shadi_kh Shadi K H

Esta historia trata sobre la vida de un joven, el cual tiene un poder oculto, generado por un amor imposible, y por la culpa de ese poder el corre peligro, pero él se hará más fuerte y vivirá muchas aventuras, para asi enfrentarse a ese peligro. En su aventura se topará con muchos retos, amigos, peleas, etc. Y no parará hasta conseguir su verdadero sueño. Y este sueño es posible que cambie....


Action Alles öffentlich. © No robeis esta historia, porfavor.

#romance #fantasia #aventura #dragones #comedia #anime #otaku #shonen #acción #poderes-sobrenaturales #samurai
12
4.9k ABRUFE
Im Fortschritt
Lesezeit
AA Teilen

Zares.

Esta historia comienza en una humilde aldea, llamada Argen, esta era bastante pequeña, habitada por aproximadamente mil personas que viven en casas de poco tamaño; la mayoría de habitantes eran ancianos ya que la natalidad era escasa por culpa de la pobre economía.


El protagonista de esta historia es un aldeano llamado Kinori, aún tenía 10 años; este era de carácter rebelde y juguetón, ya que le gustaba distraer a los comerciantes que venían a vender sus productos a las personas de la aldea. El chico tenía el pelo y la piel blanca como la nieve y además los ojos verde oscuro.

Él vivía en una casa, de pequeña estatura, la cual tenía 2 puertas exteriores, una que quedaba en el pequeño huerto en el que él siempre ayudaba a su padre y hermano a recoger las hortalizas y frutos que salían, y otra, que tenía un camino que seguía recto pasando por otras casas que estaban a su lado. En cuanto al interior esta tenía 4 habitaciones, un comedor, una cocina, un pequeño baño y la habitación de sus padres. El salón era humilde, con una mesa en medio y 4 sillas donde la familia comía; la cocina era también pequeña, esta contaba con una hoguera y una olla que estaba encima, aparte de unas encimeras donde estaban los platos, cuchillos, cucharas, etc

Kinori dormía con su hermano en el salón, en un hueco que quedaba al lado de la mesa, donde cada noche preparaban sus camas hechas de paja y unas almohadas que compraron de lana, en cuanto a sus padres, estos dormían en su habitación, que era también pequeña con una cama grande y una ventana pequeña donde se veía el huerto.

Al protagonista le encantaba escuchar las historias sobre las hazañas de samuráis legendarios que le contaba un monje, llamado Yuki, el cual su madre llevaba cada noche a verlo, o él mismo venía a visitarlos. Siempre que venía a visitarlos traía con el unas galletas hechas por él que tanto le encantaban a Kinori, eran redondas y dulces.

El hermano de Kinori, que era más mayor que él, con 19 años, se llamaba Zares, era alto y con el pelo negro recogido en una coleta samurái, tenía la piel un poco morena y los ojos negros; Él ya estaba preparado para la guerra:


-Que envidia, tú podrás ir a una guerra antes que yo- Dijo Kinori poniendo cara de celos- y con lo hábil y fuerte que eres seguro que te ascenderán rápido.


-Todo tiene su tiempo querido hermano- Contestó Zares sonriendo con la mano derecha en el hombro izquierdo de su hermanito- Mira lo que tengo para ti- Entonces metió su mano derecha en su bolsillo queriendo sacar algo, luego le puso un collar de tela a Kinori, el cual tenía un símbolo partido con forma de semicírculo como accesorio, la otra parte del semicírculo se la puso él.


- ¡Anda, qué chulo!, muchas gracias- Dijo inclinándose.


-De nada- dijo tocándole la cabeza a Kinori- Este collar representa nuestros sueños, porque cueste lo que cueste, los dos lo conseguiremos cumplir- Dijo el hermano mayor sonriendo.


- ¿Me lo prometes? - Dijo Kinori sacando el meñique.


-Te lo prometo- Contestó Zares juntando su meñique con el de su hermano.


Entonces se dirigieron a su hogar.

Al llegar, en la puerta les esperaba su padre junto a un grupo de hombres montados en caballos. Su padre era bastante alto, con pelo y bigote samurái negros, era serio y uno de los mejores guerreros de su aldea. Se llamaba Etis.


-Zares, ¿estás preparado? - Dijo seriamente Etis- Finalmente, te han elegido como soldado de guerra, espero que no me decepciones. Ahora despídete, es hora de irnos.


