u15898502531589850253 Anthony M. Morelo

¿Te imaginas un mundo donde todo sea medido por qué tan diferente eres? Un mundo donde la normalidad se convierta en tu mayor anormalidad. Un mundo, una historia llena de diferentes clases de personas, pero, ¿dónde una sola...solo una de ellas tendrá el poder de cambiar el rumbo de toda la historia, de todo su destino? Alguien "normal", sin nada especial, débil y común... ¿Es el mundo común y corriente realmente? ¿Qué tan absurda y patética puede llegar a ser la realidad? Cruel y llena de miseria en un mundo igualmente contaminado por seres considerados basura. Que patéticos son los seres humanos al herir a los demás por sus ambiciones llenas de egoísmo y autocomplacencia. Un niño decidido a convertirse en un demonio con tal de llevar a cabo su deseo de venganza y destrucción hacia los diminutos seres humanos y a la vez desvelar los secretos bajo su propia existencia. Claramente esta historia... Es una completa anormalidad.


Science Fiction All public.

#interactive #quarantinestoryes #psicologico #shonen #seinen #adult #357 #slice-of-life #258 #381 #historiasdecuarentena #quedateencasa #literatura #historia #aventura
0
1.4k VIEWS
In progress - New chapter Every 10 days
reading time
AA Share

Saga Inicio de la oscuridad

Arco de la infancia

-Prologo-


─ "Quiero ser alguien que cambie el mundo algún día"


─ "Entonces solo tienes que mantener eso en tu mente, imagina que lo serás algún día, estoy segura que forjaras tu propio destino"


Esas palabras fueron dichas a un pequeño niño, palabras que provenían de los labios de una hermosa mujer adulta que tenía la voz más cálida que había escuchado en mi vida, además, esa mujer siempre mantenía una sonrisa gigantesca en su rostro, si fuera físicamente posible, seguramente la sonrisa no cabría en su rostro. Así que el niño tomo la misma actitud y respondió con una pura y genuina sonrisa. Luego de eso la mujer poso su mano sobre la cabeza del niño.


─ Eres un buen niño.


Una mano con una calidez inigualable se posó sobre la cabeza del niño, era tanta su calidez que parecía un sol abrasador derritiendo la nieve luego de una tormenta.


Luego de esas palabras ambos se sonrojaron y colocaron una increíble e inolvidable sonrisa.


La mujer podía tener aproximadamente 37 años, mientras que el niño podía tener alrededor de 7.


─ ¿Aun están ahí parados?, dense prisa o no podremos llegar a tiempo a ver la película.


Era la voz de un hombre adulto, podía tener la misma edad que aquella mujer.


─ ¡Oh vamos! que aburrido, ya vamos, démonos prisa o tu padre se va a enfadar.


─ Si madre.


Mientras ambos caminaban sonriendo en dirección al hombre que les había regañado sobre la tardanza, el niño sintió que le tocaron el hombro y le dijeron al oído: "algún día llegará el momento donde mientras forjes tu propio destino, te convertirás en alguien que lo podrá obtener todo".


Ante esas palabras el niño se estremeció incluso sin poder entender todo el contexto de las mismas, giro su cabeza y no vio absolutamente nada.


─ ¿Pasa algo?


Dijo la mujer con una voz suave y cálida.


─ No madre, no ocurre nada.


El pequeño decidió no darle importancia a ese extraño acontecimiento.


Ahora que lo recuerdo, ya es muy obvio, pero...ciertamente, esa mujer y ese hombre eran los padres del pequeño, eran...mis padres...


─ Se demoraron demasiado, démonos prisa, ya solo faltan cinco minutos para que se abra la sala y empiece la función.


─ Sí señor.


Repetimos al unísono mi madre y yo mientras sonreíamos.


