Sr. Presidente Follow einer Story

J
Jefferson Nc


El nuevo presidente de EEUU planea eliminar las cárceles ¿Cómo lo hará? adentrate en la historia de un enfermo revolucionario.


Krimi Nicht für Kinder unter 13 Jahren.

#política #tortura
1
3.4k ABRUFE
Im Fortschritt - Neues Kapitel Jeden Samstag
Lesezeit
AA Teilen

Cap 1. Renacimiento

Sr. presidente

Tras su primera candidatura a la presidencia de los Estados unidos, fue elegido ganador, con una brecha de un 9% respecto al segundo puesto, sus seguidores celebraron toda la noche y madrugada el inicio de lo que llamaban “El nuevo renacimiento”, -¡Jean! ¡Jean!- se escuchaba en miles de plazas, calles, terrados. Gritaban el nombre del nuevo presidente.


Conocían su intención con el país, lo usual, inclusión de gente extranjera en puestos laborales, un plan de becas mucho mayor, prohibir el aborto, alza de salarios etc. pero lo que causó revuelo en su campaña fue la promesa de no gastar más dinero en cárceles, dinero que con mucho esfuerzo la gente pagaba sus impuestos, decía saber una forma de eliminar definitivamente las cárceles.

Esta idea hizo eco mundial a los pocos minutos de que su boca gritara con euforia en su mitin político, convirtiéndose en objeto de incredulidad y burla de países como México, Rusia, China.

Los 6 primeros meses de su mandato fue parecido a la del anterior presidente, cuando le preguntaban por lo de las cárceles, decía que no podía revelar su idea innovadora, ya llegaría la hora.


Dos semanas después, un lunes 5 de mayo, los periódicos mostraba la noticia de varios ataques terroristas coordinados a hospitales, asilos y orfanatos. Es ahí cuando en enlace nacional se dirigió al pueblo demostrando con lo que había pasado que todas las leyes deben ser cambiadas o mejoradas sin pensar en las opiniones y las repercusiones internacionales, Abriendo las urnas en los próximos 6 meses para que la gente votara de forma trasparente si estaba de acuerdo en un gobierno donde la única palabra y decisión la tenga el presidente.

- La libertad nos ha llevado a la masacre de gente inocente e indefensa- Dijo Jean textualmente.


Muchos apostarían por que los ciudadanos no estarían de acuerdo, pero no fue así, Jean parecía ser el salvador del país, arrasando en las urnas con el 86% de aprobación, dejándolo como líder absoluto, El Dios de EEUU.

Jean con 37 años se lo conocía por su seguridad y carencia de miedo ante cualquier situación pública, su vida personal le iba cada vez mejor, una hermosa esposa y una hija de 11 años que pese a que a sus 3 años comenzó a perder la visión, quedándose ciega por completo a los 9, se podría decir que era la niña más feliz de su barrio.


Lo que nadie conocía de Jean eran sus extrañas aficiones, ni siquiera su esposa, desde pequeño le gustaba las películas de torturas y terror, nada fuera de lo común ¿O sí? Fue expulsado del tercer año de colegio luego de que la profesora de educación física, la cual hacia duras críticas de su físico cuando tenía oportunidad frente a sus compañeros incitando una lluvia de risas, lo viera golpeando a su compañero Nicolás , asumió que era un abusón como los hay en todas partes, aunque Jean juro que solo se estaba defendiendo, no le sirvió de nada. Esos meses lo invirtió en planear su venganza hacia la profesora, solo le tomo una semana decidirse como lo haria, pero siempre buscaba la perfección.

Al llegar el año siguiente Jean asistió la primera semana con la intención de asegurarse que la rutina de la profesora seguía siendo según lo investigado.


El segundo lunes Jean arribo al colegio con su rostro bañado de felicidad, la clase de Educación física era el día siguiente y Jean sabía que debía actuar ese mismo día de tal forma se libraría de sospechas, al sonar la campanada de recreo fingió un leve dolor de estómago, obteniendo el permiso de la directora, se había asegurado de que el teléfono de casa este fuera de funcionamiento para que no se enteren sus padres de su <dolencia>.


Se dirigió hacia la parada de bus y posteriormente a casa de la profesora. Saber dónde vivía fue fácil, tuvo que seguirla en su tiempo de suspensión camuflado bajo un buzo con capucha para que no lo reconociera, al principio dudo de la efectividad pero afortunadamente nunca se dio cuenta de aquello, lo mejor es que vivía a tan solo 10 minutos del colegio.


Al llegar a la vivienda saco la llave maestra que había conseguido en internet y que la habia probado con anterioridad, entro con algo de nervios por si alguien lo había visto, pero por lo que ya había estudiado, rara vez salían personas de las casas por la tarde, parecía una zona fantasma.


Tenía aproximadamente una hora antes que la profesora termine su ÚLTIMA clase y todo estaba listo, le reconfortaba que viviera sola, gracias a ello no sería necesario hacer trabajo adicional, sabía que podía salir mal, incluso que algún vecino lo hubiese visto y que la policía vaya en camino pero la excitación de verla sufrir era mayor.


Llego el momento, la puerta se abrió y entro Mercy, su maestra, como siempre dejo las llaves del auto en la mesa y fue a por un poco de agua helada, al cabo de diez minutos estaba lista para tomar una ducha, abrió la puerta del baño y al dar en primer paso todo se tornó obscuro.


Despertó semidesnuda atada en su cama con un dolor punzante en la cabeza, tenía sangre en su flequillo amarillo, intento gritar pero su boca estaba cubierta de trozos de ropa y cinta adhesiva.


-Bienvenida a clase- Dijo Jean sentado en el borde de la cama sujetando el pie derecho de Mercy -Lamento que no haya podido esperar hasta mañana para mi clase preferida-

-No quiero aburrirla como en sus clases nos lo hacía usted así que seré breve- son las 14:50, a las 15:00 comienza un pequeño entrenamiento, tómelo como si volviera a su infancia y se acerca el recreo- Mercy intento soltarse pero solo hacía que escuece su blanca piel.


Llego la hora indicada y Jean saco una cinta métrica y tomo varias medidas de ella anotando cada una en una pizarra que hubo traído consigo en la mochila.

-¡Vaya! Creo que ha subido unos kilos profesora, pero no se preocupe tengo la solución perfecta para usted- Jean la miraba como un niño a unos chuches.

Trajo un cuchillo de la cocina y comenzó a rebanar la piel del abdomen de Mercy en forma de tiritas y las iba colgando con unas pinzas en una fina cuerda de algodón, Mercy sudaba como una cascada y se retorcía de dolor y desesperación.

-Es horrible que una mujer vea esto ¿Verdad?- dijo Jean haciendo una mueca de duda.- No se preocupe me ocupare de eso-

Con una sierra corto las muñecas de Mery y coloco una especie de pegamento en las palmas de cada una de ellas y acto seguido las puso en su ojo correspondiente, simulando que ella se estaba cubriendo los ojos para no ver esa escena descabellada. Los brazos cercenados de Mery se movían repetidamente causando que la sangre salga a borbotones y tiñera color carmín las blancas sabanas junto con el suelo y la pared.

+

+

9. März 2019 07:32:31 0 Bericht Einbetten 1
Fortsetzung folgt… Neues Kapitel Jeden Samstag.

Über den Autor

Kommentiere etwas

Post!
Bisher keine Kommentare. Sei der Erste, der etwas sagt!
~