harukipark Haruki Park

En este mundo hay criaturas realmente aterradoras. Pero lo más aterrador es no saber quién eres, despertar un día y darte cuenta que eres diferente de todos los demás... Arya una joven de 18 años lucha con una nueva etapa de su vida, en donde la traición y las mentiras la rodean.


Paranormal Dark Fantasy For over 18 only.

#["demonios","angeles","amor","odio","venganza","","horror","terror","miedo","suspenso","jóvenes","adultos"," Fantasía"]
1
796 VIEWS
In progress - New chapter Every 30 days
reading time
AA Share

Comienzo

Desperté un día sin saber si lo que sucedía a mí alrededor era real.

Ese día había un cielo nublado, con nubes negras tapando el sol, el día se hizo noche rápidamente, la oscuridad invadió todo. Como si el cielo supiera de mí dolor…

<< Él también lloraba a mí lado.>>

Hui de casa luego de la muerte de mis abuelos, las personas que consideraba familia habían cambiado drásticamente de un día a otro. Habían mostrado sus verdaderas caras, luego de enterarse de la muerte de mis amados abuelos, mí padre, mis hermanos ni siquiera soltaron lágrimas de dolor. Solo comenzaron a pelear por las propiedades y herencia de mis abuelos. Pelearon como perros hambrientos, sin tener en cuenta el duelo de los demás. Al enterarme de la noticia, parte de mí se rompió en miles de pedazos, mis abuelos eran como mis padres. Ellos eran los únicos que me hacían sentir amada, me sentía vacía luego de sentir su ausencia en mí vida diaria. No había nadie en ese lugar que me diera la bienvenida, ese lugar ya no era mí hogar. Caras falsas, fingiendo estar tristes; fingiendo ser personas lamentables cuando en realidad solo mentían.

Crecí en un pueblo llamado San Vicente, era un lugar tranquilo. Donde todo el mundo se conocía, pero este lugar también había cambiado. Las cosas cambiaron día a día. El cambio era un poco espeluznante, se sentía cómo una extraña energía que envolvía día a día la ciudad.

Caminé por las calles, tratando de huir de la realidad, y del dolor. Sin darme cuenta llegue a la orilla de la laguna, me senté aturdida en la orilla observando ese cielo negro, sin estrellas solo con algunos relámpagos. Lloré amargamente sin saber cómo seguir mí vida sin ellos. El tiempo transcurrió sin que lo notara o me percatara de ello. La noche soplaba una extraña brisa siniestra. Por un momento me sentí observada.


- ¿Arya?


Al observar, note a mí amiga Marie a mí lado. Un cálido abrazo me rodeo, aún sin decir nada ella sabía que algo pasaba.


- Ven vamos a mí casa.


Sonreí y caminé a casa de Marie, ella había perdido a sus padres a temprana edad. A pesar de tener ambas 18 años, ella era totalmente independiente. Su hermana mayor la cuido hasta que creció, y no necesitaban trabajar ya que sus padres les habían dejado grandes cantidades de ahorro.

Al llegar no era nada sorprendente que haya una fiesta en su casa.

<< En casa de Marie siempre era una fiesta, un lugar donde podías tomar alcohol hasta olvidar todos tus problemas.>>

Entre a la casa de Marie, esperando alejarme de todos, de todo el dolor y toda aquella desorientación que sentía.

Marie sonrío, y me llevo a una habitación en el segundo piso de su casa. Me sentí agradecida, ya que estaba lejos de toda esa ruidosa fiesta.

Me acosté en la cama por un momento a descansar, todo había pasado muy rápido. Había huido sin nada, solo con mis documento de identidad. Reí al darme cuenta lo tonta que fui, no iba a llegar muy lejos así.

Me quedé dormida recordando estos últimos días en donde todo lo que conocía desapareció como si nada.


Este último tiempo he tenido el mismo sueño, camino por una especie de desierto rocoso. Donde lo único a mí alrededor era un paisaje desolador y aterrador. Camine y camine pero no había más que rocas y árboles secos. Por alguna razón este sueño cada vez se hace más real, es como sino pudiera despertar.

Una sensación aterradora me estremece, la piel se me eriza cada vez que veo este lugar en mis sueños. Vuelvo a intentar caminar pero como si fuera un déjà vu o un mal presentimiento, algo me hace huir de este lugar. Comienzo a correr en dirección contraria, tratando de escapar. Rápidamente veo en el lugardónde antes estaba de pie, como comenzaron aparecer miles de tumbas.

Una mano que emitía una sensación agradable y de paz me saco de mí pesadilla una vez más.


- ¡No Leo!


Desperté gritando el nombre de un extraño, desperté sudorosa. Me repetí a mí misma ese nombre que grite entre pesadillas, ese nombre que me hacía sentir triste. Como si hubiese olvidado algo importante, me levanté para asearme intentando recordar…


<< ¿Quién es Leo?>>




July 8, 2021, 3:06 a.m. 0 Report Embed Follow story
1
Read next chapter No recuerdo

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 8 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!