Libertad inesperada Follow story

janitmquintero Janit M. Quintero

Ella, Beatriz Hidalgo y Diez, una joven de alta sociedad, que se encontraba en plena edad casadera y anhelante de hacer su voluntad en la vida, creció junto a su padre, Don Fernando Hidalgo y Solis, un viudo que ante la crianza de su pequeña hija tuvo que acudir a su hermana, Doña Almudena Hidalgo de Feijoo, también viuda. Al pasar los años Bea, como le llamaba su nana y seres queridos, había desarrollado una personalidad independiente, incapaz de hacer cumplir ninguna otra voluntad más que la suya, algo que cambiaría al enamorarse perdidamente de un aparente imposible, Carlos Guterres y Feijoo. Un hombre que le causaría una innumerable cantidad de problemas con Don Fernando. Al morir su padre, Beatriz refugia la ilusión de hacer realidad su más grande anhelo: la libertad. ¿Será esto posible?


Drama All public. © Todos los derechos reservados

#romance #amor #mujer #novelahistórica #empoderamiento
10
1.4k VIEWS
In progress - New chapter Every Sunday
reading time
AA Share

Prólogo

Sumergida nuevamente en mis adentros, fui llevada hasta la realidad por quien siempre me ha cuidado y mantenido con los pies en la tierra.

-Bea... ¡BEA!-gritaba Rosaura, mi nana de toda la vida y quien me crio desde que mi madre murió. Ella junto a mi tía Almudena siempre vieron por mí bien, hasta el sol de hoy. El día en el que recibí la peor noticia que cualquier ser humano en el mundo podría obtener: la ruina.

-Esperad, mujer. Parece que está volviendo en sí-expresaba mi tía Almudena, una mujer que quedó viuda a edad temprana y que decidió no volverse a enamorar, para honrar de algún modo la memoria de Honorio León y Feijoo, su marido. Un hombre al que amo y amará por el resto de su vida.

-Por Dios... Alejad esas sales de mí-dije abriendo los ojos lentamente y con un dolor de cabeza intenso.

-Gracias al cielo que ha despertado-agregó el notario, quien se encontraba con su secretario, ambos amigos de la familia.

-Ayudadme a levantarla-ordenó mi tía a Rosaura, logrando sentarme en el sofá del despacho de mi padre.

-Señorita Beatriz, lamentamos lo sucedido. En ningún momento hemos querido perjudicarle. Solo hacemos nuestro trabajo y en este caso, manifestarle a la familia sobre la última voluntad de su padre.

-No os preocupeís. Estaré bien...-contesté tomando mi cabeza, que no paraba de doler-Solo me gustaría que terminara por aclararme algo-agregué sin dudar.

-Usted dirá-replicó amablemente el Licenciado Porteles.

-¿Quién es el hombre que mi padre ha nombrado como albacea de mis bienes?

-Su nombre es Juan Jose Madariaga y Ortiz, Marqués de Avilés.

-¿Y qué debo hacer para tener acceso a mí herencia?

-Pues según la última voluntad de su padre, usted deberá...-intento decirlo, pero sintió la necesidad de hacer una pausa reconsiderando si en este momento yo estaría en condiciones de recibir otra noticia como esa.

-¿Deberé qué, Claudio? Por favor, hable de una vez. No prolongue mi agonía. Se lo suplico-exclame con un tono de desespero.

-Usted deberá casarse con él, señorita-concluyó el hombre, ya de edad madura y que me miraba con algo de pesar, pues él conocía exactamente cada decisión que Fernando Hidalgo y Solis, mi padre, habría tomado en su vida.

Estas palabras marcaron el fin del sueño de mi tan anhelada libertad...

Sept. 15, 2019, 7:58 p.m. 1 Report Embed 4
Read next chapter Capítulo 1

Comment something

Post!
al alejandra leon
me parece interesante
Oct. 20, 2019, 5:35 p.m.
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 2 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!

Related stories