u15850878531585087853 Nicolás Alejandro

El universo esta tejido por millones de vidas. Cada hilo se cruza con otro. Las premoniciones se dejan ver, cuándo podemos ver el movimiento de ese tejido.La espada De Dios relata la historia de Vulcanos, un joven aprendiz cristiano que iniciara un viaje en medio de cruzadas, para cumplir con su destino.


Adventure All public.

#demonios #vida #historia #guerra #muerte #religion #dioses #guerreros #espadas #dios #combates #egipto #jesus #espadachines #herreros
9
3.0k VIEWS
In progress - New chapter Every 15 days
reading time
AA Share

Ahi Vamos

El muchacho se llamaba Vulcanos. Comenzaba el día cuando llegaron sus hermanos de trabajar con los rebaños frente a ruinas de una ciudad que pedía a gritos cualquier signo de vida. El techo que lo cubría se había derrumbado hace años y un enorme olivo había crecido ahí, esto desde que sus compañero de cuarto lo dejaran despreocupados. Siempre que veía aquel olivo no paraba de pensar en lo maldad que existe en la ingenuidad del mortal. Sus hermanos se lo habían arrebatado a unos viejos que caminaban por el pueblo, y solo lo hicieron por regalarse un par de carcajadas.

Decidió tomar la rutina de todos los días. Hizo el desayuno y puso la mesa para los hermanos mayores y su padre. Luego coloco la tetera una vez más y cuando estos se marchaban a dormitar, se sentó a tomar el te y a leer. A penas le importo comer las sobras, el libro que tenia en las manos, lo llenaba donde la comida no saciaba.

Perdió la noción del tiempo. Miro a su alrededor, y vio al sol brillar en lo más alto del cielo, era tarde, debía apresurarse a preparar la cena. Su familia llegaría hambrienta para salir a trabajar nuevamente.

“Hubiera querido leer un poco más”, pensó. Aquel libro y su rutina lo tenían alejado del sueño que venia teniendo hace semanas, siempre se despertaba al final.

Mientras avisaba a la familia que la cena estaba lista, iba colocando uno a uno los platos en la meza. Después colocaría el vino en ella, era el tercer sábado del mes, y la tradición los invitaba a beber en ese día, esto incluso si faltaba para comer. Son las reglas de Dios pensó.

Mientras se marchaban sus hermanos y su padre, se quedo pensando en su rutina, en la costumbre de ella. En la costumbre de los suyos y de él para con ellos. ¿Quién se acostumbro a que? ¿Ellos a que me toque servirles, o yo a servirles? ¿Quién es o son los sumisos? ¿Me acostumbre a que trajeran los alimentos al hogar? ¿Qué piensas de mí, madre? Él pensaba en una energía misteriosa que los conectaba, incluso a su madre.

Se había dado cuenta de muchas cosas, cuando él retiraba los platos, y solo cuando el se levantaba a hacerlo, su familia empezaba a estirarse para ir a trabajar. Le gustaba imaginar que había algo más que una relación de esclavitud, ya que muchas veces los suyos corrían atrasados, cuando este atrasaba su ritual de servicio.

En su familia, no habitaban muestras de cariño, ni las expresiones verbales. El silencio era sagrado; pero cada vez que ponía los platos en esa meza, oraba por cada uno de ellos, y terminaba este ritual con un amén, era alguien esotérico, y entendía que ellos y dios escuchaban su corazón.

En los dos últimos años, lo que debía preocuparle además de sus quehaceres diarios, era: “Estudiar la palabra de Dios”. Para eso venia tres veces a la semana el pastor del pueblo. El le enseño a leer y a escribir, además de ayudarle con los números. Pasaron tres años en eso, para que los últimos dos años hasta este presente, pueda vulcano leer y descifrar los misterios de Dios.

-Necesitó ver a Dios- le dijo a su profesor y guía espiritual.

Aquella frase atravesó la calurosa y húmeda casa. El Pastor, aun atónito pidió al muchacho que le explicara su deseo. Este le empezó a relatar que las clases, las lecturas y la responsabilidad que le había cargado su familia, lo estaban empezando a alejar de su fe.

Sus sueños, y los libros que leía en tiempos de óseo sumados a las propias interpretaciones en los misterios de los libros sagrados, lo agobiaban.

Termino por desahogarse, cuando pudo explicar que las reglas y el estudio le llevaban por un camino donde Dios no era más que palabras, la ciencia, lo matemático lo alejaban de sus creencias. En su relato, repetía que soñaba lo mismo hace semanas y que creía en energías, pregunto un par de veces si Dios podía serlo.

-No sabia que los muchachos destinados al camino de Dios tuvieran esas dudas y ansiedades.

El muchacho sintió miedo y vergüenza, entendía que sus palabras pudieron ofender a su maestro. Su calma llego en el segundo venidero.

El pastor le ofreció acompañarlo a la ciudad Elefantina en un par de días. Le prometió hablar con su familia para conseguir el permiso. Prometió ayudarlo a buscar las respuestas en aquel viaje, en cada semana por Makuria encontrarían a muchos sabios que podrían responder lo que él no supiera; mejor aún, el profeta aseguro que muchas de estas, las vería por sí mismo. Su misión como Profeta era llegar a la Primera Catarata, para ver a los Padres del desiertos y otros importantes monjes, en eso podrían avanzar por el sur del rio Nilo y llegar hasta Elefantina.

