Guión de LA NAVAJA Follow einer Story

u15519752281551975228 Ibán José García Castillo

Esta es una historia marginal de un relato mucho mayor... Los dotados han existido durante decadas entre nosotros, nadie sabe quienes son, ni el peligro que suponen. "El incidente" una catástrofe que arrasó una ciudad entera en kilómetros a la redonda hizo que los cimientos de "la ciudadela" temblaran. Los dotados que había allí retenidos escaparon al exterior, intentando huir de aquella ciudad subterranea que los mantenía prisioneros, pero no es fácil escapar de aquellos que pueden intuirte. El grupo armado de la ciudadela, las postetades salió de caza.. Aquí comienza un pequeño relato sobre una familia de dotados fugitivos que solo tuvo la opción de vivir huyendo ... Si os intriga la historia, os atrapará el texto. Continuad leyendo ;)


Skript/Drehbuch Alles öffentlich.

#paranormal #fantasía #dioses #poderes #poder #341 #fantasia-urbana #theauthorscup #TheDirector #ElDirector #dotados
Kurzgeschichte
6
3676 ABRUFE
Abgeschlossen
Lesezeit
AA Teilen

Guión Literario de la NAVAJA

CABAÑA DE MADERA / DORMITORIO - Noche


Se ve un hombre en una cabaña de madera, está en un dormitorio espacioso de pie, leyendo una libreta de mano. El cajón del escritorio está abierto. Se ve un jarrón en el suelo y el cristal de la habitación, grande resquebrajado. El hombre empieza a leer en voz alta, y enseguida su voz es sustituida por la de un joven de voz apasionada.


VOZ EN OFF

(Con emoción)

Siempre la recordaré. El día más especial de mi existencia fue aquel, cuando ella entró en mi vida. Hasta entonces sólo era un objeto inanimado que mi padre utilizaba a menudo, pero después del "día" yo no volví nunca más a ser la misma persona. La navaja de mi padre se fundió con una parte de mi mismo, de alguna manera.


El personaje pasa una página y continua atento leyendo.


VOZ EN OFF

(Sigue la voz del chico)

No sé quién leerá esto, ni siquiera sé si estará familiarizado con "nuestra" existencia, en caso negativo este texto le va a sorprender, traumatizar e incluso horrorizar; le abrirá las puertas a un mundo que no sospechaba que existiese hasta ahora.


CIUDADELA NEGRA / TÚNELES – Iluminado


VOZ EN OFF

Mi vida se ha pasado paulatinamente, poco a poco, huyendo. Huyendo de ellos, de la gran y tenebrosa Ciudadela Negra.


Una familia de dos padres de cuarenta y algo años y un chico joven aparecen en la escena. Se oye un estruendo y la familia con el temor pintado en sus caras mira para atrás.


PADRE

(Voz tensa)

Corred, no hemos de entretenernos.


HIJO

(Asustado)

¿Qué pasa papá?, ¿por qué huimos?


PADRE

¡No sé lo que pasa!


Un gran temblor recorren los amplios túneles y después empiezan a desmoronarse y resquebrajarse, por el techo empieza a entrar agua. La familia empieza a correr desesperada. Se ve como otras familias corren por unos túneles que acaban de aparecer a la derecha. El techo de estos se hunde y deja atrapada a más de diez personas bajo los escombros. La familia sigue corriendo.


CIUDADELA NEGRA / CIUDAD - Noche


La gente grita. Llegan a una gran cueva con un techo muy alto, tanto que no se ve, donde hay construida como una ciudad futurista. La gente continúa gritando por las calles que se abren ante ellos y están corriendo. El techo empieza a desmoronarse y caer sobre la gente que viaja en unas plataformas voladoras, aplastando a algunos de ellos. Empiezan a abrirse cascadas de agua desde el alto techo y a caer escombros. Uno de ellos aplasta a un soldado que pretendía huir, dejando intacta la plataforma flotante de dos metros de radio en la que iba a subirse para escapar.


PADRE

(Con voz de pánico empujando a su hijo)

Subid ahí, ¡YA!


La madre y el hijo le hacen caso. El padre pone los pies en el centro y aprieta los talones, la plataforma empieza a elevarse y moverse evitando en el aire los cascotes que están cayendo.

Un grupo de soldados llamados los élites aparecen.


SOLDADO

(Con voz autoritaria)

No tienen permiso para abandonar el área, bajen inmediatamente de ahí u os derribaremos.


CIDADELA NEGRA / VOLANDO POR LA CIUDAD - Noche


El padre mira al soldado, mientras empieza a zigzaguear y alejarse rápido. El soldado lanza un rayo entre sus manos que impacta en la pared de un edificio cercano que está flanqueando la plataforma volante denominada “Platma”. El Platma esquiva otros rayos mientras asciende hasta quedar fuera del alcance del soldado que masculla entre dientes.


