Simplemente te amo Follow story

magie-black1530976775 Magie Black

- Brandon- Extendió su mano. La tomé incómoda- Hola- Dije mientras las estrechábamos- Supongo que soy tu nueva hermana- Comenté para romper el hielo que se había formado gracias al silencioso momento. Brandon negó veloz y serio- No...- De manera cortante Liberó mi mano- Eres cualquier cosa menos mi hermana, no te confundas que esté siendo amable ahora no significa que me caigas bien o que de alguna manera te haya aceptado- Finalizó para luego dirigir una mirada amenazante hacia mi y subir las escaleras encerrandose en su cuarto. Definitivamente ya me caía mal.


Romance Young Adult Romance All public.

#prohibido #celos #peleas #secretos #lagrimas #besos #258
21
5.9k VIEWS
In progress - New chapter Every 10 days
reading time
AA Share

Capítulo 1


Mi nombre es Anel Redclife. Tengo 16 años, y si soy huérfana mis padres jamás me quisieron o eso creo. He estado en el orfanato Sr. Benson desde que tengo memoria.

Una de las tantas cualidades que me definirían mejor es que siempre me gustó leer o escribir. En cuanto a mi personalidad, no me califico como alguien bipolar. Pero esa ya es mi opinión, soy media seria, bastante en realidad. Uno de los problemas que tengo es que puedo llegar a encariñarme con alguien demasiado pero no puedo demostrarlo, debe de ser costumbre. Fuiste rechazada desde nacimiento, que no reconoces lo que es el verdadero afecto. Si tengo que ser honesta conmigo misma y ustedes, jamás sabré lo que se siente que alguien te aprecie por lo que realmente eres.

Las mujeres del orfanato Sr. Benson abren siempre a las 9 de la mañana, es una especie de regla "Niños y niñas que integren este tan solidario espacio, deben estar en condiciones para recibir a las parejas adoptivas". Usualmente las personas que transitan estos lugares, son aquellas, que no pudieron concebir o porque solo quieren añadir a un integrante más en la familia.

Durante mis dieciséis cortos años de vida he visto que las parejas adoptan particularmente a niños que no sobrepasan los cinco o trece años de edad aproximadamente. Según ellos Entre más grandes sean, más difíciles de controlar. Cabe decir que ya me he resignado, pensándolo bien, prefiero no ser adoptaba. Mi familia yace aquí y es Bertha con ella tengo suficiente.

- Anel, niña deja de leer y ven a almorzar - Bertha interrumpió mi lectura, ganándose un gruñido de mi parte por haber cortado mi momento de éxtasis.

- Enseguida - Contesté en un bufido mientras posaba el libro en la cama de mala gana y me colocaba de pie. Bajé las escaleras perezosamente y allí estaban todos los niños sentados esperando ansiosos sus almuerzos. Nos ubicaban en una gran mesa de madera color marrón que se extendía desde el salón hasta el jardín.

Busqué con la mirada a Bertha, encontrándola mezclando la comida. Ella volteó mirándome y señalando un lugar a su lado.

- Gracias - dije ubicándome

- No hay de qué. Ten - Me dio mi plato - Espero lo disfrutes - Apuntó al pobre pollo, corrección lo que queda de él y sonrió felizmente.

Asentí tomando mis cubiertos -Se ve... -Me detuve buscando un buen adjetivo calificativo para describir la comida - ¿Sabrosa? -Genial, Anel - Apuesto a que sabe genial.

Margaret una de las mujeres más importantes del orfanato y la más autoritaria entró en la sala. Su postura era recta y usaba un traje de sastre gris combinado con negro. Nos observó a todos, para luego comenzar a hablar.

-Niños y niñas que integren este tan solidario espacio, deben estar en condiciones para recibir a las parejas adoptivas - Anunció con voz grabe.

¿Lo ven?

Era imposible no memorizarlo

La rutina era la de siempre bañarnos, vestirnos, que ellos vengan y te elijan eso era todo lo que ocurría en el orfanato. Sin contar los papeleos y toda esa cadena interminable.

