El Lado Izquierdo De La Vida Follow story

enrique-correa1561614501 Enrique Correa

Una historia con toques reales que te llevará al filo de tu asiento. La trama trata de una adolescente huérfana buscando la verdad detrás de la vida de su padre ya que ella no cree en lo que su familia le contó


Drama All public.
3
4.8k VIEWS
Completed
reading time
AA Share

El Lado Izquierdo De La Vida

Sabía que en algún momento de mi vida tendría que contar está historia, la historia más maravillosa del mundo, pero también la más dolorosa. Gracias a estos acontecimientos me convertí en lo que actualmente conocen.

Lo que quiero decir es que la vida es demasiado bella, da bastantes vueltas, pero no deja de ser algo maravilloso. Cabe recalcar que no importa que tan difícil sea la vida si la puedes afrontar con una sonrisa y amigos entonces tú serás un ser maravilloso, fuerte y débil a la vez.

Quizá en estos momentos en tu ser te preguntes ¿Y eso que tiene que ver con la historia? O ¿A mí que me interesa saber eso? Bueno son palabras que con el paso de mi vida adopté por lo cuál están presentes en esta historia.

Dejémonos de rodeos y comencemos.

Corría el año de 2014 el era un chico normal, no destacaba mucho, tenía una que otra buena calificación, pero era sorprendente puesto que a pesar de las calificaciones tenía un bastó conocimiento de todo lo que estudiaba, eso era algo sorprendente para alguien de 17 años. También en ocasiones era un engreído, un patán, un inútil soberbio que solía regularmente jugar con las mentes de quien lo rodeaba. El tipo de hombre del cuál esperas mucho y a la vez esperas nada. Físicamente era un tipo de 1.73m con un peso quizá de 75kg, bien parecido, cabello medianamente largo y negro, con unos ojos cafés en los cuales no se podía ver ni el más mínimo brillo de su ser. Su nombre era Trevor.

El nació en febrero si no recuerdo el 13, creció con sus dos hermanos mayores y sus padres, no recibió mucha atención de estos últimos debido a que su madre padecía una enfermedad desde que el nació. Sus hermanos lo culpaban por dejar a su madre enferma, el siendo un niño pequeño no entendía nada y nadie se esforzó en explicarle que eso no era cierto. Creció con ese complejo de ser un hijo y hermano no querido lo cual lo llevo a aislarse tanto en la escuela como en su casa, casi nadie sabía nada de él a excepción de su par de amigos que conoció en la secundaria.

¿Qué extraño, no crees? Como un chico así podría ser feliz, como alguien así siquiera podría pensar en alguien que no fuera el. Bueno el sufría internamente, su alma lloraba sangre, pero jamás lo demostró. Que tonto es creer que alguien puede soportar tremendo dolor solo y luego a esa edad que va, imagina no saber que es el amor a los 17 años, no saber qué es la felicidad, pero conocer el dolor de cerca tan de cerca que era obvio que se volvería como anteriormente describí.

Todo esto cambiaría ese año, todo esto por fin terminaría, pero primero hay que conocer la historia de cómo conoció a sus amigos, claro sin explayarse demasiado.


Bien el conoció a su primer amigo cuándo estaba a mitad del primer año de secundaria. En el primer receso de aquel día Trevor observó a lo lejos a un chico que desayunaba solo al igual que el, parecía un chico solitario, pero de la nada se rodeó de un grupo de chicos era claro que el único lobo solitario del lugar era Trevor. Hasta qué el chico se acercó al él;

-Hola, noté que estás solo todo el tiempo, lo cual quiere decir que no tienes amigos y eso es muy raro ya que el año está bastante avanzado-

-Hola, me gusta estar solo así no tengo que soportar a tipos diciéndome que soy raro o cosas por el estilo, así que retirarse por favor-

- Vaya no quería ofenderte, me encanta tu forma cruda de ver las cosas, aunque no lo creas yo también prefiero un poco más la soledad y disculpa si te moleste, pero no me retiraré sin decirte mi nombre, el cual es Cristian-

Ese día de esa conversación tan corta y extraña nació su primer amigo, con el paso de los días ellos se frecuentaban, comían juntos, jugaban videojuegos y se volvían cada vez más cercanos siendo los mejores amigos por un largo tiempo. Claro que Cristian no conocía toda la historia de Trevor pues como todos solo dejamos ver lo que a la otra persona le interesa.

Después de terminar la secundaria estos amigos se separaron para cada uno seguir sus sueños y ambiciones. En el primer semestre de preparatoria Trevor se encontró aún viejo conocido mejor dicha vieja conocida, una compañera de la secundaria que ahora también era su compañera en preparatoria. Ella era la típica chica popular, guapa e inteligente en pocas palabras lo contrario a Trevor. Eran agua y aceite, pero eso no impidió que establecieran una amistad.

Trevor corría a clase cuando a lo lejos observó a su compañera en una jardinera llorando, Trevor quien poco a poco descongelaba su corazón se acercó.

-Hola, ¿Está todo bien? -

-Si, por favor vete- Con lágrimas en los ojos.

Trevor saco un pañuelo y seco sus lágrimas.

-No lo creó mujer, no sé porque lloras, pero algo que si sé es que debe ser algo grave, además no estás sola té veo desde secundaria así que supongo que somos conocidos- Trevor sonríe.

-Jajaja eres un buen tipo, has cambiado mi sentir, quién diría que el chico raro del salón sería un chico tan dulce y tierno-

Se abrazaron por un rato conversaron y ella por fin se calmó.

-Gracias por este momento y por tu consuelo Trevor por cierto soy Rose-

-Por nada Rose, lamentó de lo tu perro, pero pues como vez todo se puede arreglar con una buena plática, en fin, me voy que mi clase comenzaba hace dos horas-

Así nació su segunda amistad, parecía que Trevor trataba de entender más a la gente y ser más humano, todo gracias a ellos pues si no pasaba el día con uno lo pasaba con el otro, siempre escuchando al otro o caminando o simplemente haciendo tonterías por diversión.


Siguiendo con la historia si mal no recuerdo fue en septiembre de 2014 cuando toda la vida de Trevor comenzaría a cambiar dando un giro que él no esperaba todo por una mujer. Pero bueno ¿quién no cambia por un amor? Y aún más al ser el primer amor.

En aquel día de septiembre una chica nueva entraría por la puerta del salón 110 para cambiarle la vida.

- ¿Qué tal es aquí la clase del profesor Enríquez? -

-Claro que lo es, toma asiento a lado del chico de la cabellera larga.

Ella era sin duda hermosa, una piel blanca como la luna acompañada de un cabello rojizo excepcional, una estatura de quizá 1.50cm como una complexión ni delgada ni robusta era lo más similar a la perfección, sin duda una chica que enamoraría a cualquier ser humano. Cada que sonreía era como mirar las estrellas. En fin, ella se sentó cerca de Trevor a lo cual el no le dio mucha importancia, pero su corazón y su cerebro si pues no dejaba de mirarla mientras su pulso se aceleraba cada vez más como si estuviera en un maratón o en una pelea, fue entonces que todo comenzó para ellos.

-Hola, como vez soy nueva y quería saber si me ayudarías a ubicar los demás salones y si podrías pasarme apuntes- Sonrió de forma coqueta.

-Este este claro que sí con mucho gusto, soy Trevor- Su nerviosismo era obvio.

-Mucho gusto soy Mary, bueno pues sigamos dame el tour por este lugar-

-Claro, sígueme-

Después de una larga caminata mostrándole a Mary los salones, ambos decidieron ir a comer, bueno fue idea de Mary para compensar.

-Que gracioso, durante todo este tiempo has tenido una cara de tonto que hasta podría decir que te enamoraste de mi- Dijo Mary con un tono burlón.

-Que va jajaja, es solo que no soy muy sociable además estar tanto tiempo con una chica tan bella como tú pondría nervioso a cualquier persona- Soy patético mintiendo pensó Trevor

- ¿Enserio? Y yo que pensaba darte mi número que mal, eres un chico guapo, lastima-

-Espera ¿Qué?, Lo que dije no quiere decir que no quiera tu número o una cita contigo- ¡Rayos! ¿Lo pensé o lo dije?

-Vaya que intensidad la tuya no llevamos ni una y me pides una cita, aparté de ser guapo inteligente, que así sea el próximo viernes tu yo tendremos una cita, por el momento me retiró caballero, hasta luego-

Mary se despidió con un beso en la mejilla tan cálido que dejó a Trevor sin palabras.

