Corazón Verde Follow einer Story

gaby_rodrz Gabriel Rodriguez

Con la ayuda de una sombra, un adolescente debe utilizar sus superpoderes para localizar y asesinar a una bruja.


Fantasy Alles öffentlich. © TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. PROHIBIDA SU REPRODUCCION

#magia #adolescentes #jovenes #jovenadulto #romancejuvenil #romance #superheroe #374 #310 #fantasia
Kurzgeschichte
1
4.5k ABRUFE
Abgeschlossen
Lesezeit
AA Teilen

Fashion Green II

📷

ÀLVARO era el típico adolescente puertorriqueño: Escuchaba reggaetón, salía con sus panas a Janguear, era capitán del equipo de baloncesto escolar, guapo, extremadamente popular, les lanzaba piropos a las nenas, y nunca se había enamorado. Su filosofía era que la vida era solo una y había que vivirla sin preocupaciones y compromisos. Sin embargo, su vida cambiaria con la llegada de una nueva estudiante a su salón hogar 12-3. (Duodécimo grado, grupo 3) La trabajadora social escolar visitó el salón y le avisó a la maestra que una nueva estudiante entraría a su grupo. Maestra Camila Calderón no entendía porque le asignaron más estudiantes, ya tenía 30. la trabajadora social le explicó que la estudiante proviene de la Academia Santa Rosa, un colegio privado localizado en el estado de Bayamón. Sus padres perdieron su trabajo tras el gobierno cerrarlo y no podían costearlo. Maestra Calderón se resignó y le dijo que la trajera. La trabajadora social le dijo a la joven estudiante que pasara y se introdujera ante sus nuevos compañeros. La adolescente, entró tímidamente mirando para todos lados. Con un tono de voz tímido, se introdujo como Amanda Krystal Wood Martínez. Tenía 18 años y residía en la 7ma sección de Metrópolis, Toa Baja. La maestra les ordenó a todos sus estudiantes (en especial a Álvaro «El palgo» como le dicen algunas estudiantes) a tratarla bien y ayudarla en todo lo que necesite. Álvaro no estaba prestando atención (como siempre), pero de repente levantó la cabeza y vio a la chica. En ese instante, los latidos de su corazón aceleraron, parecía como si lo tuviese en la boca. Comenzó a sudar, a temblar, y sintió nauseas. Amanda, de piel negra, ojos color miel, delgada, alta y cabello castaño, le había causado el impacto de la vida. Hasta sus compañeros —con quienes él siempre se pasaba haciendo de las suyas— se dieron cuenta. Comenzaron a vacilarse (burlarse) de Álvaro diciéndole que el Palgo se pasmó. Entre el escándalo que formaron la profesora les preguntó que carajo pasaba.

"Nada, nada, Todo bien, Ms Calderón" - respondió Álvaro con la voz entrecortada mientras sus compañeros lo miraban como si fuera un animal raro. La profesora le pidió a Amanda a sentarse donde quisiera, y ella se sentó en la silla que quedaba al lado izquierdo de Álvaro. La trabajadora social le agradeció a Calderón por ser tan «cooperativa» y aseguró que Wood Martínez estará en buenas manos. «sí, claro que sí» dijo entre dientes la maestra mientras la trabajadora social se marchaba. Reanudó la clase discutiendo el tema de los polinomios. Una hora después, sonó la campana y comenzó la hora del recreo. Álvaro se encontraba solo mirando hacia el cielo debajo de un árbol en el patio principal del plantel. Uno de sus amigos, Ramón de la Torre, se sentó al lado de él, y le golpeó en el brazo.

"Oye ¿Por qué haces eso, cabrón?" - le preguntó Ramón mientras le golpeaba el brazo derecho.

"¿Por qué TÚ me estás dando, cabrón?" - Respondió Álvaro aun con su mirada hacia el cielo.

"¿Por qué estás haciendo eso?" - volvió a preguntar Ramón, otra vez dándole en el brazo.

"¿Qué yo hago qué?" - preguntó Álvaro. "Deja de darme, mamabicho."

