Un viaje largo Follow einer Story

jonatan-preciado1554174615 Jonatan Preciado

Está es la historia de un joven que tiene por nombre Jhan, todo lo que ha vivido le a ayudado a ser mejor persona. Siempre lucha por dar lo mejor de si, sonreír a pesar de la circunstancia y mirar siempre al frente.


Lebensgeschichten Alles öffentlich.

#Siempre-sonríe #338
0
3.6k ABRUFE
Im Fortschritt - Neues Kapitel Jeden Dienstag
Lesezeit
AA Teilen

Todo tiene un inicio

Todo comenzó en los años 90’, cuando Jhan, un chico colombiano decide viajar a la Ciudad de México, en busca de una oportunidad de trabajo. La esperanza de Jhan al venir a la Ciudad de México, era como cualquier otra persona, llegar a ser alguien en la vida, triunfar y tener una calidad de vida de lo más excepcional; cuando venía en camino se le presentaron diversas situaciones, llego al punto de creer que todo estaba en su contra, más sin embargo no se rindió, decidió luchar y perseguir su sueño. Los padres de Jhan, fueron su primera prueba, ellos, no querían ver partir a su único hijo, a pesar que la pobreza en la que vivían era demasiado extrema, no querían que emigrará, decían que era demasiado joven, a penas 15 años y salir fuera de su país solo, no era lo más correcto, pero, después de tanta desesperación e insistencia de Jhan terminaron por acceder. Al salir de Colombia, Jhan, no tenía ni la menor idea de lo que era estar solo, pues el apoyo de sus padres siempre fue incondicional, nunca estuvo solo, lo único que le quedo por hacer fue ser fuerte y luchar. Su primera parada fue en Panamá, al llegar a la capital del país Jhan, no contaba con el dinero suficiente como para pagar el siguiente autobús que lo llevaría hasta Guatemala, para de ahí tomar el siguiente autobús que lo acercaría a la Ciudad de México; lo primero que Jhan pensó fue en buscar un trabajo provisional, solo hasta juntar el dinero para los pasajes de autobús, así que puso manos a la obra y a buscar trabajo, Jhan no batalló en encontrarlo, Dios estaba de su lado, en su camino, Jhan, tuvo la posibilidad de encontrarse a José, un señor que contaba con un establecimiento de arte panameña, en la cual se vendía todo tipo de artesanías de Panamá, el señor José le ofreció a Jhan su casa para dormir, las comidas diarias para que se alimentara y a parte un sueldo para que juntara lo de sus pasajes. Todo en la vida de este joven parecía perfecto, más sin embargo existía un “pero”, no era feliz, cada noche se encerraba en su cuarto y lloraba por horas, el no tener a sus padres a su lado le jodia bastante, en su corazón estaba la frustración de no poder abrazar a sus padres, decirles te amo y el desespero por no verlos; una noche, al cerrar la tienda, tomó una libreta, un bolígrafo y puso camino a la playa, en su eterno pensar, escribe lo siguiente:

“Tengo tantas cosas que contarles, hace tanto frío en mi corazón, octubre se presenta en las aceras, hoy me siento frente al mar, veo sus señales en la estela, sé que pronto estaré con ustedes, rabia de que corran por mis venas y no poderlos abrazar, intento ser fuerte y no borrar mi sonrisa, no paro de pensar que hay un faro que ilumina donde se besan el cielo y el mar; he llorado tantas noches sin dar con el consuelo, me he abrazado a mí mismo gritando su ausencia, he aprendido que la vida pega y duele. No he perdido aún la fe, me he hecho fuerte en la penumbra, me comprometo a querer a pesar de la amargura, grito fuerte porque sé que me escuchan, no hay duda.”

Las palabras escritas por Jhan, era demasiado duras, era cuestión de leerlas para darte cuenta de que su corazón estaba sufriendo, y vaya que sufría, pues el estar lejos de sus padres lo mataba lentamente.

Los días pasaban y Jhan, inconscientemente daba a notar la ausencia que existía en su corazón, pero, como en un inicio dije, Dios estaba con él. Don José, al ver el comportamiento de Jhan, se pone a indagar el por qué Jhan se encuentra así, es por eso que, decide entrar a la habitación de Jhan y buscar alguna pista que de con su comportamiento, no tardo en encontrarla, pues fue cuestión de abrir cajones del mueble que estaba en la habitación, al abrir uno de los cajones, encuentra la libreta en la que escribió el día que fue a la playa, don José a leer el escrito, no puede contener el llanto, y piensa: “¿Por qué no pensé esto antes?, ¿qué he hecho todo esté tiempo?”, salé corriendo a la tienda en busca de Jhan. Al llegar a la tienda ve a Jhan con cara de tristeza y le dice, hijo, ¿estás bien?, Jhan, se extrañó pues don José nunca le había dicho “hijo”, entonces Jhan le responde y le dice, -Claro que no, la distancia de mis padres me afecta, pasar las noches sin su cariño me duele, me afecta, me baja mi ánimo, a veces, desearía escuchar un “te amo”, “estoy orgulloso de ti”, pero, no puedo estoy lejos de ellos; En ese mismo instante, don José rompe en llanto una vez más, mira a Jhan y le responde, ­- Hijo, yo estoy orgulloso de ti, en tan poco tiempo me has enseñado lo que es amar a un desconocido que a cuestión de tiempo se vuelve como tu hijo, me has demostrado que cualquier persona en tiempo correcto cambia tu mundo, ¡Llegarás ten lejos como puedas!, confió en ti Jhan. Después de ese día, todo cambio dentro de Jhan y de don José, su relación era como la de un padre y un hijo, más sin embargo el tiempo llamó a cuentas a Jhan, era hora de seguir su rumbo, que mejores cosas tenía Dios en su camino.

2. April 2019 03:39:15 0 Bericht Einbetten 0
Fortsetzung folgt… Neues Kapitel Jeden Dienstag.

Über den Autor

Kommentiere etwas

Post!
Bisher keine Kommentare. Sei der Erste, der etwas sagt!
~