Nunca tuve Follow story

javipernigotti1541389913 Javier Lem

Relaciones y olvidos que obligan a recorrer el camino de la verdad.


Short Story All public.

#ficción
Short tale
0
1.2k VIEWS
Completed
reading time
AA Share

Incertidumbre

El invierno del 95 fue trágico para Evelina López. Le habían arrebatado un tramo importante de su memoria. Doce meses y un día. Aquel acontecimiento la hundió en la incertidumbre y le hizo mucho daño. La causa no fue un rayo, tampoco fue un choque de bicicleta. Alguien dijo que se trató de mala praxis. Los recuerdos ausentes ponían en evidencia la deficiente funcionalidad de su cerebro. ¿Fue el destino que apuntó directo contra ella? ¡Quién sabe!

El miércoles 12 de octubre del 98 Evelina y su madre almorzaron juntas. Nunca lo hacían. Ese día fue la excepción.

Durante el almuerzo intercambiaron algunas palabras.

- Evelina, alcánzame la cuchara. Y no me mires así, atrevida.

- Mamá, no me molestes.

- Cuánta paciencia hay que tenerte, hija.

- ¿Siempre las mismas frases, má?

Después del almuerzo Evelina se hizo un té y Ofelia, de temperamento volátil, retomó la pintura de unos tulipanes rojos que tenía pendiente. Pintaba sobre lienzo. Su imaginación dialogaba con colores sin profundidad, metía su pincel en el recipiente cargado de inútiles fantasías pasadas de moda.

Mientras tomaba su té, Evelina miró con sorpresa la habilidad que tenía Ofelia en el arte de la pintura. Jamás se había fijado en el instinto artístico de su madre.

Sin previo aviso, Evelina preguntó

- ¿Mamá, van a devolverme lo que me robaron?

Ofelia titubeó.

- No sé de que hablas, Eve. Tengo que terminar este trabajo.

- Mamá…

- ¿Qué me estás pidiendo, hija?

Ofelia dejó caer el pincel y empezó a temblar.

- Necesito la verdad, má.

- Por qué no te relajas un poco, hija. No quiero verte angustiada.

Evelina ya no aguantó las evasivas de su madre y enfureció. Rompió la taza de té contra el piso y gritó.

- Quiero que me devuelvan mis 15 años. ¿Dónde mierda están? Te odio. Ojalá te mueras.

Ofelia no podía hablar, las palabras no le salían. Desconocía ese lado violento de Evelina. Aún así comprendía todo. Sabía que no era momento de contarle a su hija la enfermedad por la cual perdió la memoria durante un año y un día. Solo la abrazó e hizo silencio.

Jan. 28, 2020, 2:10 p.m. 0 Report Embed 0
The End

Meet the author

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~