Trevor pensó mucho en lo que sucedió ese día a pesar de que Mary y el pasaban todo el día juntos, el no sabía que era esto que él sentía. Lo hablo con sus amigos.



Cristian solo dijo:

-Por fin, ya era hora que salieras con alguien, me atrevo a decir que podría ser tu primer amor-

A lo que Rose replicó:

-Su primer amor fui yo jajá no es cierto, pero tú vez todo muy simple ¿Que tal y es el amor de su vida? O ¿Incluso la madre de sus hijos? -

- Que graciosos son chicos, tienen muy buenas expectativas, pero yo en ella solo veo una chica hermosa que me romperá el corazón-

-Siempre con tu absurdísimo, que tonto te apuesto a que Rose acertara en algo de lo que dijo y tú terminas tragando tus palabras, pero bueno arréglate y sal de mi casa que tú cita te espera, vamos de prisa inútil soberbio vamos-


Trevor pensó mientras se dirigía a su cita, quizá tienen razón por algo son mis únicos amigos, quizá debo abrirme a la idea de que puedo encontrar el amor, digo ya que mi familia no me enseñó nada de esto y nunca me a mostrado algo de amor bueno que supongo que lo que hace mi padre por mamá es amor, entonces el amor es darlo todo por los que amas.

Ya en el lugar de la cita Trevor tuvo que esperar un par de minutos ya que a Mary se le hizo un poco tarde.

-Disculpa la tardanza, pero este cabello tenía que lucir lindo para un chico guapo como tu-

-Me halagas Mary, pero no necesitas ser vanidosa ante mis ojos siempre luces bella-

-Aww, que bueno que lo dices así ya no tendré que preocuparme por tacones o maquillaje que no sé usar jajaja-

-Que mujer tan simple y complicada a la vez, maravillosa-

-Gracias deja los halagos y entremos que tengo hambre-

No cabe duda de que me encantaría que fuera mi primer amor o incluso más.

-Debo decir que elegiste un buen restaurante caballero esto estuvo delicioso, debo decir que nunca había salido con un chico tan respetuoso como tú, bueno además de que nunca salgo con alguien que apenas conozco-

-Vaya me siento halagado, debo contarte ciertas cosas para que así dejemos de ser desconocidos y seamos amigos ¿Qué dices? -

Vale quiero ver qué hay detrás de ese hielo que tienes en el pecho, pero que sea en el parque-

Después de una caminata en el parque y de estar en los columpios

Mary conoció toda la historia detrás de su caballero.

-Bueno demasiado de mi quiero saber más de ti, tenemos tiempo-

-Me parece justo ahora conocerás mi historia-



Bueno nací el 6 de junio lejos de esta ciudad, digamos que cerca del norte. Tengo una familia que quizá no es perfecta, pero creo que es un poco menos complicada que la tuya. Esta se conforma de mis padres, mi hermana mayor, mi hermana menor y mi sobrino, como puedes deducir soy la hermana sándwich jajá.

Desde pequeña fui educada con mano dura, pero a su vez no, ya que mi madre era muy estricta me exigía demasiado a pesar de yo ser una niña pequeña pero mi padre era todo lo contrario, me pedía que jugará que fuera más sentimental vaya que fuera más niña. Entonces esto traía ciertos conflictos que a esa edad tan corta no entendía, decidí que no sería lo que ellos querían y tome lo que ambos me decían para mezclarlo obteniendo como resultado una chica sentimental capaz de usar su corazón, pero también de usar su cerebro.

Fui la mejor en mi primaria y en la secundaria, debo decir que mucha gente se juntaba conmigo, no era solo por ser bonita si no porque era popular e inteligente. Siempre estaba rodeada de chicos y chicas que querían salir aún lado a otro, me invitaron a muchas fiestas, pero casi nunca me presentaba ya que se me hacía algo tonto, no era que me sintiera superior ni nada de eso, es solo que no me llamaba la atención nada de eso digo a esa edad era muy seria comparada a la actualidad. Muchos chicos me pidieron ser su novia y a todos los aceptaba no sabía rechazar a la gente me daba pena, salí con muchos y nunca llegué a besar a alguno era como de seamos novios por un día y ya, no sentía atracción solo era lastima por ellos. Todo esto lo hice porque mi hermana mayor así era con los chicos y bueno era mi ejemplo en casa. Lo malo de ella es que se fue de casa a vivir con un chico y de ahí comencé a forjar mi propia identidad.

Al entrar a mi antigua preparatoria me di cuenta de que yo no quería estar en una escuela así, cambié mi actitud me volví más sociable, no con los chicos, pero si con chicas tenía muchas amigas a pesar de no disfrutar estudiar ahí eso lo hacía un poco menos pesado. En segundo semestre fueron a dar una plática unos militares en ese momento tuve claro todo, yo quiero ser militar, se volvió me sueño comencé a investigar, pero como era de esperarse mis padres no estaban de acuerdo, pero yo seguí investigando incluso entre a practicar artes marciales para prepararme.

Todo esto sigue en mi cabeza actualmente, aunque le tengo miedo a lastimar a la gente decidí dejarlo de lado y concentrarme en la química, así que mis padres encontraron está escuela y decidimos mudarnos para que yo pueda cumplir mi meta de ser una gran química, terminando la preparatoria iré a la universidad y fundarse mi propia empresa que servirá de ayuda a los militares así cumpliré mi meta y mi sueño a la vez.


-Vaya, eres muy interesante y tienes todo tan fijo, eres tan madura tan linda-

-Gracias, tú no te quedas atrás caballero, es hora de irme te veo el lunes en la escuela-

El corazón de Trevor se aceleró más y más era un momento en el cual ambos parecían conocer desde hace mucho.

Trevor la miró a sus bellos ojos para darse cuenta de que, si era amor lo que sentía por ella un amor a primera vista, con la tensión aumentando Trevor puso su mano en el rostro de Mary deslizándola lentamente por su mejilla mientras Mary se sonrojaba poco a poco Trevor se acercaba para despedirse con el primer beso entre ellos y su primer beso de cada uno. Siendo el beso más dulce que alguien puede imaginar.

Ambos se sonrojaron y se dirigieron a sus respectivos hogares, la felicidad en sus corazones era increíble, era amor lo que ellos tenían, un amor joven y puro que a pesar de no tener un largo tiempo de conocerse se estaba dando. Por fin Trevor descongelo su ser y decidió cambiar.


El lunes Trevor llevo un gran ramo de flores a su amada para pedirle que fueran pareja. La escena fue de lo más hermoso porque el planeo todo y preparado todo el fin de semana, incluso con el poco dinero que tenía consiguió que alguien tocará una de las canciones más románticas o bueno que el consideraba romántica. Todo parecía sacado de un cuento de hadas, el chico frío y que sólo usaba su cerebro se volvía el chico romántico que daría todo por su amada. La chica hermosa e inteligente que por fin después de tanto sentía el amor para así dar inicio al enamoramiento y a lo que sería su primer amor real.


Así comenzó su historia de amor, una historia en la que Trevor pasaba la mayor parte del día con su chica, en donde ella estudiaba con el para lograr sobresalir en la escuela y en futuro ser grandes profesionistas.

Trevor incluso le contó su sueño de algún día practicar lucha, sueño que ella impulso pero que Trevor al no tener los recursos no pudo lograr en aquel momento.

Siguieron pasando los meses era todo perfección, la felicidad de ambos era algo que cualquier ser envidiaría. Fuente tanto el cambio en Trevor que comenzó a acercarse a su familia era como si por fin todo se alineará para el, tenía el amor de Mary, el amor de su familia, una gran carrera por delante. Todo era miel sobre hojuelas.


Habían pasado alrededor de unos 8 meses desde que su noviazgo inicio, desde que el nuevo Trevor se mostró al mundo. Cuando su hermano mayor fue detectado con una falla en uno de sus riñones, necesitaba un trasplanté, Trevor fue seleccionado para ser su donador, todo esto sucedió en las vacaciones permitiendo que Trevor se recuperará para regresar a tiempo a la escuela. A pesar de eso todo seguía siendo maravilloso para ambos, Mary cuidaba de Trevor y viceversa. Sin duda era un amor que lo podía todo.

