r
rei sawa


El apellido Hamasaki, que hizo temblar a ambos líderes que gobernaban la antigua era Taisho, uno para el bien y el otro para el mal, los cuales mantenían una guerra sin cuartel. Kimi llegó a sus vidas, llegó una mujer ambicionada por el poder deseando acabar con ambos líderes. 《¿Quién crees que caiga primero?》 -preguntó. 《Hablamos de Ubuyashiki y Kibutsuji, no seas pretenciosa.》 -se burló. → Contenido adulto. →Lenguaje explícito. → Personajes de manga pertenecen a Koyoharu Gotōge. (a excepción de la OC y sus familiares) → Enjoy!


Fan-Fiction Anime/Manga Alles öffentlich.

#manga #anime
1
2.5k ABRUFE
Im Fortschritt - Neues Kapitel Jeden Dienstag
Lesezeit
AA Teilen

01: Maldición de un ayer

Era una tarde soleada como cualquier día, para aquella chica era un día cansado como cualquier otro, la misma rutina ejercía todo los días. Caminar al pueblo sin dinero esperanzada de obtener una posibles monedas que saciaran el hambre de su familia; su pequeña familia.


Ella debía de velar por el bienestar de su familia, era complicado de cumplir para una chica que recién cumplía sus veinte años. Velar por la salud de su madre enferma y hermano pequeño.


Ima y Kai eran sus únicos pensamientos, lo agobiante que era vivir en una misera casa sin dinero no era vida para aquella familia.

Kimi se aprovechaba de su belleza física para solventar su familia, visitaba hombres que pagaban por estar con ella, no era una actividad de su agrado, sin embargo, si no hacía aquel acto, morirían de hambre debido a la escasez. Y así era su rutina.


Odiaba vivir así.


Detestaba ser invisible para la sociedad.


Maldecía que no le brindarán la oportunidad de surgir para ayudar a su familia.

Desde aquél error que cometió su madre vivían en lo más bajo de la sociedad, sin acceso a las necesidades básicas.


Odiaba eso.


Finalmente después de una hora caminando aquella chica llegó al anochecer a su hogar, le gustaba llamarlo así, su hogar escondido entre el bosque. Vivía en una vieja cabaña desolada de solo dos habitaciones, ella debía dormir con su pequeño hermano Kai en una habitación juntos y su madre en la restante. A pesar de vivir tanta desdicha, esta noche se encontraba feliz, había ganado suficiente dinero para llevar una cena deliciosa para su familia. Se encontró con pequeño Kai muy alegre como siempre, el niño se encargaba de cuidar a su madre mientras ella estaba fuera de casa, y con amor le preparó un té medicinal a su madre para que pudiese pasar la noche sin molestias, su hermano decidió ir a dormir y por fin Kimi tuvo tiempo a solas.


Kimi salió de la cabaña y se sentó en un viejo tronco de allí. Era su tiempo de pensar en la noche, planeaba el día siguiente sin saber si iba a llegar.

Se perdió entre sus pensamientos. ¡Le dolía ver la situación actual! Odiaba recodar como aquellos de alto condenaron a su madre por un error, esos de alto, condenaron a una familia a vivir en condiciones miserables. Le causaba tanta amargura recordar que aquellos de alto tenían todo lo que podían desear, una casa digna donde vivir.


El desconsuelo la atrapó, había llorado tanto por tantos años que las lagrimas no salían esta noche.

Si todos en la sociedad le negaba la ayuda, solo había una cosaque hacer.

Estaba cansada de vivir así.


― Kagaya, nos condenaste.―escupió con desagrado.

Ya lo había decidido.

Su ambición nublaba su vista y sí algo debía de hacer, era atacar desde lo más alto.

― Cuando menos lo esperes te tendré entre mis brazos y me suplicarás.―miró las estrellas.

Para su sorpresa, apareció una estrella fugar que iluminó su rostro, el día no había terminado tan mal, Kimi amaba las estrellas y se habían vuelto sus mejores amigas en sus noches más oscuras.


Cruzó sus dedos e hizo una promesa.― Madre te daré todas las cosas que te arrebataron aunque signifique acabar con la vida de alguien más.

4. Februar 2020 19:49:13 0 Bericht Einbetten 0
Fortsetzung folgt… Neues Kapitel Jeden Dienstag.

Über den Autor

Kommentiere etwas

Post!
Bisher keine Kommentare. Sei der Erste, der etwas sagt!
~