0
449 ABRUFE
Abgeschlossen
Lesezeit
AA Teilen

Se acabó la función

A qué hora dices que es?

Arturo canturrea despacio. Deleitándose en lo que hace y en oírse a sí mismo.

….. y solo a veces, a veceeeeeees te amoooooooo, cuando tu bandera me roza siento queeeeeeeee esa es mi patriaaaaa nena, uhhhhh, nenaaaaa…..

Merche le mira.

A qué hora?.- al decirlo ha subido el tono y echo un pequeño gesto con la mano que desde hace años hace que él contenga la respiración.

A las seis. Uffffff…. Si, lo dices porque vamos tarde?. Si. Vamos tarde. Son las cinco y media. Llamo un taxi. No me apetece coger el coche. Y Pedro está de permiso hoy. Paso de molestar.

Ya le he llamado yo amor mío. Está abajo. Simplemente, ambos, esperamos, gustosos, que termines de vestirte.- antes de que Arturo desaparezca escaleras arriba como un niño pequeño cogido in franganti escucha: Por favor, etiqueta Arturo, traje y corbata. El azul. Está sobre la cama de invitados. Te espero tomando un Martini en el Jos.

En los bajos del edificio de Park Avenue hay un bar. Llamarle bar es despreciarle un poco. Es un auténtico club de damas y damos. De señoras bebiendo a media mañana pero con clase y de señores buscando un rincón elegante donde impresionar quien sabe a quien. No se llama Jos pero Merche lo llama así. Arturo no sabía ni una palabra de inglés cuando se mudaron y pronunciaba el nombre así y así lo dejó ella.

Y el señor?- Pedro le arrima la banqueta a la barra mientras la enciende un cigarro largo, rubio, prohibido en toda la ciudad menos en el Jos.

Ahora baja Pedro. Ha habido alguna vez que haya bajado él antes que yo acaso?.

No señora. No. El señor se hace esperar.

Lo bueno se hace esperar siempre Pedro. No hay que meter prisa al artista. Nosotros, los mortales simples no lo entendemos. – ella sabe que no se pasa media vida justificando a su marido pero lo disfruta, lo hace automáticamente y gustosa. No imagina nada mejor. Pero mira a Pedro. Él si lo sabe.

Si señora. Si, Merche. Te pido otro?. No creo que baje antes de que lo termines. Aunque sería mejor una tónica. No es bueno a esta hora beber tanto. Sobre todo si vais a la fiesta de los Tronnenbaun. Allí ya sabe. No se para. La última vez….

Déjalo Pedro. Ya hemos hablado mil veces de la última vez. Me pongo todo lo seria que puedo ponerme para rogarte que dejes de referirte a esa noche por favor. Lo que pasó, ya sabes que no tendría que haber pasado. Que no pasará más y que es una vergüenza que ni siquiera lo comentemos. Por supuesto que el culpable es el alcohol ese tan malo que siempre sirven en aquel club de la octava pero no quiero saber nada de aquello. Yo creo Pedro…..

Señora, Merche, no he dejado de pensar en ello, no puedo parar de soñarlo pero obviamente se cual es mi sitio. No quería mentarlo ahora mismo. Solo indicarle que no debería beber a esta hora. Que le sienta mal y que ya sabe que el señor no aguanta tampoco bien el alcohol y alguien debe vigilarle en esta fiesta. Está llena de…..

Ya se de qué está llena la fiesta!!! Por favor,……. – mira fijamente a la camarera. Alta, esbelta, rubia, joven como un insulto, alegre aún y con un escote como para vestir el verano sofocante de New York en aquel agosto lánguido.- eh, nada Miranda, una tónica mejor. Eh, si, no, con hielo. Gracias.

Voy afuera señora. Le aviso cuando esté.

Si por favor. Voy a mandar unos mensajes para corroborar fechas. Tengo un par de clientes que no han contestado aún lo del martes.

No se preocupe señora, su exposición, como siempre, será un acontecimiento, aún en pleno agosto. Por ahí baja el señor.

