mujer Follow einer Story

M
MEV .


una historia como muchas, una mujer de clase media que prefiere guardar las apariencias a perder a su esposo, un hombre que se escuda a través de su machismo para esconder su fracaso... la muerte será la solución?...


Lebensgeschichten Alles öffentlich.

#mujer #cambio #vida
0
2.5k ABRUFE
Abgeschlossen
Lesezeit
AA Teilen

mujer

Febrero 2006, viernes 20:30, Fernando se alista para salir a una reunión con Dalia, su esposa.

- Te dije que te pusieras el vestido rojo.

- Si mi amor pero creo que este me queda mejor.

- No es lo que tu creas, es lo que yo digo

- Esta bien ya me cambio.

- y crees que te voy a esperar, no seas ilusa, ponte la bata de dormir que es lo único que te queda bien…

Fernando es gerente de una concesionaria de autos, hombre de buen léxico, casado hace cinco años con Dalia, una joven bonita pero sumisa, muy temerosa a su marido, quien siempre la ha inferiorizado, sin llegar a insultos le ha hecho creer que no sirve para nada, y durante años la ha maltratado físicamente, ha tenido dos abortos consecuencias de los golpes de su esposo.

Para Fernando la mujer debe estar sólo en la casa, servir al marido en la cama y cuidar a los hijos, y lo peor que puede hacer es estar frente a un volante, por eso nunca permitió que su mujer aprendiera a conducir a pesar que siempre lo quiso hacer.

Ya en la fiesta se entera que la nueva directiva de la concesionaria va a estar a cargo de una mujer, desde entonces sintió que se le venía lo peor en el trabajo.

Llega a casa fastidiado por la noticia del trabajo. Dalia duerme, aunque Fernando abruptamente la despierta, desea descargar toda su ira, le arranca la bata y como una bestia enfurecida pone toda su humanidad encima de ella, desea solo sexo nada más, sin amor, sin caricias, sin pasión, sin gemidos de placer. Dalia no hace otra cosa que esperar que su marido acabe y se voltee para su lado, eso no durará más de 10 minutos.

Al día siguiente en el desayuno recibe una llamada de su hermano menor Gabriel, un doctor de buena posición que ha recibido un nombramiento por unos meses para dirigir el anfiteatro de la ciudad donde vive Fernando. Aunque hubiera podido quedarse en un hotel, acepta la propuesta de quedarse en la casa de su hermano, es sólo por un tiempo.

Para Dalia es un dolor de cabeza esa situación, no conoce a Gabriel pero de seguro será igual que Fernando, machista intolerable.

En el trabajo Fernando hace notar su descontento con la nueva directiva, empieza el día con bromas machistas ridiculizando a la mujer. El puesto de Fernando es muy codiciado por algunos de sus compañeros y es probable que se aprovechen de esta debilidad.

En la casa Dalia se apresta a salir cuando suena el timbre. Un hombre de buena presencia y muy atractivo, con un par de maletas.

- Hola soy Gabriel, ¿tu eres Dalia?

- (Asombrada) si… pensé que llegaba más tarde

- lo que pasa es que el vuelo se adelantó y no pude avisar.

- Fernando está en el trabajo.

- bueno si quieres puedo dar unas vueltas recorrer la ciudad y regreso más tarde.

- no perdón pase, creo que Fernando no me perdonaría que se quede afuera.

En ese momento Dalia sabe que puede tener un problema mayor, Decidir en dejarlo entrar o no, Fernando se enojaría si deja entrar a un extraño a casa, igual si a su hermano lo deja afuera después de un largo viaje. En efecto al regreso de Fernando a la casa fastidiado por el trabajo se encuentra con Gabriel, es de gran sorpresa, no lo esperaba hasta la noche, y ya en el cuarto Dalia una vez más soporta el maltrato de su esposo, el motivo, haber dejado entrar a su casa a un extraño para ella.