"Estar sentado debajo de un árbol como nena enamorada mirando hacia el cielo."

"Nada... yo siempre he sido así."

"No vaciles, mano."- Le decía Ramón mientras reía a carcajadas. "Tú sabes que ahora mismo estuviéramos por los pasillos dándole «Estrellitas» a las nenas más duras."

"Le doy 10 estrellas a Amanda así que ahí tienes tus «Estrellitas»"" - dijo Álvaro con la mirada aun perdida en el espacio.

"Ya veo que tu problema es la chamaca nueva." - Dijo Ramón de la Torre mientras se sentaba al lado de él. "Tantas que te has tirao' que están más buenas que ella y nunca te ponías así."

"No lo sé mano, pero esa mujer no es normal." - Respondió mientras se colocaba la mano en el rostro. "Tiene algo que me pone a temblar."

De repente, Amanda Krystal apareció detrás de ellos y Álvaro casi salta hacia el árbol. La joven se disculpó por asustarlo, pero Ramón le dice que su amigo hoy tiene la «cabeza perdida». Álvaro dijo que no se asustó y le preguntó en que podía ayudarle. Ella le dijo que no entendía el tema de los Polinomios y como él se aparentaba ser inteligente, quizás podía ayudarla. Él le pregunta cuando puede reunirse para aclararle todas sus dudas. Ella le dice que hoy a la hora de salida (2:10p.m) se podían encontrar en este mismo lugar. Álvaro, tartamudeando y la cara roja como un tomate, aceptó. Pasaron las horas y el tan esperado encuentro surgió debajo del árbol. El la esperaba sentado con la libreta, lápices, y el libro de álgebra en mano, mientras ella caminaba lentamente hacia él. Ella, con su distinguida amabilidad, le saludó con un "Buenas tardes.". Álvaro contestó tartamudeando y Amanda Krystal le preguntó si él estaba bien. Álvaro le dijo que sí mientras la saludaba con un apretón de manos. Al tomar su mano, el sintió una corriente eléctrica, como un calambre. También se dio cuenta que ella llevaba puesta una sortija en forma de corazón color verde con el Número uno escrito en el centro en letras blancas.

"Tu sortija es enorme y hermosa." opinó Álvaro señalándole con la mano a la sortija mientras abría el libro de algebra. Ella le explicó que es una joya familiar pasada de generación en generación. Desde su tátara-abuela hasta su madre. Ahora es su turno cargar con ella hasta que en el futuro tenga un hijo (a). Estuvo con la mirada perdida en la sortija por varios segundos hasta que ella le preguntó que le pasaba. Él se disculpó diciendo que él se distrae rápido con objetos brillantes. Era como los gatos que se distraían con cualquier tontería. Abrió su libreta de Álgebra y procedió a explicarle el material de Polinomios. Estuvieron estudiando juntos hasta las 5 de la tarde. 3 horas después de la hora de la salida escolar. Hoy llegó a su hogar las 5 y media de la tarde. Al entrar a la sala, su madre lo estaba esperando y le preguntó dónde andaba metido. él es el primero en salir corriendo de la "Prisión escolar". Álvaro le explicó que estaba estudiando para la clase de álgebra con una nueva compañera de clases. La chica no conocía a más nadie y le pidió con mucho amor que la ayudara. Su madre lo miró con una expresión que decía: «Yo no nací ayer...» Álvaro no tardó en defenderse:

"¿Por qué tú me miras así? Es cierto lo que te digo."

"¿Dónde tú estabas? ¡Dime la verdad!"

