duhl Duhlie

"¿Te ayudo a grabar ese vídeo?" ©Historia completamente mía, no se permiten copias ni adaptaciones sin mi autorización. ★TaeKook ∆Contenido recomendado para mayores de 18 años [Escenas sexuales] ∆TH-Top ∆JK-Bottom ∆¡Gracias por leer! ∆Historia de 1 capítulo


Fanfiction Bands/Singers For over 18 only. © Todos los derechos reservados.

#fanfic #jeon #kim #jungkook #taehyung #vkook #taekook #bl #boyslove #yaoi #gay #bangtansonyeondan #bangtanboys #bangtan #bts
46
1.5k VIEWS
Completed
reading time
AA Share

Porn Star

Nota del autor: En algunos países, un "piso" es un apartamento. Un lugar en el que tú pagas la renta (o el alquiler, depende como le digan) y vives ahí.


— Ah, ah. — Gimió el castaño, moviendo dos de sus dedos en su interior. Estaba arrodillado en la cama con sus piernas abiertas y su trasero apuntando directo a la cámara, la cual estaba grabando hacía diez minutos.


El joven chico lucía una hermosa tanga de encaje rosa y unas medías hasta los muslos de ese mismo color.


Hasta al momento, luego de por cinco meses estar gravando como se masturbaba y subirlo a una página para adultos, no había mostrado su rostro a sus espectadores. La cámara casi nunca llegaba a mostrar su rostro, y si en algún momento lo hacía por cortos segundos, un antifaz color rosa impedía verlo.


Retiró sus dedos llenos de lubricante de su parte trasera y se giró a la cámara, tomando un consolador celeste. Tomó el frasco de lubricante y vertió una generosa cantidad del espeso producto encima del juguete sexual, moviendo un poco sus caderas de forma provocadora para lograr exitar aún más a las personas que luego verían su vídeo.


Volvió a quedar de espaldas a la cámara y corrió la fina parte de la ropa interior que no dejaba ver su entrada, dejándola expuesta.


Gimió en un tono bajo pero audible y acercó el objeto a su agujero, haciendo presión para que este entre en su mojada cavidad. Gimió en alto y metió un poco de su dedo menique en su boca cuando el consolador se adentró en su interior.


Movió sus caderas de arriba a abajo acompañado de sus piernas, las cuales rebotaban en la cama.


— Hyung... Ah. — Gimió Jungkook. Porque aunque amaba su trabajo ya que por estos videos le pagaban, él lo hacía con alguien en su cabeza; Su compañero de piso.


Cada vez que se masturbaba tenía a ese hombre de gran atractivo en su cabeza. Desde que se había mudado con él, hacía un año, estaba fantasiando con tener relaciones sexuales con el azabache de puntas rojas.


Lo de grabar pornografía se le había ocurrido viendo esta, pensó en qué estaba capacitado para hacerlo por él mismo y ganar un poco por ello. A medida que pasó el tiempo más y más personas empezaron a seguirlo y donarle de su dinero. En realidad no lo había hecho por la plata, si no que solamente quería sentirse querido y adorado por algunas personas. Aunque claro, nunca se imaginó que sus videos llegarían a más de 1 millón de visitas a las pocas horas de subirlos.


Cambió de posición la cámara y su cuerpo, ahora acostandose en la cama y levantando una de sus piernas para poder penetrarse mejor.


Los gemidos altos no le importaban, al fin y al cabo estaba solo... ¿No?


— ¿Jungkook? — Se escuchó que lo llamaron y tocaron la puerta de su habitación.


El castaño prácticamente saltó para arriba, rápidamente sacó el juguete de su interior y pausó la grabación.


— ¿Si? — Preguntó nervioso, dando vueltas por toda su habitación. No sabía que hacer primero, si guardar todo, limpiar o cambiarse.


