Folly Follow einer Story

josue-olaya1554653876 Josue Olaya

Ana es una chica tímida de 14 años, es bastante flaca, su piel es pálida y siempre parece tener bolsas debajo de los ojos, pero su cabello es hermoso, un cabello negro muy peculiar, tiene un brillo especial que ni ella se explica, según su abuela lo heredo de su difunta madre. Ana vive con la abuela (anteriormente mencionada) su padre desapareció después de que su madre fuera al otro mundo, nadie sabe que paso con él, algunas malas lenguas dicen que se suicidó o que se escapó con otra mujer, pero la verdad nadie sabe. Ana siempre ha sufrido acoso escolar, nunca ha durado más de dos meses en una misma escuela, siempre está cambiándose, ya que el acoso algunas veces llega a ser extremo, pero un día, Ana recibe una notificación mientras navegaba por internet, nadie le escribía al correo, pero esa noche alguien lo hizo. “La Locura pudiera ser sinónimo de una felicidad desenfrenada o de un odio igual de desenfrenado, la locura es una palabra complicada" Folly.


Thriller Nur für über 18-Jährige.

#introvertidos #UCE #reglas #escolar #fuerte #debil #¿morir? #secreto
1
3.2k ABRUFE
Im Fortschritt - Neues Kapitel Jeden Sonntag
Lesezeit
AA Teilen

Capítulo 01

Son las Diez de la noche, hace unas dos horas la abuela le dijo a Ana que se acostara porque mañana debía acompañarla temprano a la iglesia, mañana era domingo por cierto, los fines de semana eran los días favoritos de Ana ya que no debía ir a la escuela, que no está de más decir que está a punto de salirse, Ágata y sus amigas y otro grupito están llevando como siempre el “Acoso a otro nivel”.

*Jadeos*

Ana era una chica bonita, aunque ella no lo crea, su cuerpo es como la de cualquier joven de 14 años, un cuerpo en desarrollo, los pechos le habían crecido un poco más, igual que empezaba a afeitarse el vello púbico, pero además de eso las hormonas de la juventud.

*Jadeos*

Es normal que durante la juventud un chico experimente con su cuerpo, es normal que ellos se hagan el “Manual” ya saben, “Masturbación” para no andar con muchos rodeos, pero son pocas las chicas que lo hacen, es una especie de Tabú, Ana lo hace, ella no es como las otras chicas que tienen a todos los hombres bajo sus pies y pueden hacerlo cuando quieran.

*Jadeo*

*Suspiro profundo*

El cuarto de Ana estaba solo iluminado por la pantalla del monitor y una triste luz que se colaba entre las cortinas de la ventana, el silencio era total, hace unos momentos solo se escuchaban los sonidos que provenían de Ana, quien tenía unos audífonos de buena marca puestos, cuyos audífonos se los regalo su Abuela el año pasado por su cumpleaños número Trece, hace dos meses, cumplió los Catorce que ahora tiene.

En fin, volviendo a la descripción del cuarto, Ana dormía en el piso de arriba, sola, su abuela dormía en un cuarto de abajo, además de que el piso de arriba tenía otro cuarto pero ese lo utilizaba la Abuela para meter cachivaches sin importancia, la casa tampoco era la gran cosa, pero es cierto que es vieja y huele mucho a historia, literalmente “Huele a Historia”, el abuelo murió en la guerra, hasta entonces como cuenta la Abuela, no pudo volver a enamorarse, ella dice que era muy “Folly” por el abuelo, para referirse a que su amor era muy fuerte y loco, ella siempre tenía la manía de utilizar “Folly” para referirse a Locura.

Ana luego de mirar aquel vídeo, decide ir a limpiarse al baño mientras sube sus pantalones cortos y se seca con un pañuelo rosa que tenía cerca, en el baño que estaba allí mismo en su cuarto, dividido por una puerta (razón por la cual decidió quedarse con la habitación de este piso) se limpió su parte íntima con papel toalet, y se echó una ojeada para ver que no se haya lastimado como aquella vez, estaba un poco roja pero eso era normal, orina un poco y luego se lava las manos mientras se mira al espejo.

“¿Sera así mi vida por siempre?” pensaba en sus adentros Ana, mientras se peina el cabello negro brillante y liso, sale del baño aun sin sacarse ese pensamiento de la cabeza.