"Ya te dije donde yo estaba. Si me quieres creer bien si no también."- Contestó mientras se dirigía hacia su habitación. Mientras le daba la espalda a su madre, ella le indicó que el cartero le trajo un paquete color verde. Ella lo colocó encima de la cama de él. Álvaro, se encerró en su cuarto, se sentó en su cama y observó el paquete. Tenía sellos postales provenientes de Metrópolis, su nombre, apellidos, dirección postal, pero no dirección de retorno o nombre del que lo envió. El compraba sus zapatos y ropa en el centro comercial y no a través del internet. ¿Sería una broma de Ramón? No quería caer en la trampa, pero «la curiosidad mató al gato» y procedió a abrirlo lentamente. Dentro del paquete, envuelto entre muchos papeles, había un collar de oro con un enorme cristal color verde en forma de corazón. El cristal, tenía inscrito en su centro el número "dos" en letras blancas. Cuando tomó el collar en sus manos, el mismo comenzó a emitir una poderosa luz verde. En el espejo apareció reflejada una figura envuelta en una sombra verde. Álvaro corrió hacia la puerta, pero la misma no quería abrir. Toda la habitación fue iluminada de verde mientras la Sombra se reflejaba en el espejo.

"Soy conocido como Sombra Verde. No temas y escucha con atención lo que tengo que decirte." le dijo en un tono de voz delicado mientras estiraba su mano. La misteriosa aparición explicó que el en otra vida fue un guerrero llamado "Fashion Green." Luchó y derrotó a una hechicera terrorista ambiental que estaba provocando terremotos. La hechicera, con su último suspiro, lo encerró en el collar. Una nueva catástrofe se aproxima y es el turno de Álvaro ser el próximo Fashion Green. Para acceder los poderes del guerrero ambientalista Fashion Green, tiene que colocarse el collar en el cuello y exclamar la palabra «Dos» Álvaro aún no entendía que estaba sucediendo y «Sombra», antes de desaparecer, le advirtió que muy pronto recibirá las respuestas a sus preguntas. Álvaro pensó que estaba alucinando, quizás estudió demasiado, quizás demasías emociones en un día. Guardó el collar en su mochila y decidió acostarse a dormir. Al día siguiente, en la escuela, Álvaro llegó con el collar colgando de su mochila. Sirve como un decorativo bonito. Mientras todos en el pasillo se le quedaban mirando y murmuraban, tropezó con Amanda Krystal. Ella, al ver el cristal colgando de la mochila, abrió los ojos como si estuviese en una película de terror. Inmediatamente le preguntó de dónde sacó el collar de corazón. Él evadió la pregunta saludándola con un «buenos días» y ella vuelve y le pregunta de dónde diablos consiguió esa cadena. El, temblando y sonrojado le dijo que alguien se la envió ayer por correo.

"Qué raro..." Dijo Amanda colocándose la mano en la quijada. "Se parece mucho a mi sortija."

" El paquete llegó ayer." - dijo. "Mi madre piensa que alguna chica me lo regaló."

"¿Tienes novia?"- Preguntó sorprendida. "Escuché que tú eres bien cariñoso con las chicas."

"¿Quién te dijo eso?" - preguntó sonrojado. "Son fekas."

"Lo que se escucha en la radio pasillo."

"Los pasillos de esta escuela son bien chismosos. " - explicó Álvaro. "No debes creer todo lo que escuchas."

En la hora del almuerzo, se sentó en un pasillo abandonado localizado en el segundo nivel de la escuela. Nadie transita por ese pasillo porque lo utilizan para guardar porquerías como pupitres rotos, documentos, y escritorios viejos. Además del uso "Administrativo" los estudiantes lo utilizan para tener sexo o fumar. Álvaro conoce cada esquina de ese pasillo.

📷
📷

Él se encontraba escondido entre unos viejos pupitres. Mirando hacia el techo, pensaba en Amanda, la Sombra, y en el collar que llevaba puesto en su mochila. Nadie lo molestaría en este pasillo solitario. Cinco minutos después de estar sentado hablando solo, Ramón y otros dos compañeros de clase aparecieron frente a él. Le preguntaron qué carajo le estaba pasando. Álvaro se puso de pies y Ramón lo sorprendió con un puño en la cara. Lo tiraron al suelo, lo patearon, le tiraron bolas de papel, y piedras. Álvaro no se podía defender porque eran cinco contra uno. ¡Que fucking abuso! Álvaro les preguntaba porque le estaban dando, y ellos le dijeron que le estaban sacando las pendejases. Ramon le dijo que lo considerara un favor. Sus "amigos" continuaban golpeándolo hasta que de repente, Álvaro exclamó:

"¡DOS!"

