In(k) Context's Blog Follow blog

samsam Samantha Hirszenberg De las nubes en el cielo caen miles de hojas en blanco. El buen lector se ha quedado allí, mirándoles e imaginando entre sus páginas miles de historias maravillosas que todavía esperan por ser escritas. Vamos a aprender juntos y a platicar de una manera serena, justo como cuando leemos. ¡Bienvenido a este nuevo blog, en donde estaremos hablando de diferentes tópicos, todos relacionados a la literatura! ❒ Historia participante de la Copa de Autores en el reto "El Blogger de Literatura". ❒ Extensiones variadas. ❒ Arte en la Portada por Sui Ishida

#theauthorscup #TheLiteratureBlogger
3
2.9k VIEWS
AA Share

04. Largo y Corto

TIPOS DE NOVELAS


Hoy vamos a hablar de extensión y de los tipos de novelas que existen. Pero primero, recapitulemos rápidamente. ¿Qué es una novela?


Al hablar de novela, nos referimos específicamente a una obra escrita en prosa que narra hechos ficticios o basados en hechos reales. A continuación, vamos a desglosar un poco acerca de su clasificación (la clasificación de las cosas siempre me trae problemas, sobre todo cuando hablamos de géneros literarios, cuyo tema será el siguiente a tratar), por lo que vamos a concentrarnos en ello por el momento.


⠀⠀⠀⠀⠀⠀► TIPOS DE NOVELAS


⠀⠀➧ NOVELA CORTA



Seguro que "La Metamorfosis" de Kafka llega al escenario de tu mente al pensar en una novela corta. Y si no, ahora lo hará, porque eso uno de los ejemplos más fáciles para describir esta clasificación; compuesta por los mismos elementos que una novela, pero que por su extensión, resulta ser más breve (redundancia, ¿dónde?). Así como los personajes, trama, descripciones y escenarios, suelen ser más breves y directos de lo que serían al ser una novela normal.


Creo que este tipo de novelas, pueden servir como práctica, o como una herramienta para desarrollar una idea de una manera más ligera. Podremos experimentar con nuestros personajes, darles matices y giros argumentales, pero sin complicarnos demasiado. ¿Ustedes qué creen?


⠀⠀⠀ ➧ NOVELA EPISTOLAR


En la novela epistolar, como su nombre lo dice, los actores principales son... las cartas. En este caso, el libro está conformado por un conjunto de cartas que pueden ser o no, del mismo remitente, y tener o no, un narrador omnisciente. En la novela epistolar, podemos encontrar dos clasificaciones principales, las monofónicas y las polifónicas:


➤ Monofónicas: En donde participa un solo remitente. Todas las cartas son escritas y/o recibidas por la misma persona. Y las vivencias tienen un tono más directo de lo que sería si se juntaran muchos puntos de vista diferentes con respecto a un tema en particular.


➤ Polifónicas: En este caso, la correspondencia pertenece a varios personajes (a varias voces). En este tipo de novela, podemos armar un panorama más amplio acerca de lo que sucede en el mundo que nos presenta la novela, y así hacerla más rica. Es decir, no es lo mismo solo leer la carta de una persona que ha sido víctima de un asalto, que leer la carta del asaltante contando sus razones. Seguro que en el segundo ejemplo, tendremos a un personaje más profundo y un buen material de criterio para entender mejor el mensaje del autor.


⠀⠀⠀➧ NOVELA AUTOBIOGRÁFICA


Caracterizada por narrarse en primera persona (¿no sería eso lógico?), este tipo de novela nos ayuda a conectar con el personaje en cuestión. Cualquier persona en el mundo tiene una voz que pudiera llegar a las demás personas, conectar por medio de historias comunes (y no tan comunes).


La parte interna del individuo se nos muestra sin barrera alguna.