Cariño, Arturo…. Aquí amor. Me termino esto y salgo. – hizo el gesto con la mano mientras gesticulaba con la boca para hacerse entender. Miranda la retiró la copa de Martini vacía y el botellín de tónica. Merche la agarró de la mano.

Miranda…. No, no, no te pongas a la defensiva. No voy a hacerte nada. Eh mira….

Señora, si me ve el señor Kline hablando con clientes se enfadará. Por favor, me devuelve mi mano?. Por favor.

Miranda, a ver, se enfada Martin, y si, subrayo Martin para que sepas que le conozco. Hace años, somos amigos de él y de sus hermanos. Como decía, Martin se enfada si te ve hablando con una clienta que se ha dirigido a ti pero no se enfada si te acuestas con un cliente?. No lo entiendo muchacha.

No solo Miranda se queda en un silencio atronador, sino un señor que se había sentado en la barra sin percatarse de su presencia, también. Intenta hacer algún sonido que alerte a las dos mujeres de su presencia pero no le hacen caso. Opta por levantarse y elige un lugar al final de la barra, más cerca de la zona de la otra camarera. De Anna.

No dices nada?. Es verdad que le gustan de pocas palabras. Total, para qué?, pero algo tendrás que decirme no?. No sé, tienes una historia?. Algún maltrato infantil?, un trauma psicológico?, no sé, algo que pueda justificar que te tires hombres casados?. Yo es que nunca lo he hecho sabes?. Entonces no puedo ayudarte con esto la verdad. Pero que te olvides, por resumirte, que te ol vi des. Te recalco la palabra por sílabas por si no te has enterado la primera vez. Aunque yo creo que a estas alturas tienes que saberlo verdad?. Él siempre hace lo mismo. Te promete, te vuelve loca a qué sí?. Pero seguro que hace días o semanas puede, que no te llama. Que no contesta y pasa por aquí como si nada. Y no se hace el loco. No. No. Es que de verdad que no se acuerda de ti. Ni de tu nombre siquiera. Y tú como una pava hasta has perdido tu empleo por él. Ay Miranda Miranda. Si claro, si, porque lo has perdido. Esta mañana he hablado con Martin. Hoy es tu último día. Le he pedido que me dejara decírtelo yo. Y no pidas referencias cariño. No van a ser buenas. Toma. La propina por la copa y con eso te coges el taxi de vuelta al tugurio donde vives.

Merche hace un gesto sonriente a su marido que pega toquecitos en el cristal impaciente.

Si amor. Ya salgo.

Se baja del taburete y sale andando como lo que es. La única. Aún es joven, aún es atractiva y lo sabe. No lo puede entender pero Arturo es así. Era así cuando lo conoció y supo que sería su mujer. La única en su pensamiento y en su vida pero no en su cama.

Luego me dices a mi!!!! Jajajajajajajajajajaja

Me encanta cuando te ríes a carcajadas. Me contagias cariño.

Qué hablabas con la camarera?. Cuanto debate por un Martini!. Seguro que no te lo ha agitado como te gusta y la has regañado como a una niña pequeña. Que manía cariño. Si, Pedro, me ha dicho que estabas con tu primer y único Martini. Aguanta amor mío que tienes que conducir de vuelta jajajajajajajajajajaja es broma!!!.- la dio un cariñoso azote para que subiera al coche. El azote resonó en la cabeza de Pedro que giró rápidamente la cabeza hacia delante. Arturo era uno de los hombres más atractivos que conocía muy a su pesar. Simpático, ocurrente, listo y rápido, guapo y audaz. Tenía ocho años que Merche y no habían tenido hijos, ni tendrían ya. Aquello era una de las muchas cosas que los mantenía tan unidos de hecho.

Nada Arturo, hablábamos de las cosas bellas de la vida. Ya sabes. Yo solo hablo de cosas bonitas. Sobre todo con chicas también bonitas no?.

Si…. Ehhhh si que lo es. Aunque ya sabes, no me fijo teniéndote a ti a mi lado cariño.

