dbenavides12 Daniel Benavides

¿Creen en ángeles de la guarda? Esta es la historia de Daniel un niño superdotado que puede ver mas allá del ojo humano y gracias a ello puedo ver que alguien lo acompaña siempre. Poco a poco nuestro protagonista irá creciendo y descubrirá el origen de los ángeles de la guarda y el destino que nos depara después de la muerte.


Fantasy Epic All public.

#Juramentos
2
858 VIEWS
In progress - New chapter Every 30 days
reading time
AA Share

Capítulo 1

El niño superdotado

Cuando las personas crecen dejan de creer en un mundo mágico, se olvidan de su amigo imaginario, ya le dejan su diente al ratón de los dientes, pierden toda chispa con la que un niño se identifica, pero pocos jóvenes y adultos creen en un mundo más allá e incluso logran ver lo que para muchos es significado de locura para otros significa que está en contacto con su niño interior.

Esta es la historia de Daniel un joven que creía tener problemas mentales, pero lo que no sabía es que tenía un don único. Vamos desde el principio.

Daniel nació en un pequeño pueblo a las afueras de una gran ciudad, él era el primogénito, pero si nos enfocamos en toda su familia él era uno más de los quince miembros de la familia. Daniel fue creciendo, siendo criado por sus abuelos mientras que su mamá trabajaba, dos años después nació Edison quien sería su hermano menor.

Daniel era un niño diferente a cualquier otro a sus dos años ya sabía leer y estaba aprendiendo ingles con ayuda de sus tíos, unos meses después el entraría al jardín de niños y ahí es donde los problemas para el empezaron. Al principio Daniel parecía tímido con los demás niños, pero pasaron tres meses y tenía una mirada intimidante, nunca sonreía o se juntaba con los demás niños para jugar, el prefería leer antes que estar con otros niños.

—Daniel ven es hora del recreo todos nos reuniremos para compartir la comida del almuerzo. —dijo la maestra de Daniel

—No lo haré, iré donde la directora para que me preste uno de sus libros hasta que el recreo termine. —dijo Daniel

—Jovencito no harás lo que tú quieras, todos nos reuniremos y cambiaras esa mirada y pondrás una sonrisa para que los demás niños no se asusten al verte. —dijo la maestra

—Unirme a ustedes, un grupo que contamina el mundo solo con su existencia no gracias, ya sufro lo suficiente al estar todo el día en la misma aula. —dijo Daniel

La maestra de Daniel se sorprendió al ver a un niño que pensaba de una manera simplemente fuera de lo normal y si para Daniel las personas que viven en el mundo solo son contaminación pura y lamentablemente la tenía que ser parte del montón y eso lo molestaba más.

La maestra de Daniel sugirió a sus padres una visita al psicólogo para saber su comportamiento tan inusual. Por cierto, mencioné que el chico sufría de enfermedades muy continuas.

Los padres accedieron y fueron a dos psicólogos, uno de ellos buscaría la causa del mal comportamiento y su extraña forma de pensar y el otro pues haría pruebas para verificar su nivel de aprendizaje. Todo fue recomendado por la maestra de Daniel.

Días después descubrieron que él era un genio, Daniel poseía un CI de 187 puntos. Todo el pueblo se enteró enseguida y la escuela estaba dispuesta a que Daniel se saltara unos años y tal vez así el niño cambiaría su actitud, pero la madre de Daniel no aceptó, él era enfermo y tenía que estar con doctores casi todo el tiempo y tener más presiones no ayudaría en nada y Daniel tuvo la misma opinión de su mamá así que un niño superdotado tendría que trabajar como todos los niños.

Varios días después la maestra intentó simpatizar con Daniel para que muestre una sonrisa, pero lo que dijo Daniel la dejó impactada.

—Daniel sabes a mí también me molesta mucho tener que convivir con todas las personas de la ciudad por esa razón me decidí a dar clases fuera de ella. —dijo la maestra

—Debe ser ruidoso pasar todo el tiempo ahí, voy cada ocho días para revisión médica y es tedioso ese lugar. —dijo Daniel de una manera desanimada

—Sabes a muchos niños les gusta jugar y divertirse, te parecería jugar con los demás niños. —dijo la maestra

—No gracias. —dijo Daniel de una manera fría

—Daniel haré un trato contigo, si sonríes y pones una mirada más agradable te regalaré uno de los libros de la biblioteca. —dijo la maestra

—Jamás he sonreído y mi mirada siempre ha sido así, no tengo interés por cambiar nada de mí. —dijo Daniel

La maestra se preocupó y no tuvo más opción que dejarlo así por el momento, pero no quería rendirse, ella quería explotar todo el potencial que tenía Daniel o al menos hacer que sonría una vez.

Todos en el pueblo tenían miedo de Daniel porque era el único niño que no sonreía y que tenía una mirada llena de odio, nadie quería acercársele, sin embargo, la maestra creía que Daniel podía ser alguien que cambiaría al mundo con su inteligencia, de la noche a la mañana Daniel se convirtió en una reliquia para la escuela, el niño especial.

June 21, 2020, 8:44 p.m. 0 Report Embed Follow story
0
To be continued... New chapter Every 30 days.

Meet the author

Daniel Benavides Danny, 20 años, Ecuador.

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~