Todo siguió bien durante un tiempo para ser exactos un par de años si mal no recuerdo. Trevor se volvió cercano a su familia, Mary estaba lista para la universidad e incluso pensaba que al ir a la universidad podría rentar un departamento con Trevor para así dar el siguiente paso en su relación.

A finales del segundo parcial del último semestre Trevor comenzaba a pensar en que universidad sería la más adecuada para seguir con su carrera y especializarse en física. No había muchas opciones, pero había una que a Mary le parecía adecuada para el ya que estaba cerca de donde ella estudiaría, esto haría más fácil dar el siguiente paso. Cómo era de esperarse Trevor realizó la prueba para ficha universidad para complacer a su amada. Mary estaba feliz y a la vez preocupada de forzar a Trevor a hacer algo por ella, pero esto era normal ya que Trevor hacia todo por ella, era como si el solo quisiera verla feliz y hubiera perdido su criterio o incluso su identidad.

En aquel final de parcial Trevor fue llamado a medio examen de cálculo vectorial debido a que su padre lo requería en casa. Trevor fue a casa con una gran incertidumbre.

-Padre, vine tan pronto como pude, ¿Qué ha pasado? -

-Hijo, tu madre tu madre a tenido un ataque hace un rato, te juro que traté de ayudar, pero no pude hacer nada-

- ……. Padre lo intentaste, se que esto sea duro para nosotros, pero podremos salir de esto juntos como una familia-

-Hijo mío no creo que tus hermanos lo tomen de la misma manera que tú, te pido no mejor dicho te ruego que no hagas nada, se cómo son de temperamentales, por favor, hijo prométeme que no responderás a lo que ellos digan sobre ti-

-Lo prometo padre, se que mi madre nos amaba a todos por igual a pesar de lo que yo le provoqué con mi nacimiento, también se que mis hermanos no me quieren a pesar de que ya le doné un riñón a uno, se que fingen empatía solo por conveniencia-

Sus hermanos mayores llegaron un par de horas después, el ambiente se tornó pesado, los reclamos eran constantes hacia Trevor lo culpaban por la muerte de su madre, el solo bajaba la mirada mientras contenía las lágrimas. Su hermano más grande lo tomo por la espalda mientras el otro lo golpeaba, Trevor no hacía ningún intento de defenderse.

-Vete de aquí bastardo, estos golpes no curan lo que nos has hecho-

-Lárgate no mereces estar en el mismo lugar que nuestra madre, si vuelves a pisar cerca de esta casa te juro que te mató, maldito-

-Esta bien hermanos me iré y no volverán a verme, me despido de mi madre y ahora de mi padre, espero todos logren tener una gran vida sin mi, hasta nunca-

Trevor no sólo había perdido a su madre si no a su familia entera, su padre le dio algo de dinero para que pagará algún lugar para dormir esa noche.

Al día siguiente Trevor fue a la escuela como si nada hubiera sucedido. Mary lo miro con una cara de sorpresa al ver los golpes.

- ¿Qué demonios paso amor? -

-Mary no a pasado nada, solo tuve un accidente es todo-

-No me mientas, dime toda la verdad, ¿Quién te hizo esto? ¿Porque te fuiste ayer? -

-Vale te diré solo que aquí no, espera a que terminen las clases después de eso te diré lo que a pasado-

-Supongo que fue algo delicado así que vale esperaré-

Las horas de clase pasaron y durante todo ese tiempo Trevor no dijo ninguna palabra, solo anotaba una y otra vez, era como si algo en su interior hubiera muerto era el mismo Trevor de antes.

En el pasillo justo antes de ella entrada principal Trevor se detuvo para decirle a Mary lo que había pasado.

-Veras ayer me fui debido a que mi padre me llamo, cuando fui a casa me enteré de que mi madre había fallecido-El tono de Trevor cambio de alegre a triste conforme decía la oración.

-Amor lo siento, yo no sabía no quería hacerte sentir mal-

-Esta bien, después mis hermanos me golpearon y me corrieron de casa para después amenazarme con que nunca vuelva-

- ¿Qué les pasa? Tu diste todo por tu familia lo con mis propios ojos, le donaste un riñón a tu hermano ¿Y así te pagan? Que malditos, no puedo imaginar el dolor que sientes, pero dime ¿Por qué no te defendió tu padre? -

-Tu bien sabes que yo me podía defender solo y que no necesitaba que mi padre lo hiciera, pero el me hizo prometerle que no haría nada contra ellos que pensara en mi madre-

- ¿Qué!? Eso no puede ser posible, técnicamente tu padre lucro con lo que tu madre para que no los pusieras en su lugar y tú como siempre aceptaste porque siempre tienes que hacer lo que otros dicen incluso lo que yo te digo. ¿Dónde queda tu opinión, tu criterio? -

Mary parecía molesta.

-No lose, lo he dejado todo por ti y mi familia, dejé mi felicidad de lado para que ustedes cinco fueran felices por no quererles fallar a ustedes me he fallado a mí mismo-

-Trevor lo siento, te orille a esto, si no eres feliz mientras estás conmigo no se qué demonios hacemos juntos, creo que es hora de que te vuelvas a forjar, que seas de nuevo tu, es hora de terminar, te amo pero no puedo seguir viendo cómo te destruyes por hacerme feliz, lamentó que sea así justo después de lo de tu madre pero lo que acabas de decir a sido la verdad, esto se acabó, que seas feliz y aunque me duele dejarte se que te estoy arrastrando a un mundo que no es para ti, suerte en tu vida. Por último, si me vez no me hables no me saludes no quiero ser yo la que te hunda. Hasta luego amor mío-


Mary salió corriendo con lágrimas en los ojos mientras un Trevor con mirada fría, un Trevor adolorido salió a buscar un lugar donde dormir con el poco dinero que tenía. El amor que todo lo podía se había roto, esto no era una película ni un cuento de hadas para que perdurara.

Trevor perdió todo lo que quería en dos días, supongo que fue un récord, era un pobre diablo más.

-Oye Rose ¿Sabes algo de Trevor? Tiene creo más de medio año que no lo veo o que siquiera contesta mis mensajes-

-Cristian lo último que supe me lo dijo Mary exactamente hace unos cinco meses, dijo que habían terminado además de que la madre de Trevor había fallecido y lo habían corrido de su casa-

- Rayos mientras el sufría tú y yo disfrutábamos de la vida de la universidad y de la gente, creo que lo buscaré. Debe de ser difícil pasar estas fechas decembrinas sólo-

- Te ayudaré a buscarlo, debe de estar en un lugar barato o quizá en un albergue, creo que tenemos mucho por hacer-

-No crees que bueno Mary sepa algo, digo todo eso junto y que Mary no lo quisiera ayudar suena descabellado para mi-

- No creo Mary parecía muy dolida y es muy orgullosa supongo que el que puede saber dónde está es su padre, nos quedan siete días para finalizar el año, pasas navidad y año nuevo solo, mejor nos apresuramos-

Ambos amigos dedicaron su tiempo a buscarlo, pero sus resultados fueron en vano, ni su padre sabía dónde estaba, fue triste para todos, pero tuvieron que asimilar que era un laboratorio difícil y más aún que las clases comenzaban de nuevo.

Una noche Cristian salió a divertirse a un bar del centro de la ciudad con sus compañeros universitarios, pero no podía divertirse sabiendo que su amigo seguía desaparecido. Intento pasar un buen rato, pero la preocupación no lo dejaba en paz.

Rose de igual forma sufría en silencio pues tenía una pareja y ahora su pareja era su prioridad ya no tanto su amigo, no era que no lo quisiera era solo que sabía que a pesar de todo el estaba bien, sabía que el era fuerte. Presentía que el podía salir adelante solo.

El 25 de abril todo cambiaría era el cumpleaños de la madre de Trevor era obvio que Trevor visitaría su tumba, pero nadie lo vio Rose y Cristian pasaron casi todo el día en el cementerio, pero no hubo ninguna señal de Trevor, la esperanza de ver a su amigo se perdía cada vez más y más.

Un año después de lo último que se supo de Trevor, Rose y Cristian decidieron dejar todo por su bien, esperando que el estuviera bien dejaron de buscarlo, pero bien dicen que cuando menos lo quieres es cuando más aparece. Aquella tarde una amiga de Cristian entabló una conversación que parecía que no tendría nada de interesante.

