martin-girona1583791253 Martin Girona

Invasión extraterrestre, viajes al futuro, necrofilia, encierro, soledad, alcoholismo, amor, asesinatos: son sólo algunos de los venenos que encontrarán en esta recopilación de microrrelatos, escritos durante una semana y publicados diariamente en "Microficción".


Kurzgeschichten Nicht für Kinder unter 13 Jahren.

#humor-negro #cadáver #soledad #encierro #locura #amor #muerte #microrrelatos #microficción
Kurzgeschichte
19
3.5k ABRUFE
Abgeschlossen
Lesezeit
AA Teilen

Volumen 1

Mala suerte


Siempre tuve mala suerte, pero mi vida estaba mejorando: conseguí un trabajo, conocí a una chica y empecé terapia. Pero el mes pasado nos invadieron los extraterrestres insectoides, se comieron a mi jefe, a mi novia y a mi terapeuta (que posiblemente murió pensando que fue culpa de su madre, o de la mía)


La guillotina


Un hombre está apunto de ser decapitado en la guillotina. —¿Últimas palabras? —pregunta el verdugo.

—Mañana viajaré al pasado, conoceré a tu madre y en un año nacerás tú —dice el condenado— Si me matas ahora, no existirás y entonces no podrás matarme.

El verdugo lo mira, con la mano dubitativa sobre la palanca.

—¿Por qué no viajaste al pasado para salvarte de la guillotina?

—Eso es lo que voy a hacer mañana.

El verdugo abre el cepo y abraza a su posible padre.

—Esta vez no me abandones…


Los tomates


Cuando fue a la verdulería, le contó al verdulero que era escritor y que había terminado una novela. El hombre asintió y le habló de los tomates. Era temporada de tomates, todos hablaban de ellos y nadie quería leer su libro. El perro de su vecino estaba en la calle, lo llamó, sacó el manuscrito y se lo leyó. Lo ató para que no se escapara y se perdiera las mejores partes. Su vecino volvió de recoger tomates y se llevó al perro, que se fue saltando, feliz y sin conocer el final de su historia.


Una cuestión de piel


Delaven regresa al auto y su rostro me parece diferente. Sus pómulos cuelgan y sus ojos flotan en las cuencas estiradas. Está oscuro y yo estoy delirando por el cansancio, llevamos demasiadas horas investigando en este hospital. Una mujer se acerca al auto, pálida y aterrada.

—Uno de los internos escapó, despellejó a un policía y se puso su piel.

Siento el aguijonazo frío de una cuchilla penetrando por mi espalda y alcanzo a ver en el espejo, los ojos del asesino bajo la piel de mi compañero.


Rutinas


Faltaban veinte minutos para las ocho. Toma Whisky a las ocho en punto. Un alcohólico con una rutina estricta. Nos quedamos en silencio, mirando el techo y fumando. Esperando que fueran las ocho.

—Son las ocho —le dije.

Tomamos media botella, pero nos fuimos a dormir temprano. Hoy tengo mucha resaca y todavía me queda un largo día hasta las ocho.


Problemas de convivencia


Estela había insistido mucho con que fuera a conocer a su nuevo novio, pero cuando llegué a su casa la encontró cerrada y oscura. Una vecina me contó que el nuevo novio de Estela era un cadáver, que había desenterrado del cementerio y mantenido un mes oculto en su casa. Los había alertado el hedor a podredumbre y las constantes discusiones, en las que Estela le recriminaba que él pasaba todo el día en el sillón, que ya no se preocupaba por su aspecto y que tenía que conseguir un trabajo, porque ella no podía mantenerlos a los dos.


La ventana


No todos somos plantas de interior. Carla se marchita al otro lado del vidrio. Antes bailaba, pintaba y cantaba. Era divertida, al principio siempre, pero cada vez menos. Ahora casi nunca sonríe y la contemplación de su rutina es como mirar un cigarro consumiéndose con el viento, sin que nadie lo toque. Una vez la vi llorar odiando la forma de su cuerpo. También la vi romper un lienzo con los dientes. Ayer se paró en la ventana, con un cigarro en la mano, y me quedó mirando fijo.


¿Qué sueño?


Estoy soñando que soy un personaje en el sueño de una mujer vieja. Ella cada vez duerme más y yo paso mucho tiempo en sus sueños, por lo que apenas puedo ver a mi familia y me despidieron del trabajo. Ayer estuve seis horas corriendo sin parar alrededor de una cabra. Ahora estoy gateando desnudo en el piso, mientras la anciana me mira y me teje una bufanda. ¿Qué pasará conmigo cuando ella se muera? No me voy a quedar a averiguarlo, tengo encontrar la salida.