➤ Retrata la vida del autor: Pretende desvelar los secretos más íntimos uno por uno, como desenredando una hilera mientras contamos nuestros más profundos a un buen amigo. En la novela autobiográfica, se ponen las cartas y el corazón sobre la mesa. Suele ser subjetiva y relata todo lo que tenga contacto con la vida de quien la narra. Sus sueños, vivencias; éxitos, fracasos; amores y desamores;


➤ Puede no tener un orden cronológico: En este aspecto, el autor tiene total libertad sobre la manera en la que quiere contar su historia. No es necesario que lleve un orden a raja tabla, sino que puede moldearlo a su gusto y necesidades particulares. De ahí a que veamos a muchos autores de novela cronológica dar grandes saltos en el tiempo y delimitando lo que a veces llamamos: "zig zag".


⠀⠀⠀➧ NOVELA PICARESCA


Narrada en primera persona, nos relata las aventuras de un protagonista pícaro que raya en lo antihéroe. Este tipo de novela es característica de la literatura española durante la transición del Renacimiento al Barroco, entre los siglos XVI y XVII, periodo denominado como Siglo de Oro. Su rasgo más característico, es el de criticar las costumbres de la época e invitar a la reflexión de la moral y de esa situación social.


⠀⠀⠀➧ NOVELA HISTÓRICA


En este caso, los escritos narrados pueden ser reales o ficticios siempre y cuando se sitúen en un momento histórico. Este tipo de novelas, suelen ser interesantes y llamar mucho la atención, por su contenido de interés común, como lo son las fechas y los eventos históricos.


En el caso de las historias reales, el autor debe apoyarse en argumentos y datos relevantes sobre una serie de acontecimientos o personajes que fueron relevantes en un momento dado. Gracias a esto, podemos decir que aprendemos conforme leemos. No hay nada más fascinante, que viajar al pasado junto a las letras, y con ello enriquecer nuestros conocimientos.


Si se trata de un relato ficticio, el autor también debe ubicar la historia en un tiempo pasado y desarrollar un argumento a partir de su creatividad. Aquí hay más libertad, no tenemos que retratar cada detalle de lo que ocurrió durante La Revolución, pero podemos valernos de ese entorno sociocultural para dar molde a nuestros personajes y hacerlos más reales.


⠀⠀⠀➧ NOVELA DE CIENCIA FICCIÓN


Ya para cerrar esta entrada (igual más adelante podemos ver los tipos de novela y su clasificación), vamos a hablar de la Ciencia Ficción (CiFi). Lo primero que hay que saber, es que, este tipo de novelas parten de la especulación. ¿Quién no ha leído una buena historia sobre alienígenas, o civilizaciones espaciales, o viajes en el tiempo?


Un aspecto que me encanta del CiFi, es que prácticamente es melliza de la Fantasía, porque todo puede pasar si le metemos un poco de imaginación a las cosas, ¿hasta qué punto puede llegar nuestra tecnología?, ¿será que en el futuro podremos desintegrar nuestras células y reintegrarlas en otra parte del universo?, ¡quién sabe!; o qué tal si... de pronto creamos un portal hacia otra dimensión mientras jugamos con señales electromagnéticas... ¡yo qué sé! Todo es posible. Lo que sí es que, mientras más te libres de las ataduras en la realidad, podrás crear cualquier cosa.


En fin...


¡Eso ha sido todo en esta entrada! Les digo que a mí me sirve esto, por lo que, es casi seguro que haré una segunda parte. Espero estén teniendo un bonito domingo... ¡Nos leemos luego!


Love, Sam.

Dec. 20, 2020, 9:05 p.m. 0 Report Embed 1
~

03. Esencia y Apariencia


Hey, buen día, ¿cómo los trata este domingo?, ¿cómo les trata la Copa (en caso de que estén participando)? Yo me encuentro muy atrasada con muchos escritos por ahí, por lo que he decidido tomar esta entrada como un pequeño respiro, antes de ponerme a escribir como desquiciada.


Eh, quiero contarles un secreto no tan secreto: Hablemos por un minuto sobre la importancia de la Publicidad que podría ayudarles como herramientas para crecer dentro de cualquier medio.