-Hola Cristian, necesito que salgamos el próximo viernes-

-Pero ¿Por qué Fiona?, Tú y yo raramente salimos ósea tenemos el mismo círculo, pero salir solos, no lo creó-

-No seas tonto, no es una cita, mira te explico, hace unos días vi a un chico bastante guapo en un bar parece que trabaja ahí entonces quería que me acompañaras y me ayudaras ya sabes a hablarle, ligármelo pues-

- ¿Hablas enserio? Vaya esto es bastante extraño, pero está bien supongo que puedo ayudarte, digo no creo que el chico sea ciego o algo por el estilo, pero quizá pueda hacerte el milagro-

-Que gracioso, te veo ahí a las 17:00 no llegues tarde y quizá te presente a mi amiga a la cual le echaste el ojo en la última fiesta-

El día llego Cristian fue puntual no porque quisiera conocer a la chica si no porque entre más rápido terminará este asunto más rápido podría regresar a terminar sus proyectos.

-Rayos no lo veo por ningún lado-

-Parece que se esconde de ti, digamos que no eres muy agraciada ni simpática no nada-

- Viniste a apoyarme eh, no a desanimarme-

-Ya ya está bien niña pediré unos tragos porque esto se tornará muy largo-

Mientras Cristian fue por los tragos Fiona observó a lo lejos al chico y fue tras el. Regresando Cristian a la mesa preguntándose en donde estaba Fiona. Al poco tiempo pudo observar que ella estaba con un chico de cabello corto y barba que parecía atlético, tal vez era el chico del que ella hablaba, Cristian se acercó.

-Vale Fiona me has dejado con los tragos en la mesa-

-Disculpa es que lo vi y lo seguí-

- ¿Con que te llamas Fiona? -

-Si así se llama y ¿Tú eres? -

-Mi nombre por ahora no es de la incumbencia de ustedes dos, en fin, déjenme trabajar tengo una renta que pagar, por cierto, Cristian te conocía gustos mejores-

- ¿Cómo dices? Que tonto eres lo que tienes de guapo lo tienes de patán-

-Espera ¿Cómo sabes mi nombre si no te lo dije? -

-Solo lo adivine ahora me retiró y disculpa Fiona, pero no eres mi tipo ni el de el eres seca y por lo que se ve aburrida-

-Que frío eres y grosero a la vez, solo alguien que lo ha perdido todo puede actuar de esa manera, es obvio que eres tú Trevor. Te busqué por cielo y por mar durante todo este año. Quien lo diría que te encontraría justo con esta tipa-

-Espera, ¿Se conocen? -

-Pero por supuesto, pero es demasiado frío para aceptarlo, has pasado tanto tiempo solo Trevor que ni siquiera eres capaz de dirigirme la palabra-

-Te equivocas, solo no quiero hacerlo y no tengo tiempo para esto si quieres conversar te veo mañana en esta dirección, en fin, déjenme trabajar en paz-

Al día siguiente Cristian se dirigió al lugar, era un restaurante un poco elegante pero no tanto, parecía exclusivo ya que sus precios eran bastante elevados.

-Disculpa la tardanza Trevor es que no sabía cómo llegar a este lugar-

-No te preocupes toma asiento, ya me tomé la molestia de ordenar por ambos, estoy seguro de que te gustará-

-Vaya que gran cambio, aquí si eres amable pero ayer en el bar eras todo un patán justo como cuando te conocí-

- ¿Qué esperabas? Estaba trabajando y ustedes me quitaban el tiempo, tengo una renta que pagar, tengo muchos gastos-

-Aun así, hermano, hay maneras de decir las cosas fuiste grosero con Fiona además todos tenemos gastos no eres el único-

-Discúlpame con ella, dile que la invitaré luego a salir-

, - ¿Enserio? Tu saliendo con ella, no lo creo es horrible y aburrida-

-Tienes razón, pero poco puede parecer lo que pueda hacer por ella, pero si esa pequeña salida le da felicidad entonces lo haré-

- ¿Quieres redimir tus pecados acaso? -

-Quiero recuperar esos sueños que forjé, aunque aún hay fragmentos de su amor que nunca olvidé-

-Creo que lo entiendo, solo quieres superar el dolor, ayudar a los demás-

-Algo así fue difícil seguir solo por un año me tomo de ejemplo pero bueno a lo que venimos, durante este año me costó trabajo superar lo de mi madre, lo de Mary, dejo todo atrás destruí mi celular, viví en la calle un tiempo decaído hasta que me dije no voy a decepcionar a mamá, aunque este sufriendo debo seguir adelante, limpie mis lágrimas, busque un empleo, vivía en ese bar el dueño me dio permiso en lo que encontraba algo, al poco tiempo diseño algo para ellos y logré juntar para pagar la renta de tres meses, extendí mi contrato con ellos mi sueldo aumento y ahora tengo un poco de estabilidad económica, no tengo charlas con nadie, ya nada es como antes, rodeado de gente estoy pero a nadie quien pueda llamar cuando me caigo, jure que no buscaría refugio en la gente pero ayer te vi entrar, no pude resistir la rabia en mi ser al saber que te abandoné, cuando te vi con ella dije vaya que si estás muy perdido amigo-

-Te dedicaste a sanar solo cuando me tenías a mí a Rose, no sé si eres demasiado valiente o demasiado tonto, ahora es tiempo de que salgas de tu burbuja y si nada es como antes deja de ser tan solitario no eres un lobo, eres un ser humano increíble, se que esto puede que tarde pero aquí estoy para apoyarte, creo que podremos recuperar tu viejo ser, pero mejorado. Deja ir tú dolor que el tiempo no deja de avanzar y el mundo no deja de girar. -

-Rayos es liberador, tienes razón retomaré el camino, iré a la universidad como tenía planeado pero esta vez seré un nuevo yo, en vez de decir no puedo más, seguiré, tendré mil razones para caer, pero mil unos para levantarme-

Comieron y siguieron conversando por un largo rato, se pusieron al tanto de sus situaciones actuales, el dolor de Trevor ya no era solo de el ya lo compartía con Cristián.

-Bueno amigo mío un gusto, la próxima vez que nos veamos trae a Rose, te enviaré la ubicación de mi departamento, en fin, seguimos en contacto cuídate mucho-

- No tardes demasiado en volver a aparecer, nos vemos-

Así culminó el reencuentro de estos amigos, Trevor siguió preparándose para ingresar a la universidad, Cristian siguió adelante en su carrera.

Seis meses después Trevor ingreso a la universidad para seguir con sus metas y sueños.

El Trevor universitario era diferente, era amable con todo mundo, amigable era el Trevor que salía con Mary, pero solo que esta ocasión se comportaba de la misma manera con todo el mundo, cumplió con su palabra e incluso no perdió contacto con Rose y Cristian.

Durante su segundo semestre conoció a un nuevo amigo de nombre Axel, era un tipo agradable, amable, inteligente, interesante parecía bastante maduro para su edad, eso hizo que se volvieran amigos conversaran e incluso Trevor le contó parte de su historia.

-Vaya Trevor pasaste por muchas cosas, con razón yo decía que nadie es tan cálido con la gente solo porque si-

-Tienes razón pero que te digo, quiero ser el hombre que a mi madre le hubiera gustado ver-

-Hablando de mujeres, después de lo de Mary, ¿Saliste con alguien? -

-Como pareja no, aún le temo a caer en lo mismo de nuevo, como amiga si, salí con una chica llamada Fiona bastante aburrida quería algo conmigo, pero no era mi tipo-

-Que tonto, no todas las personas son iguales, se que el amor es algo complicado pero no es malo equivocarse, creer que una chica es el amor de tu vida o cosas así pasan, mírame a mi tuve un primer amor que me marco y actualmente salgo con varias chicas, tengo una chica que podría ser la que se gane mi corazón y es algo correspondido, no puedes quedar atascado, ve hacia el frente, sal con alguna-

-Quizá tengas razón, eres bastante sabio para tu edad, me agradas, en las próximas vacaciones saldré a conocer alguien pues como dices es hora de mirar al frente, pero para mirar al frente primero debo ver a la izquierda y luego a la derecha para poder avanzar-

-Siempre sacando tus cosas filosóficas, me alegro de que por fin te deshagas de esa ancla-

-Como sea, te veo el próximo semestre, te contaré lo que pase en estas vacaciones, por cierto, eres un buen amigo-

-No seas cursi, si me cuentas lo que haces que sea con una cerveza-

Durante esa vacación Trevor en su día de descanso del trabajo salía a caminar por el centro de la ciudad, incluso en un par de ocasiones salió con Rose y su novio mientras en otra ocasión salió con Cristian y sus colegas universitarios, pero no encontraba una chica que le llamar l atención, cabe decir que si conoció a bastantes ninguna adecuada o simplemente no buscaba a alguien como el.