Al terminar de comer subí a tomar un baño. Me apliqué Shampo, haciendo presión en cuero cabelludo y luego acondicionador. Siempre me agradó que mi cabello estuviera sedoso, por lo que pasaba horas lavándolo. Tomé el jabón e hice que este hiciera mucha espuma y comencé a pasarla por todo mi cuerpo dejando un agradable aroma a rosas y finalmente me envolví en la toalla caminando cautelosamente para no resbalarme. Sequé y cepillé mi cabello para luego vestirme. Era de contextura delgada y alta. Mis ojos eran verdes y mi cabello era oscuro y largo.

Una vez ya lista bajé y me encontré con la sala siendo ocupada por varias parejas de diferentes lugares, entre ellos, japoneses, hindúes, estadounidenses, latinos hasta parejas homosexuales que querían formar una familia. El orfanato Sr. Benson era muy importante ya que se le consideraba el mejor orfanato del mundo, tenía una gran reputación.

- Otra vez lo mismo - Me quejé posicionándome junto a Bertha.

Suspiró melancólicamente- Sí, hoy se va alguien más.

Fruncí el ceño - Te noto triste.

- Lo estoy, es que los quiero mucho a todos y me duele cuando se marchan-

- Lo sé - Hice silencio - ¿Me extrañarás si me voy algún día?

Bertha me observó fijamente -Por supuesto, a ti te adoro -Respondió sonriendo -Cariño, sé que sientes que no pueden sentir afecto hacia ti y déjame decirte que estás equivocada. Yo te amo y te considero mi hija.

Sonreí bajando mi mirada, sentí a Bertha dándome un cálido abrazo. Me congelé y reuní todas mis fuerzas para abrazarla y así lo hice, pero me odié a mi misma por haber tenido que esforzarme. En medio de nuestro abrazo una de las tantas parejas que se encontraban en el lugar se acercaron a nosotras en silencio.

- Disculpen, hola mi nombre Janine y él es mi esposo John- Se presentó la mujer.

La tal Janine era rubia y su cabello alcanzaban sus hombros. Sus ojos eran marrones y su piel en un tono acaramelado. En cambio su esposo John tenía cabello castaño y sus ojos eran mieles. No hacia falta conocerlo a gran profundidad para notar que era un hombre entregado a su familia- Repentinamente tuvimos el deseo de unir a alguien más a la familia y pensamos ¿Por qué no adoptar?- Miró a su esposo, quién asintió amablemente- Y aquí estamos-Bertha y yo la escuchamos atentamente hasta que finalizó.

- Si, claro. Por favor acompáñenme los niños se encuentran en el otro salón- Dijo Bertha- Por cierto, gran idea- Elogió a lo que Janine sonrió orgullosa.

- Lo sé, gracias- Janine hizo una pausa- Casi lo olvido- Golpeó sutilmente su cien- Nos gustaría ver chicos más grandes, es decir, adolescentes. Si no es molestia.

Bertha negó-Oh, pero claro que no es molestia- Colocó su dedo indice en su mentón y repentinamente sonrió mientras clavaba su mirada en mí.

Oh, no.

- Tengo una candidata perfecta- Exclamó con entusiasmo. Janine y John la observaron con cautela y ansiedad en sus miradas- Ella es Anel- Me detuvo del antebrazo evitando mi escape- Está aquí desde pequeña y le emociona la idea de pertenecer a una nueva familia ¿Cierto?- Me escrutó con la mirada.

Asentí indignada por la gran mentira.

Bertha asintió satisfecha-¿Quieren un momento a solas con ella?

- Nos encantaría- Aceptó John.

Luego de que Bertha se marchara un silencio completamente incomodo surgió entre nosotros.

- Y bien- Janine carraspeó rompiendo el momento incomodo- ¿Qué te gusta hacer aquí?- preguntó curiosa.

- Emm... a decir verdad aquí no hay mucho para hacer pero la mayoría de mi tiempo lo ocupo leyendo o escuchando música- Me encogí de hombros.

- ¿Qué te gusta leer?- Continuó Janine.

Pensé mi respuesta-Me gustan todos los géneros, pero prefiero fantasía, acción y tal vez romance.