¿Porqué carajo Taehyung estaba en la casa? Se suponía que tendría que estar trabajando, no ahí. Jungkook trabajaba de las seis de la mañana a las dos de la tarde y el azabache de doce del mediodía a las siete de la tarde. Así, la casa quedaría sola lo menos posible.


Pero entonces, ¿Que hacía Taehyung ahí si eran las cuatro y algo?


— ¿Todo bien? No tengo ningún problema con que traigas a alguien a la casa pero pobre mujer, la vas a matar, fiera. — Dijo con gracia el azabache, dando por sentado que había una mujer allí. Es que con todos los gemidos tan altos y afeminados que se escuchaban, cualquiera pensaría eso.


El aún semi desnudo joven negó con la cabeza, ¡Él no podía pensar eso! ¿Que tal si perdía su gran oportunidad imaginaria por eso?


— ¡No! Digo... No estoy con nadie. — Dijo alterado, poniéndose una camisa que le cubriera hasta las rodillas para salir rápido del aprieto. Cuando se la puso se quitó las medias y rápidamente salió de la habitación, encontrándose con el azabache el cual lo miraba con una sonrisa.


En medio de la crisis solo alcanzó a sacarse el antifaz y tirar el consolador para un cajón de su clóset.


— ¿Y que pasó? No me vas a negar que gemidos de mujer se escuchaban. No hay problema, sigue con lo que hacías.


Jungkook tocó sus dedos de los pies entre sí con nervios, mirando hacia abajo por la vergüenza. ¿Que le diría? ¿Que los gemidos "de mujer" eran de él?


— Era... Era un... Un vídeo. Perdón porque hallas tenido que escuchar eso. E-es que pensé que estarías en el trabajo.


Taehyung quiso reír más fuerte, le daba demasiada ternura que le diera todas esas explicaciones cuando no eran nada. Quiso seguir jugando con los nervios del castaño un poco más.


— Así que eres todo un pervertido. ¿Estabas viendo porno? — Fingió que estaba pensando sobre la situación, llevando una mano a su barbilla. — Ya no sé si dejarte solo. En fin, necesitaba algo de tu ropa. Con permiso. — Dijo, metiéndose en la habitación de Jungkook. Miró confundido la escena encima de la cama, mientras el otro trataba de cubrir todo.


— ¡N-no es lo que parece!


El azabache rió y se mordió el labio inferior, mirando al castaño con expresión coqueta. — Wow, Kookie, no te imaginaba así. Si no es lo que parece, ¿Que hace una cámara apuntando a tu cama donde hay... — Dijo, acercándose a dónde estaba el castaño hacía unos minutos. — Lubricante y un antifaz.


— ¡Ya déjame! — Gritó el castaño, tratando de empujar al otro para que salga de su habitación.


El de cabello con puntas rojizas empujó al otro a la cama, exponiendo por debajo de la camisa la ropa interior rosa.


— Esto si es raro. — Dijo riendo, impidiendo que el otro se levantara. — Te queda jodidamente bien eso, de verdad.


— Tae... — Nombró Jungkook, más bien en un gemido.


Taehyung lo miró expectante. ¿Qué carajo estaba pasando?


— ¿Haces videos porno?


El castaño negó con la cabeza. — ¡No! ¡Claro que no! Ya deja que me levanté.


— ¿Y que haces entonces? No es porno, solo grabas como te tocas la polla. ¡Eso es porno!


— ¡Pero que no es lo que hago!


El azabache entrecerró los ojos y miró la habitación. Si había lubricante, Jungkook tenía ropa interior rosa y habían unas medías largas tiradas por el piso solo había una opción.


Taehyung abrió su boca e hizo un sonido de sorpresa. — ¡Te estabas metiendo algo!


— ¡No grites eso!


— ¡¿Eres gay?!


— ¡¿Y recién te das cuenta?!


— Oh por dios, ¡Yo también! — Gritó, y se sentó en la cama junto al otro.