La última noche en que Trevor trabajo en aquel bar, algo sucedió que llamó su atención, en una mesa había dos chicas típicas clientes que iban a distraerse un poco, a olvidar la monotonía de la vida. Una era de estatura media, delgada, con el cabello no tan largo, pero bastante bello y una mirada demasiado bella, de la otra bueno era otro ser común. Alrededor de las dos de la mañana una de las chicas empujó a la otra.

-Eres la peor amiga que conozco me largo, ten yo pago todo adiós- lanzando su dinero a la mesa

Trevor se acercó para levantar a la chica.

- ¿Estás bien? -

-Si, pudieras pasarme la cuenta, por favor-

-Claro, aquí tienes, yo no te atendí, pero como mi compañero ya se fue entonces te cobraré-

-Gracias, no me dijiste tú nombre, no puedo agradecerte de la manera adecuada-

-Soy Trevor señorita, es un placer-

-Trevor ¿Eh? Qué nombre tan único, soy Jhoanna, mucho gusto-

Trevor sonrió y le dio su cambió.

-Bueno me voy Trevor, un placer conocerte-

-Si me permites, estás un poco tomada y mi turno termina en una media hora si gustas esperarme te llevaré a tu casa, sin ofender claro-

-Que amable, pero puedo sola, además que tal y quieres abusar de mí, no no- al dar unos pagos se tambaleó

-Esta bien acepto que me llenes, pero sin contacto-

-Entiendo, aunque no quiero abusar de ti, solo soy un caballero, a estas horas es peligroso y antes de que preguntes no no lo hago con todas las clientas eres la primera-

-Supongo que soy afortunada o no sé, en fin, date prisa que debo estar en casa antes de las tres-

-No vuelo, pero creo que puedo hacer algo chica-

-Por cierto, vivo un poco retirado de aquí, digamos del otro lado de la ciudad-

- ¿¡Qué¡? Hasta suerte tienes yo estudio por ahí, pero vivo del otro lado de la ciudad en el norte, pero no te preocupes te llevaré-

-Entiendo definitiva quiere abusar de mi- sonrió pícaramente

-Como digas, bueno vámonos que hay que recorrer un buen tramo-

Bajaron al estacionamiento del bar, Trevor tenía un Mazda Rx8 que compró en un centro de autos usados. Subieron y Jhoanna le dio la dirección al poco tiempo se quedó dormida, Trevor la miraba mientras pensaba en lo que Axel le había dicho antes de vacaciones.

-Hemos llegado, hey despierta-

-Cinco minutos más, deja dormir-

Trevor no sabía qué hacer miro en el bolso de la chica y tomo sus lleves, la llevo cargando a su casa y la dejo en un sofá con una nota:

“Este es mi número por si gustas salir algún día, por cierto, no abuse de ti, cuídate”

Trevor subió al auto y se fue a casa para dormir todo el fin de semana y por fin descansar o eso quería. Alrededor de las 15:30 recibió un mensaje de un número desconocido, que decía:

“Gracias por cuidarme, debo compensarlo algún día. Posdata se que no avisaría de mi, solo estaba ebria”

Trevor replicó:

“Las buenas acciones no merecen pagos, pero si así lo quieres la próxima semana vayamos al parque que está cerca del museo, técnicamente está entre tu casa y la mía”

Ella aceptó y el miércoles de la siguiente semana procedieron a salir.

-Hola Trevor-

-Hola ¿Qué tal estuvo la resaca? -

-No tuve soy experta en esto chico-

-Bueno pues qué bien chica, deberías enseñarme-

-Trabajas en un bar por dios, es obvio que sabes más de eso-

-Bueno punto a y también estudio y hago deporte por si querías saber-

-No quería saber, pero gracias, caminemos un rato, cuéntame de ti y yo te contaré de mí-

Caminaron por un largo rato Trevor estaba admirado de tantas cosas que Jhoanna le contaba, era una chica muy madura, centrada, sabía lo que quería, era fuerte pero tímida, para no hacer esto más largo era una maravillosa chica de esas que no vez muy seguido.

-Ambos somos universitarios, eso es bueno, ambos maduros y con pasado difícil, creo que serás una gran amiga-

-Concuerdo contigo, solo quiero decir gracias por lo del sábado, creo que no hubiera llegado a casa si no fuera por ti-

Jhoanna abrazo a Trevor, después Trevor la miró a los ojos para entonces besarla.

-Disculpa-

-Vaya que intenso chico eres, no te disculpes yo también quería un beso, pero dejemos claro que aquí solo hay amistad-

-Acepto, tus términos, vayamos a casa-

Cómo el caballero que era Trevor la acompaño a un lugar cercano a su casa y se despidió.

Durante un tiempo tenían largas conversaciones, sobre cualquier tema ya que ella era bastante intelectual y sabía de muchas cosas. Surgió una nueva amiga para Trevor.



Al entrar de nuevo a la escuela Trevor le contó todo a Axel, el cual lo felicito por abrirse a una nueva persona, todo cambiaría, Trevor se dedicaría a ser más sociable, conocería mucha más gente. Fue un gran paso para el, así siguió durante su carrera, conversaba diario con Jhoanna, Rose y Cristian, incluso llegó a salir con un par de chicas que conoció. También le ofrecieron un puesto alto en una empresa internacional, todo se acomodó. Todos siguiente de manera normal, durante su última semana en la universidad pasó esto.

-Bueno Trevor solo nos falta venir el viernes a la última clase del seminario y terminamos nuestra carrera-

-Lo sé a pasado el tiempo tan rápido-

- ¿A quién llevarás a la graduación? Yo llevaré a mi familia y a esa chica que conocí en el trabajo-

-Bueno pues pensaba decirle a Rose, a Cristian e incluso a mi padre, después de que arreglamos diferencias creo que sería justo para el-

-Vaya, esos dos son como tú familia. Sobre tu padre me alegro de que después de tanto tiempo arreglaran sus problemas, que técnicamente el no provocó, pero tampoco impidió-

-Si, en efecto tú también eres como mi familia-

-Siempre de cursi, ¿invitadas a alguna dama especial? -

-Ya dije que Rose, pero sé que no te refieres a ella. La respuesta sería que no-

-Que aguado, ahí tienes a Margaret tiene un lindo cabello además de que le atraes-

-No amigo, ella no, no es fea, pero creo que es un momento más íntimo como para pasarlo con cualquier chica-

-Si tú lo dices, solo sigues pensando en la chica que no me dijiste su nombre, pero te dejo, vamos ya pasaron 6 años si no es que más-

-No es eso, pero bueno te veo el viernes ahora debo ir a ver a alguien-

- ¿Jhoanna, Margaret, Diana, Rose? -

-Que tonto, a mi madre, compraré unas flores y estaré un rato ahí por si no contestó, bueno me voy suerte-

-Anotado amigo, nos vemos el viernes-

Trevor se dirigió al cementerio dónde está la tumba de su madre.

-Madre hola, volví se que me ves desde donde estás, pero quiero contarte, hace no mucho hice las paces con mi padre y mis hermanos, se que tardó más de ella que esperaba, pero lo logré, pronto terminaré mi carrera, me hubiera gustado que tú fueras a la fiesta de graduación, recuerdo que siempre decías que tenía un gran futuro, me decías que habría momentos malos y buenos que supiera aprender de ambos para seguir adelante. Aunque han pasado 6 largos años aún te extraño mucho, todos los días que siento que no puedo más miro una foto tuya mientras pienso mi madre no quería que estuviera así ella quería forjar un gran hombre, bueno pues adivina qué, creo que no soy el mejor hombre del mundo, pero lo intento, se que estarías orgulloso de mí.

Bueno mejor me voy ya es noche y debemos descansar, por cierto, te traje estás rosas azules, tus favoritas. Te amo, volveré el sábado para enseñarte mi título- Trevor dijo esto mientras sus ojos se llenaban de lágrimas, beso la lápida y volvió a su casa para preparar todo para su gran día.