➧ "Nunca hay una segunda oportunidad para una primera impresión" Oscar Wilde.


➤ Sobre la importancia de la apariencia de las historias


Yo sé que no es lo mejor del mundo, guiar nuestra atención por la apariencia de las cosas, pero es que, es innegable la manera en la que las imágenes dominan esta nueva era de la modernidad. Nuestras vidas van demasiado rápido, saltando de app en app, viendo miles de post por segundo; si algo no es llamativo, seguro que le daremos menos de medio segundo de nuestra atención.


Por eso, imaginemos un caso, una situación hipotética: Nuestra querida Panchita es escritora. Escribe las comedias más espléndidas de todas que te hacen pasar un gran rato de diversión y alegría cuando estás entre sus letras, pero... ¿qué sucede? Ha tomado de portada una imaginen de dudosos pixeles por ahí y la ha puesto de portada, sin más. Además de que, no comparte la historia en sus redes sociales porque piensa que es demasiado vergonzoso o que simplemente no vale la pena, a duras penas junta como quince seguidores en Twitter, entonces, ¿qué caso tiene?


¡No! La cosa no acaba ahí.


Si se es un escritor independiente (como la mayoría de nosotros), lo mejor que puedes hacer por ese maravilloso trabajo que te ha costado horas de sueño y tiempo de investigación y estudio, ¡es darle una buena difusión! Puedes crear cuentas en muchas redes sociales, dedicadas exclusivamente a tus escritos en donde difundas y compartas tus historias con personas que podrían estar interesadas en leerlas. Una cosa que siempre funciona, son los grupos temáticos de Facebook. (Muy parecido a los Foros temáticos de esta bella plataforma, en donde también se tiene permitido hacer pequeños post de publicidad en los que puedes invitar a leer tus historias a cambio de leer las de los demás), en las redes sociales es un poco más fácil llegar a un público, por lo que seguro habrá alguien a quien pueda interesarle.


Necesitarás definitivamente una bella portada que atrape la atención de los posibles lectores y de allí, lo único que queda, es confiar en que tu pluma los mantendrá a la expectativa del resto de la historia.


➤ Publicitarse no es poner un post y esperar a que los millones de lectores lleguen de la nada.


Nadie llama la atención de los lectores de la noche a la mañana. En este medio en el que hay demasiadas historias por todos lados, lo que hay que tener, es constancia. Un consejo que me dio un escritor maravilloso hace un par de meses (cuya mente parece una máquina, porque no pasa una mosca sin que se le ocurra una historia nueva), es que lo único que hay que hacer, es publicar. Si leen o no, eso no es lo importante, lo importante es sacar esa historia de tu sistema, que deje de dar vueltas entre tus vías venéreas y que comience a correr entre las letras de tu prosa.


De ahí, es no rendirte, y compartir tus historias a la menor oportunidad.


➤ Medidas y Medios


Una cosa que me ha estado sirviendo en estas últimas semanas en la copa, son las imágenes publicitarias, sobre todo para Instagram. Si no eres un profesional, ¡no te preocupes! Siempre puedes intentarlo de nuevo si es que tu imagen publicitaria no te convence.


A mí me gusta mucho usar herramientas como IbisPaint para hacer mis propias portadas y banners, así como posters publicitarios y mock ups que me sirven para darle un aspecto "más profesional" a la hora de compartir una historia. Lienzos grandes te ayudarán a mantener calidad. Procura buscar imágenes llamativas (si son libres de derechos de autor, mucho mejor. Ahí están los "Bancos de Imágenes" para ayudarte) y usar tu imaginación para crear una portada que pueda atraer la atención de tus lectores.


Yo he hecho muchas de mis portadas, en un intento por dar la mejor apariencia a los trabajos a los que tanto empeño les he puesto. Pero, si por ejemplo, te sientes que tus habilidades aún no están lo suficientemente desarrolladas en ese aspecto (todavía hay que entrenar más, soldado), siempre se puede recurrir a personas que tengan esas habilidades y estén dispuestos a apoyarte.


➤ ¡Inkspired al rescate!


¿Sabías que la misma plataforma puede ayudarte en este aspecto? ¿Conoces los llamados "Servicios de Autopublicación"? Dentro de su extenso menú de servicios, se encuentra el de Diseño de Editorial. Un espacio en donde diseñadores profesionales, crean una portada para tu historia por un precio accesible que promete crear esa cara que tu historia necesita para estar completa.


Puedes entrar a la página por medio de la siguiente liga: https://getinkspired.com/en/selfpublishing/


Sobre sus precios y su conversión a diferentes monedas:


➧ 49.72 (EUR)

➧ 1 185.00 (MXN)

➧ 214 195.00 (COU)

➧ 4 737.00 (ARG)

➧ 45 060.00 (CLP)


Suena como una buena oportunidad, si es que quieres invertir en darle esa apariencia prolija a tu historia. Pero, aclaro, solo son opciones que nos ofrece la plataforma de una manera innovadora, igual y a alguien le pueda servir a dar ese salto que necesita para que su historia despegue hasta los cielos.


De cualquier manera, siempre es importante tomarle importancia a estos detalles, ya sea porque pagues por estos servicios a un profesional, le pidas ayuda a un amigo con más experiencia en el tema, o que tú mismo te animes a diseñar algo para tus propias historias. Siempre es bueno dar ese último esfuerzo, es decir, si ya tienes una gran historia, una gran apariencia le hará honor cuando el lector llegue y piense, "ah, esta es una bella experiencia".


Bien, eso ha sido todo. Esta entrada estuvo un poco más orientada a la parte visual de lo que es publicar en internet, fue interesante. ¿Les gustaría algo como esto para más adelante? Algo más... ¿Práctico que teórico? Es decir, en dónde buscar bancos de imágenes, recursos sin derechos de autor, descargas de medios por devian art, edición como tal, etc. Claro que la edición sería en modo principiante, pero, el chiste sería aprender juntos en el trayecto, ¿qué dicen?


Espero que les vaya bien en la semana... ¡Nos vemos el próximo domingo!






22112020 | Love, Sam.


Nov. 22, 2020, 11:30 p.m. 0 Report Embed 1
~

02. Secretos y Regaños



Pongamos el contexto antes de desvelar los secretos y comenzar con los regaños (regaños de mí para mí, obviamente): ¿Por qué diablos desconocía de la existencia del NaNoWriMo? En serio, ¿cómo es posible que no me enterara?


Después de casi una semana de mantener la mente nublada sin la energía para escribir ni acomodar ideas de ningún tipo, me vengo a enterar de esta dinámica que hay entre los escritores online (y offline quiero imaginar, aunque en menos medida), y que ahora que estamos montados a la escritura diaria, nos vendría tan bien.


Les hablo del NaNoWriMo, amable abreviatura para National Novel Writing Month (según nuestra ilustre wikipedia), o lo que sería su traducción al español como Mes Nacional de Escribir Novelas. Un proyecto de escritura creativa creado por allá en los Estados Unidos, que consiste en que cada participante debe escribir una novela de al menos 50, 000 palabras durante el mes de noviembre (no saben la pena que me da no haber hablado de esto en la primera entrada, hubiera sido tan bello *llora desconsoladamente*). Pero en serio, dejando el drama de lado, sin duda hubiera sido lindo intentarlo desde el primer día, puesto que está muy claro desde el inicio que uno debe tener en cuenta una cosa:


Debe escribir 1667 palabras diarias en promedio.


No es mucho, ¿verdad? Parece incluso tan insignificante cuando ve uno el numerito allí, inofensivo, a la espera de albergar tantas ideas, tantas maneras en las que llenar esas dos míseras cuartillas a espacio sencillo en Arial 12.


Pero lo cierto es que la vida luce muy distinta después de que te has subido al caballo. Nuestras rumbos no son una línea recta, inalterable e intocable que podemos predecir a simple vista. No nos levantamos como robots, sin más responsabilidades que no sean sentarse frente al ordenador hasta que salgan chispas de nuestros dedos y nuestro cerebro comience a sonar como si de una vaporera se tratase (en serio, si algo como eso te sucede, recuerda acudir a un profesional).


El asunto es que somos más sencillos, más simples, más humanos. Hay días buenos, así como hay días malos. Y lo cierto es que hay que saber apapachar esos días independientemente de como sean... Lo mismo con la escritura, los retos son maravillosos, la adrenalina que nos inyectan, la emoción de querer crear la mejor historia nunca antes redactada, nos gana y está bien. Pero, hay que aprender que nuestra misma naturaleza nos impide permanecer estáticos. Es por eso que hay que tener en cuenta que estos percances pueden ocurrir. Lo importante es no perder la motivación.


EL SECRETO DEL ESCRITOR Y LA PRESIÓN


Las propias expectativas son una cosa muy poderosa. Nuestra expectativa personal vuela de tal modo entre las nubes de palabras en los cielos, que de pronto de nuestras manos ya no quiere salir más tina. ¡Oh, dios, no!, ¡la catástrofe ha llegado!, ¡debería dejar la escritura porque ya demostré que no pongo seriedad en lo que hago!, ah... Claro que no, por el amor de dios. No hay que llegar tan lejos y tan hondo, no es necesario hacernos daño de esa manera.


No hay nada peor que lastimarte a ti mismo por no cumplir un plazo. Es decir, es lindo ponerse metas, y es mucho más lindo lograrlas... Pero, fracasar hoy no significa que lo harás mañana, o que lo harás para siempre. Diría mi mami; "Es un mal día, no una mala vida". No creo que exista algún escritor que no haya pasado por una mala racha, realmente lo dudo.


Hay que escribir sin presiones, sin ataduras, "sin presiones ni expectativas" citando a Katherine Mantsfield por allá en el siglo XIX ¡y qué razón tenía en ese entonces!, ¡y qué razón tiene ahora! Ella nos explicaba que no nos preocupáramos tanto en la calidad magistral en la que trabajamos. No esperes levantarte una mañana, buscar en el refrigerador el medio sandwich que tus hermanos no se comieron por arte de magia, sentarte en frente de la laptop o el teléfono y teclear tu siguiente obra maestra mientras te engulles el desayuno sin una gota de jugo o agua (cuidado, hasta te podrías ahogar), pensando en qué será lo que dirás cuando te entreguen tu Premio Nobel en Literatura.


¡No!


Realmente dudo mucho que las cosas sucedan de esa forma.


Nosotros (al menos la mayoría de las personas que conozco y creo tener al rededor), no somos así. No hay que auto limitarnos con la presión de la grandeza inmediata. No, no todo lo que escribas tiene que ser el próximo escrito bíblico que sea estudiado en todas las escuelas de las futuras generaciones (digo, eso sin duda sería increíble, pero no es tan necesario). Lo importante está en que encuentres en estos escritos cortos, espontáneos e intermitentes, aquello por lo que todo escritor debería buscar incansable: El hábito.


EL HÁBITO COMO LLAVE


En el hábito es en donde encontrarás esa llave mágica que te llevará hasta todos los mundos que se encuentran enterrados en tu mente. Escribir a diario, pondrá a trabajar a tu mente; te sentirás quizá extraño al principio, plasmando historias sin pies ni cabeza, sintiendo que nada de lo que estás armando vale realmente la pena, pero... ¡No te detengas! Lo estás haciendo muy bien, de hecho, lo estás haciendo estupendamente. Sigue así, escribe a diario, busca un pequeño momento en tu rutina, en el camión de regreso de la escuela o trabajo, por las mañanas cuando esperas a que se desocupe el baño, o cuando tus maestros se han salido a platicar por ahí y han dejado a la clase sin tarea, todos seguro se levantarán a hacer bulla, pero quizá puedas encontrar un rinconcito en tu libreta para anotar algunas ideas, yo qué sé.


Esto es como entrenar a la mente y domar a la inspiración. Al principio, te será difícil, pues la inspiración es medio escurridiza, le gusta que la miren pero no quiere que la toquen. Por eso nosotros debemos ser constantes para que sepa que somos sus amigos. Así, cuando encuentres un pequeño espacio libre, ¡podrás pedirle ayuda a tu amiga para crear esa maravillosa historia!


¿Y cómo entra NaNoWriMo en este proceso de amistad? ¡Sencillo! Es uno de tantos pretextos para ponerte a escribir a diario y no tener que esperar a que la inspiración aparezca, si no, por el contrario, hacerla aparecer.


Espero que les haya servido, que hayan aprendido algo nuevo (yo lo hice (?)... En fin, pasen bonito día/tarde/noche. ¡Nos vemos el próximo domingo!



08112020 | Love, Sam.


Nov. 8, 2020, 11:55 p.m. 0 Report Embed 1
~

01. Rayas y Bienvenidas



¡Hey! Bienvenido Ink Context.


Un nuevo espacio para charlar sobre diferentes temáticas, todas en torno a la literatura, en donde una "no blogger" como yo, les habla sobre cosas interesantes que se encuentra entre los mares de internet. Me presento así (no blogger), para que vean que por estos lares la experiencia es nula, el equipo de Ink Context está formado por puros novatos —bien, me descubrieron, no somos un equipo, solo soy una simple mortal que escribe como esclava en un rinconcito de la habitación, con una mantita y un tarrito de chocolate caliente para combatir el frío de noviembre, ¿bien?—.


De igual manera... ¡Me esforzaré! Trataremos de aprender juntos y de recrear datos importantes que puedan sernos de utilidad para la escritura.


Para el primer acto... Digo, para la primera entrada tenemos un tema interesante en cuanto a gramática (específicamente, los diálogos). Y sé que ustedes me dirán, "ay, Sam, qué aburrido, ¿por qué gramática? yo quiero saber cómo puedo matar un dragón en el fondo del mar". Pues, bueno, querido lector al otro lado del Gorila Glass, te diré que trataré de irme con los temas que más trabajo me cuesten (de forma personal), porque creo que sería bueno aprovechar esta oportunidad para aclarar mis propias dudas en cuanto a la escritura. (De cualquier manera, si tienen alguna sugerencia, pueden decirme en los comentarios, o mandarme un mensaje por Twitter, mis dm siempre están abiertos).


Por lo pronto, regresemos vayamos primer al tema. Estoy segura de que habrá por allí alguien a quien los guiones les dan un buen de dolores de cabeza, por lo menos a mí me cuesta un poco saber si lo estoy haciendo bien. Por eso es que vamos a comenzar con la raya.


—¿La raya?


—Sí, la raya.



Sobre su uso


La raya se utiliza para introducir diálogos y diferenciarlos de la prosa del narrador. Pero tienen una serie de pequeñas (pequeñísimas) reglas muy importantes para la correcta presentación del texto. También la usamos para encerrar aclaraciones como si fueran paréntesis y he aquí un ejemplo:




—Fred, eres el siguiente —dijo la mujer regordeta.


—No soy Fred, soy George —dijo el muchacho—. ¿De veras, mujer, puedes llamarte nuestra madre? ¿No te das cuenta de que yo soy George?


—Lo siento, George, cariño.




Aquí podemos notar varias cosas. Uno, los hermanos Weasley no le dan vida a su madre; Y dos, la manera en la que las rayas, nos sirven para encerrar aclaraciones, en este caso, sobre quién está diciendo tal o cuál diálogo. Notemos que la primera letra del diálogo está pegadito a la raya (debemos cuidar que nunca haya un espacio allí) y que, de igual manera, está pegada a la acotación.


No es como:



—No soy Fred, soy George— dijo el muchacho —. ¿De veras, mujer, puedes llamarte nuestra madre? ¿No te das cuenta de que yo soy George? —.



¡Error! ( )


➧ Si no se está abriendo una frase, la raya nunca va pegada al texto de diálogo. Solo puede ir pegada a la acotación (es decir, lo que dice el narrador).

➧ Cuando el diálogo termina y ya no hay más indicaciones del narrador, no es necesario poner una raya como cierre. Se sobre entiende que el diálogo del personaje ha terminado y la siguiente intervención del narrador debe ir en la línea siguiente.


▶ Sobre su uso en verbos dicendi.


Ahora, los verbos dicendi, son otro relajo. Cualquier palabra sinónimo de "decir" (exclamar, proferir, musitar, preguntar, anunciar, etc...) debe ir en minúsculas pegadas a la raya.



—Samantha no ha practicado con su violín —dijo Paola.


—¡Sí! —respondió Carlota—. Lo más seguro es que la vayan a regañar por su maestro ¡Qué irresponsable!



Siempre deben ir en minúsculas. Sin importar que la frase de diálogo haya acabado en signos, tanto de interrogación, como de exclamación. De la misma manera que si usáramos la frase con los tres puntos suspensivos. Y el punto que antecede al resto del diálogo, nunca debe faltar.



—Sí... —respondió Carlota—. Lo más seguro es que la vayan a regañar por su maestro ¡Qué irresponsable!



▶ Sobre su uso en todos los demás verbos.


Ah, aquí la cosa cambia. Si la intervención del narrador no inicia con un verbo dicendi, como los que ejemplificamos anteriormente, el diálogo debe cerrarse con un punto y después de poner la raya va la intervención del narrador. De nuevo, les dejo unos ejemplos, para dejar este punto un poco más claro.




—Samantha no ha practicado con su violín. —Paola meneó la cabeza con decepción, porque la había ignorado toda la semana, aunque le insistió mucho en que practicara.


—¡Sí, lo más seguro es que la vayan a regañar por su maestro! —Deslizando un poco de las papitas que estaba comiendo, Carlota se puso de acuerdo con Paola para irla a regañar.


▶ Sobre la raya y los dos puntos


Ahora, aclarados estos dos pequeños puntos, que a mí me parecen de los más importantes, vamos a mi favorito de todos. La raya y los dos puntos. Por mucho tiempo, pensé que los autores usaban este recurso pues, porque se veía bonito y ya, como una manera de agregar elegancia al párrafo y nada más allá. Pero lo cierto, es que también tiene una función importante.


—Estaba tan perdida con este asunto de los guiones, que pensé que nunca los podría escribir correctamente, que siempre escribiría los signos al azar o como simplemente lo deseara en el momento, sin tomar en cuenta las reglas —dijo Carlota, mientras se levantaba del asiento, cansada de que Sam le explicara una y otra vez las mismas cosas. Parloteando cosas por aquí y por allá. Entonces comprendió que quizá con esto, ya estaría satisfecha y les dejaría tranquilos. Por eso, tomó sus cosas con entusiasmo y antes de retirarse de la sala para seguir leyendo sus libros de ficción adolescente, añadió—: Ya entendí. ¡Gracias por la información!


Sirven para hacer aclaraciones. Mayormente van acompañados de la palabra "añadió", aunque me imagino que deben tener muchos más usos. Buscaré más para las siguientes entradas y así podamos compartir.


Y... ¡Listo!



Por ahora, por mi parte, es todo. Realmente espero que les haya servido. Si me faltó algo, pueden ponerlo en los comentarios con total libertad, ya luego checaré cositas y podremos juntos enriquecer este trabajo. Intenté buscar en varias fuentes, pero si ves que cometí algún error o algo, también pueden ilustrarme yo no me molesto, eso me ayuda mucho y tal. Por ahora, me voy a preparar para mi regaño de hoy (aquello de lo de no practicar era real, ¡send help!). ¡Espero tengan un maravilloso domingo! Y... Nos vemos la próxima semana.


Love, Sam.



01112020



Nov. 1, 2020, 10:01 p.m. 2 Report Embed 2
~
Read more Start page 1