Su corazón verde emitió una potente luz del mismo color por 30 segundos lo cubrió de pies a cabeza. Los muchachos retrocedieron cubriéndose los ojos. la luz desapareció y Álvaro emergió de pies, revestido con un Esmoquin color verde y su cara cubierta por un antifaz del mismo color.

"Yo soy Fashion Green ¡héroe centenario!"- Declaró con bastón elegante en mano.

"El tipo empeoró... necesita otro puño." - opinó Ramón mientras se daba el puño en su mano para ir calentando los motores. Fashion Green no tardó en reaccionar y estrenar sus poderes. Levantó sus brazos hacia el cielo declarando su poderoso ataque a viva voz.

"GREEN BOMB!"- declaró mientras lanzaba una explosión de energía verde. La mitad del pasillo quedó en ruinas y sus supuestos amigos quedaron hechos cenizas. Al Culminar su ataque, Fashion Green se fue a la fuga desapareciendo entre la confusión, humo, y gritos del resto del estudiantado.

"Los maté..." susurraba mientras observaba sus manos ensangrentadas y su transformación se deshizo. Con el uniforme rasgado y sin su mochila, Álvaro corrió en dirección hacia su hogar sin mirar atrás. Al llegar, golpeó con fuerza la puerta y gritando que le abrieran la puerta. Su madre abre la puerta y le pregunta que le pasó. Álvaro le explicó que hubo una explosión en su escuela durante el recreo. Hubo gritos, escombros por todos lados, alarmas, ambulancias, gente corriendo con el cuerpo ensangrentado, sin brazos. ¡Horrible! Su madre lo llevó de inmediato al hospital más cercano para que lo revisaran. Mientras le tomaban sus vitales y le hacían las preguntas de rutina, Álvaro solo pensaba en Amanda Krystal. ¿Habrá salido herida? ¿Por qué no ha sabido más de ella? Se fue del mundo pensando en ella hasta que la enfermera le dice:

"Joven."

Álvaro casi saltó de su silla al ser llamado por la enfermera. Ella anotó en su computadora que él era ansioso y nervioso. Le indicó que terminó de evaluarlo y le ordenó a pasar a la siguiente habitación y esperara el doctor. Mientras Álvaro salía del área de Triage, la enfermera sacó su teléfono móvil y envió un mensaje de texto. El mensaje leía:

"Es el"

Al día siguiente, restablecido y con tan solo varios rasguños, decidió regresar a la escuela y buscar a Amanda. Mientras caminaba hacia la escuela, La sombra verde reapareció repentinamente al lado de él. Álvaro gritó y saltó hacia la acera contraria. La sombra se colocó la mano en el rostro y le preguntó qué diablos pasaba con él y sus nervios. Álvaro le contestó que no es normal tener una sombra verde que te persiga y te hable. Sombra como se sintió utilizar los poderes de Fashion Green por primera vez, y Álvaro le dijo que se sentía horrible. Asesinó a sus mejores amigos, casi mata a la mitad de sus compañeros, y su escuela es la primera plana de todos los periódicos. Sombra lo admiró por su rápido puño de justicia y le explicó que Ramón y sus otros amigos habían sido poseídos por «Ella». Ya estaban perdidos desde que cayeron en su trampa.

"¿Quién es ella?" - Álvaro preguntó.

"La descendiente de la hechicera que me encerró." - Explicó sombra. "Sus poderes aun están débiles y no puedo localizarla con exactitud. Ella sabe que tú tienes los poderes y te querrá eliminar."

"Perate, perate, perate. ¿Tú me estás diciendo a mí que por ahí hay una hechicera que me quiere matar y tú no sabes donde esta o quién es?"

Sombra le cambió el tema advirtiéndole que alguien con la misma fuerza vital que "Ella" se acercaba al área.

"¿De qué hablas?"- le preguntó Álvaro a la Sombra mientras esta desaparecía y se escuchó la voz de una mujer que le preguntó si él hablaba solo. Álvaro la reconoció como la enfermera que lo atendió ayer en el CDT (Centro de Diagnóstico y Tratamiento) y le preguntó qué hacía por el área.