Durante el resto de los días Trevor y Axel prepararon sus atuendos para la graduación, se prepararon para oír ese último sermón del profesor del seminario, descansaron. Llego el viernes.

-Parece que no somos los primeros en llegar como siempre-

-Si no hubiéramos pasado por esa tienda habríamos llegado antes y conseguido un mejor lugar, pero no el nene Axel quería su agua-

-Te escuchaste tan ñoño, además que te quejas tú también compraste una la cual ya te terminaste-

-Guarda silencio y cuida mis cosas, tengo que ir al sanitario-

-Claro tómate tu tiempo amigo, además recuerda el profesor llega diez minutos tarde de los cuales ya pasaron cinco-

Trevor corrió con mala suerte y tuvo que ir al siguiente edificio ya que los baños estaban cerrados, durante eso una chica que Axel jamás había visto toco la puerta y como el se encontraba cerca abrió

-Hola buena tarde, disculpe ¿Este es el salón de los seminarios? -

-Si, pero déjame te digo que está e la última clase y no te he visto antes ¿Qué haces aquí? -

-Estoy buscando a alguien, pero veo que no está, volveré más tarde-

-Que va, traes esa maleta y piensas pasear por la escuela, quédate aquí el profesor no te dirá nada, así conversamos sobre ese alguien que buscas porque si es un chico debe ser afortunado-

-Gracias, en efecto es un chico, lo conozco desde hace como 9 años, pero tenía tiempo que no lo veía, se me ocurrió visitarlo-

-Vaya que suerte tienen algunos-

-Buenas tardes jóvenes, disculpen el retraso como saben esta es nuestra última sesión así que la usaré para felicitarlos, todos han sido excelentes alumnos, lo mejor que está institución halla tenido, en especial tu Trevor, ¿Dónde está Trevor? -

-Fue al baño no debe de tardar-

-Bueno eso explica porque tardará en llegar ya que los baños están cerrados, bueno les daré un discurso que el se perderá-

Diez minutos después

-Disculpe ¿Puedo pasar? -

-Claro que si, el mejor alumno de su generación, el hombre que va a revolucionar al mundo, no te sientes quiero dedicarte estás palabras-

Después de otros diez minutos de discurso exclusivo para Trevor la clase se dio por terminará y todos salieron, Trevor se quedó con el profesor mientras la chica hablaba con Axel

-Lo que dijo el profesor sobre Trevor ¿Es cierto? -

-Claro que si, así como lo vez de pinta de chico malo, s es esforzado mucho, sufrió demasiado para llegar hasta aquí, pasó momentos de soledad y desesperación, pero velo aquí postrado como uno de los mejores de la historia de esta universidad-

-Wow cuando yo lo conocí era flojo, pero con mucho intelecto sabía que llegaría lejos-

-Espera un momento ¿Viniste a verlo al? -

- Si- sonrió

-Pero que yo sepa el solo tiene pocos amigos y jamás menciono a alguien tan hermosa como tu-

-Era obvio que no hablaría de mí, pero aquí estoy esperándolo-

-Que tonto mi amigo por no haberte hablado o buscado en tanto tiempo-

-No fue su culpa, yo le dije que no lo hiciera por cierto ¿Sale con alguien? -

-Ahora entiendo perfectamente, no no sale con nadie, aunque una chica le tiré la onda, pero la ignora-

-Vaya me sorprende, pensé que era un mujeriego-

-Parece, pero no lo es, durante el tiempo que lo conozco salió con un par de chicas solamente, no se qué quieras con él, pero créeme que será difícil que le saques algo-

-Lo sé, se ve que ha cambiado bastante-

Así siguieron un rato conversando, Trevor terminó el asunto del profesor y se dirigió a ellos.

-Axel vámonos-

-Oh, Trevor no note cuando terminaste con el profesor, además de como lo iba a notar con tremenda chica, mira ella es-

-Se perfectamente quien es ella Axel, vámonos-

- ¿Qué? -

-Espera, tengo que hablar contigo-

- ¿Qué alguien me diga que está pasando? -

-Te diré que pasa Axel, ella es Mary-

- ¿La misma Mary que te dejo el día que tú madre murió? -

-Si, soy esa Mary-

-Pero, pero no se parece a la chica que describiste, además es muy buena persona-

-Eso es obvio Axel el tiempo a pasado, sigue siendo igual de bella pero ahora con un corte distintos acompañados de tinte en su cabello, ¿nos podemos ir ahora? -

-Tienes Axel si me iré, pero ella quiere hablar contigo así que tú y ella se quedan, adiós, amigos, un placer conocerte Mary me voy-

Axel tomo sus cosas y salió corriendo de ahí.

-Que agradable sujetó-

-Me atrevería a decir lo contrario, dime ¿Cómo me encontraste? -

-Has cambiado tanto, la barba, tu actitud eres tan amable, tan maduro parece que el chico que conocí ya no está ahí-

-Gracias, pero responde mi pregunta-

-Te responderé la pregunta si vamos a otro lugar y aceptas hablar conmigo-

-Pero si ya estamos hablando-

-Touche-

-Pero está bien vayamos por un café, aquí hay una cafetería cerca-

-Vale, pero antes te responderé, Rose me dijo todo, dónde estudiaba, dónde trabajas-

-Con razón está aquí, en fin, vayamos por el café, déjame ayudar con esa maleta-

-Me odias y sigues siendo un caballero que inesperado-

-No te odio, solo digamos que es difícil de decir, además no me quita nada ayudarte con eso-

Caminaron a la cafetería sin dirigir una palabra, rara vez cruzaban miradas, era obvio que Trevor no quería nada de lo que Mary podría decirle.

-Hemos llegado, sentémonos en aquella mesa del final, es mi favorita-

-Al fondo para pasar desapercibidos-

-Aun lo recuerdas, bien por ti-

-Que frío, no debes actuar así con nadie y menos con una dama que te conoce tanto como yo-

-Si tú lo dices, ordenare mi café y tu chocolate con malvaviscos-

-Ahora tú eres el que recuerda algo de mí, eso es un halago para mí, señor soy tan frío que congelarse mi café-

-Lo que digas-

-Tardaste bastante con las bebidas, pensé que ya te habías ido-

-Que tonta eres, te dije que hablaríamos era obvio que emerge quedaré además de que se han quedado sin malvaviscos y en lo que preparaban fui a comprar unos-

-Que lindo de tu parte, es hora de que dejemos de actuar como extraños que conocen solo un poco del otro porque yo sé mucho de tú y tú de mí, así que actúa maduro como tu amigo me dijo que eras-

-Vaya no se te a quitado lo regañona, en fin, cuéntame qué hiciste todo este tiempo-

-Principalmente extrañarte, pero mi orgullo me impedía buscarte, hice mi carrera en química la terminé en tres años y consigue un trabajo al norte del país-

-Ahórrate las palabras bonitas, me dejaste cuando más apoyo necesitaba y ahora vienes a decirme que me extrañabas-

-Siempre fui muy orgullosa y lo sabes más que nadie, no podía, no sabes cómo lo lamento-

-No te disculpes, gracias a ti me volví lo que soy ahora, claro que mi amigo te contó mucho, lo que padecía en aquel entonces fue indescriptible, pero salí adelanté para poder estar aquí graduándome, siendo el hombre que mi madre quería ver-

-Ella estaría orgullosa, tanto como yo lo estoy-

-Gracias supongo, ahí dime ¿Por qué viniste realmente? -

-No es una respuesta muy simple, pero trataré de hacer esto un poco corto, cuando terminamos, estudié la universidad y como te dije encontré un trabajo, en ese trabajo estuve expuesta a bastantes cosas, virus letales solo por decir algo. Bueno quise hacer miro prueba al ejército como siempre dije, ya tenia dinero y agilidad, al hacerme unos estudios resultó que yo bueno estoy enferma, los doctores no saben cómo curarme, dicen que la medicina no hará nada por mi, el trabajo que tenía me dio una indemnización por qué fue su culpa, entonces los doctores no saben cuánto tiempo me queda puede ser un año, dos, diez no lo sé, por eso quise venir a redimir mi error bueno no puedo solucionar lo que hice pero si discúlpame por dejarte sólo, te fallé-

-Que duro esto que estás pasando, supongo que la maleta es porque no tienes en donde quedarte-

-Así es, pero no te preocupes iré con mis padres, no saben que los visitaría, les dije que mis últimos días los quería vivir viajando-

-No vayas con ellos, eso dañaría tu orgullo ven conmigo este fin de semana, después veremos qué hacer-

-Gracias eres un caballero-

-De seguro Rose lloro cuando le contaste por eso te dio toda mi información-

-Si lloro por teléfono casi no le entendí, pero luego me mandó un mensaje con todo y aquí estamos-

: Bien vamos a casa, debes estar cansada por el viaje, solo te advierto que mañana me levantaré temprano iré aún lugar-

- ¿Puedo acompañarte? -

-Si supongo, vamos al auto-

Durante el camino Mary se quedó dormida mientras Trevor pensaba en que hacer con ella y su situación.