Resonó otro cachete cariñoso ya en el interior del coche que enfiló lentamente hacia su destino. De fondo se oyen bocinas de coches y voces de gente viviendo. Arturo ha bajado la ventanilla.

Ya sabes. Prefiero el aire de fuera. Aire contaminado pero aire al fin. Saco la cabeza como un perrillo…. Jajajajajajajajajaja Pedro, el día menos pensado me dan una galleta. Huyyyyy ten cuidado, no vayas por la octava. Nos tiraremos todo el día allí.

Dos golpecitos. Arturo de gira.

Cariño, puedes sentarte bien un instante por favor?. Necesito hablar contigo. Es cuestión de un segundo. No, en serio amor, es importante. Antes de que lleguemos. No a Pedro no le importa, no hagas gestos. Cerramos la ventanita y listo verdad?. Mira, ya sabes como soy,….. noooooo quita zalamero. No es momento!!! Nooooo no he cerrado la ventanita para eso Arturoooooooo!

Jooooooooo Merche, con lo que me gusta. Ya lo sabes…… andaaaa, un poco, Pedro no nos oye, lo hemos comprobado otras veces eh?. No?. Bueno, dime dime, no pongas esa cara por favor que ya sabes que no me gusta verte enfadada por nada ni por nadie.

Arturo, sabes que lo sé. Si, no pongas cara. Sabes que lo sé, creo que todo Manhattan de hecho, sabe que lo sé. Y que lo ignoro. Miro por la ventanilla, si, ahora, y pienso, esa chica, será una de ellas?. O esa?

Pero de qué hablas Merche?.

Arturo por favor, ellas, tus mujeres. Y no es que me moleste, o sea, si me molesta, me duele, me humilla incluso sabes?. Es que no entiendo porqué. Y no es que sea algo del principio, que se pasa, que va desapareciendo…., no, es que de hecho, cada vez va a más. No puedo mover un pie de casa sin que salgas corriendo. O eso espero claro. Que al menos, salgas de casa para…… bueno, el caso Arturo, que ha llegado el momento de hablarlo. Porque querido, francamente, no me gustaría tener que divorciarme. Porqué pones esa cara?. Esa es la que tienes prevista para la culpabilidad?. O no te sientes ni culpable?. La doctora Mortimer me ha comentado que algunos de vosotros ni siquiera os llegáis a sentir culpables. Que es como si no hicierais nada mal, es vuestra propia naturaleza y nadie se siente culpable de su propia naturaleza. Entonces, yo te pregunto Arturo, te sientes culpable?. Lo sientes al menos?. No puedes evitarlo?. No dices nada?. Espera…… (ruido de bajar ventanilla) Pedro, como vamos?.

Retrasados señora. Hay un atasco importante en Park Avenue. Quiere que intente coger la…..

No, no, no, atascados estamos bien. Tampoco pasa nada no?. Tienen que esperarme a la fuerza jajajajajajajaja gracias Pedro (ruido de cerrar ventanilla interior).

Merche…….

No espera Arturo, debería terminar mi discurso, sino, francamente no se si podré. Llevo días tomando la pastillita. Varias veces incluso. Pero ni duermo. Apenas dos horas. Te oigo soñar. Y murmurar. Creo que dices mi nombre pero ni lo sé. Lo mismo lo imagino. O son mis propios delirios de insomne.

Merche…..

Espera espera…. El caso es que la primera vez fue como una puñalada. Martha, es que no se me olvida el nombre, de ella no. la niñera de los Bogart. Casi treinteañera. Porque qué quieres que te diga?. Una espera en estos casos una jovenzuela sin cabeza y medio adolescente aún pero no sé Arturo, tus gustos varían tanto…. Aquella chica. Ese verano. Nuestro primer verano en la costa.