- Es grandioso que leas, en estos tiempos los chicos a tu edad no soportan tener aunque sea un solo par de hojas en las manos- Agregó John decepcionado.

Fruncí el ceño-¿Experiencia personal?

Ambos asintieron

-Nuestro hijo mayor-Respondió John.

Los miré confundida- ¿Por qué adoptar si ya tienen hijos?- pregunté-¿No les es suficiente?

Janine negó- Hay muchos chicos que necesitan un hogar y queremos compartirlo con aquellos a los que se le negó uno.

Asentí

- Bueno, fue un gusto haber charlado contigo Anel- dijo John estrechando mi mano.

- Para mí también lo fue - Respondí sonriendo.

Ellos se alejaron y comenzaron a hablar con Bertha. Luego se adentraron a la oficina principal, me quedé esperando varios minutos hasta que salieron. Janine y John con unas sonrisas que adornaban sus rostros.

¿Qué habrá sucedido?

Bertha se acercó a paso veloz a mí y me abrazo fuertemente.

- ¿Qué ocurre?- pregunté confundida por su repentino abrazo.

- Te vas niña-

¿Eh?

- ¿Qué?- Susurré shockeada.

- ¡Lo que oíste, ellos te adoptaron!- Chilló de felicidad. Me quedé tiesa, no sabía qué hacer. Observé a Janine y John y ambos me sonrieron.

- Ve a preparar tus pertenencias- Ordenó Bertha alegremente. Asentí lentamente y me volteé para ir a mi cuarto, preparé mi maleta con la ropa y mis libros junto a mis discos musicales. Luego bajé las escaleras pausadamente mientras observaba con tristeza el lugar que habité por casi dieseis años. Me despedí de todas las todas las mujeres y niños del orfanato, y por último de Bertha.

- Te extrañaré cariño- Dijo sollozando.

- Por favor no llores, y no está demás decir que yo te echaré el doble de menos.

Rió acariciando mi mejilla - Cuídate ¿si?- Asentí sonriendo- Mantente en contacto.

- Lo haré, es promesa- Levanté mi mano derecha- Te quiero, adiós.

Me acerqué a John quién tomó mi maleta y la colocó en el baúl para luego subir al auto y hacer sonar el motor. Saludé a Bertha a través de la ventana y luego solo veía su silueta borrosa.

- ¿Cómo son los nombres de sus hijos?- Pregunté repentinamente mirando el paisaje.

Janine se volteó y desde su asiento respondió-Liza y Brandon.

Asentí-¿Qué edad tienen?

- Liza tiene diez años de edad y Brandon dieciocho- Respondió esta vez John sin despegar la mirada de en frente.

- ¿Personalmente como son?-Continué mi interrogatorio.

- Liza es muy estudiosa, también le gusta leer. Es muy sociable- Contestó Janine- Brandon- Suspiró- Siempre está con sus amigos, sale a bailar es demasiado sociable. Detesta leer y no le entusiasma la idea de estudiar.

John estacionó el auto frente a una gran casa, las paredes eran de madera en un tono marrón oscuro y grandes ventanales, era muy hermosa. Bajamos del auto y John me entregó nuevamente mi maleta, los seguí hasta la entrada y cuando abrieron, muchos gritos y globos de colores variados salieron desde dentro, toda la familia comenzó a abrasarme y a saludarme. Janine me llevó para que conociera a mis "hermanos".

- ¡Hola mi nombre es Liza!-Chilló entusiasmada-Estoy feliz de tener una nueva hermana mayor-Carraspeó haciéndome seña para que me acercara y así lo hice-Aquí ente nos, mi hermano es denso y aburrido. Además es hombre y nunca quiere jugar conmigo, ¡pero ahora será diferente!- Wow esta niña no se agota.

- Soy Anel- Me presenté incómoda- Me dijeron que te gusta leer- Comenté para hacer conversación.

- ¡Sí!- Gritó aturdiendome- Es lo que más amo además del pastel.

Reí un poco más relajada-Tengo muchos libros que podrían llegar a gustarte, si quieres te puedo prestar algunos.

Sus ojos brillaron- ¿¡En serio!? - Asentí- ¡Gracias, me encantaría!

Sonreí

Me volteé para saludar a mi hermano pero no había nadie.