Aquella noche vimos una película interesante, de hecho, es una de las que más me ha gustado en toda mi existencia, trataba sobre un joven, un chico para nada especial, pero un día se encontró con un oráculo que le dijo que se convertiría en el rey de una gran extensión de tierra, pero que a cambio tendría que sacar una espada de una roca, espada la cual incluso los más fuertes habían intentado sacar, pero habían fallado en hacerlo.


El chico se propuso a sacar la espada y... ¡sorpresa!, Logro sacarla, así se convirtió en el rey indiscutible, obteniendo con eso un poder inimaginable, una espada que podría cortar absolutamente todo, ni el metal más fuerte podría abstenerse a su filo, además, el chico se hizo sumamente diestro en el combate mientras crecía, se le daba tan bien como si hubiese nacido para eso, y cada vez que tenía una herida, esta sanaba rápidamente. Muchos proclamaron que esos acontecimientos eran debido a la bendición de la espada y a sus facultades como arma "legendaria", pero no era así, todo eso eran netamente las facultades del chico en su menor extensión. Esa película era seguramente la historia de la primera persona especial en la historia.


─ ¿Te gusto la película Zero?


Preguntó mi madre con la mejor de las intenciones.


─ Así es, quiero ser como ese caballero cuando sea grande.


"Jajajajaja", una carcajada se escuchó detrás de mí, no había ninguna emoción positiva viniendo de ella. La boca de la que salía la carcajada se acercó a mi oído mientras me tomaba del hombro y sonreía malévolamente de oreja a oreja y dijo:


─ Alguien que no tiene nada especial, que no es bueno en absolutamente nada ni siquiera en unas pocas áreas en su colegio, no podría jamás llegara tener éxito en la vida, eres una decepción para tus padres, eres solo alguien destinado a ser una existencia innecesaria.


Ese hombre, lo había visto otras veces, lo recuerdo muy bien, su hijo iba a la misma clase que yo, Stell Branchket, era su padre, al parecer ambos también acertaron a la misma función aquella noche.


─ ¿Qué crees que le estas diciendo a Zero, Bill?


Mi padre que venía un poco más atrás le reclamó.


─ Oh Allen, solo era una broma, es obvio que es tu hijo, así que llegará a ser alguien muy especial, de eso no me queda duda, después de todo su apodo es el mejor ¿no crees?


Esas palabras, estaba tan claro que estaban llenas de sarcasmo, quizás era un niño, pero me pude dar cuenta rápidamente de eso.


─ Lo siento, nos vemos en la escuela Zero.


Esas palabras las dijo Stell con una mirada apagada, sin vida como siempre, pero se podría sentir que estaba apenado, después de todo con el me llevaba bien, no éramos los mejores amigos, pero siempre nos encontrábamos compartiendo algo o hablando de algún tema en el colegio, normalmente era sobre lo que queríamos ser en el futuro cuando creciéramos, él quería ser astronauta, mientras que yo quería ser alguien que de alguna u otra forma marcará la historia de la humanidad, quizás era un sueño demasiado grande para un niño de 7 años ahora que lo pienso bien.


─ Está bien.


Respondí a sus palabras.


─ lo siento Zero, seguramente te molesto mucho lo que dijo ese idiota.


Moví la cabeza de lado a lado a lo que mi padre había dicho.


─ ¿Ustedes iban juntos a la misma clase cierto?


Preguntó mi madre a mi papa.


─ Así es, como te he contado en otras ocasiones, nuestra clase en especial no era la más normal del mundo.


─ Algo así me habías contado, ¿pero que la hacía especial?


─ Creo que precisamente eso, era una clase para nada normal, la clase 11-1 era una clase donde estaban los más excepcionales alumnos de la escuela, sin excepción cada miembro de ella tenía algo que lo hacía especial, se podría decir que cada miembro de esa clase eran fenómenos o monstruos en lo que hacían, en el caso de Bill, su habilidad para el judo era la mejor y más reconocida dentro de la escuela e incluso a nivel regional.


Esas palabras lograron que mi madre tomara una expresión de sorpresa inimaginablemente preocupada por alguna razón.