Martha no……

Ay Arturo por dios, no se te ocurra mencionarla. Estoy hablando de pasada sabes?. Venga va, no digamos nombres si no quieres. Aquella chica, mujer, ese verano, bueno, me enteré, seguramente qué fue?, un rato de playa y mojitos de esos que tanto bebes?. Bueno, pues ya está pensé. Y eso me dijo la doctora Mortimer sabes?. Pero es que vino enseguida Sam. Huy perdona, he dicho que nada de nombres no?. Es difícil cariño. No Sam. Ehhhhhhh la chica aquella de la tienda de ropa donde nos compramos los disfraces para la fiesta de los Evans. Eso fue más difícil de intuir la verdad. Me costó más pero al final eres tan despistado amor mío. Tan desastre y tan obvio. Siempre lo has sido.

Se oye un frenazo y un chirriar de coches y cláxones atronador.

Qué pasa? Qué ha pasado?.

Nada señora, sigan ahí. Hay jaleo. No se bajen por favor. Voy a ver.

Arturo hace ademán de bajar la ventanilla y mirar pero le cogen la mano.

Arturo déjalo. Ya ha ido Pedro. Sigamos con esto o no podré retomarlo luego. Necesito terminarlo y contarte lo que va a pasar a partir de ahora.

Me estás dando miedo Merche. Nunca te había escuchado desvariar como ahora.

Desvariar? A qué le llamas desvarío amor?. A seis años de engaños y sufrimiento en silencio? A seis laaaaaaaaargos años de cuchicheos en el club, en cada una de las fiestas a las que vamos?. En mis dudas sobre si la chica que me está haciendo las uñas es una de ellas porque me mira más de la cuenta?. Desvaríos….. interesante definición. Pero sigamos amor, no estoy enfadada. En serio que no. Nunca lo he estado. Siempre te he querido. Desde antes de casarnos. Desde que te conozco siendo un chiquillo. Desde que el mundo es mundo. Y te querré. Eso no cambia nada. Y sé que tú me quieres. A mi. Y solo a mi. No puede ser de otra manera. Pero claro…..

Si Merche, claro que te quiero. Pero no como tú quieres. Y lo sabes. Siempre lo has sabido. Quieres hablar? De verdad?. Desde cuando somos sinceros tú y yo?. Qué novedad sería esa. Gran novedad!!!. Señores y señoras, la gran Mercedes Inorra por fin quiere hablar alto y claro de lo que pasa. De cómo compró un marido y ahora se lamenta del resultado del paquete y quiere devolverlo. Es eso?.

Qué te compré?. Qué acabas de escupirme?. Es eso según tú lo que pasó?.

De todas maneras Merche, sea lo que sea que pasara, no es como lo pintas ahora. Esas mujeres no son lo que dices, ni tantas ni tan….

Que te calles!!!. Si, yo también me he asustado de gritar así. No es mi estilo desde luego. Discúlpame. Te decía que tienes mucho valor de decirme ahora que te compré cuando todos estos años has estado más que encantado de vivir a mi costa financiando tus obras, tus teatros, tus cortos, tus esculturas, tus amigos, tus amigas, tu ropa de marca, una moto tras otra y vacaciones para hacer surf en Hawai. Te he comprado en serio?. Pues me has salido muy caro.

Se oye una puerta de coche abrirse y un carraspeo de interrupción discreta pues el tono de la conversación ha subido como para escucharse desde fuera.

Pedro?. Qué pasa? Qué hacemos parados?.

Nada señora, no se preocupe. Enseguida nos desvían por la séptima.

Se oyen ambulancias y policía.

Pero qué ha pasado?. Bajamos?.

No señora por dios. No baje. Es desagradable. Una muchacha se ha tirado a los pies de un coche y se ha matado. La han atropellado.

Se ha tirado?.

Eso es lo que dice la gente señora. Que nadie la ha empujado. Que se ha tirado ella sola. Acaba de pasar, por eso estamos parados y esperando a que se la lleven.

Ay por dios, que aún está ahí?.

Si señora, unos coches por delante del nuestro.

Oye, y hablando de todo….. ya que quieres sinceridad Merche, vosotros vais a seguir llamándoos de usted mucho tiempo delante de mi a pesar de que os acostáis?.

Pedro, por favor, si gracias, cierra la puerta y déjanos. Arturo qué manera de hablar es esa?.