Decide salirse de la página de antes y navegar sin rumbo por la web, a la final termina viéndose una serie de 25 capítulos, ya eran las dos de la madrugada cuando finalizo la primera temporada, siempre era lo mismo, siempre se acostaba a altas horas de la noche, por eso sus bolsas debajo de sus ojos nunca desaparecían. Estaba a punto de cerrar el navegador para proceder a apagar el computador cuando recibe una notificación de correo.

-¿Una notificación? – dice ella incrédula.

“En estos tiempos nadie utiliza el correo ¿Sera Spam?” piensa ella, la curiosidad por saber era fuerte, revisar no le quitaría mucho tiempo, que importa ya el tiempo si ya hace rato que se pasó de horas.

Ha recibido un nuevo correo de: UCE

ASUNTO: Ana Weltstorm

-¿UCE? ¿Cómo saben mi nombre y apellido? – cada vez Ana se hacía más y más preguntas, al entrar al buzón de entrada no hallaba ningún mensaje, este mismo parecía estar en “Correo Basura” donde llegaban más que todo los mensajes Spam o mensajes que no tenían un asunto como tal.

Ana clickea sin tomarse mucho tiempo y se adentra en el cuerpo del mensaje:

DE: UCE

PARA: Ana.2000@hotmail.com

Asunto: Ana Weltstorm

Reciba usted un cordial saludo, nosotros somos UCE que son simplemente siglas de nuestro verdadero nombre, el cual será revelado solo si la o el estudiante toma la decisión de formar parte de nuestro “ejercito” de mentes iluminadas, en este correo se le adjuntara un enlace a una página diferente donde deberá llenar un formulario y reenviarlo a esta misma dirección (SOLO SE LE RESPONDERA SI CUMPLE CON EL ENVIO DEL FORMULARIO ANTES MENCIONADO, NO RESPONDER A ESTE MENSAJE CON OTRA COSA) ya dejando en claro eso, en el formulario conocerá más sobre esto, tiene 24 horas para responder, esperamos con ansia su pronta respuesta.

SISI de U.C.E

-Pero qué demonios… - Ana no entendía nada, quizás era una broma de mal gusto de alguno de sus acosadores, seguro el enlace la llevaría a un video no muy prometedor o una página trampa con un virus que le “Jodera” la computadora.

“¿Qué debería hacer…?” Ana tenía mucha curiosidad, al final termina apagando la computadora pero sin borrar el mensaje del correo, tenía mucho sueño como para pensar, luego decidiría que hacer.

Ana termina despertándose en el suelo, la Abuela estaba allí parada moviendo a Ana.

-Vamos querida de pie…por Dios, siempre durmiendo de forma extraña. – pronuncia la señora de avanzada edad mientras con sus manos arrugadas mueve el cuerpo de Ana.

Ana siempre dormía así, en posiciones raras, una vez despertó con la cabeza metida debajo de la cama y el resto del cuerpo arriba, como una mujer que ha sido invadida por el mismísimo demonio, para que sea más claro lo que quiero decir, todos han visto alguna película de El Exorcista, la escena donde la endemoniada camina en cuatro patas con el cuerpo todo torcido y la cabeza toda rara, bueno literalmente así dormía Ana, no es buena referencia, pero bueno.

Ella se levanta y somnolienta responde que “Sí, pronto estaré lista” se estruja los ojos, la Abuela asiente mientras a paso lento sale de la habitación.

Ana se prepara rápidamente, se baña para quitarse el cansancio más rápido, se lava los dientes y se pone el “Conjunto del Domingo” que era una falda media larga color negro, una camisa manga larga color carne (un rosado oscuro) y unas botas de tacón negras, además de unos guantes negros que le daban más estilo al conjunto, ahora solo faltaba el sombrero y la sombrilla, el conjunto según la Abuela lo uso su difunta madre cuando era de su edad, por eso es su favorito y ama usarlo pero…no le gusta mucho la idea de ir a la iglesia.

Al llegar la Abuela se une a hablar con sus amigas, unas ancianas de la misma edad, no hablaban de la palabra de Dios, que era lo que pensaba el padre, hablaban de chismes y de los vecinos, yo por otro lado me limitaba a hablar, no quería que sus amigas me fastidiaran la vida, me bombardeaban de preguntas como: ¿Quién te compro ese conjunto, tu abuelita? ¿Por qué tienes los ojos así? ¿Duermes bien? ¿Tienes novio? ¿Cómo te va en la escuela, donde estudias? ¿Te gustaría conocer más de Dios? y así como esas preguntas miles más.