-Si padre- Obedeció Zares, luego se despidió de Mizuki, su madre, dándola un fuerte abrazo y ella le dijo unas palabras:


-Recuerda hijo mío, mejor morir con honor que deshonrado, nunca tires tu arma, y nunca escapes de un duelo, un verdadero samurái no muestra miedo.-Mizuki era de estatura mediana, tenía el pelo largo y de color negro como sus ojos, era de carácter humilde.


-Si madre, prometo no decepcionarte- Contestó Zares seriamente, luego procedió a despedirse de su hermano.


El mayor se arrodilló para abrazarle, pero a Kinori se le cayeron las lágrimas.


- ¿Seguro que no morirás?- Preguntó llorando.


-Siempre estuve a tu lado- Dijo poniendo su mano izquierda sobre el hombro derecho de Kinori- ¿recuerdas lo que nos prometimos de pequeños?, prometimos nunca separarnos, y una promesa no se rompe- Contestó Zares secándole las lágrimas a su hermanito, y sonrió- cumpliremos nuestros sueños juntos.


Después subió a su caballo y sonrió dirigiéndose a su madre y Kinori. A continuación, él junto a su padre y sus compañeros, partieron a la zona de guerra; cada vez no se les veía, se escuchaba el ruido de los caballos y de las armaduras a lo lejos.


- ¡Oye hijito! - Dijo Mizuki feliz- Vamos a ver a Yuki el monje, seguro que tiene una nueva leyenda que contarte.


- ¿Yuki? ¡sí, qué ganas! - Contestó el niño olvidándose de lo que acaba de pasar.


Entonces ellos fueron a ver al monje, y él les recibió amablemente acogiéndolos en su casa.


-¿Conque tu hermano ya se fue a la guerra, eh?- Dijo Yuki. El era ya anciano, vivía solo en su casa humilde; tenía los ojos grises y le faltaba pelo del cabello, con una barba gris como su pelo.


-Si, seguro que ganarán-Dijo Kinori apretando flojamente el vaso de té que le dio el monje, y luego levantó la cabeza, con decisión-Él y mi padre son los mejores.


-Es bueno tener esperanzas- Contestó feliz Yuki- Bueno, hoy te contaré una leyenda que se trata de….


El monje le comenzó a contar una de las leyendas que el sabía, mientras Kinori le miraba con ojos de asombro. Cuando cayó el sol, Mizuki y Kinori fueron de vuelta a su hogar, al llegar, el chico se tiró en la cama de sus padres, por lo cansado que estaba, la madre le arropó.


-¿Conque quieres dormir aquí?- Dijo Mizuki mientras le arropaba


-Si, no quiero estar solo.-Contestó con ojos dormidos Kinori.


Entonces Mizuki le cantó una nana para que se durmiera. Mientras la nana sonaba, el niño iba cerrando sus ojos cada más hasta dormirse.


15. Januar 2020 19:55:01 7 Bericht Einbetten Follow einer Story
7
Lesen Sie das nächste Kapitel Un rudo comienzo.

Kommentiere etwas

Post!
Nicolás Alejandro Nicolás Alejandro
Me gusta cómo vas construyendo contextos y diálogos entre tus personajes. Te seguiré para estar atento a tus historias, podrías seguirme de vuelta y leer lo que publique, me gustaría tu opinión. Para ir mejorando en mi historia que aun esta en proceso
April 13, 2020, 16:48

  • Shadi K H Shadi K H
    Ok, claro; Gracias por tu animo. April 13, 2020, 16:51
Wanis Karbal Wanis Karbal
Me a gustado ❤️😊.
April 08, 2020, 15:05
salamander owaratori salamander owaratori
Me gusta mucho este cuento
April 06, 2020, 10:17
Vl Vampin lus
Suigues teniendo algunos fallos, corrigelos.
March 11, 2020, 11:57

Galo Vargas Galo Vargas
¡Hola! Somos del equipo de verificación de historias de Inkspired, y quisiéramos dar por verificada la tuya. Pero para hacerlo, necesitamos que por favor hagas ciertas correcciones de gramática, ortografía, puntuación y tildes. Por favor, revisa tu texto, y cuando hayas corregido estos pequeños detallitos, responde este comentario para revisar y verificar tu historias :) ¡Mucha suerte!
February 03, 2020, 18:43
~

Hast Du Spaß beim Lesen?

Hey! Es gibt noch 13 Übrige Kapitel dieser Story.
Um weiterzulesen, registriere dich bitte oder logge dich ein. Gratis!

Verwandte Stories