Es que es mentira?.

A ver Arturo esa no es la cuestión.

Ah, está mal hacerlo porque si, pero si es en venganza por un marido infiel, está de puta madre no?. El caso es Merche que no quiero darte explicaciones, que tendría que remontarme mucho, que ya que ha terminado la farsa y por fin te has sentado a hablar de tu maravilloso mundo hecho pedazos no me apetece seguir con ella y me veo liberado, libre al fin. Haz lo que quieras, divórciate, quítame todo, haz que me despidan, lo que sea….. cualquier cosa será mejor que aguantar esto. De verdad.

Pero amor mío, si lo que te iba a decir es que te perdono, no te preocupes por tus cosas y tu trabajo por favor. Que lástima, cómo has podido pensar que te voy a hacer mal con lo que yo te quiero?. Entiendo que tu trabajo es muy estresante, que todo depende de tu inspiración, puede que necesites mujeres y adulación, qué se yo!!!.... el caso es que iba a proponerte que hagamos un viaje, que nos olvidemos, que lo se??? De acuerdo, si. Pero que a partir de ahora no voy a tener nada que saber porque todo cambiará, verdad?. Es o no es así?.

Se oyen dos toquecitos en la ventanilla de los pasajeros. Se hace un silencio solo roto por el persistente ruido del tráfico y las sirenas.

Pasa Pedro!. No ocurre nada. Arturo se ha equivocado, se ha alterado de manera inconveniente nada más. Está todo bien. El bueno de Pedro…. Ya podemos avanzar?.

Si señora, ya continúa el tráfico. Me he permitido hablar con Alison, ya les he avisado de lo sucedido y de que estamos de camino. La mitad de los invitados está en la misma situación así que no hay problema.

Ay Pedro, qué haríamos sin ti?. Que haría yo sin ti?. Está en todo verdad Arturo?.

Se oye como Pedro se acomoda en el asiento del piloto y arranca el coche.

Sabe señora que la conocemos?.

A quien?.

A la chica.

La que se ha suicidado?.

Si. Es la camarera del Jos, Miranda, que lástima, tan joven y tan guapa, ….. espero que no les moleste que ponga un poco de música señores. Me ha impresionado un poco.

Si, si, póngala por favor.

Se oyen los acordes de música pop de moda de la emisora de música de la ciudad.

Qué has hecho esta vez Merche?. Otro accidente?.

No sé de que me estás hablando. No intentes cambiar de tema que me queda una cosa por…

No es un cambio de tema por el amor de dios Merche!! Es el mismo tema. El de siempre. El de los accidentes.

Creí que hablábamos de tus mujeres.

Es el mismo. Son mujeres y luego son accidentes. Un estilo diferente cada vez. No has pensado que puede ser ese miedo el que me hace seguir aquí?.

Jajajajajajajajajajajaj miedo tú? No me hagas reír amor mío. Miedo de qué?. De una pobre mujer como yo?. Yo que culpa tengo si la muchacha se ha matado?. A mi que me importa?. Yo que tengo que ver?. Bastante tengo con lo mío. Tendría problemas. Qué se yo.

Un problema muy grande llamado amor por Arturo. Ese era su problema. No?.

Amor?. De verdad te piensas que alguna de esas te quiere?. Qué te ha querido?. Que si no fueses el marido de Mercedes Inorra te querrían?. Jajajajajaja, querido, nuevamente, no me hagas reír por favor.

Merche, estoy cansado ya. Dime que quieres hacer. No quiero seguir hablando, mira, estamos llegando, quedan pocos minutos. Antes de llegar, dime qué demonios quieres y me bajo del coche. No volverás a verme nunca más. Sin accidentes. Sin rencores.

Se oye un suspiro en el coche. La música. El ruido del tráfico.

