janitmquintero Janit M. Quintero

Ella, Beatriz Hidalgo y Diez, una joven de alta sociedad, que se encontraba en plena edad casadera y anhelante de hacer su voluntad en la vida, creció junto a su padre, Don Fernando Hidalgo y Solis, un viudo que ante la crianza de su pequeña hija tuvo que acudir a su hermana, Doña Almudena Hidalgo de Feijoo, también viuda. Al pasar los años Bea, como le llamaba su nana y seres queridos, había desarrollado una personalidad independiente, incapaz de hacer cumplir ninguna otra voluntad más que la suya, algo que cambiaría al enamorarse perdidamente de un aparente imposible, Juan Carlos Feijoo y Guterres. Un hombre que le causaría una innumerable cantidad de problemas con Don Fernando. Al morir su padre, Beatriz refugia la ilusión de hacer realidad su más grande anhelo: la libertad. ¿Será esto posible?


Drama All public. © Todos los derechos reservados

#romance #amor #mujer #novelahistórica #empoderamiento
32
5.1k VIEWS
In progress - New chapter Every Wednesday
reading time
AA Share

Prólogo

Sumergida nuevamente en mis adentros, fui llevada hasta la realidad por quien siempre me ha cuidado y mantenido con los pies en la tierra.

-Bea... ¡BEA!-gritaba Rosaura, mi nana de toda la vida y quien me crio desde que mi madre murió. Ella junto a mi tía Almudena siempre vieron por mí bien, hasta el sol de hoy. El día en el que recibí la peor noticia que cualquier ser humano en el mundo podría obtener: la ruina.

-Esperad, mujer. Parece que está volviendo en sí-expresaba mi tía Almudena, una mujer que quedó viuda a edad temprana y que decidió no volverse a enamorar, para honrar de algún modo la memoria de Honorio León y Feijoo, su marido. Un hombre al que amo y amará por el resto de su vida.

-Por Dios... Alejad esas sales de mí-dije abriendo los ojos lentamente y con un dolor de cabeza intenso.

-Gracias al cielo que ha despertado-agregó el notario, quien se encontraba con su secretario, ambos amigos de la familia.

-Ayudadme a levantarla-ordenó mi tía a Rosaura, logrando sentarme en el sofá del despacho de mi padre.

-Señorita Beatriz, lamentamos lo sucedido. En ningún momento hemos querido perjudicarle. Solo hacemos nuestro trabajo y en este caso, manifestarle a la familia sobre la última voluntad de su padre.

-No os preocupeís. Estaré bien...-contesté tomando mi cabeza, que no paraba de doler-Solo me gustaría que terminara por aclararme algo-agregué sin dudar.

-Usted dirá-replicó amablemente el Licenciado Porteles.

-¿Quién es el hombre que mi padre ha nombrado como albacea de mis bienes?

-Su nombre es Juan Jose Madariaga y Ortiz, Marqués de Avilés.

-¿Y qué debo hacer para tener acceso a mí herencia?

-Pues según la última voluntad de su padre, usted deberá...-intento decirlo, pero sintió la necesidad de hacer una pausa reconsiderando si en este momento yo estaría en condiciones de recibir otra noticia como esa.

-¿Deberé qué, Claudio? Por favor, hable de una vez. No prolongue mi agonía. Se lo suplico-exclame con un tono de desespero.

-Usted deberá casarse con él, señorita-concluyó el hombre, ya de edad madura y que me miraba con algo de pesar, pues él conocía exactamente cada decisión que Fernando Hidalgo y Solis, mi padre, habría tomado en su vida.

Estas palabras marcaron el fin del sueño de mi tan anhelada libertad...

Sept. 15, 2019, 7:58 p.m. 4 Report Embed Follow story
6
Read next chapter Capítulo 1

Comment something

Post!
Nathaly L. Nathaly L.
interesante
November 27, 2019, 18:42

  • Janit M. Quintero Janit M. Quintero
    Gracias por comentar. La historia se escribe para ustedes con cariño. Saludos. November 27, 2019, 19:43
al alejandra leon
me parece interesante
October 20, 2019, 22:35

  • Janit M. Quintero Janit M. Quintero
    Gracias por el apoyo Alejandra. Atenta a mañana, vienen muchas sorpresas más. Abrazos. November 23, 2019, 21:43
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 13 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!

More stories

El silencio no es tiempo perdido El silencio no es ti...
Anymous Anymous
Inalcanzable Inalcanzable