La fila del paraíso


Nadia está en la fila para entrar al Paraíso. Se encuentra a menos de diez personas de llegar a los dos gigantes de luz que vigilan las puertas. Todos llegan con la ropa que usaban al momento de morir. En sus últimos segundos de vida, su raquítica mano había alcanzado la pistola y la había escondido en el viejo abrigo militar de su padre. Aquel sistema había tenido una falla: Nadia, que mató a tres personas antes de suicidarse, llegó hasta las puertas del Paraíso con un arma cargada…


Cajón abierto


Algunas personas piensan que el cabello y las uñas continúan creciendo en un cadáver recientemente muerto. No lo hacen. El cuerpo se encoge y la carne se retrae a medida que se deshidrata. Es la muerte jugándonos una ilusión de continuidad, en la ruptura más absoluta e irreversible. Por eso hay que sepultar a los muertos, o quemarlos, o tirarlos al océano. Hay que sacarlos de la vista, de la conciencia cotidiana, transformarlos en fotos, en memoria impoluta, en mentiras.


Un adiós


Estuve un rato con la cara sangrando en la pileta. Después me tiré en la cama y me lamenté por todo. Al otro día armé los bolsos, robé un caballo y me fui del pueblo.



13. April 2020 03:21:02 11 Bericht Einbetten Follow einer Story
17
Das Ende

Über den Autor

Kommentiere etwas

Post!
Roberto R. Roberto R.
Estimado amigo: me gustan todos. Escritura fluida, con fuerza e interesante. Sin duda te voy a seguir leyendo. Un abrazo.
Is Bel Is Bel
Sencillamente brillante. Me ha encantado, cada historia es única y muy original. Muy bien redactado y llevad de una forma amena y curiosa. Seguiré leyendo sin duda.
May 06, 2020, 00:05

  • Martin Girona Martin Girona
    Hola Is Bel! Gracias por leerlo y dejar una devolución tan positiva! Nos seguimos leyendo y comentando! Saludos desde Uruguay May 07, 2020, 13:19
Vanessa Di Fiori Vanessa Di Fiori
Espero con ansias el segundo volumen. Enhorabuena!
May 05, 2020, 23:24

  • Martin Girona Martin Girona
    Hola Vanessa! Muchas gracias por el comentario y por la reseña! Espero poder subir en breve el volumen 2. Saludos! May 07, 2020, 13:14
Andrés Díaz Andrés Díaz
Vaya colección de relatos que te has armado por aquí. Muy buenos. La ironía rebosa en varios de ellos. Tienes habilidad para cargar de emociones historias tan breves como un parpadeo. Los finales abiertos siempre son los mejores. ¡Enhorabuena! Como siempre te dejo observaciones como crítica constructiva: noté que hay escasas palabras omitidas en algunos relatos, cosas como conectores. En realidad son errores de dedo o del teclado. Nada de que preocuparse y fáciles de corregir. Te invito también a leer mi propia antología de microrrelatos. Se llama "El llanto del bosque". Ojalá te guste. Saludos y te sigo leyendo.
April 30, 2020, 15:34
Nataly Calderón Nataly Calderón
¡Hola! me gustaron muchos tus relatos, saludos.
April 24, 2020, 22:44

  • Martin Girona Martin Girona
    Hola Nataly! Me alegro que los hayas disfrutado! Gracias por dejar tu comentario. Saludos desde Uruguay! May 03, 2020, 15:03
Samuel Liebheart Samuel Liebheart
Estuvo bien, el primero es un poco cómico, el que más me gustó fue el del novio de estela y el de la guillotina.
April 15, 2020, 22:07
K. Derivè K. Derivè
¡Buenas! Acabo de leer tu primer volumen. Ha sido intenso, lleno de sentimientos e intriga. ¡Fascinante! La narrativa es muy buena y los signos de puntuación, hacen de ella una lectura amena y fácil de leer. Me gusta el método de las "frases cortas" que utilizas. Hace que los párrafos sean claros y concisos. ¡Enhorabuena!
April 14, 2020, 17:52

  • Martin Girona Martin Girona
    Hola Kate. Muchas gracias por leerlo y dejar un comentario tan positivo! Me alegro que lo hayas disfrutado. Nos seguimos leyendo y comentando. Saludos desde Uruguay! April 14, 2020, 20:19
~