La melodía de tu cuerpo Follow einer Story

mariecc Marie Ayluardo

En 1950, en la Inglaterra de la post-guerra, Alexander pierde las riendas de su vida luego de que su mejor amigo muriera en un trágico accidente. Sumergido en depresión, conocerá a Mathew, profesor de universidad y columnista de The Times, que busca hacerse de fama revelando a los altos mandos que colaboraron con el partido Nazi, en la Segunda Guerra Mundial. Su amor se pondrá a prueba luego de que Mathew descubra el secreto detrás de la familia Collins. ¿Podrán ambos mantenerse fieles a sus sentimientos, sin sucumbir a sus ambiciones personales?


LGBT+ Nur für über 18-Jährige.

#nazi #periodico #profesor #estudiantil #universidad #musica #mafia #adolescentes #385 #relaciones #amor #lgbt+ #258 # #1960 #1950 #años-50 #arte #piano #música #londres #inglaterra #guerra #periodismo #homoerótica #drama #romance #lgbt
1
1242 ABRUFE
Im Fortschritt - Neues Kapitel Alle 15 Tage
Lesezeit
AA Teilen

Un lamento en el abismo

Connecticut, 16 de marzo de 1957.

Levanté mi vista, frente a mi estaba el estuario de Long Island Sound, quieto, tranquilo y apacible, con un inmenso azul que brillaba y se extendía en el horizonte. Cerré mis ojos, dejando que la brisa del mar acariciara mi rostro, respiré profundo y agudicé mis oídos, escuchaba a lo lejos las gaviotas que revoloteaban cerca del muelle, el viento que soplaba y el suave sonido de las olas chocando contra las rocas. Me recosté en el pasto, sentí con mis dedos el ligero cosquilleo del verde recorte sobresaliendo de la tierra, estaba fresco, debido a las gotas del mar que viajaban impulsadas por el viento. Por un momento, escuché, sin voltear nunca mi cabeza, a un par de niños corretear y gritar, mientras una mujer, desesperada, levantaba la voz con un tono nervioso y cansado. Finalmente, pudo atrapar a los chicos, ya que se echaron a llorar cuando los reprendía mientras se alejaban.

¿Cuántos años han pasado desde que puedo deleitarme con este tipo de escenario? Estoy seguro de que muchos de ustedes dirán que, lo que tengo en este momento frente a mi es algo maravilloso e inigualable, que despertaría la envidia de cualquiera y que debería disfrutarlo mientras pueda, pero, mi corazón sigue estando intranquilo, sigue perdido, vagando en la deriva se ha quedado en Londres, y por más que intente obligarlo a que regrese aquí, hacia mí, hacia este día y este momento, se niega a acatar mis órdenes. Extraño Londres, es el lugar donde nací y crecí, rodeado de riquezas, nunca me faltó nada material y nunca sufrí de las consecuencias de la guerra que se desataba en ese tiempo entre Alemania y el resto del mundo. Mis únicas preocupaciones eran las tortuosas clases de alemán e italiano que recibía día tras día. Nunca me imaginé que con apenas 17 años experimentaría el dolor de la pérdida, el vacío de la ausencia y el terrible sonido silencioso de una soledad que consume hasta la última célula del cuerpo.

Detesto la soledad, no debido al temor de encontrarme solo, sino, de la necesidad que siente mi corazón por recordarlo todo; efectivamente, nunca se sabe realmente el valor de alguien o de algo hasta que conoce la pérdida. Tengo frente a mí, como ya dije, un hermoso azul que se extiende arriba en el cielo y abajo en el mar, que haría saltar de regocijo a cualquier persona menos a mí; lamentablemente, a mí me vuelve la persona más desdichada del mundo. Ni la paz, ni la tranquilidad, ni la sonrisa de un niño, ni las flores más bellas, ni los pájaros cantando la llegada inminente de la primavera pueden disolver el sabor amargo que acaricia mi interior. ¿Me creerían si les dijera que, el momento más feliz de mi vida fue cuando estaba sumido en la depresión?, depresión que hizo que terminara en un bar, emborrachado y encamado con el primer sinvergüenza que se me cruzó en el camino. El solo recordarlo hace que en mi rostro se dibuje una sonrisa, es decir, era un pobre cadáver viviente, que se paseaba de un lado a otro, humillándose públicamente mientras trataba de aferrarme a la barra para no caer hacia atrás. ¡Qué vergüenza! Sin embargo, como ya he mencionado, aquel show lamentable se convirtió en el mejor día de mi vida, aunque en ese momento, no tenía idea de que lo era.