Antes de marcharse le dejo la tarea de lectura diaria, unos problemas aritméticos y una penitencia, plagadas en oraciones. Vulcanos debía entender que sus dudas eran correctas, que eran propias de la naturaleza humana. La naturaleza humana como el alma propia, es libertad, es nada mas que el libre albedrío que dios grabo a fuego en cualquier destino, pero eso significaba siempre responsabilidad, en no dañar o alcanzar al prójimo, el fuego y el destino no son cosas de mortales.

Faltaban horas para comenzar la primer peregrinación de su vida. Estaba excitado y al mismo tiempo se sentía inseguro; tal vez este viaje no era más que las blasfemias que le susurraron entre risas sus hermanos.

-No importa-dijo el muchacho mientras terminaba de preparar los alimentos para los días venideros. De alguna forma tenia que suplir su falta, mientras el no estuviera en casa. Sabia que sin importar que, la fidelidad a la rutina estaba marcada a fuego en su destino, y que su trabajo, como el de sus hermanos, su padre o el de su pastor estaban en algún punto conectados.

Con la salida del sol, abandonarían Nobatia, si todo salía bien estarían poco después del medio día llegando al Valle del Nilo para así tomar la ruta hacia el sur en dirección a la Primera Catarata. Seria muchos días de viaje, y alejados de cualquier escala para descansar, ellos harían su primera gran visita en Dakka, ahí tomarían un barco que los llevaría por fin a su destino, si todo marchaba según lo planeado, caminarían un par de días desde la Primera Catarata hasta Elefantina.

El día comenzó a abrirse y vulcanos monto el camello de su padre con dirección al sol. <<Ellos nunca necesitan tomar una decisión-pensó>>-. Quizás por eso permanecen siempre cerca de mis hermanos y padre. La única necesidad que tenía era la de comer y buscar refugio, mientras mi familia le diera esto, él y los demás animales serán sus amigos. Aunque la vida fuera terriblemente monótona, con largas jornadas de trabajo forzoso al sol o frio más terrible; aunque no entendiesen de energías o de Dios y su palabra, menos si tuvieras dudas de ello, estos estarían contentos con su alimento, y con eso sobraría. A cambio ofrecían generosamente sus bondades, hasta su carne.

El muchacho comenzó a extrañarse de su propios pensamientos. Quizás esto de Dios y lo sofocante del camino estaban empezaban a hacer efecto. Bebió un poco de agua, cubrió su rostro y se entrego al día. Sabia que dentro de unas horas debía estar atento, el pastor había adelantado que la ruta que tomarían no era la más segura en Makuria.

<<Tenemos que estar siempre preparados para los imprevistos del tiempo>>, mientras pensaba eso, se sentía gradecido por la sapiencia de su maestro y de las posibilidades de su camino.

El pastor conocía de memoria este recorrido por las planicies del nuevo Egipto, y decir esto era poco, en su trabajo como profeta había caminado por las ciudades de la región, esta era una de las razones de su vida: El viaje y su fe. Mientras explicaba esto al muchacho, recordaba el día en que Vulcanos se apareció en su vida.

March 27, 2020, midnight 9 Report Embed 8
Read next chapter Sudestada

Comment something

Post!
Ivan Ramirez Ivan Ramirez
Bien. Estare leyendo.
May 08, 2020, 05:59

Jorge F. Carrero Jorge F. Carrero
La filosofía está tras tu relato. Muestras una visión de la condición humana y los roles a los que estamos predeterminados. Interesante relato. Como única acotación negativa te digo que debes mejorar la ortografía en ciertas palabras y aprender a utilizar los signos de puntuación, pero eso se hace leyendo y estudiando. Ánimo.
May 06, 2020, 18:36

  • Nicolás Alejandro Nicolás Alejandro
    Gracias por las palabras y por el animo por sobre todo. Sigo aprendiendo, quedo atento a ti Jorge , saludos maestro ! May 11, 2020, 03:39
Cristian Nhatan Quintriqueo Muñoz Cristian Nhatan Quintriqueo Muñoz
Wou, es muy profunda la historia que relata tu obra, la verdad me encanto muchísimo, la seguiré, es increíble la historia.
April 28, 2020, 03:06

  • Nicolás Alejandro Nicolás Alejandro
    aguante Cristian, quedo mas que atento a tus historias y comentarios ! April 28, 2020, 16:38
Proséf Chetai Proséf Chetai
Hola. Saludos. ok. Cualquier inquietud escribe. Ánimo.
April 13, 2020, 15:46
Proséf Chetai Proséf Chetai
Hola Nicolás. Saludos. De lo que he leído en tu escrito entiendo que quieres hacer una trama humana seria y profunda. Cosa que me parece muy noble de tu parte. y "...las dudas son propias de la naturaleza humana". Aunque entiendo tu punto de vista, si quieres transmitir tu visión tu cosmovisión de las cosas a través de la literatura, se hace conveniente adecuarse a ella (la literatura, digo). Como por ejemplo "ósea" este termino está referido a los huesos. Quisiera aprovechar de sugerirte que leas también: "Siddhartha o El Despertar" de Hermann Hesse. Creo que ayudará a tu narrativa. Ánimo. Pasaré en otra ocasión para ver el próximo escrito.
April 07, 2020, 12:55

  • Nicolás Alejandro Nicolás Alejandro
    No sabes cuánto agradezco y admiro tu comentario. Estaré mas atento, y por sobre todo repasare al detalle lo que me dices, te estoy siguiendo para tener más contacto. Saludos ! April 13, 2020, 15:34
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 6 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!