MADRE

(Voz de sorpresa)

Las puertas están abiertas cariño. Es nuestra única esperanza. Ahora que las Potestades están ocupadas con este caos. Lo que siempre hemos soñado: La superficie.


PADRE

(Voz dura)

Nunca dejaremos de huir, ¿lo sabes?


MADRE

(Apretando los dientes)

Tendremos que arriesgarnos.


Se elevan hasta llegar a un túnel gigantesco en el techo que está abierto. Otros Platmas les siguen. Seguidos por soldados élites de las Potestades que están empezando a disparar rayos de electricidad y de energía. Acertando a varias plataformas y haciendo que se estrellen contra el techo, cerca de ellos. La plataforma consigue salir antes de que la compuerta se cierre y los deje allí encerrados y perseguidos por los soldados. Varios Platmas más consiguen escapar junto a ellos, unos diez con sus respectivas familias.


LADERA DE MONTAÑA / Cerca de POBLADO URBANO – día


La familia está bajando por la montaña hasta la ladera de la misma. Y se dirigen a pie hacia el pueblo que hay cerca a paso tranquilo.


VOZ EN OFF

(La voz del chico)

Ahí comenzó nuestra huida y hasta el momento, yo sigo huyendo. Mi familia ha muerto en el intento y hasta ahora solo hemos podido alejarnos de ellos una semana a lo sumo. Están por todas partes, integrados con los humanos. Pueden localizarte y sentir que estás en las proximidades de ellos... por eso... las grandes ciudades estaban vetadas para nuestra familia. Debíamos correr, andar y perdernos por montañas y bosques, por pequeñas localidades, donde pudiéramos controlar la gente nueva que llegaba al lugar.


La familia sigue andando entrando ya al pueblo.


VOZ EN OFF

(Ahora seria y tétrica)

Cualquier extranjero era un peligro para nosotros, debíamos siempre mantener una distancia de algunos kilómetros con cualquier extraño y a menudo eso, no era suficiente.


BOSQUE / CLARO – Noche


El padre está pelando una perdiz al lado de un fuego. Mientras el niño sentado no para de mirar la navaja de su padre. La madre está metiendo alimentos en un puchero que está puesto en el fuego.


VOZ EN OFF

(Voz más tranquila)

En todo ese tiempo la navaja de mi padre fue de gran utilidad. Era como parte de la familia, abría nuestras latas, las botellas que comprábamos, nos divertía en los pocos ratos de ocio, lanzándola contra un árbol e intentando que se clavara... nos mantenía unidos y ese "día", en el que mi poder se "impregnó" de su esencia, aun con mayor motivo. Todo dotado tiene un poder latente, que suele materializarse en el conocimiento y uso de algún elemento o fuerza de la naturaleza. Nunca se sabe cómo va a ser este proceso, suele ocurrir en la adolescencia, sobre los 15-16 años, sin embargo a mi me ocurrió a los 10 años, una edad muy temprana para ello.


El chico observa como su padre degolla al pájaro y la abre en canal quitándole las tripas. Hace amago de una arcada pero sigue mirando atentamente la navaja de mango de marfil blanco y negro de su padre. Hijo se queda completamente absorto mirándola como en trance.


PADRE

(Con voz divertida)

¿Hijo, quieres continuar tú?


Niño no parece responder solo levanta la mano y la acerca lentamente a la hoja afilada de la navaja que brilla contra el fuego. La toca y nada más hacerlo echa la cabeza para atrás mirando al cielo, con expresión aterrada, se había cortado y sin darse cuenta está chillando, mientras la sangre cae lentamente de su dedo, de un manotazo tira el cuchillo lejos del padre, en medio de unos arbustos. El niño se da cuenta de que ha hecho y baja la cabeza mirando a su padre, se levanta y se pone a buscar inútilmente la navaja.


PADRE

(Con orgullo en la voz)

Estoy muy orgulloso de ti. No pensé que hoy fuera el día.


El padre se levanta con parsimonia y se acerca al hijo y le da un beso en la mejilla y un abrazo.


PADRE

Parece que mi niño ya es todo un hombre. Es muy pronto para que la “imprimación” ocurra. Pero parece que ha pasado, estoy muy feliz por ti hijo.


El niño se queda estupefacto al escuchar estas palabras de su padre.


HIJO

(Titubeando)

¿Es... eso era la imprimación?


PADRE

Eso parece, mi navaja te ha llamado. Te has imprimado con ella. Imagino que estás confuso hijo y sientes que te faltan las fuerzas. Ten cuidado, relájate, tu poder tiene la mala costumbre de coger la energía de tu cuerpo, de tu calor, si no controlas el proceso, puedes acabar con una hipotermia o algo peor... Cierra los ojos y concéntrate en la navaja. El niño nervioso empieza a calmarse al escuchar a su padre. Cierra los ojos y empieza a notar como el frío recorre su cuerpo. Alrededor de su cuerpo se ve como empieza a surgir escarcha del suelo alrededor suyo.


