El sueño imposible Follow einer Story

twiceshipper Josue David Sibaja Lozano

Se narra la vida diaria de una persona a la cual se ve atada a las responsabilidades y consecuencias de no tener claro en el pasado quien era en realidad y que era lo que buscaba para ser feliz en realidad. Nos muestra la delgada linea que nos separa de ser quienes somos y nuestra habilidad nata para crear e inventar de ser simples esclavos de ordenes externas y limitar nuestro verdadero potencial y cortar nuestro verdadero destino.


Kurzgeschichten Alles öffentlich.

#Escencia #unico #diferente #creatividad #decision #reflexion #vida
Kurzgeschichte
1
4.1k ABRUFE
Abgeschlossen
Lesezeit
AA Teilen

Un día más de trabajo

Cada uno posee la capacidad de cambiar el curso de su propio destino si así lo desea, simplemente es necesario dar ese paso  hacia el evidente y aterrador abismo del fracaso que nos rodea día a día. Sólo entonces con alas extendidas hacia el cielo azul te darás cuenta que todo este tiempo ya poseeias lo necesario para volar, solo que nuca lo creíste en verdad.

 Escucha a tu corazón,Cree en ti mismo,Ama tu talento y Alcanza tu destino.

-Twice Shipper-.


Me despierto cada mañana como de costumbre, dispuesto a seguir la misma rutina a la que me e impuesto por falta de descisión.


Llego al trabajo y veo lo mismo de siempre, siluetas grises haciéndose camino alrededor del pasillo blanquecino donde suelo ingresar a diario.


Llego a mi cubículo donde se encuentra mi oficina habitual, tomo asiento y contemplo mi insípida ornamentaría a la cual estoy acostumbrado a observar sin ninguna gloria.


Una alarma suena, y se que esta dando inicio a mi jornada laboral.


 Me siento frente al monitor y escribo palabras incipidas y cuadradas que simplemente detesto y no quiero entender, pero aunque quisiese liberarme, la cadena a la cual estoy sujeto me impediria siquiera intentarlo.


La mayor parte del tiempo trato de apresurarme lo más que puedo a terminar todo de la manera más eficaz y rápida posible, para luego imprimirla y enviarla a mi jefe.


Mientras imprimo mi trabajo escucho la misma platica de siempre de mis “Compañeros” de trabajo.


Aunque quisiera unirme a la conversación ( y no quiero) pareciere que solo hablan un tipo de lenguaje que no logro entender del todo bien, y no estoy dispuesto a aprenderlo de todos modos, así que cuando se voltean hacia mi esperando a que les dirija una sola palabra, lo único que pueden recibir de mi es un frío silencio y una mirada desviada mientras recojo mis papeles.


Cuando voy de camino a entregar mi trabajo me siento algo mal por mi comportamiento y mi actitud, realmente no es culpa mía ser de esta manera, simplemente me aterra más la situación  cuando abra la boca y hable ellos sean los que con una mirada confundida no puedan respondeme.


De esta manera llego al elevador acristalado que lleva hacia mi destino, en el cual al subir por el pareciese por un momento que puedo volar, sinceramente es mi momento favorito del trabajo.


Siempre observo bien mi panorama y las hermosas vistas que la altura del edificio me brinda, pero lo que siempre me termina cautivando es algo que a la vista de muchos pareciese un letrero más en un mar de anuncios y propagandas(sobre todo ofertas laborales).Brillando con una luz singular, y captando toda mi atención mientras asciendo por el breve trayecto hacia mi destino.


No puedo describir con exactitud que es lo que me sucede cuando observo aquel cartel, una especie de “atracción” singular, y mucho menos lo que es con exactitud, pero una cosa es segura, y es mi deseo interno por estar presente allí. Ese cosquilleo y felicidad interna que me brindan esos escasos segundos de vista hacen valer la pena el esfuerzo que dedico a esto que le llamo “trabajo”.


Pero tristemente la ilusión se termina cuando esa luz se va apagando mientras me acerco a mi destino.