El castaño lo miró confundido. — ¿Que? ¿Te gustan los hombres?


El azabache asintió.


— Pensé que no te gustaban.


— ¿Entonces sí grabas videos porno? ¿Te pagan por eso?


Jungkook miró para abajo con vergüenza y asintió.


— ¿Te ayudo a grabar ese vídeo? — Preguntó Taehyung.


— ¿Que? ¡No! ¿A qué te refieres?


— ¿No es obvio? Está claro que gana más el sexo que solo masturbarse.


— ¿Me estás proponiendo hacerlo? ¿Encerio? — Preguntó atónito. ¿Encerio era tan fácil tener relaciones sexuales con Taehyung? ¡Lo hubiera hecho antes!


— Claro. Ya que por obvias razones eres pasivo, no le veo ningún problema.


Se lo pensó por unos segundos, al fin y al cabo era lo que quería. — B-bueno.


— Bien, ya vuelvo. — Dijo el mayor, llendo rápidamente a su habitación, volviendo segundos después con una caja en sus manos. — Listo. — Dijo, apoyando la caja de preservativos encima de la mesita de nochedel castaño.


Se levantó de la cama y se empezó a desnudar bajo la mirada avergonzada de Jungkook. ¿¡Cómo podía ser que se lo tomara tan normal!? Él se estaba muriendo de la vergüenza con solo ver cómo se quitaba la ropa.


Taehyung volvió a subirse a la cama y besó al menor, acostandolo lentamente contra las sabanas. El castaño correspondió el beso y se dejó hacer, sintiendo como masajeaban sus pezones duros por los toques. Gimió entre el beso cuando el azabache lo empezó a masturbar, formándole nuevamente la erección que había tenido hacía unos segundos.


Se quitó la camisa quedando como al principio del vídeo, solo que sin las medias. El contrario intentó volver a besarlo pero lo detuvo. — Espera, voy a prender la cámara. — Dijo, levantándose.


— ¿No estaba prendida ya?


— No. — Dijo, continuando con la grabación.


Se subió otra vez a la cama y se puso encima del otro, apoyando su trasero en la erección bajo él.


— ¿Ya estás listo o tengo que prepararte?


Jungkook negó con la cabeza. — Ya estoy.


— Bien. — Contestó, tomando con total normalidad un preservativo y poniéndolo en su miembro en pocos segundos. — ¿Hace mucho que no lo haces?


— U-unos meses.


Taehyung dió vuelta al castaño, dejándolo contra la cama con el pecho recostado a esta.


Acercó su miembro al la estrecha cavidad previamente dilatada e hizo presión, tratando de adentrar su grande. Logró hacerlo luego de algunos intentos, estirando notoriamente todo el interior de Jungkook, el cual gimió adolorido por la intromisión. Apretó las caderas del castaño y este apretó las sábanas bajó él.


Se movió suave de adelante hacia atrás, dándole tiempo al menor para poder acostumbrarse.


Por la almohada contra su cara se escuchaban ahogados, pero eran audibles los claros gemidos de Jungkook.


El azabache movió sus caderas acelerando sus movimientos y bajó su mano izquierda al miembro de su compañero de piso, masturbandolo.


El obsceno ruido de sus pieles chocando no tardó en aparecer, al igual que los gruñidos y gemidos de ambos principales, los cuales elevaron estos a tal punto de casi gritar.


Un gran video sin duda.


— ¡Ah! ¡Hyung, si! Más, ¡Más!


Taehyung gruñó, sientiendo como su miembro era aprisionado por esa deliciosa estrechez que tenía el de ropa interior rosa. Miró para abajo, llegando a la conclusión de que una de las cosas más sexys que había visto y posiblemente vería en su vida era el voluminoso culo del castaño rebotar contra su miembro, encima, con una tanga tan... Tan simplemente hermosa.


