leiliaaysel Leilia Aysel

Eve Redcliffe lleva una vida tranquila y normal, su vida adolescente tiene altibajos pero nada fuera de lo común. Sin embargo, después de una fiesta de inicio de año varios sucesos a su alrededor empiezan a ocurrir, donde Eve se ve obligada a descubrir la verdad. Un mundo de misterio y peligros donde las leyes de la naturaleza no son respetadas, podrá Eve encontrar a sus aliados? ¿En quién podrá confiar cuando su verdadero amor resulta su peor enemigo?


Romance Urban Fantasy For over 18 only.

#romance #misterio #angels #accion #amor #adolescente #juvenil #229
0
419 VIEWS
In progress - New chapter Every week
reading time
AA Share

𝐈𝐧𝐢𝐜𝐢𝐨

Ni siquiera podía escuchar bien, sus piernas temblaban y le faltaba el aliento, estaba exhausta pero de alguna manera sus sentidos estaban alerta y más agudos que nunca. Se subió a la mesa más cercana a ella y tomó todo el aire que sus pulmones agitados le permitieron.

- Quién quiera cojer conmigo diga yo! - gritó. Al mismo tiempo, enseguida se escuchó una multitud de chicos gritando "Yo".


Una mano desconocida jalo a Eve de un brazo, provocando que bajara de la mesa de donde se encontraba para evitar caerse por la falta de equilibrio.

- Te has vuelto loca?! - la expresión facial de April parecía enojada pero al mismo tiempo felicidad.

- Es tu culpa que esté sufriendo una borrachera de primera - rió

- Dios mío, quién eres y qué le has hecho a mi mejor amiga? Me alegra que te diviertas pero creo que es hora de irnos, algo me dice que la Eve del futuro estará muy enojada si te dejo seguir, pediré un taxi, quédate aquí.


En cuanto April se fue, una inmensidad de energía e ideas estúpidas invadieron a Eve, pero antes de proceder con alguna de ellas, una chica con rubios chinos tan agitada que parecía terminar de correr un maratón se le acercó con una mirada desafiante.

- Escuche que eres la estrella de la fiesta y varios te han visto cerca de romper mi récord - explicó.

No tenía la menor idea de lo que estaba hablando,apenas y podía entender lo que decía por el volumen de la música.

- Te apuntas? - dijo con una sonrisa desafiante.

Sin entender a lo que se refería dado a su poco contexto parecía una mala idea, el menos no una coherente. Sin embargo, con un ambiente tan agitado todo sonaba bien de alguna manera, así que ¿Por qué no?

- Claro! - contestó ciegamente.


La chica tomo a Eve de la mano para guiarla sobre la multitud y fue cuando entendió a lo que se refería, una competencia de tragos. Había una mesa en el centro con botellas, vasos y caballitos listos, dos bancos de frente y varias personas haciendo un círculo, siendo la mesa el centro del espectáculo.

Eve procedió a sentarse en uno de los bancos, la chica hizo lo mismo, acercaron varios vasos al frente para cada una y al mismo tiempo la multitud se juntaba cada vez más en la habitación.

- Shot! Shot! Shot! Shot! - gritaban todos.

- Empiecen! - grito el organizador por un megáfono.





Al cabo de unos minutos las náuseas y mareo se acumulaban, solo podía escuchar gritos pero era demasiado y no identificaba lo que decían, solo se podía concentrar en la chica que tenía enfrente, las dos estaban exhaustas y apenas mantenían noción de lo que pasaba. Eve estaba empezando a tomar otro vaso cuando supo que la chica con la que competía ya no podía más, no porque la haya visto directamente, sino porque sintió una mezcla espesa sobre ella.

El olor era indescriptible y asqueroso. Ugh! nunca me habían vomitado antes encima -pensó.


Todos los presentes sintieron asco pero al mismo tiempo eso significaba que Eve había ganado el concurso, nadie quería acercarse, no por que no quisieran felicitarla, si no por el mal olor que desprendía su vestido. Hacían bromas y se burlaban en su cara, Eve no decía nada, solo se le veía atónita y asqueada. Fue cuando alguien se percató de las intenciones de Eve. Todos los hombres lo notaron enseguida, guardaron silencio y nadie dijo nada al respecto, solo miraban a Eve como un trozo de carne fresca esperando a que lo hiciera. Estaba bajando el cierre de la espalda de su vestido cuidando no embarrarse del vómito que la rubia le había tirado encima.

Se bajó el cierre por completo y se le veía intentado sacar los brazos de las mangas, nadie decía nada, los chicos a su alrededor solo se acercaban silenciosamente. La música seguía y para Eve quitarse el vestido en público enfrente de varios chicos con malas intenciones, no era mala idea con varios tragos previos.

Sacó las mangas, tomó el vestido y empezó a bajarlo hasta que llegó a un tope, a decir verdad más que un tope, era una mano.

May 22, 2021, 4:44 a.m. 0 Report Embed Follow story
0
Read next chapter 𝐃𝐨𝐬

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 10 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!