Me resulta inevitable el recordarlo, desearía regresar a aquel bar, me emborracharía las veces necesarias con tal de volver a ver al dueño de mi desdicha. ¿No es acaso estúpido? Sí que lo es, yo, Alexander Reeves, no... Alexander Collins, enamorado eternamente de la persona que destruyó a mi familia; no solo se aprovechó y pisoteó las ilusiones de un adolescente enamorado, sino que convirtió en un escándalo público mi apellido y el pasado que intentamos borrar. ¿Por qué mi corazón lo sigue amando?, ¿por qué lo sigo anhelando?, ¿por qué decidí perdonarlo en aquel momento? Aún no lo sé, mi mente y mi corazón están en batalla constante, la una me pide que sea razonable y el otro me grita que el amor no se razona. Lo único que sé con certeza es el vacío que ningún otro podrá llenar; dicen que el amor verdadero lo encuentras una vez en la vida y que, si lo dejas ir, regresará a ti, tarde o temprano. Desearía creer que aquello es verdad, pero las cosas terminaron tan mal, tan abruptamente, que dudo mucho que vuelva a verte nuevamente, y sinceramente, yo tampoco tengo el valor para ir a tu encuentro. Aun así, quiero creer que el destino se manifiesta en forma misteriosa y que, sin necesidad de pensarlo o planearlo, nos volveremos a cruzar una vez más. Te aseguro que esta vez estaré listo, y no dudaré en darte la respuesta que tanto anhelabas que te dijera "Aún te sigo amando".

—Mathew... a pesar de todo te sigo amando —susurré aquellas palabras, dejando que se las llevara el viento, con la esperanza de que cruzaran el continente y fuesen escuchadas por el idiota del que sigo perdidamente enamorado y del que esperaba estuviese vivo en algún lugar del mundo.

Con mi corazón en Londres y mi mente que no para de revivir aquellas vivencias de mi adolescencia, me veo en la necesidad de contarles sobre la dicha del primer amor y la desdicha de perder tus sueños; sobre lo efímero de la fama y sobre lo frágil del corazón; sobre la fuerza de la amistad y sobre la debilidad de las ambiciones; sobre pérdida en momentos de abundancia y sobre la ganancia en los momentos de sequía.

Déjenme contarles, mis queridos amigos, sobre aquella noche en la que me sentí perdido en el abismo y como burlé a Hades regresando del Averno.

2. Mai 2019 14:22:50 3 Bericht Einbetten 1
Lesen Sie das nächste Kapitel En las garras del Averno

Kommentiere etwas

Post!
Aris Meyer Aris Meyer
La narrativa me encanta, tengo que admitir lo bien estructurada que se encuentra. También el gancho del amor perdido es precioso y te inspira a leer más. Ya voy hacia el segundo capítulo, espero disfrutarlo tanto como este primero.
10. Juni 2019 22:38:55

  • Marie Ayluardo Marie Ayluardo
    Me alegra que te haya gustado! La verdad es que llevo tiempo publicando esta historia y si bien hay muchos que leen también está bueno saber qué opinan los lectores. Si bien el tema que elegí es recurrente, quiero darle ese toque especial para diferenciarlo de los demás y espero poder lograrlo conforme avance con la historia. 11. Juni 2019 06:15:48
~

Hast Du Spaß beim Lesen?

Hey! Es gibt noch 8 Übrige Kapitel dieser Story.
Um weiterzulesen, registriere dich bitte oder logge dich ein. Gratis!