El colegio de los indeseados Follow einer Story

theiaburton4 Theia Burton

El mundo de la magia, como el nuestro, tiene sus reglas, y, si te sales de ellas, eres visto como alguien raro, o, rebelde, en nuestro mundo normalmente mandamos a la gente fuera de lo normal a la cárcel, pero ¿Qué harán en el mundo de la magia? Esta es la historia de Bella Buttersoft, una bruja que se sale de la "normalidad". Conoce a unos personajes que no son perfectos, que vienen a buscar ser mejores personas pero, la gente no se da cuenta de que son perfectos tal y como son. Y tú ¿Qué harías si tu madre fuera la bruja más conocida de la historia y tú no tuvieses poderes? En esta historia se puede ver el desarrollo de los personajes, traiciones, muertes, amor... Este libro es mejor visualizado si es escuchado con esta música: https://www.youtube.com/watch?v=12nyEMARzNM (Creador: Danny Elfman. Creador del mix: Movie music club)


Fantasy Episch Nicht für Kinder unter 13 Jahren.

#suspense #amor #muertes #instituto #colegio #metamorfomagos #vampiros #magos #indeseados #unwanted #fantasía #fantasy #músicadetimburton #musicoftimburton #defectos #defects #magic #magia
1
718 ABRUFE
Im Fortschritt - Neues Kapitel Jeden Freitag
Lesezeit
AA Teilen

Una bruja sin poderes y un vampiro asustadizo

*Para una mejor lectura recomiendo escuchar esto mientras se lee este libro https://www.youtube.com/watch?v=12nyEMARzNM Mix por: Movie music club Música por Danny Elfman*

El mundo de la magia, como el nuestro, tiene sus reglas, y, si te sales de ellas, eres visto como alguien raro, o rebelde, en nuestro mundo normalmente mandamos a la gente fuera de lo normal a la cárcel, pero ¿Qué harán en el mundo de la magia?

Esta es la historia de Bella Buttersoft, una bruja que se sale de la "normalidad".

-Bella, despierta

-¿Mamá?

La pequeña Bella tiene solo doce años, pero se va a enfrentar a un reto que le exigirá mucha más madurez.

-Ponte los zapatos, ay, por mago, sigues con el mismo vestido ¡Cámbiatelo!

-Me gusta este, no es demasiado largo, se ajusta a mí a la perfección y...

-Y nada, ponte los zapatos. En cinco minutos el autobús está en la puerta.

Su madre salió de la habitación y cerró la puerta sin tocarla, la madre de Bella es Herminia Buttersoft, una de las brujas más conocidas del mundo mágico.

-Si tan solo me escucharas una vez, sabrías lo que quiero para mí.

La pequeña se acercó descalza a la estantería y cogió un libro, este se llamaba vida y tiempo, de su portada salían unas manecillas y un pequeño reloj acristalado que marcaba la hora, con un cuchillo lo sacó y le ató una cadena plateada, se lo colgó al cuello y vio una cuenta atrás, un año, era un reloj especial que además de marcar horas, minutos, y segundos, podía marcar días, estaciones, años y milenios.

Bella se puso los zapatos, al caminar, mirando al reloj, tropezó con una mesa y tiró al suelo un jarrón.

-Ojalá pudiera hacer magia, no ser una inservible- Pensó.

Agarró los trozos rotos del suelo y los metió en una caja, tiró esa caja desde su ventana y llegó a la papelera de la calle, bueno, casi, al borde de al lado de la papelera de la calle.

Al bajar por las escaleras, la puerta viviente se abrió, y el perchero le tiró la mochila gris.

-Como odio esta casa

Fuera le esperaba su mejor amiga.

Otti es medio dragona y medio humana, pero nadie puede ser dos cosas a la vez, por lo tanto es una dragona, su único defecto es que no puede transformarse por completo, si no que solo tiene una forma, con cuerpo de humana y cuernos y cola de dragón, a lo más lejos que había llegado era a escupir un chispa cuando un rayo le cayó encima, con seis años.

Hacía frío, y la casa de Bella, negra y azul, destacaba sobre el cielo gris, la carretera era blanca por completo debido a la nieve, el vestido de tirantes de Bella empezó a dar calor y en pocos segundos Bella dejó de sentir frío, Otti, al contrario, iba vestida con varias capas de abrigo.

-¿Qué tal?

-Creía que te ibas al colegio de las señoritas del norte, Otti.

-Si voy allí probablemente se derritan, me alegro de ir al mismo colegio que tú.

-Y yo.

No eran muy parecidas, de hecho, Otti era una dragona perfecta, rubia con destellos rojizos, piel clara, bajita. Sin embargo Bella era una deshonra para las brujas, de pelo castaño y sedoso, en vez de negro y estropajoso, nariz pequeña y respingona, en vez de aguileña y grande, de gran altura y con curvas, no bajita y redonda.

Se unieron en un abrazo, y al mirar a la carretera de nuevo, un autobús pequeño las encontró, era amarillo de ventanas negras.

-Señorita Buttersoft, la esperábamos, a usted también, Carlota Desiree- Era un hombre alto, de piel clara y ojos muy grandes, delgado y alto.

-Soy Otti- El hombre la ignoró y abrió las puertas.

El autobús era pequeño por fuera, pero una vez entrabas filas de niños se veían cada vez más lejanos, no se veía el final.

-Su asiento está allí.

Bella se sentó con un vampiro, miraba por la ventana, y tenía nieve en el pelo, un pelo de un color rojo intenso,

-Dime ¿Has visto alguna vez un vampiro pelirrojo?- Dijo melancónico, sin apartar la vista de la ventana, su pelo se elevaba hacia arriba y su frente quedaba descubierta.