BOSQUE / MENTE DEL NIÑO –Noche


Se ve todo el bosque cerca del campamento improvisado como en un color azulado y brillando se ve la navaja en un arbusto. A lo lejos se ven siluetas oscuras azuladas moverse por el paisaje con navajas en sus cintos brillando como la navaja del padre.


BOSQUE /CLARO –Noche


El niño abre los ojos de pronto y mira a su padre


NIÑO

(Con pánico en su voz)

¡Papá, están aquí, nos han encontrado!


PADRE

(Sorpresa en la voz y miedo)

¡¿QUÉEE?!


Detrás de una colina aparecen cinco hombres vestidos de cazadores, con dos perros que soltaron antes de continuar avanzando con una sonrisa en el rostro. Antes de llegar a ellos, la madre se abalanza sobre ellos tocando con las palmas de las manos las caras de dos de ellos. La carne les empieza a arder…


CAZADOR 1

(Gritando)

¿Aghhhh , qué nos has hecho?


CAZADOR 2

(Agonizando )

No, no, no … mis ojos, no puedo ver…


La madre se agacha entre los dos hombres ya de rodillas y de toca las hojas, estas empiezan a arder y se dirigen con rapidez hacia otros dos cazadores que hay detrás a unos dos metros. El fuego los alcanza, los rodea y empieza a prender sobre sus cuerpos. Estos dos cazadores gritan antes de caer sobre el suelo carbonizándose.


PADRE

(Asustado)

Hijo, hay que moverse, prepárate para correr.


HIJO

(Decidido)

Vale papá. Cuándo me digas.


El padre abre los brazos de pie y los dirige con fuerza hacia los cuatro hombres. Un viento fuerte se levanta echando al suelo a los cuatro hombres empotrándolos contra los troncos de diversos árboles antes de caer inertes a plomo contra el suelo. El padre hace un movimiento de cabeza a su hijo y mira a la madre que está cerca suyo


PADRE

(Gritando)

¡Vámonos!, por allí, ¡Corred!


Por el sendero que señala el padre aparece un quinto hombre, tranquilo, con una gabardina y gafas de sol. Empieza andar lentamente andando hacia la familia. Está a veinte metros. Levanta una mano y la madre empieza a agonizar, apareciendo sangre por pequeños poros que aparecen en su piel por todo su cuerpo y cae al suelo muerta a plomo. El ambiente parece helado, el suelo está lleno de escarcha. Incluso el cuerpo de su padre se ve algo pálido.

El hombre ya a diez metros mueve las manos lanzando hacia nosotros algo. Dos grandes surcos de tierra se alzan como cuchillas avanzando por el suelo hacia el niño y el padre, todavía horrorizados viendo el cuerpo de la madre sin vida en el suelo. Al llegar los surcos cerca del padre del suelo se elevan como dagas de tierra , cientos que saltan hacia nosotros a dos metros de distancia. El padre mira al élite de las potestades y abre las manos girando sobre si mismo. Las dagas de tierra giran con él y cambian su trayectoria hacia el hombre, siéndoles devueltas. El hombre sonríe al ver como la mayoría de ellas son paradas a una orden de su mano y convertidas en tierra, excepto una que se clava en su hombro.


ÉLITE

(Grita)

Escoria como tú no puede herirme así, ¡bastardos!, ¡No vais a salir vivos de aquí!


BOSQUE / MENTE DEL NIÑO –Noche


El niño se concentra, cierra los ojos y ve el rostro de su madre hablarle.


MADRE

Concéntrate del ambiente, imagina como si un torrente de esa energía se canalizara a través tuyo, como si te prestaras el calor . Visualiza, imagina la trayectoria de lo que quieras lanzar y empújalo con la mente cariño. Es poco sutil, pero efectivo.


Aparece la visión azulada del niño, se ve el cuerpo de los cuatro hombres caídos en el suelo, de un color rojizo, las navajas brillan en sus cintos. De golpe empiezan a verse fríos y la escarcha cubre sus cuerpos, las navajas salen disparadas de sus cuatro cintos y volando aparecen en el campo visual del chico, delante de él, en el aire, preparadas y salen despedidas volando directa a la cabeza del élite.

El élite levanta un muro de tierra contra el que impactan las cuatro navajas. Luego se deshace.


ÉLITE

(Con voz de superioridad)

Muy bien mocoso, crees que puedes ganar a un élite con un ataque… (se clava una quinta navaja, la del padre del chico en la frente del élite) … así.