Algo inusual está pasando hoy, Ana está sentada junto a su abuela en la segunda fila (las comadres de la Abuela siempre le guardan los asientos) volviendo a lo inusual, un joven de la misma edad (A según ) no dejaba de mirarle, el chico era apuesto, tenía un peinado elegante y vestía un traje negro, este mismo se hallaba sentado al final de la primera fila, aunque estaba lejos de Ana, ella podía detallarlo bien, ella siempre ha tenido muy buena vista a pesar que siempre carga ojeras y cansancio. El padre estaba dando la despedida, por fin el joven retiró la mirada, lo hizo durante toda la vigilia, pero Ana no se sentía incomoda, más bien se sentía honrada y linda.

Al terminar las 25 personas que asistieron a la misa, se dirigen a la salida hablando de cosas triviales, la Abuela se había quedado hablando con el Padre, aquí en la iglesia la estiman mucho y siempre la están incluyendo en eventos de caridad y cosas por el estilo, Ana buscaba con la mirada al chico de antes, solo quería verlo de cerca, pero no lo encuentra, algo muy extraño, una de las amigas de la Abuela se acerca.

-Querida ¿Estas bien? Te noto distraída, por cierto que has crecido bastante, te estas volviendo una chica bonita, pero deberías dormir más para borrar esas marcas en tus ojos.

-Gracias señora Limpson, estoy bien y lo haré. – responde lo más cordial que puede Ana mientras disimula una sonrisa y prosigue caminando hacia la salida.

-Bien, bien querida. – responde la anciana mientras se voltea a seguir hablando con las amigas.

Después de almorzar Ana sube a su cuarto y pone una canción de Ed Sheeran, Galway Girl era su preferida, y decide tomarse una siesta, ella no lo hacía nunca pero hoy le dio por hacerlo.

Al despertar la música del Mp3 se había apagado ya que se había descargado, Ana voltea hacia el reloj digital y eran las cinco de la tarde, había dormido por tres horas, se levanta de la cama y se va a echarse agua en la cara.

Ana queda boquiabierta y feliz al ver su rostro, las ojeras que siempre había tenido habían desaparecido levemente, su rostro se veía un poco más lindo, ella sonríe.

El resto del día prosigue normal, ayuda a la Abuela a lavar los platos y esta la manda a dormir enseguida ya que mañana había escuela, ella asiente pero sabía bien que no iba a dormirse enseguida, además de que la siesta de hoy le quito el sueño totalmente.

Al encender la computadora recuerda algo que le había despertado una curiosidad tremenda en la madrugada, el mensaje, ella checa el correo nuevamente y allí estaba aún, ella decide investigar por su cuenta antes de meterse en el enlace, pero no encuentra nada sobre UCE, nada de nada, eso era sumamente extraño, hoy en día cualquier cosa se encontraba en internet.

Sin fiarse mucho decide arriesgarse y meterse en el enlace, rápidamente le carga una página donde al principio había un emblema de un caballo con un rayo al lado y las mismas siglas “UCE” más abajo un breve texto que enunciaba:

Somos UCE, la casa de estudio donde solo las mentes brillantes encuentran un final victorioso y se gradúan con un futuro aún más brillante, nosotros enseñamos lo que es cierto y aborrecemos lo que no lo es, si quieres tener el mejor futuro que puedas imaginar y aprender de verdad, ven con nosotros y junto caminemos adelante y forjemos la brillantez que deseas.

Si deseas unirte a UCE y estudiar la verdad rellena los siguientes datos

Abajo habían espacios en blanco donde figuraban preguntas tales como:

Nombre, apellido, edad, nombre de tu madre y padre, nacionalidad, que te gusta, que no te gusta, que buscas, que es para ti la verdad, te consideras brillante, quieres ser una élite.