"Yo vivo en esta calle" Ella le explicó señalándole una casa pintada de rojo al entrar a la calle. "Te vi de lejos hablando solo y pasé a ver como estabas."

"Ok... yo estudio allí en la escuela que se ve a lo lejos"- Álvaro señaló hacia el edificio distante que era su escuela.

"Pedro Albizu Campos High School, lo sé. " - Dijo la enfermera. "No fuiste al único estudiante que atendí ayer."

"Esa misma. La escuela de la explosión."

"La explosión que TÚ causaste..." - Añadió la enfermera en un tono de voz diabólico.

"¿Yo?"

"Si, tu. Tú y tu poder verde."

"¿Cuál poder verde?"

"El que cuelga de tu mochila."

"Es una decoración que recibí por correo."

"Si es un simple objeto, ¿Por qué emite ese olor a justicia?" - indagaba mientras se acercaba a Álvaro. Sus ojos se achicaban, sus dientes crecían, y sus uñas se convertían en garras. Álvaro intentó huir, pero de un salto la mujer lo alcanzó y lo tumbó al suelo causándole una leve herida en la espalda.

La sombra apareció a exhortarle a transformarse y a impartir justicia RÁPIDA y SEGURA. Álvaro le preguntaba porque todo tenía que terminar en violencia. ¿Por qué esta gente sigue acosándolo? La mujer le preguntó si ahora también hablaba solo.

"¿No puedes verlo?" le preguntaba a la mujer mientras la esquivaba. Sombra le ordenó suspender las preguntas estúpidas y transformarse.

Álvaro tomó una roca cercana a él y se la aventó a la enfermera, mientras procedía a transformarse en Fashion Green y contraatacó con la técnica "Viento verde." La técnica emitía poderosas ráfagas de viento huracanadas. Ella fue arrastrada a más de 20 pies por los vientos. Unos 10 segundos después, ella reapareció golpeándolo por la espalda y ágilmente bloqueó el ataque con su capa recibiendo solo la mitad de este. Contraatacó lanzándole la puñalada verde: un ataque que consistía en lanzar una descarga de energía punzante desde la punta del dedo. Ella, mientras gritaba del dolor, lo golpeó en la quijada. El contraatacó utilizando su tradicional bomba verde (Green Bomb) destrozando la mitad del bloque y dejándola hecha polvo.

📷
📷

Su transformación se acabó y salió corriendo hacia la cancha bajo techo localizada al final de la calle. Al llegar a la cancha, Álvaro cayó de rodillas escupiendo sangre. Sombra apareció frente a él felicitándolo por impartir justicia rápida y segura. Álvaro intentó golpear a sombra, pero su puño traspasó el cuerpo. Sombra le sugirió que guardara esa energía para cuando pelee con "Ella." Álvaro exigió saber quién era la tal "Ella”, quien era el, y porque decidió entregarle este collar. "Sombra" le respondió que ya le había dicho horita que todavía desconoce quién es la descendiente de la hechicera y donde exactamente está. También le explicó en detalles su historia: La hechicera que el derrotó era su compañera de equipo, era una Fashion Green. La primera vez que dos Fashion Green estaban activos al mismo tiempo. Sin embargo, ella se envició con el poder y en vez de utilizarlo para bien, vendió su alma al diablo para aumentar su poder y agregar nuevas técnicas. Provocó un tsunami y un terremoto cual casi destruyen toda el área oeste de Puerto Rico. La derrotó antes que continuará causando más daño y como le explicó al conocerlo, con su último suspiro ella lo encerró en el collar. Una vez localicen a "ella", Álvaro deberá matarla inmediatamente y destruir su cristal. Una vez el cristal este destruido, el (sombra) finalmente será libre. Álvaro le preguntó como la descubrirán si se ha escondido tan efectivamente. Sombra le explicó que su "Asistente" (quien también posee magia) le está ayudando. La teoría es que a la medida que los poderes de "ella" crezcan, más fácil será localizarla.