El élite cae muerto hacia atrás. El niño con cara de rabia se acerca y escupe al hombre muerto en el suelo. Coge la navaja con cara de asco.

HIJO

(Voz cargada de odio)

No harás daño a nadie más, ninguno lo hareis.


El niño se dirige a cada uno de los cuatro hombres restantes con paso acelerado y clava sus navajas en el cuerpo de todos ellos. En pleno corazón. Uno a uno, sin pararse. El padre lo mira en silencio mientras tiene el cuerpo de la madre entre sus brazos.


PADRE

(Voz inexpresiva)

Hemos de esconder los cuerpos hijo, eso nos dará tiempo.


Padre e hijo cogen los cuerpos y los apilan entre unos arbustos muy frondosos.


CABAÑA EN MEDIO DEL BOSQUE / DORMITORIO – Día


Han pasado 15 años, el hijo es ya un joven. Está sentado en un escritorio situado en su dormitorio escribiendo.


VOZ EN OFF

(Voz triste)

Este incidente nos dio tiempo a alejarnos mucho de aquella zona. La Ciudadela tardó tiempo en descubrir que es lo que pasó con su equipo, además de que estaban persiguiendo también a otros fugitivos, por lo que conseguimos que nuestro rastro se debilitara tanto, que no consiguieron seguirnos. Han pasado 15 años de aquello y aún vivo con miedo. Mi padre ha muerto de un infarto al corazón. Lo enterré yo mismo, con mis manos. Vivíamos en una cabaña alejada de la civilización, en medio de la montaña, a cientos de kilómetros de nuestro punto de huida. Solamente había una pequeña aldea cerca. Ahora me considero, día a día, un poco más a salvo.

VOZ EN OFF

(Voz triste)

Cada mañana me afeito con la navaja de mi padre (se ve imagen de él afeitándose con ella), que sigue afilada, como el primer día. Cazo animales en la montaña y los destripo y cocino con ella (se ve a él en la cocina de la cabaña cocinando), con la misma maestría que lo hacía mi padre y lo echo de menos con todas mis fuerzas, en cada momento de mi existencia.


VOZ EN OFF

(Voz triste)

Hace una semana conocí una chica, que vive en la pequeña aldea donde de vez en cuando compró algunos suministros, ella me miró y yo la perseguí con la mirada, hasta que... tuve el valor suficiente para hablar con ella. Había comprado un queso de oveja curado y no dudé en cortar un trozo y ofrecérselo. ( Se ve la imagen de una joven hablando con el con una bolsa de la compra en un pueblo) Fue una tontería, no lo quiso, pero conseguí hablar con ella. Cada vez bajo más al pueblo y nuestras charlas intrascendentales son más y más habituales (se ve a él y la chica hablando mientras caminan cogidos de la mano por el pueblo) . Creo que me gusta y empiezo a sentirme seguro como para poder hablar con alguien sin ponerlo en peligro. Necesito que esto quede por escrito, no quiero olvidar lo que pasó, pero debo avanzar en mi vida.


VOZ EN OFF

(Voz triste)

(Vuelve la imagen al escritorio y al joven escribiendo)

Esta será la última vez que recordaré todo el horror que he vivido hasta ahora, voy a intentar ser un humano normal, ¡Sé que lo conseguiré!


VOZ EN OFF

(Voz triste)

Si alguien lee esto, que sepa que la ciudadela es real, los dotados lo somos y la humanidad corre peligro, en algún momento esta, tendrá que enfrentarse a ello y espero que lo escrito aquí sirva a quien lo lea, de guía o de entretenimiento.


CABAÑA EN EL BOSQUE / DORMITORIO –Noche


El hombre de la gabardina con el escrito en la mano deja caer la libreta al suelo, que se ve que está manchada de sangre. Camina hacia el pasillo donde se ve a la chica en el suelo en un charco de sangre y al lado al hijo, muerto y con los ojos abiertos. El hombre se ríe muy alto.


HOMBRE DE LA GABARDINA

Este es el mejor chiste que me han contado jamás.


BOSQUE / Cerca de la cabaña – Noche


Se ve al hombre caminando y de fondo la cabaña ardiendo en llamas en la noche.

10. Juni 2019 03:54:13 0 Bericht Einbetten 4
Das Ende

Über den Autor

Ibán José García Castillo Soy un pequeño alma errante devoradora de historias que quiera aportar su pequeño granito de arena a las cientos de palabras escritas para el deleite de las personas. La historia que traigo lleva muchos años en mi cabeza y algunos otros en el papel. Ya tenía cerca de 60 páginas escritas a máquina hasta que pasó lo impensable, me atasqué, la di de leer a más gente y decidí reestructurarla toda y dar más profundidad y un enfoque de tiempos a mi novela diferente.

Kommentiere etwas

Post!
Bisher keine Kommentare. Sei der Erste, der etwas sagt!
~