Todos los caminos llevan al odio Follow blog

arzas Juan Candelas En este blog se encuentran las ocurrencias de este vuestro autor. Aquí confieso mis problemas y lo que me lleva a escribir... Eso y cosas varias.
Non Verified story

#vida #blog
Todos los caminos llevan al odio
2
3.2k VIEWS
AA Share

Prólogo y un poco de contexto

Soy un chico relativamente joven, la última vez que supe a los diecinueve todavía no te dejaban beber en Estados Unidos, ¿Eso me hace joven verdad?

Sería interesante simplemente desahogarme, botar lágrimas y que mis lectores me den palabras de aliento para seguir adelante. Pero para mi desgracia la vida no es tan simple, y hay cosas que ni siquiera la más hermosa de las palabras puede curar.

Sí, desaparecí hace ya más de un mes y la realidad es que no fue por algún asunto trivial o cualquier porquería por el estilo. Los reservados le llaman "problemas de salud", yo le digo: maldita insulina no me vayas a matar.

Desde aquel "incidente" a principios de Diciembre donde prácticamente casi me muero (o al menos desde mi perspectiva). Mi vida no ha sido la misma, por dejarlo suave. Creo que ya esta es mi tercera semana sin salir de casa; las pastillas cubren la peor parte pero la debilidad y mi voluntad quebrada siguen allí.

Durante años rogué por alguna salida, alguien que me ayudase a escapar del inmenso dolor que significaba existir en una profunda y transparente soledad. ¿Por qué transparente...? Pues es la típica soledad de esas que aunque estés rodeado de gente, igual te sientes solo. En mi caso era así, pero sin amigos o conocidos, solo mi familia. Puede que su presencia aveces fuera un tanto reconfortante, pero lo cierto es que nunca lograron ahogar las enormes penas que caían en el foso a rebosar de mi alma. Ya casi no había lugar allí; estaba a punto de reventar.

Y reventó, justo ese día en el que me ingresaron a urgencias. Estaba solo, ni siquiera el amigo que me auxilió se quedó allí para darme al menos "apoyo" emocional. Cuando me inyectaron aquél suero, y volví a sentirme relativamente bien, rompí en llanto.

Siempre he sido un tipo duro, eso de llorar frente a la gente se me daba tan extremadamente fatal, que en mi último y patético intento por mantener mi moral intacta, me tapé la cara con mis manos. La enfermera ya sabía que estaba llorando, no tenía sentido esconderlo, pero aún así, seguía intentando pretender estar bien... ¿aveces no podemos vencer al miedo, verdad?

Ese Diciembre, fue sin lugar a dudas el peor mes de mi vida. Ni siquiera ese año de depresión y Bullying que sufrí a mis once años, se compara a la maldición que fue vivir mis días llenos de calambres, pinchazos, y una sensación constante de hormigueo con espasmos por todo el cuerpo. Jamás podré olvidar esto... incluso ahora, estando en tratamiento, suelo padecer de tics nerviosos en los lugares donde más espasmos me daban.

Pero bueno, supongo que ya es hora de parar con el aburrimiento, contarte mi vida no es, sin dudas algo por lo que has venido aquí. ¿O sí?, ¿O quizás en verdad quieres saberlo?, ¿Quieres encontrar la oscuridad de mi corazón, la que me habla y me permite escribir...?

Siempre fui, introvertido, pero hasta el punto de olvidar cómo gritar. Escribir, expresar mi dolor a través de historias, ese es mi secreto. Esta es mi forma de gritar.

Volveré a escribir pronto, esperen actualizaciones de mis novelas más populares. Hasta la próxima... espero seguir aquí.

Jan. 25, 2020, 2:19 a.m. 2 Report Embed 2
~