erendidemonai Erendi Demonai

Relatos de Guerreras, es una antología de historias de género Epico Fantástico y Ciencia Ficción. Algunos relatos están situados en escenarios y épocas de la historia humana, así como otros estarán creados a partir de la imaginación del escritor. La narrativa se lleva a cabo en primera persona, se plasma su modo de ver las cosas, sus sentimientos y emociones de la protagonista. En algunas historias podrán encontrar personajes y lugares repetitivos que se mencionan en otras, puede ser que se conecten entre sí, haciendo que el lector saque sus propias conclusiones. Se tratan algunos temas como la soledad, el maltrato, violación, pérdidas familiares, entre otras


Fantasy Epic All public.

#diversos #32816 #guerreras #343
Short tale
18
4.6k VIEWS
Completed
reading time
AA Share

ASTARTE

Recuerdo ese invierno...


Fue el más frío que se haya presentado en todos esos años. Las aguas del gran lago Baikal se congelaron , las copas de los árboles estaban adornados en una capa blanca , los caminos totalmente cubiertos y difíciles de andar por la gran cantidad de nieve.


Justo en ese momento caminaba por un sendero, no era nada fácil, debo de decir. La nieve hacía resbaladizo el piso y mis pies se ponían muy fríos por el agua helada que mojaba mis botas, había salido a dar mis rondas como era costumbre al salir el sol. De pronto, vi un hilo color rojo que marcaba un camino , lo miré detenidamente y llegué a la conclusión de que eso era sangre. Me agaché en cuclillas y mis dedos tocaban ese líquido rojo,estaba fresco aún.


Sin dudar o preguntarme a dónde me llevaría lo seguí, no pensé en si era peligroso o era prudente, más mi curiosidad era tan grande que no me importó en ese instante y seguí hasta dar con la causa de ese camino.


A lo lejos, en una pequeña cueva observé una luz de color ámbar, alguien se encontraba ahí, tal vez forasteros de tierras lejanas descansando para seguir después su camino, o bandidos esperando el momento indicado para saquear mi aldea y alguno estaba herido. Me acerqué y pude observar que el rastro de sangre me llevaba a ese lugar, no se escuchaba ruido alguno, pero alguien mantenía esa fogata ardiendo en el interior, era seguro que había alguien ahí adentro.


Entré muy silenciosa, trataba de que mis pisadas no se escucharan, sólo quería mirar la situación para saber si debía regresar a mi aldea de inmediato y ponerlos en alerta o dejar pasar el asunto. Cuando ya estaba mas adentro de ese sendero de roca, pude ver que apenas si se notaba la sombra de alguien allí, seguí caminando.

Un hombre se miraba que en el suelo sentado y recargado en la pared,estaba muy lastimado. Él curaba sus heridas, pero era obvio que necesitaba ayuda. Al momento que me vió tomó su espada y se paró rápidamente.


—¡No te acerques, o te lastimare!—me dijo.


Me confundió esa forma de hablarme, por un lado me daba una advertencia, por otro lado él estaba sumamente tranquilo. Yo levanté mis manos en señal de darle a entender que no deseaba pelear ni hacer nada extraño.


— Con esas heridas dudo mucho que puedas hacerme un gran daño, sería mejor que no te muevas o te pondrás peor, tus heridas que has tratado de curar se abrirán de nuevo—dije ahí frente al guerrero de armaduras negras.


El guerrero que me miró, pero yo no notaba su rostro y me mataba la curiosidad por ver como era, había muy poca luz, así que me acerqué muy despacio y con mi mano bajé su espada que aún mantenía en posición, él al ver esta acción sólo me miró


—Yo puedo ayudarte a limpiar y curar tus heridas, prometo que no trataré de hacer algo que te dañe—¿por qué dije eso? no lo sé, pero el asintió y dejó que le ayudara.


Conforme fui limpiando la sangre de su cuerpo, vi que su piel era blanca, no tanto como la mía, pero lo era. e estatura alta, sus cabellos negro un poco mas abajo de sus hombros y lo que no olvidaré son todas esas marcas en su espalda, se podía saber que había estado en varias batallas y ahí ya hacían sus marcas de guerra. Quisé tocar una de ellas, la más grande de todas, el guerrero esta vez reaccionó rapidamente y tomó mi mano de inmediato


—¡Ni se te ocurra!—dijo tan frío y sobrio. De inmediato soltó mi mano, pero no por que le desagradará la acción, más bien, por que el tacto de mi piel a sus manos le hizo estremecerse.


Quise hacer como si no hubiera notado lo que pasó y seguí limpiando. Para romper ese incómodo silencio abrí de nuevo la conversación.


—Me llamo Astarte, ¿y tu?— él se mantenía de espaldas a mí, ni un sonido emanaba de sus labios, así que pensé no me contestaría.


—Un guerrero no bienvenido en ningún lugar—le escuché decir,


Yo levanté la ceja como es mi costumbre al no obtener la respuesta que busco en gesto de molestia, pero lo pasé por alto. Por alguna razón ese guerrero causaba mucha curiosidad en mí y bastante interés, no sé que tenía, pero normalmente hubiera desenfundado mi arma y hubiera atacado, esta vez, no pude hacerlo con él. Cuando ya había cosido sus heridas, se lo hice saber;


—¡Listo! Debes descansar, y tal vez mañana estés algo mejor, aunque lo dudo—El guerrero tomaba de nuevo su prenda superior y se la ponía.


—Te lo agradezco—al menos fué agradecido. Esperé un momento para saber si él diría algo más, así como "quédate" o ¿te iras? , más no dijo nada, sólo se sentó de nuevo en el suelo y cerró sus ojos. Yo no quería irme, así que abrí la platica de nuevo.


—Por las noches los lobos rondan por aquí, tú estás herido y no podrás contra todos ellos, si quieres seguir tu camino sería mejor que esperaras a que amanezca—me senté a su lado y de reojo lo miraba.


Cada vez que podía le miraba, algo muy dentro de mí me decía que a ese hombre yo ya le había visto antes, aunque a estas alturas de mi vida era la primera vez que cruzábamos palabras, no entendía por que sentía esa nostalgia y familiaridad con él.


Pasó la noche sin una sola palabra, cuando los rayos del sol iluminaron la entrada del camino me puse de pie, noté que el guerrero de nuevo se armaba y estaba dispuesto a irse, cuando estuvo listo tomó sus cosas y salió, yo lo seguí.


—Marcus... Ese es mi nombre—desde entonces no he visto a ese guerrero, mas me aferro a la idea de que lo conozco por alguna razón...

Aug. 24, 2020, 9:58 p.m. 2 Report Embed Follow story
9
Read next chapter KJYADEN

Comment something

Post!
Litza Menendez Litza Menendez
Muy bueno el capítulo, me parecio interesante el modo que narras.
September 11, 2020, 19:02
Andy P French Andy P French
Uuu, Interesante! Me gustó su nombre...
September 09, 2020, 06:18
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 9 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!