Fruncí el ceño.

Una mueca en el rostro de Janine dio a notar su enfado, por lo que tomó su celular y comenzó a llamar a quién supongo es mi hermano. Luego de intentar varias veces se rindió y comenzó a preguntar a los familiares si conocían el paradero de mi hermanito pero nadie sabía.

No lo conozco y ya me cayó mal.

Liza me tomó de la mano y me llevó a mi cuarto casi a rastras- Este es tu cuarto- Dijo abriendo la puerta del cuarto. Era una habitación fantástica, tenía una repisa llena de libros, una computadora, era genial.Una sonrisa de satisfacción se dibujó en mi rostro. Al salir noté qie frente a mi habitación estaba el cuarto de Brandon y al costado la de Liza.

La casa era bellisima y quienes vivían en ella no se quedaban atrás, excepto por uno claro.

...


La noche llegó y casi todos se habían ido, no tenía mucha confianza en subir a mi cuarto como si fuera dueña y señora de aquí o de ir a la cocina en busca de un vaso de agua. Janine dijo que subiera a acostarme porque a la mañana debía acompañarla al colegio para que me inscribiera.Esa idea realmente me entusiasma, espero que mi sarcasmo se note. Subí a mi habitación cerrando la puerta, me coloqué mi pijama y me recosté.admirando la suavidad de las sábanas.

En el medio de la noche unas ganas de beber agua surgieron en mí, rodé los ojos con exasperación y me levanté abrí la puerta y salí sigilosamente. Al llegar a la heladera tomé una botella con agua y un vaso. Con tranquilidad empecé a beber su contenido.

- ¿Quién eres tú?- preguntaron haciéndome sobresaltar y por casi un macro segundo ahogarme.

Coloqué mi mano cerca de mi pecho- Soy Anel- Respondí un poco agitada.

- ¿Qué haces aquí?- cuestionó esa extraña voz nuevamente.

Dudé en responder, pero al final lo hice- Acabo de llegar, Janine y John me adoptaron.

La voz de esa extraña persona era joven, usaba una capucha junto a unos pantalones de Jean y usaba convers blancas. Él se acercó solo lo suficiente mientras que en el proceso quitaba la capucha lentamente despeinando su castaño cabello. Sus ojos marrones idénticos a los de Janine estaban clavados en mí y su altura realmente me intimidaba.
- Brandon- Extendió su mano.

La tomé incómoda- Hola- Dije mientras las estrechábamos- Supongo que soy tu nueva hermana- Comenté para romper el hielo que se había formado gracias al silencioso momento.

Brandon negó veloz y serio- No...- De manera cortante Liberó mi mano- Eres cualquier cosa menos mi hermana, no te confundas que esté siendo amable ahora no significa que me caigas bien o que de alguna manera te haya aceptado- Finalizó para luego dirigir una mirada amenazante hacia mi y subir las escaleras encerrandose en su cuarto.

Definitivamente ya me cae mal.

[EDITADO]

July 7, 2018, 3:50 p.m. 4 Report Embed 4
Read next chapter Capítulo 2

Comment something

Post!
Jonathan Ortiz Jonathan Ortiz
exelente historia
Jan. 6, 2019, 9:05 a.m.
Capitán  Pensante Capitán Pensante
Notificame cuando arregles el tema de los guiones cortos, ya que has de usar los largos, para que pueda verificar tu historia ;).
Sept. 28, 2018, 3:56 a.m.
Mary Greive Mary Greive
¡Muy bonita la historia! El único pero es el hecho de los guiones (-). Son incorrectos. Los que deberías poner están en el Word, en insetar, símbolos 🙂 Así tú obra quedará muchísimo mejor, más de lo que ya es.
July 26, 2018, 5:20 a.m.
Pati Gutierrez Pati Gutierrez
Qué buena historia. Te felicito. Me gustaría invitarlos a un nuevo proyecto, donde podrán consultar la escritura correcta de palabras en español, explicada de una forma sencilla y con ejemplos fáciles. Poco a poco iremos agregando nuevo contenido: www.describelo.com
July 24, 2018, 3:37 p.m.
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 14 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!