Pedro, por favor, para un momento el coche en la acera. Solo será un minuto por favor. Gracias. Si. Ahí está bien. No tardamos. Qué quiero hacer?..... hummmm, que gran pregunta. Perderte de vista? Hacer como siempre, como si nada?. Hummmmmm….. qué quieres que haga cariño?. Ya ves. Estoy en tus manos. Dime…

Merche, por favor, una mujer como tú. Seguro que encuentras a alguien. Más afín a ti. Más fiel también?.

Por favor, no es solo eso. Nunca has dejado de hacerme saber de donde vengo, de donde me sacaste. Era un chaval!. Hiciste lo que quisiste siempre de mí. Ellas, ellas….

Ellas?. Tus mujeres?. Qué pasa con ellas? Que te querían por lo que eras no?. por ser egocéntrico, ególatra, vago, aventurero, infiel, bohemio, inconstante….

Eso es. Me querían. A pesar de eso. O precisamente por eso. No lo sé. Nunca me ha dado tiempo a averiguarlo. Tampoco te estaba engañando bajo mi humilde punto de vista.

Ah no?.

No. Se llama engaño si tú lo has sabido siempre y hasta, déjame decirlo, fomentado de una manera morbosa y repugnante.

Huy Arturo querido, que poca psicología. Pedro, has oído?. Ay Arturo, de verdad. No entiendo como teniendo esa mente para el arte, tienes tan poco cerebro para todo lo demás. En fin. Da igual ya. Verdad Pedro?.

Quieres dejar al chófer en paz?. Ya le has metido en una de tus redes?.

Se oyen dos puertas, la del conductor y la del maletero.

Mira que le dije a Pedro, ya verás como no te sales con la tuya, porque querido, él quería matarte desde el principio, pero yo le dije, ya verás como me suplica perdón y me hace el amor apasionadamente ante tus mismos ojos. Pero no. Me has defraudado Arturo. Ahora tendré que dejar que te mate él.

Perdona?. Estás loca o que te pasa?. Pedro?.... pero qué….?

Se oyen gritos, forcejeos y finalmente un silencio brutal.

Bueno, no se puede decir que haya sufrido. Verdad?. Es guapo hasta dormido.

No está dormido Merche.

Oh, yo qué sé. Es lo que pienso. Lo que voy a creerme. En un arranque de celos le has estrangulado. Pero…..

Merche!!!! En un ataque de celos no!!. Esto estaba más que planeado. Hasta el día elegido, hasta parar en esta callejuela desierta, hasta el que esa chica se haya suicidado “ayudada” por las expertas manos de tu ayudante Merche. Pero da igual verdad?. Lo importante es que ya está. Ya pasó. Estamos juntos al fin.

Ya. El caso Pedro es que juntos juntos, es mucho. Ya se irá viendo no crees?. De momento vamos paso a paso quieres?. Vamos a seguir con el plan. Este desgraciado me ha dejado por otra, precisamente hoy, la verdad es que estoy destrozada, me iría unos días de reposo quizás a mi casita de Santa Bárbara…… ya sabes, el plan. De momento, en unos meses al menos no nos veremos, no tendremos contacto. No te conozco casi. Bueno, después de todo, es la verdad no?. Nos conocemos?.

Se oyen dos portazos y el coche arrancando. Ahora música clásica, lenta, triste. De fondo, el mar. Romper de olas furioso y gritos de chicos y chicas pasándoselo bien haciendo surf probablemente.

Si Merche, en shock me quedé. No me lo creía. Porque a ver cariño, todas lo sabíamos…. Ejem, ya sabes, bueno, eso, ya sabes……

No Jessica, no sé. Qué sabíais todas y quienes sois esas todas?.

Merche no te disgustes cariño. Nada más lejos de mi interés. Me refiero a que Arturo era, bueno, un conquistador supongo. Le habían visto varias veces con otras mujeres. Por toda la ciudad. No se escondía demasiado. De hecho, la mayoría pensábamos que era algo consensuado entre vosotros.

Pues mira, obviamente no. Pero desde luego, gracias por decirme y contarme estas cosas sobre mi marido cuando ya no tiene remedio.

Se oye el tintineo de unos platos.

Déjalo ahí Ana por favor. Sirve el té a la señora y déjanos. Gracias.