Esta última pregunta no es entendible para Ana pero pone un “Sí” por ponerlo, ahora que tardo diez minutos en rellenar todo, al final de la página habían dos botones “Guardar y Enviar” ella no se fía al cien por ciento, esto era demasiado extraño pero la curiosidad era tan grande que decide hacerlo, el formulario se guarda en “JPG” y al pulsar enviar la envía al correo, donde ya estaba la dirección puesta y el archivo JPG, todo listo para enviarse, solo debía pulsar el ultimo botón, y así lo hace.

-Ya está… - dice Ana suspirando y esperando, ella no sabe que espera.

*Sonido de notificación*

Ana se sobresalta, ya le habían respondido.

-Son…rápidos…. – dice ella revisando enseguida, esta vez el mensaje llega al buzón de entrada.

De: UCE.USER02

Asunto: Solicitud Aceptada.

Gracias, ya esperamos con ansias conocerla en persona y trabajar juntos en su desarrollo, dentro de breve irán a por usted, no necesita llevarse nada ni dar explicación alguna, todo está preparado, hasta pronto señorita Ana.

-¿WTF? ¿Qué vienen por mí? ¿Ahora? ¡Que carajos? - *WTF es equivalente a What the Fuck* Ana se pone de pie enseguida, ahora respiraba rápido porque presentía algo extraño, se asoma por la ventana y allí estaba, una limosina negra estacionada y en la entrada se veía claramente al chico que había visto en la iglesia, la luz lo iluminaba completamente, parecía hablar con alguien, ese alguien seguro era la Abuela.

Desde aquí las cosas se tornan muy pero muy extrañas, el chico saca algo y lo apunta hacia su frente, debajo se escucha un golpe seco, el chico misterioso se adentra en la casa con rapidez como si buscara algo, se escuchan unos pasos fuertes abajo, Ana temblaba mientras busca su teléfono y se encierra en el baño pasándole llave, pero cometió la estupidez de no pasarle llave a la entrada a la habitación.

Se escucha como alguien se adentra, sus pasos eran fuertes como si estuviera molesto, toca la puerta del baño y Ana con las manos sudadas y temblorosa marca al 911.

-¡AYUDENME! ¡ENTRARON A MI CASA, MI ABU-MI ABUELA! ¡LE HICIERON ALGO A MI ABUELA!

-Señorita por favor cálmese y dígame su dirección, respire y exhale y dígame que sucede. – le dice la voz al otro lado del teléfono, pero Ana no podía calmarse, la puerta parecía que iba a caerse.

­-¡NO SÉ QUE SUCEDE! ¡ALGUIEN ENTRO Y…! – de repente dejan de tocar la puerta.

-Señorita, necesito que me dé su dirección ¿Escuchó disparos o golpes? ¿Señorita? – Ana no respondía, solo jadeaba.

-Ana, somos UCE, hemos venido por ti. – escucha al otro lado de la puerta.

-¡AJENSE! ¡NO LOS CONOZCO! ¡VIVO EN MARYLAND NORTE, CASA 45 SECTOR 2 CALLE 5B, APURENSE POR FAVOR!

-Bien, muy bien, acabo de escuchar que hablaba con alguien ¿Es quien entro en la casa? ¿Dónde está en estos momentos?

-En…el baño…él está frente a la puerta…

-Bien quédese allí y no hable con el desconocido, siga hablándome en voz baja para que se mantenga calmada, cuéntame cualquier cosa.

-Eres brillante, Ana… pasaste la primera prueba…ahora vendrás con nosotros…

De repente por debajo de la puerta tiran una pequeña bolita metálica.

-¡AYUDEME, ACABA DE TIRAR ALGO ADENTRO!

-Todo irá bien señorita Ana, bienvenida a UCE. – dice la voz del otro lado, Ana abre los ojos como platos y la bolita de antes empieza a esparcir un humo espeso de color rosado.

Ana cae al suelo mientras va perdiendo el conocimiento, lo último que ve es como su Abuela entra al baño con una máscara de gas y el otro chico, y cae profundamente dormida.

13. April 2019 15:05:37 0 Bericht Einbetten 1
Lesen Sie das nächste Kapitel CAPÍTULO 02

Kommentiere etwas

Post!
Bisher keine Kommentare. Sei der Erste, der etwas sagt!
~

Hast Du Spaß beim Lesen?

Hey! Es gibt noch 1 Übrige Kapitel dieser Story.
Um weiterzulesen, registriere dich bitte oder logge dich ein. Gratis!