenizar un poco la velada?
-Mi primer amor, en efecto, fue poco corriente -contestó después de una pausa Vladimir Petrovich, hombre de unos cuarenta años, de pelo negro, ya
canoso.
-¡Ah!- exclamaron simultáneamente el anfitrión y Serguey Nicolayevich-. Mucho mejor. Cuéntenoslo.
-Bien... O mejor dicho, no voy a contarlo. No soy un buen narrador. Cuando narro, o soy lacónico y seco, o prolijo y amanerado. Si me permiten, voy a
apuntar todos mis recuerdos en un cuaderno y luego se los leo.
Al principio los amigos no estuvieron de acuerdo, pero VIadimir Petrovich insistió. Dos semanas después se reunieron de nuevo y VIadimir Petrovich cumplió su promesa.
Esto es lo que había anotado en su cuaderno.

March 31, 2020, 10:10 p.m. 12 Report Embed Follow story
33
Read next chapter Capítulo I

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 22 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!