La Sexta Extinción Masiva Follow einer Story

gonzalo-baleato1558951351 Gonzalo R Baleato

En algún momento de la vida del ser humano algo hicieron para cambiarlo todo, sin darse cuenta de cada consecuencia de cada acto que cometían. Ahora todo pende de un hilo, y solo ellos pueden evitar un mal mayor, al fin y al cabo, ellos lo iniciaron todo.


Lebensgeschichten Alles öffentlich.

#revolucion-indusrial #cambio-climático #era-de-las-consecuencias #vida #extinción #insectos #la-sexta-extinción-masiva
Kurzgeschichte
0
3.4k ABRUFE
Abgeschlossen
Lesezeit
AA Teilen

La Sexta Extinción Masiva

Ya no escuchamos el aleteo de las abejas. Ya no vemos las coloridas mariposas revolotear entre las flores primaverales. No contemplamos a las maravillosas libélulas volar sobre las cercanías de ríos, lagos o charcos. Ahora ni siquiera apreciamos en el campo a los grillos o saltamontes brincar en grupo.

Hace más años de los que podría imaginar, habitaba en este mundo una gran diversidad de insectos. Todos vivían su vida atentos al peligro natural que constituían sus hábitats, y en el que para sobrevivir, solo necesitaban huir y adaptarse. Mas, ellos ayudaban al ecosistema a subsistir. Pero, desde que la mano del hombre aferró con más fuerza el ansia de poder, ya no existió ningún lugar en el que pudieran esconderse.

Con el cambio climático causado por la combustión de combustibles fósiles en vehículos automotores, la quema de cultivos y bosques, las fábricas, la producción de electricidad, el consumo indiscriminado de carne de res, la deforestación y la transformación de bosques y praderas para dedicarlos al cultivo, ciudades y carreteras, la era de las consecuencias ha llegado.

Los insectos no fueron capaces de sobrellevar este impacto al quitarles todo lo que necesitaban para vivir; un aire puro, un hogar, alimento… Los atrapamos con nuestras comodidades y egoísmo, y no les dejamos avanzar. Ahora la poca vida que queda, está a punto de apagarse, y nosotros incluidos.

Las víctimas de esta extinción favorecían a que la flora perdurara y a cambio esta les proporcionaba comida. Al desaparecer una, la otra también está pereciendo, dejando morir de hambre a los que se alimentan de ella, y estos también se van esfumando, ocasionando que los que se nutren de ellos mueran del mismo modo, hasta llegar a nosotros. Todo era una cadena, y en cuanto se rompió uno de sus eslabones, el resto comenzó a caer.

Los científicos intentan devolver la vida a los insectos a través de especies encontradas atrapadas en la salvia de los arboles, aunque tardarán tiempo en hacerlo. El proceso es muy lento y de suma precisión, y al no haber muchos ejemplares intactos, no deben cometer errores.

Desde la revolución industrial se inició la cuenta atrás del planeta Tierra, y si no se encuentra una solución rápido, el fin será inminente. Porque no solo no podremos sobrevivir sin insectos, sino que el cambio interno que originamos en el mundo está causando otros graves acontecimientos; tsunamis, terremotos, aumento del nivel del mar, tormentas más poderosas, sequías, incendios, desaparición de ecosistemas, aumento de la temperatura de la atmosfera, deshielo, la acidificación de océanos y enfermedades a gran escala. Todo esto ha precedido a un cataclismo global del que nadie podrá escapar. La población humana ha disminuido en varias regiones del planeta. Muchas ciudades han sido destruidas. Un alto porcentaje de especies animales entre ellos los humanos, sufren mutaciones y alteraciones genéticas que han disminuido la esperanza de vida, y al depender tanto de las tecnologías, nuestro cuerpo y mente se ha debilitado de tal forma, que nos es complicado adaptarnos a este cambio extremo, y las predicciones dicen que lo peor está por llegar.

En Islandia ha aumentado la actividad volcánica debido a la reducción de la cobertura de los glaciares, y el volcán de Yellowstone está dando signos de una destructible erupción.

La perdida de los insectos no es lo único que nos preocupa. Casi el sesenta por ciento de todas las especies de anfibios están en peligro de extinción, y lo mismo ocurre con el cuarenta y tres por ciento de mamíferos. Todas las especies decaen.

Tengo esperanzas de que aún podemos solucionarlo. Creo que todavía no es tarde. E intuyo que ahora comprendemos que los pequeños actos ocasionan a largo plazo un impacto irreversible, y solo espero que estemos a tiempo de enmendar todas nuestras equivocaciones a pesar de que ya éramos conscientes de a donde dirigiríamos todo esto.

Nos queda un largo trabajo por delante; entre cambiar nuestras acciones, traer de nuevo a especies extintas, curar el mundo y vivir apreciando más el lugar que nos rodea, que es lo que siempre estuvo ahí ofreciéndonos un día más para existir.

Ahora no sirve “el dejarlo para mañana”, si hoy no se empieza, la pérdida de la biodiversidad se cernirá sobre la humanidad.

“Avanzamos indiferentes por la vida mientras dejamos las huellas que destruyen lo que pisamos”

5. Juni 2019 00:02:32 0 Bericht Einbetten 0
Das Ende

Über den Autor

Kommentiere etwas

Post!
Bisher keine Kommentare. Sei der Erste, der etwas sagt!
~