La Tierra, sin ellos. Follow story

polanco Carlos Polanco

El 27 de marzo del año 3002, ocurrió la última gran conflagración mundial en la Tierra, fueron racimos de bombas atómicas las que cayeron desde la extratosfera, en diferentes regiones del planeta. La extinción fue casi masiva.


Science Fiction All public. © ISBN: 978-607-29-2017-0
Short tale
2
2.7k VIEWS
Completed
reading time
AA Share

La Tierra, sin ellos

El 27 de marzo del año 3002, ocurrió la última gran conflagración mundial en la Tierra, fueron ra- cimos de bombas atómicas las que cayeron desde la extratosfera, en diferentes regiones del planeta. La ex- tinción fue casi masiva.


Seiscientos millones murieron en los primeros impactos, y miles de millones más murieron en las si- guientes semanas. Luego las nubes radioactivas, como un manto funerario, se esparcieron sobre la corteza terrestre, y penetraron al subsuelo.


Entonces la Tierra se volvió inhabitable. Sólo la tripulación de la base orbital Tycho, y quienes habitaban la base lunar Thebit sobrevivieron.


La especie humana llegaba a su fin, mientras que la robótica se extendía. La mejor expresión de ello, fue el cerebro autoconciente, que en sólo treinta años los hizo totalmente independientes. Sin embargo, la exploración del espacio profundo, no estaba reservada para los robots, cuya vida útil era 34 años terrestres, las grandes distancias no era posible recorrerlas en lapsos cortos de tiempo.


El espacio profundo contiene 150 mil millones de galaxias, y cada galaxia casi igual número de siste- mas solares, ¿qué hay más allá? como saberlo si sólo dejar una galaxia, cualquiera de ellas, podría tomar cientos de miles de años para que la evolución haga su trabajo, y surja una especie capaz de emprenderlo.


Si bien el gasto energético de los robots es mínimo, la travesía sideral misma, consumiría un tiempo exhorbitante. Aún a velocidades cercanas a la de la luz, las distancias eran tales, que bien podrían pasar varias generaciones robóticas para conocer los descubrimientos, de la misma exploración.


Las primeras generaciones de robots fueron entre sí similares, el cambio principal ocurrió hacia el año 3450 cuando surgieron robots, con cambios en su habilidad intelectual y que a partir de ese momento, esos cambios fueron acrecentándose.


Habrían de pasar casi 450 años para presenciar otro cambio evolutivo. Éste no fue paulatino.


Todo inició con ligeros cambios en la programación de los módulos de control de la base orbital Tycho, la programación sugería cambios sutiles en las funciones programadas. Y si bien en apariencia, todo ocurría con normalidad, los robots sabían que algo estaba ocurriendo en la base, y no parecía de origen robótico.


Después vino el hallazgo de pequeños cambios también en el hardware de esos mismos módulos, ahora no sólo se confirmaba la intervención, sino se empezaba a observar un cambio sistemático y general sobre la base orbital.


Los robots tardaron sólo una hora en darse cuenta, que los cambios iban dirigidos no a todo el módulo, sino a específicos controladores del módulo. Los mismos controladores que ellos usan como implantes.


En las siguientes horas, se supo que esas alteraciones ordenadas y súbitas, tendrían efecto en la siguien- te generación de robots, y que esos cambios causarían una reducción volumétrica de su hardware, y la sustitución de la comunicación sensorial por comunicación mental.


Una nueva especie hizo su aparición, la de los entes etéreos o inmateriales. La noche llegó para los robots, antes para los humanos.


Y el amanecer para los entes etéreos trajo consigo el estar en cualquier sitio con sólo pensarlo.


Era tiempo de pensar en la Tierra.

Dec. 12, 2019, 2:09 p.m. 0 Report Embed 0
The End

Meet the author

Carlos Polanco Carlos Polanco is the author of post-apocalyptic science-fiction essays, and is a contributor to Inkspired.

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~