-¿Y tú una bruja sin una nariz kilométrica y delgada?

El chico se giró sorprendido y la examinó, se sentía extraño, identificado.

-Mi nombre es Joe, Joe Kräkovikio

-Yo soy Bella Buttersoft

-Madre mía, no puede ser, soy muy fan de tu madre. Enséñame algún truco, seguro que tu madre te ha enseñado, por ejemplo, haz que en este plato haya patatas.

-E-está bien...- A Bella le temblaban las rodillas, el defecto de Bella es que no sabe hacer magia.

Una a una, en el plato de madera comenzaron a aparecer patatas peladas, amarillas y redondas, como pelotas de golf.

Mientras su nuevo amigo comenzaba a comer con ansias, miró detrás suya, un chico bajo, de pelo oscuro y ojos brillantes como la luna y azulados como una noche estrellada le miraba.

-¿Has sido tú?- Preguntó Bella.

-Sí, pero habla más bajo.

-No le digas a nadie que no sé hacer magia, por favor- Rogó Bella

-¡Qué casualidad! Entonces me debes un favor.

-¿A qué te refieres?

-Tú pégate a mí, si alguien te da a elegir entre él o yo, escógeme a mí, ven conmigo en los trabajos de clase, siéntate al lado mía siempre.

-¿Porqué?

-Porque no quieres que nadie sepa que no tienes poderes, y yo lo sé.

-Asqueroso

-¿Qué?

-Que me obligues a estar contigo, alguien se dará cuenta.

-Por eso no hay problema, cuando lleguemos lo comprenderás.- El chico le miró con una cara siniestra, levantado una ceja, sus ojos azules brillaron y se sentó con los ojos cerrados.

-Mira, este es mi grupo favorito.

Joe sacó un pequeño fonógrafo del tamaño de una mano de un niño pequeño, y introdujo un disco diminuto, que contenía veinte canciones por cada lado. Comenzó a sonar una melodía marchosa, con voces masculinas y guitarras impulsadas con chispas.

-¡Qué bonito!

-Se llama cinco segundos de invierno

Un rato después, los chicos se quedaron dormidos escuchando la música, pero, al no sujetar el fonógrafo, este cayó al suelo. Se empezó a repetir el mismo sonido una y otra vez en un volumen desorbitado.

-¡Bajad la mússica!

Era una chica de gran altura pero de su edad, seseaba como una serpiente, tenia las cejas rectas y hacia arriba, de su boca salían colmillos espeluznantes, aunque era muy bella, hasta que mirabas su cuerpo, de cintura hacia arriba era normal pero en lugar de piernas tenía una larga cola con escamas verdes.

-¡Aaaah!- Gritaron al unísono nuestros dos personajes.

-¿Qué os pasa? ¿Nunca habéis visto una Naga?

-No, lo siento si te hemos ofendido- Bella se disculpó, pero Joe seguía temblando y se agarraba al vestido de Bella -¿Cuál es tu nombre? Yo me llamo Bella, soy maga- Bella miró al chico de ojos azules y este sonrió.

-No le digo mi nombre a dessconocidoss, me puedess llamar Naga.

Cuando se estrecharon la mano un traqueteo movió el autobús, y, finalmente, todos sintieron como se partía en dos y dejaba caer a todos en un gran agujero.

-¡Aaaaaaaaaah!- Bella se agarró del chico de ojos azules, como él le había indicado, y este cogió a Joe y a Naga.

-¡Ahora Bella!- Joe quería que Bella les protegiera con una bola de energía, un hechizo común, pero Bella se bloqueó, sin embargo, el chico de ojos azules actuó rápido y una bola fosforescente les cubrió, mientras Naga juntaba a todos con su cola para estar más a salvo.

La bola cayó en un barranco y la bola se apoyó suavemente en el suelo, se desintegró rápidamente y los chicos se levantaron los unos a los otros.

-¿¡Estás bien?!- El chico de ojos azules estaba preocupado, la examinó y le puso los brazos en los hombros, un poco después bajo la guardia -Mi nombre es Feris.

-Chicos, tengo miedo.- Nuestro pequeño vampiro asustadizo señaló el suelo y no pudieron creer lo que vieron.


Gracias por leer este primer capítulo, si te gusta la historia, sígueme para más historias parecidas, intentaré subir el siguiente capítulo lo antes posible, este capítulo lo he escrito en un día y esto ya parece una adicción, para sugerencias simplemente dímelas en mi primer anuncio.


14. Dezember 2019 19:28:37 3 Bericht Einbetten 1
Lesen Sie das nächste Kapitel Una serpiente mezquina y una dríada loca

Kommentiere etwas

Post!
Lucas Almada Lucas Almada
Me encantó, adoro historias con criaturas y razas diversas. Además, pensé que era el único que buscaba ambientar sus historias con diversos soundtracks o música, la verdad es que le da un toque completamente distinto. Estaré al tanto de los siguiente capítulos!
December 15, 2019, 18:05

  • Theia Burton Theia Burton
    Muchísimas gracias por tu comentario, la verdad es que soy nueva y comentarios así me hacen querer seguir adelante, gracias. December 15, 2019, 18:20
  • Lucas Almada Lucas Almada
    Lo comprendo completamente, te animo a seguir que tu historia parece realmente interesante. December 15, 2019, 18:25
~

Hast Du Spaß beim Lesen?

Hey! Es gibt noch 1 Übrige Kapitel dieser Story.
Um weiterzulesen, registriere dich bitte oder logge dich ein. Gratis!