Dos semanas después de la batalla en la calle, "Sombra" se reunió a las afueras de un coliseo localizado en Metrópolis con su "asistente". La asistente era de estatura baja (5'1) y estaba cubierta por un manto color marrón. Enseguida que llegó "Sombra”, Asistente le preguntó cómo le iba con su sucesor. El solo suspiró y procedió a preguntarle si le tenía noticias. "Asistente" le explicó que encontró a "Ella” y la respuesta no le va a gustar a su protegido. Sombra preguntó si era una compañera de clases de Álvaro. Ella le responde en afirmativa y le advierte que cada día los poderes de "ella" aumentan. Dentro de poco, será igual o más fuerte que su abuela. Si Fashion Green cincuenta y cinco no la asesina antes que ella obtenga todo su poder, no habrá súper héroe sobre la tierra que la pueda detener. La dama bajaba los escalones lentamente y el manto que le cubría el rostro se desvanecía revelando su piel blanca y sus ojos verdes. Sombra temía que Fashion Green se rehusara a asesinar a una amiga. La asistente se ofreció a tomar el corazón verde en su lugar y acabar con todo este papelón. Sombra le recordó que no es posible porque ella padece del corazón. La poca magia que posee, la heredó de él.

"Siempre preocupándote demasiado, abuelo." sonrió.

Mientras Sombra y su nieta discutían los pasos a seguir, Álvaro acaba de culminar su explosión verde en el parque de beisbol localizado detrás de su escuela. Cuando su transformación se rompió, reveló su rostro lleno de moretones, su uniforme escolar manchado de sangre, y cortaduras en los brazos. Cinco minutos después, llegó al plantel escolar encontrando a Amanda Krystal sentada debajo del árbol donde estudiaron juntos hace unas semanas. Álvaro se le acercó y le preguntó si todavía necesitaba ayuda con los polinomios. Amanda sonrió y le dio las gracias por las tutorías. Álvaro le dijo que para eso eran los compañeros de clases, pa' ayudarse uno al otro. Amanda sonrió, se puso de pies y agarró a Álvaro por la cintura mientras lo miraba a los ojos y sonreía. Él se zafa de ella y sonríe nerviosamente mientras se sonroja. Ella se acercó de nuevo y le acarició el rostro con la punta de sus dedos. Entonces, Amanda Krystal le susurra al oído:

"Habla claro."

"¿De qué?"

"Tu poder..."

Álvaro le preguntó de que poder hablaba. En ese instante, sombra apareció al lado de él advirtiéndole que Amanda Krystal es la "Ella" que tanto andaban buscando. La nieta de la bruja que lo convirtió en sombra y provocó un terremoto y un tsunami en el estado de Mayagüez. Álvaro no le creía, Para él, ella era su compañera, su amor platónico, una joven como él. Ella le preguntó si el tan grande y hablando con amigos imaginarios.

"¡No te hagas, perra! ¡Tú me puedes ver!"- exclamó Sombra.

"¡No le faltes el respeto!"- Álvaro regañó a Sombra.

"¡No seas iluso!"- Sombra le advirtió mientras la señalaba. "Ella me puede ver y oler tu poder. Tan solo busca la oportunidad perfecta para dar el golpe final."

Amanda Krystal dio unos pasos hacia atrás levantó la mano y desató un poderoso terremoto. Los profesores y estudiantes corrían por todas partes, mientras el edificio escolar temblaba y las paredes colapsaban. La joven comenzaba a brillar color negro y con su magia clausuró todas las salidas. Sombra le ordenó a Álvaro a transformarse en Fashion Green de inmediato. Mientras se transformaba, Amanda intentó interrumpirlo. Sombra lo protegió usando su escudo mágico.

"¡Tú siempre interfiriendo! Cuando acabe con tu sucesor, me encargaré de que ni en sombras puedas visitar este mundo." - le advirtió Amanda a Sombra.

Al culminar la transformación, Fashion Green le exigió explicaciones. Ella comenzó a reírse y le dijo que todo es parte de un nuevo amanecer. