Kurzgeschichte
2
1.0k ABRUFE
Abgeschlossen
Lesezeit
AA Teilen

Frío

Fué aquella noche cuando ocurrió todo...

Descansa mi cuerpo en un frío ataúd bajo tierra...

Hoy es el primer aniversario de mi muerte...

Me despierto. La pálida luna deslumbra el lado derecho de mi habitación. Me incorporo. Las sábanas están muy frías. Mi aliento expulsa vaho.
"Joder que frío" me quejo mientras me levanto a comprobar si la ventana está abierta. Separo las molestas cortinas de terciopelo que cubren mi objetivo y encuentro algo inesperado; las ventanas están cerradas. Retrocedo impactado; no de ver que las ventanas estuviesen cerradas, sino por la densa niebla que ha cubierto el otro lado del cristal. Salgo de mi habitación, bajo las escaleras y abro la puerta que da al exterior de la vivienda. Niebla. La calle está desierta, los coches esperan al día siguiente a que sus dueños los paseen. El frío es menor aquí fuera. Las farolas alumbran de verde azulado las aceras. Avanzo por la carretera con la intención de dejar esta calle atrás. Susurros, oigo susurros detrás de mí; volteo y no veo mas que el camino recorrido. Me asusto. Avanzo más rápido. Los susurros ahora son murmullos. Cuanto mas avanzo mas crece el sonido de esas voces. Veo el final de la calle. Empiezo a correr. "Por fín el final" Atravieso el final de la calle. Quedo atónito al ver lo que ha pasado. He vuelto al principio de la calle...


"Me estoy volviendo loco" Pensaba. El frío se hace cada vez mas notable, estoy hiperventilando. Un punzón de dolor me atraviesa el estómago. De pronto algo me llama la atención, veo a una persona a lo lejos. "Estoy salvado" Avanzo caminando a paso despacio. Acelero el ritmo poco a poco. Los susurros se acercan de nuevo. Empiezo a trotar; cada vez estoy mas cerca. La persona también trota hacia mí. Empiezo a correr, la persona de delante lo hace también. Paro en seco al ver algo imposible, la persona de en frente viste y calza igual que yo. Doy tres pasos hacia él. El también da otros tres a la misma par. El miedo atraviesa la noche. La luna se hace cada vez menos notable. La niebla cubre la mayoría de la calle. Alzo la mano, mi "otro yo" lo hace igual. Ambos juntamos las manos, sin embargo, no es el calor humano lo que siento, sino una congelada superficie plana. Me doy cuenta de mi error. Es un espejo. El miedo aumenta al igual que el frío "Me estoy congelando" Observo mis pies. Por las puntas se formaba escarcha y el hielo se empezaba a extender por mi cuerpo. Alzo la vista y veo tres personas detrás de mi "yo" del espejo, a su vez, los susurros aumentan a mi espalda. Ya están aquí, no concibo lo que mis ojos ven. Son mis padres y mi hermano. Los tres tocan a mi contraparte y sonríen.
El hielo ha congelado gran parte de mi cuerpo. Empiezo a llorar. El miedo es inmenso. El hielo ha formado dos alas congeladas en mis omóplatos y se alzan con aire de triunfo mientras que el invierno a congelado todo mi cuerpo a excepción de mis ojos, condenándome a observar mi mundo en un espejo para toda la eternidad.

... Lo veo. Pálido como la luna que me observa.

...Ahí estoy yo, en un envoltorio de roble.

... Pudriéndome bajo tierra para siempre.

9. Mai 2020 21:15:13 0 Bericht Einbetten Follow einer Story
4
Das Ende

Über den Autor

Kommentiere etwas

Post!
Bisher keine Kommentare. Sei der Erste, der etwas sagt!
~