Al llegar al último piso donde se encuentra mi Jefe, me hago camino en un tipo de salón largo el cual alrededor se encuentran retratos de personas de importancia en el campo laboral a lo largo de la historia. Al termino de todos esos cuadros me detengo y obserbo mi cara en el más reciente, y sin ningún sentimiento de orgullo y felicidad interna, solo lo contemplo de manera indiferente y continuo mi camino hacia la puerta del despacho de mi jefe.


Con mis papeles en mano toco la gran puerta que lleva al despacho, y puedo ver una persona muy conocida la cual me recibe con una sonrisa mientras me hago paso. Ella es Victoria, mi "Amiga" y secretaria de mi Jefe.


Al hacerme camino hacia el despacho de mi jefe le muestro mis documentos como siempre y los lee detenidamente.


Al esperar la respuesta tomo asciento en un sofá cerca de la hermosa vista que solo este piso puede brindar.


Junto a mi a unos cuantos pasos se encuentra Victoria escribiendo sobre su pequeño escritorio estilo victoriano en una especie de maquina como es de manera usual. 

Ella me mira y yo a ella, aunque no nos hablamos muy amenudo por nuestra distancia en el trabajo, ella pareciese que es la “unica” persona con la que no tengo miedo alguno en hablar y ser yo mismo y viceversa.


Después de un tiempo algo largo mi jefe me llama y con una cara de satisfacción me felicita por mi trabajo y buen desempeño.


Una vez recibido estos reconocimientos me dirijo de nuevo al ascensor donde con una de las pocas sonrisas que doy en todo el día se la dedico a Victoria la cual de igual manera me muestra una mientras me alejo de aquel lugar.


Descendiendo por el elevador obsérbo mi alrededor lleno de luces brillantes y vistosas por doquier gracias a la bella oscuridad que solo la noche puede brindar.


Pero solo una brilla más que todas las de alrededor, y con estas palabras me refiero a ella:


-Algún día allí estaré, y cuando ese día llegue, sabre realmente quien soy en realidad.-


Así descendiendo por el elevador y saliendo de este me dirijo directamente a la salida lo más apresurado que puedo.


Cuando salgo de aquel lugar me siento ligero y mas tranquilo, y lo único que quiero hacer es llegar a casa y poder ser “yo” antes de que me termine convenciendo a mi mismo que soy el único “diferente” y "Raro"  en este mundo.


Al llegar a casa un sentimiento de tranquilidad y libertad se hace manifiesto en mi,un lugar único  en el que mi imaginación reprimida puede liberarse despues de un largo día de tenerla encerrada, la rutina no existe y el tiempo tampoco.


 simplemente soy yo mismo y nadie más,no tengo que seguir  estandares predeterminados ni preocuparme de lo que hago, solo me dejo llevar y dejo salir quien soy en realidad.


Hací hasta dormir y despertarme de la misma manera otra vez, guardando bajo llave mi "creatividad" e "imaginación" y con mala gana dispuesto a entrar a lo que llamo Trabajo.


¿FIN?.

9. Dezember 2018 04:12:21 2 Bericht Einbetten 0
Das Ende

Über den Autor

Kommentiere etwas

Post!
Robag Pencil of Simpleness Robag Pencil of Simpleness
El fin es algo muy interesante. Pero es el final siempre y cuando el quiera que sea. Después de todo, la rutina es solo rutina si te dejas que lo sea.
17. Dezember 2018 19:39:12

  • Josue David Sibaja Lozano Josue David Sibaja Lozano
    Exactamente, quise expresar la triste vida de muchas personas cuyas malas decisiones y falta de valor llevan día a día, aveces incluso cuando alguien quiera escapar de la rutina aburrida y perpetua, aveces la triste e irrevocable realidad es cuando nos damos cuenta que incluso cuando queramos bajar del avión, este ya estará en el aire y aunque quieras bajar, no lo va hacer hasta llegar a su destino final. 17. Dezember 2018 20:27:44
~