Mientras que yo me imagine a mi padre y a ese hombre parados delante de otras sombras que para efectos diré que eran los miembros de la clase 11-1. Para mí, un pequeño niño de 7 años me causaba una gran curiosidad saber más sobre esa clase.


─ ¿Padre... puedo saber en que eras bueno exactamente?


Cuando realice esa pregunta la cara de mi padre cambio completamente a una sonrisa que pocas veces veía para una persona tan seria como normalmente era.


─ Jejejeje, ¿estas interesado eh?, está bien, te mostrare, aunque no es, "eras bueno", "aun lo sigo siendo"


En ese momento mi padre se acercó a una juguetería que estaba en el centro comercial donde se encontraba el cine al cual asistimos para la película. Al salir de ella tenía 8 dados en sus manos, ¿solo había comprado dados?, me pregunto qué clase de cosas realizaría con ellos.


Mi sorpresa radico en el momento en que dijo ansiosamente:


─ Mira muy bien los dados y no los pierdas de vista en ningún momento.


Luego de esas palabras tiro los dados al aire, pero...en el aire cada dado chocaba con el otro, cuando los dados cayeron y se posicionaron perfectamente alineados en el piso, una mujer desconocida que estaba cerca dijo: "que es eso, que espeluznante".


─ ¿lo ves?, esa es la reacción que tienen normalmente las personas.


Fue increíble, el cómo lanzo los dados, la manera en cómo estos se golpeaban en el aire y luego cayeron en el piso perfectamente alineados, fue increíble, pero...no creo que la verdadera razón por la cual la mujer se sorprendió y dijo que era "espeluznante" haya sido esa, pienso que la verdadera razón era que al caer los dados y haberse alineado, todos, absolutamente todos, sin excepción alguna...sacaron un perfecto seis que se alineaba directamente al siguiente.


─ Nunca me cansare de ver eso, jajajaja


Dijo mi madre con un rostro emocionado.


─ jajajaja, definitivamente yo tampoco me cansare de eso.


Esa escena, ambos, mi padre y mi madre sonriendo era una que jamás olvidaría, fue una escena que quedaría enmarcada en mi mente para siempre.


─ ¡INCREIBLE!, quiero hacer cosas como esas también.


Dije muy emocionado, realmente quería que las personas se sorprendieran cuando hiciera cosas también.


─ tranquilo, todo requiere su tiempo, no es algo que cualquiera pueda lograr en su primer intento.


Con mi cara arrugada como si estuviera decepcionado al escuchar eso, asentí, pero me propuse a intentarlo hasta que pudiera conseguirlo.


─ Quiero ir al baño, ¿puedo ir?


─ Está bien, solo no te demores, ya es un poco tarde y aun debemos cenar algo.


─ Está bien.


El baño estaba muy cerca así que me dejaron ir solo sin ningún problema. Mientras iba corriendo al baño no me percate en ese instante especialmente, o quizás sí, pero recuerdo vagamente haber visto en una mesa a una niña con su madre, una mujer de cabello color plateado y una pequeña niña sentada a su lado, pero lo interesante era que en la mesa habían dados alineados de igual forma a la que había conseguido hacer mi padre unos momentos antes. "fue muy fácil", ¿creo haber escuchado eso? Quizás solo fue mi imaginación debido a la emoción que tenía en ese momento.


El tiempo que me demoré entre haber entrado al baño y haber salido no excedía seguramente ni los 10 minutos, cuando salí no estaba ni la mujer, ni la niña, mucho menos rastro de su existencia en la mesa o en el lugar. Así que solo pensé que ciertamente mi emoción por querer conseguir lo mismo que mi padre en ese momento, me hizo imaginarme que ya alguien más lo había conseguido.

May 19, 2020, 1:10 a.m. 0 Report Embed Follow story
0
Read next chapter -Tiempo de inicio-

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 11 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!

More stories

Space Monsters Space Monsters