-Hemos llegado, despierta-

-Vaya está profundamente dormida esto es un deja vú-

Trevor subió a dejar a Mary en su habitación para después ir por la maleta y dormir en su sofá. A la mañana siguiente se levantó preparo el desayuno, el seguía confundido por lo que estaba haciendo.

-Mary despierta, te traje el desayuno, una vez que estés lista nos vamos-

- ¿Qué? Digo buenos días olvide lo que es despertar con alguien, claro me apuraré e iremos a dónde tengas que ir, gracias por el desayuno y por dejarme estar en tu casa-

-Por nada, no hay prisa tómate tu tiempo a dónde iremos está abierto a cualquier hora-

-Vale, ¿Me dirás a dónde iremos? -

- No prefiero que sea sorpresa-

-Adoro las sorpresas, ¿Vez? Aún me conoces-

-Supongo que si bueno cuando termines me avisas estaré en la sala-

-Claro que si hombre guapo-

Durante ese tiempo Trevor pensaba, recordaba los momentos con Mary, recordaba las promesas que se hicieron, no sabía si era justo que ella volviera en el mejor momento de su vida con una noticia así, parecía que ya había tomado una decisión.

-Estoy lista, vamos al auto-

-Vaya te ves más hermosa que ayer, quizá es posible dormiste bien-

-Gracias, pero no creo sea eso, quizá es que tú me tienes ojos de amor a pesar de lo que te hice-

-Quizá tengas razón, bueno vámonos-

-No será un largo camino, pero si gustas puedes poner algo de tu música favorita o no se leer un libro-

- ¿Y porque no conversamos? -

-Por que debo poner atención en el camino si no moriremos-

-Que gracioso, evades el tema, pero está bien no debes preocuparte después de mañana me iré y dejaras de ser tan frío-

-No es eso, bueno si estoy sorprendido de tu regreso, pero no sé qué quieras que te diga, si te extrañe, no no te odie, creo que es algo de lo que buscas-

-Es un avance, pero no es lo que busco solamente, dime ¿Por qué rechazaste a otras chicas? -

-Diablos que pregunta, es creo sencillo no me parecían atractivas, gracias a ti tengo expectativas muy altas para salir con alguien ósea soy muy exigente, nada me llenó en ese aspecto-

-Esa respuesta no la esperaba, técnicamente dices que por mi culpa no saliste con nadie más, eso no sé cómo tomarlo-

-Mira tómalo como un eres mi primer amor, nadie jamás te va a igualar y todas las demás me resultan aburrida-

-Ok eso es perturbador, bueno no, es lindo-

-Te queda una pregunta porque ya pronto llegaremos así que hazla-

- ¿Tan pronto? No llevamos ni media hora, bueno como es la última creo que podría ser alguna muy importante, todo este tiempo pensé en ti te extrañe, me preguntaba si estabas bien, pensé que tú vida sería una total tragedia por mi culpa, pero al llegar y enterarme de lo que has hecho me sorprendí mucho-

-Eso no es una pregunta-

-Espera espera solo quiero darle un contexto a la pregunta, pienso que tú estás mejor sin mi pero aún así lo preguntaré, aquí voy ¿Saldrías conmigo de nuevo? No por lastima si no por darme una oportunidad de reparar el daño-

-Tardaste mucho hemos llegado, esa pregunta quedará pendiente-

- ¿¡Qué!? No hablas enserio ¿verdad? -

-Si es enserio, la contestare, pero no ahora-

-Que cruel eres-

-Solo mira a tu alrededor no es lugar para responder algo así-

-Vaya estamos en el cementerio, venimos a ver a tu madre-

-Así es, vine a mostrarle mi título bueno mi carta que me acredita porque aún está en trámite mi título, sígueme-

-Estoy es tan lindo-

Ambos se dirigieron a la tumba de la madre de Trevor.

-Hola madre volví como te lo prometí, esta vez no vine solo Mary volvió y quiso venir así que ahí está ella, tu más que nadie sabes que esperaba que ella volviera, sabes que la amaba y que la extrañaba pero ahora que está aquí solo me he dedicado a actuar como un patán, quizá es porque aún no estoy preparado para esto o quizá es por miedo, se que Mary está escuchando lo que te digo, bueno a lo que vine mira aquí está por fin terminé la carrera, ahora espero seguir teniendo una brillante vida, te amo y te extraño ojalá estuvieras aquí para darme el valor que me falta para aceptar a Mary, espero estés orgullosa, me voy porque Mary debe hacer maletas para irse mañana.-

-Señora hola, antes de que nada me disculpó por no tener estado ahí para su hijo, quiero que sepa que aún lo amo como el primer día que lo vi, sé que dónde se encuentra usted pudo verlo, pudo ver que todo esté tiempo espere por volver a verlo, pero sabía que él no me aceptaría de nuevo, me despido-

- ¿Por qué hiciste eso? -Trevor con lágrimas en los ojos

-Solo salió- Con una mirada triste

Trevor beso la lápida y ambos fueron al auto sin decir nada al respecto, durante el camino Mary se paso atrás y se puso audífonos, Trevor no podía concentrarse en el camino pensaba en lo que había escuchado salir de su boca y de la de ella.

-Llegamos-

-Iré a preparar mi maleta no te alejes del auto me iré hoy, solo voy rápido-

-Te ayudaré-

-Puedo sola-

- De todos modos, tengo que abrir-

-Solo abre y listo-

Trevor abrió la casa y Mary fue a recoger sus cosas, no tardó mucho, Trevor no se movió de la puerta.

-Listo, llévame a casa de mis padres por favor-

-No-

-Se que estás molesto por lo que pasó, pero está bien entonces muévete para que me pueda ir-

-No-

-Deja de jugar, tú no me quieres en tu vida- las lágrimas comenzaron a salir

-Te equivocas, te quiero en mi vida, lo que hiciste hoy dijo mucho de ti, creo en las palabras que dijiste frente a la tumba de mi madre-

- ¿Entonces? - con voz entre cortada

-Si, si saliera contigo, te daría otra oportunidad porque todo este tiempo te extrañe, te pensé y no salía con nadie porque yo te amo, no dejaré que te vayas de nuevo de mi vida-

-Trevor, no se qué decir, no lo haces por mí enfermedad ¿Cierto? -

-Secas tus lágrimas, no te tengo lástima, lo hago porque es lo que mi corazón me está pidiendo, fui miserable mucho tiempo, obtuve muchos logros, pero nada de eso se celebrará o se podrá reparar si tú no estás a mi lado, no vayas con tus padres quédate, te lo pido-

-Tú eres tan tonto, me haces sufrir todo el camino que digo el camino desde ayer para que me digas esto-

-Lo sé y lo siento mucho, solo dime ¿Te quedarás? -

-La que se debe disculpar soy yo, creo que conoces la respuesta a esa pregunta, siempre serás mi caballero-

Trevor abrazo a Mary y la besó como si fuera la primera vez, en el amor entre ellos parecía completo era como nadie hubiera pasado.

-Desempaca, pon tu ropa con la mía-

-Si tonto, solo dime ¿Dónde vas a dormir tú?