Al día siguiente Gabriel nota un moretón en Dalia a la altura del hombro, y antes de que ella conteste, Fernando explica que su mujer es algo torpe y se anda golpeando con todo…

Los días transcurren y el fastidio de Fernando por el trabajo va en aumento, las diferencias laborales con su jefa se hacen notar cada vez más, y esto afecta directamente a Dalia quien sufre el descargo de su esposo.

A Gabriel por el contrario le va bien, mantiene buenas relaciones con el personal de trabajo, y a diferencia de lo que consideraba Dalia, él es atento, afectuoso y muy caballero.

La amistad entre Gabriel y Dalia empieza a consolidarse, ella encuentra a un hombre que la entretiene, la hace reír y la hace sentir bien, por el contrario él encuentra a una mujer muy tímida que difícilmente suelta palabra, y que de a poco empieza a contarle de su vida

Los moretones en el cuerpo de Dalia eran casi seguido, Gabriel no entendía como se podía estropear tanto. En una ocasión sin querer pasa por el cuarto de ellos, la puerta estaba entre abierta y ve un cuadro desagradable, a Dalia en el piso llorando y su hermano de pie acomodándose el cinturón, quiso intervenir pero pensó que empeoraría el problema, la situación era obvia, los moretones de Dalia no podían ser por torpeza sino por maltrato, desde ese momento Gabriel decide ayudarla. Con Fernando la situación era crítica, él lo sabía y por eso no podía hacer nada, desde pequeño se mostró como un niño agresivo, era el mayor y la madre lo había consentido en todo, creando un hombre intolerable.

Por la condición de jefe de Gabriel, podía salir más temprano del trabajo y sin que Fernando lo supiera fue ayudando a Dalia con charlas de motivación y de auto superación, sin decir por qué sólo como conversaciones informales. Dalia por su parte estaba descubriendo un nuevo mundo, se maravillaba en cada charla con Gabriel, esperaba ansiosa la hora en que regresara del trabajo para dar inicio a una amena conversación, lo esperaba todos los días con el té y los bocaditos que le gustaban. Su ritmo de vida había cambiado salía todas las mañanas después de Fernando, se la notaba con otro semblante alegre, mas joven, más guapa, se atrevía a tomar decisiones en su vida y hacer las cosas que siempre quiso.

El sentimiento entre ambos de apoco fue cambiando y esa compasión por parte de Gabriel, y amistad por parte Dalia, se fue tornando en algo más fuerte, ambos anhelaban el momento de las charlas que pasaron de motivación a algo más personal, sin darse cuenta estaban envueltos en una historia de amor, prohibida pero de un verdadero amor.

Por su parte Fernando veía venir su despido en la empresa, era él o su jefa, por eso tenía que probar su superioridad ante los dueños, con una campaña de promoción que los pondría a los dos en un frente a frente. La relación con Gabriel era casi nula, cuando llegaba se encerraba en el cuarto y difícilmente conversaban.

Lamentablemente para Fernando la ira lo cegaba y no le permitía pensar ni ser productivo. El día de la presentación su campaña se presentó pobre comparada con la de su jefa, salió indignado llegó a su casa y por que encontró una toalla mal ubicada, le propino una brutal golpiza a Dalia, tenía que buscar una excusa para descargar su pérdida, su derrota y su incompetencia, después de esto se vistió y se fue a algún bar de la ciudad.

Al llegar Gabriel a casa encuentra a Dalia llorando, había sido una vez más maltratada, pero no importaba el maltrato físico, es el maltrato al que está sometido el más débil, la mujer que se encuentra sin herramientas para defenderse de la fuerza brutal del hombre, al maltrato de la mente, de la integridad del ser humano.

Gabriel siente el dolor de Dalia como propio, la abraza para consolarla, seca lentamente sus lágrimas, y sin explicárselo, juntos sin que alguien empiece, sin buscar responsables, unen sus labios en un beso apasionado, tierno, que se prolonga y se convierte en el acto de amor más hermoso para ambos, Dalia se entregaba por primera vez con amor, con deseo, experimenta la sensación indescriptible de un orgasmo. No hay sentimiento de culpa después de un momento sublime del verdadero amor. Desde ese momento deciden entregarse a ese amor casi prohibido pero justificable.

