El temblor del 19 Follow einer Story

luthierzebeth Tania A. S. Ferro

Recopilación de hechos y anécdotas sucedidos antes, durante, y después del sismo que México padeció el 19 de septiembre de 2017. Capítulo enviado al concurso de Inkspired titulado “Reviviendo el pasado”.


Historische Romane Alles öffentlich.

#Sismo #NovelaHistoria #novelahistórica #novelahistorica
3
3085 ABRUFE
Im Fortschritt
Lesezeit
AA Teilen

El día que marcó a una generación

México está lleno de historia sísmica. Antes del 19 de septiembre, nuestro país había tenido temblores fuertes (y uno en particular mucho más desastroso), pero no había tenido la mala fortuna de convertirme en testigo de ellos. En cambio, lo que sucedió hace dos años dejó marcadas las vidas de muchas personas, incluyendo la mía.


Acostumbrados como estamos los mexicanos (del centro y sur del país) a los temblores, no teníamos que hacer algo además de escuchar de golpe la alerta sísmica, que está diseñada para avisar con un aproximado de cuarenta segundos de anticipación, y movernos a la zona más segura para esperar a que pase.


Por años fue así: escuchar la alerta, moverte a un lugar seguro, y esperar a que pase, casi de manera automática.


Sin embargo, el 19 de septiembre de 2017, la situación no fue tan sencilla.


Aquel día, el sismo llegó con fuerza, y sin el aviso de la alarma.


Estaba trabajando. El movimiento hizo que los libros cayeran a mi alrededor, y solo atiné a cerrar los ojos y recargarme en las paredes de la habitación, sin dejar de respirar con la mayor velocidad que mi cuerpo me permitía. Tuve un ataque de pánico. Una vez que terminó aquella intensa vibración y pude salir de mi casa, vino el caos.

Las calles estaban repletas de gente desesperada, corriendo a escuelas o intentando llamar a sus familias.


Una enorme grieta se había abierto en las cercanías del volcán Popocatépetl, entre los estados de Puebla y Morelos.


El temblor derrumbó edificios, casas, negocios, y acabó con la vida de mucha gente.


Una vez que el país cayó, le tocó volver a levantarse, luego ayudar más a los que perdieron a su familia, salud o patrimonio. A fin de cuentas, la naturaleza tiene sus propias reglas, y una vez más nos demostró que con un chasquido de sus dedos, puede recuperar lo que nosotros como seres humanos a veces creemos tener: el control de todo.


Lo que nos tocó vivir a partir de ese momento y hasta ahora, es una historia que no deja de repetirse una y otra vez en una especie de vórtice infinito, sobre todo cada que suenan las alarmas otra vez.


Escribo esto para dejar memoria de lo que vi, escuché, e hice, para no olvidar lo que pasó. Nadie quisiera volver a pasar de nuevo por esa angustia, pero no hay manera de detenerla.


Estamos marcados de por vida.




8. März 2019 05:53:18 0 Bericht Einbetten 1
Fortsetzung folgt…

Über den Autor

Tania A. S. Ferro Instagram: @letrasdetaniablog Blog personal: letrasdetania.blogspot.com La escritura me da vida. Respiro a través de ella.

Kommentiere etwas

Post!
Bisher keine Kommentare. Sei der Erste, der etwas sagt!
~