-Contigo obviamente, debo recuperar el tiempo perdido, quiero que al sentir mi calor tú corazón sane-

-Seria maravilloso, no sé cuánto tiempo me quedé, pero a tu lado todo será hermoso, por cierto ¿Hoy nos tu graduación? -

-Si es, pero no importa quiero quedarme contigo acomodar todo en esta casa, bueno departamento-

-Vaya me prefiere a mi sobre una fiesta tu muy bien, a partir de ahora es nuestro así que o también te ayudaré, hagamos esto juntos-

El amor era puro como siempre lo fue el tiempo fue pasando y Trevor no perdió el tiempo, al mes le propuso matrimonio, la llevo a cenar a un restaurante, donde los meseros ya sabían del plan de Trevor, había música romántica, velas, flores todo para que la propuesta fuera perfecta, como era de esperarse Mary aceptó sin dudarlo. La boda fue un par de meses después, las dos familias se juntaron para celebrar la unión de este par de chicos que simplemente se amaban a pesar de todo. Durante el discurso Trevor dijo una frase que dejó marca en los asistentes “Para poder seguir adelante primero debemos ver el lado izquierdo de la vida y luego el derecho para asegurarnos de que vamos seguros”

Se fueron de luna de miel un par de meses a Suiza, era un sueño que tenía Mary desde pequeña que Trevor le pudo cumplir. Durante ese lapso como era de esperarse hicieron varias veces el amor teniendo esto como consecuencia el embarazo. Esto también era algo que Mary quería a pesar de que sabía que ponía en riesgo su vida debido a la enfermedad que tenía, no le importó y así nació su hermosos hija MaryJr. Qué casualmente nació el mismo día que la madre de Trevor todo era felicidad, educado a su hija, Mary siguió intentando entrar al ejército, pero no lo logro.

-Deja eso del ejército amor, ya tenemos una familia, tenemos esta niña hermosa que se parece a ti-

-Sabes que siempre fue mi sueño, aunque tienes razón quizá no cumpla uno de mis sueños, pero ya cumplí todos estando a tu lado y con nuestra hermosa bebé-.

-No podría estar más de acuerdo, pero como tú no puedes entrar al ejército, entraré yo porque tus sueños son mis sueños-

-Estas loco-

-Muy tarde me inscribí y pase todas las pruebas estaré en reserva por un tiempo así que no te preocupes-

-Siempre dando todo por mí, solo espero y nunca te llamen para que nuestra hija te vea-

Todo siguió normal durante un par de años más pero después del cumpleaños número tres de su hija Mary comenzaría a sentirse mal y terminaría en el hospital, el cuento de hadas parecía terminar pronto.

La enfermedad de Mary se agravó y ya no había más aquel hacer, era su final en esta historia.

-Amor ya no puedo más, te amo, no dejes que nuestra hija pierda el camino-

-Espera se que no es el lugar, pero te tenía u a sorpresa para nuestro aniversario, me llamaron al ejército, cumpliré tu sueño amor-

-Vaya momento para que te llamen, yo también tengo algo para ti acércate-

Trevor se acercó a la cama de Mary dónde por última vez ella lo beso, dándole un collar con la foto de los tres, después Mary murió en las manos de su amado.

Era inevitable que Trevor fuera al ejército, pero ahora tenía que cuidar de su hija, no pudo hacer nada para que no lo mandaran a luchar, entonces una noche lluviosa vino a tocar a mi puerta.

- ¿Qué haces aquí amigo mío? -

-Necesito de ti, el ejército no me deja en paz, debo reportarme-

- ¿Qué quieres que haga? -

-Cuida de mi hija, en lo quedó estoy en combate-

- ¿Qué?! ¿Por qué yo? -

-Axel tú eres la persona adecuada se que la educadas bien y le darás mucho amor, ten estas son las lleves de mi departamento, ella sabe que tú la cuidaras mientras yo me voy, así que no la decepciones-

-Trevor, lo haré-

-Te llegará dinero del ejército y de la empresa en la que trabajaba Mary con eso podrás vivir, cuídala, bien-

-Lo haré te lo prometo-

-Tu padre se despidió de ti y nunca lo volví a ver de frente bueno en fotos igual que tu, claro que aún nos manda cartas y sé que regresara algún día-

-Gracias por contarme sobre mis padres tío Axel, es el mejor regalo de cumpleaños, ahora solo falta que llegue mi abuelito-

-Princesa abre mi regalo será mejor que oír a Axel horas y horas-

-Si tío Cristian lo hare, aunque no superará al regalo de emisión tío Axel, quizá supere al de tía Rose-

-Obviamente no lo hará portal tu tío Cristian es un bobo-

-Siempre con tus tonterías Rose-

-Iré a fuera chicos, tu abuelito necesita que lo ayude a subir-

-Si tío, me quedaré con tío Cristian, tía Rose y sus amigos-

-Que niña tan dulce-

Bajé por el abuelo de Mary, pero primero le dije que ella ya sabía la historia de sus padres, en fin, ella sonrió al ver a su abuelo.

-Me quedaré un rato afuera para fumar, cuídenla por favor-

-No te preocupes todos ellos me quieren mucho y me van a cuidar siempre-

-Lo que dijo ella- dijo Cristian

Prendí un cigarrillo, mientras fumaba Jhoanna llego.

-Hey ¿Qué no la fiesta es adentro? -

-Hola, así es solo estoy relajándome un rato-

- ¿Pues qué ha pasado? -

-Nada solo le conté sobre sus padres, ella insistió y supongo que ya es lo suficientemente grande para oír la historia-

-Espera un montón ¿le contaste todo a una niña de diez años? -

-Obviamente no todo, resumí lo que recuerdo y lo adapte para su edad-

-Ahora lo entiendo portal estás así, debió ser difícil hablar de ti mismo en tercera persona-

-Lo fue y se complicó más al estar Cristian y Rose con sus respectivas parejas-

-Me imaginó, bueno relájate, por cierto ¿No le dijiste que su padre murió cuando ella tenía 7 cierto? -

-Eso jamás se lo diría, bueno en algún momento se enterará pero que sea cuando sea mayor, aún sigo sin saber cómo murió-

-Creo que eso nadie lo sabe ni siquiera el ejército, solo esperemos que donde quiera que se encuentre este feliz y con Mary-

-Ojalá así sea, entremos que hablar contigo me a relajado-

-Que curioso que digas eso, Trevor me dijo lo mismo alguna vez-

-Casualidades solamente-

Ambos entramos y celebramos el cumpleaños de MaryJr. Esa pequeña princesa cada vez más se parecía a su madre físicamente y a su padre mentalmente.

No sé si algún día podré decirle que su padre murió, pero lo que, si se es que debo hacerla feliz, demostrarle que todos tenemos buenos y malos momentos pero que logramos avanzar. Aunque antes de decirle sobre su padre quisiera Averiguar cómo murió. Espero en cinco años ya saberlo por ahora a seguir escribiendo cartas para que crea que está vivo.

-Tío Axel, saca las cartas de papá, quiero leerles mis favoritas a todos-

-Si tú quieres está bien, aunque ya es tarde, estoy seguro de que pronto caerás dormida-

-Eso es muy cierto nieta mía es tarde y los adultos al igual que tu tenemos que ir a dormir-

-Estas bien abuelito, será en otra ocasión, me voy a dormir, gracias a todos por sus regalos y por otro cumpleaños maravilloso-

Todos se despidieron de ella y al poco tiempo se fueron, mientras yo me quedé con la caja de cartas, sorprendentemente sus favoritas eran la saqué su padre escribió, he tratado de copiar su escritura, sus versos, pero nada, quizá hoy me dediqué a leer todas esas cartas, en otro momento quizá les cuente lo que dicen las cartas favoritas de esta señorita…


June 27, 2019, 7:16 a.m. 4 Report Embed 5
Read next chapter Cartas

Comment something

Post!
ana hoy ana hoy
Que buen escrito!
Aug. 21, 2019, 10:47 p.m.

  • Enrique Correa Enrique Correa
    Muchas gracias por tu comentario. Te invito a dejar tu reseña ;) Aug. 23, 2019, 11:02 a.m.
Gin Les Gin Les
Hola, soy Gin, parte del equipo de embajadores y verificación de Inkspired, He pasado para revisar tu historia, pero, antes de ponerla como verificada es necesario que corrijas algunas faltas de ortografía y puntuación en ella. Revisa la acentuación, la coma vocativa, la Raya de diálogo y los verbos dicendi y la forma correcta de el uso de las mayúsculas. Una vez hecho esto respondes este mensaje y volveré para revisar. Por el momento quedará en revisión, saludos. :D
July 3, 2019, 8:12 p.m.

  • Enrique Correa Enrique Correa
    Se realizó la revisión y corrección Saludos July 4, 2019, 11:41 a.m.
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 9 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!

Related stories