— Hy-hyung... ¡Ah! Voy a... Me voy a venir. — Avisó, disfrutando la sensación en su interior. Ya hasta había olvidado lo bien que se sentía tener algo golpeando una parte tan sensible sin tener que hacer ningún esfuerzo. Porque usar sus dedos o juguetes sexuales servía, pero nada se comparaba a qué lo que lo está penetrando se mueva por sí solo.


— ¿Tan rápido? No debemos de llevar ni cinco minutos.


— Es que... Se siente muy bien. Ahh.


El castaño se vino pero el azabache siguió moviéndose, incluso más rápido que antes, no iba a parar hasta correrse. Sin parar las embestidas dió vuelta al otro, dejándolo boca para arriba. Tomó por los muslos una de las piernas y la elevó a su pecho, para poder penetrarlo mejor.


— ¡Ah! M-me voy a morir. Es mucho, ¡Es mucho! — Gritó, sentía que moriría si se seguía sintiendo así de bien. Era una sensación exquisita pero al mismo tiempo lo asfixiaba, peor aún si ya había eyaculado una vez.


Taehyung se arrecostó un poco encima del menor sin aplastarlo y le susurró en el oído; — No exageres. No te vas a morir, cariño.


— ¡S-si sigues así voy a hacerlo! Me vas a atravesar el estómago, voy a explotar.


El de puntas de cabello rojizas carcajeó. — Ay... Que ternurita que eres. Y eso que aún no me he venido ni una sola vez. ¿Vamos por tu segunda corrida? — Preguntó, masturbando el miembro del menor con gran velocidad, el cual cerró los ojos y encorvó su espalda, llegando a su segundo orgasmo.


El mayor dió un par de embestidas más y eyaculó, llenando el preservativo. Salió del contrario e hizo un nudo en el preservativo para luego tirarlo en una bolsa para la basura.


— ¿Ya apago la cámara? — Preguntó Taehyung.


Jungkook asintió.


— ¿Dónde puedo ver el vídeo? Quiero verte haciendo las cosas por tu cuenta también.


El castaño se avergonzó más de lo que ya estaba y volteó, evitando hacer contacto visual con el azabache. — De todas formas no se van a ver nuestras caras, las voy a censurar con corazoncitos. Pero... Puedes encontrarme como Cooky Kuky en...


— Cooky Kuky ¿Encerio? — Preguntó Taehyung, empezando a reír.


— ¿¡Que tiene de malo!? ¡Ahora no digo en donde y te jodes!


— No, no. Anda, dime, quiero vernos.


— Vas a tener que convencerme, ahora estoy enojado.


El mayor lo miró pícaro, elevando y bajando sus cejas con rapidez varías veces. Ya tenía una buena idea en mente sobre como sacarle ese enojo.


Jungkook ya no grabaría sólo sus videos nunca más, o al menos casi nunca.


Fin.




[ ° ° ° ]


¡Hola bellezas! ¿Están bien? Esta historia es como mi regalo de navidad para ustedes.


Les deseo una hermosa navidad y año nuevo. Recuerden pasarla bien ya sea con su familia o pareja. Si la van a pasar solos, pueden comer algo rico mientras ven videos en YouTube o leen algún libro ¿Que les parece? Besitos en la cola. 🎄🎄🎄🎄


— Duhl la sorcière. —

Dec. 27, 2020, 11:59 p.m. 2 Report Embed Follow story
27
The End

Meet the author

Duhlie — Duhl la sorcière. — También me puedes encontrar en Wattpad como "Duhl" o "Duhlie" Cada día me perfecciono más para poder escribir historias mágicas, las cuales a los lectores les dejen sentimientos caóticos. Aún sigo mejorando, pero te invito a que a pesar de no ser perfectas, leas mis obras. Ustedes son personas muy valiosas para mí, ¡No lo olviden!

Comment something

Post!
Kim Jk Kim Jk
Pasen link de su canal 👊🏻
March 30, 2021, 14:53

~