Han sido los mejores días para Dalia, ya no importan las ofensas de Fernando, el semblante de ella definitivamente ha cambiado, se arregla más, ha vuelto a vivir y a sentirse mujer.

Gabriel está por terminar su tiempo de trabajo en el anfiteatro, el último caso una joven de aproximadamente 25 años que se había suicidado sin parientes ni nadie que la reclame, esto cuerpos generalmente sirven para estudios de los alumnos de la universidad.

Llega el día de la despedida, Dalia se encuentra algo inquieta y triste, pero más segura de si misma, capaz de enfrentar a Fernando a quien esperan que llegue para despedirse, un pequeño dialogo entre ellos hacen ver en Dalia a una mujer decidida y fuerte.

- Todo está listo – Pregunta Gabriel

- Si, todo está listo.

Fernando había descuidado más su trabajo a tal punto que justo ese día después de una gran discusión con su jefa era despedido. Llega a casa más irritado que de costumbre, no dice nada por que nunca le gustó demostrar que es derrotado por alguien, se despide de su hermano con un simple apretón de mano, pero no puede dejar de asombrarse cuando ve que Dalia Y Gabriel se dan un gran abrazo y un beso en la mejilla para despedirse, pasó por su mente lo peor, se vio burlado, en su mente pasaba toda una historia de lujuria y traición entre su esposa y su hermano. Decide esperar que se aleje Gabriel para así empezar la peor de las discusiones; el despido del trabajo, el cuadro de la apasionada despedida, estaba frente a una prostituta que se le regalaba a su hermano, en esta ocasión no es una simple correa, coge el cuchillo, está cegado por la ira, Dalia corre sin rumbo, coge el carro de Fernando, y arranca, ella nunca había conducido un carro, se venía una desgracia.

En el cementerio se encuentra Fernando con un grupo reducido de personas, entre conocidos y desconocidos, están enterrando el cuerpo de Dalia su cuerpo se había encontrado desfigurado, irreconocible después de un aparatoso volcamiento en el auto a más de cinco metros de profundidad.

- Es una vida que se va por querer escapar de la delincuencia, cogió el carro para salvarse y encontró la muerte.

Son las palabras de un conocido de Fernando, deja una rosa encima del féretro y le da el pésame.

Esa era le versión que había dado Fernando, y nadie lo cuestionaba, la delincuencia está presente en todos lados.

Se acerca un desconocido a Fernando a darle las condolencias.

- Es una pena, se había convertido en la mejor alumna de la escuela de conducción, creo que fue presa de la desesperación, lo lamento mucho.

A Fernando las palabras del hombre lo habían desconcertado, no sabía que su mujer había podido hacer algo sin su consentimiento, nunca se imaginó que había aprendido a conducir un auto, si siquiera sabía conducir su propia vida.

En el anfiteatro un médico reporta la desaparición de un cuerpo, la joven que había llegado en días anteriores.

Mayo del 2006; en otro país se ve a Gabriel esperando impaciente en un gabinete de belleza, cuando de repente la espera termina:

- Te ves mucho más preciosa

- Gracias

- Vamos a ser muy felices, vamos a empezar una nueva vida

Era Dalia con una nueva imagen, un nuevo corte y una nueva vida, habían planeado la escapada perfecta, para dejar en el pasado a Fernando y a toda una vida de tortura, empezaba a ser mujer.

Fin

27. Juli 2019 00:18:12 2 Bericht Einbetten 0
Das Ende

Über den Autor

Kommentiere etwas

Post!
Jenny Diaz Jenny Diaz
Muy buena trama narrativa . La temática es buena y las ideas ,
28. Juli 2019 21:40:56
Newton Soria Newton Soria
Es una historia mur perecible. Conforme se va adentrando en la lectura ya se dislumbra el final.
28. Juli 2019 19:53:09
~