Qué chica tan guapa.

Si, una monada. Da gusto poder contratar ya al servicio sin pensar que es la próxima novia de tu marido no?.

Perdona?.

Nada, nada. Olvídalo. Y todo bien entonces por la Gran Manzana?. Alguna novedad interesante o mi matrimonio sigue siendo la comidilla del Upper Side?.

Pues no sé que decirte Merche, en este mes no ha pasado gran cosa la verdad. Es cierto que de lo tuyo se comenta bastante pero ya se va pasando, al fin y al cabo esas cosas están al orden del día no?. En fin…. Ah si!!!. Pedro!!! Te acuerdas de Pedro?.

Pedro?. Mi chófer?. Qué pasa con él?.

No te vas a creer. Te acuerdas de Mimi?. Ya sabes….. la vecina de Roger.

Mimi?. Aquella mujer que pensábamos que se dedicaba a suministrar prostitutas a los maridos de media ciudad?.

Esa misma.

Y qué tiene que ver Pedro con ella?. Por dios que no quiero ni imaginarlo.

Justo eso. Muerta me quedé. Porque la verdad cariño, Pedro tenía un pintón. Que facha, que guapo, que educado, en la vida pensé yo que se fijaría en semejante mujer. Pero como te lo digo. No es que les hayan visto o me lo hayan contado, es que me lo confesó él mismo la semana pasada. Me lo encontré al salir de la tienda de Manolo en la Quinta. Esperaba en una limousina impresionante. Como tuviste que despedirle pensé que sería de su nuevo jefe o jefa pero no. Estaba esperando a su esposa. Agárrate!!! Y el coche lo conducía otro. Él es el señor ahora!. Y claro, hablamos, le comenté que vendría a verte. Me dio saludos para ti por supuesto. Querida, qué te ocurre?. Te ha impresionado la noticia claro… si, muy lógico no es. En un mes y se han casado ya y aparte, no tienen nada que ver, y bueno, está lo otro. Esa mujer, a lo que se dedica, no sé… suponiendo que no se haya dedicado ella también a, a…. a eso. Tú sabes. No sé. Cariño, estás bien?. Pues si, y como te decía, Pedro me dijo que te diera recuerdos, que se acordaba mucho de ti, que había pensado escribirte o llamarte para ver qué tal estabas pero que había estado ocupado claro. Lógico. Pero que te mandaba sus buenos deseos y esperaba verte recuperada pronto. Me dijo que no se creía que Arturo fuera así como se decía. Que era un buen hombre. Que lo había visto hacía tres días y que simplemente se había enamorado. Que pasa en las mejores familias. Que no quería hacer daño a nadie pero que aquella mujer era maravillosa. Bueno Merche, que no quiero hurgar en la herida. Como me dijo que hasta la conocías, me permito el lujo de hablarte así para que sepas que lo que tienes que hacer es olvidarte de él. Dejar todo aquello atrás y seguir con tu vida. Hombres no te van a faltar….. Merche?. Merche? Estás bien cariño?. Ay dios mío……. Ana!!!!! Venga rápido. La señora, la señora, se ha desmayado…..

Se oyen platos y vasos al caer y los pedazos salir disparados. Vuelve a oírse de repente música pero esta vez es una melodía portuguesa, dulce e intensa. Se oye largo rato. Y bailes y risas de fondo. Tintineo de copas. Y más risas.

Se oyen cuatro voces, dos femeninas y dos masculinas. Más chocar de copas.

Por nosotros!!!. Por la libertad!.

Por ella brindo!!! Jajajajajajajajajaja

Y bien?.

18. Oktober 2019 08:03:01 0 Bericht Einbetten 1
Lesen Sie das nächste Kapitel Bola de partido

Kommentiere etwas

Post!
Bisher keine Kommentare. Sei der Erste, der etwas sagt!
~

Hast Du Spaß beim Lesen?

Hey! Es gibt noch 2 Übrige Kapitel dieser Story.
Um weiterzulesen, registriere dich bitte oder logge dich ein. Gratis!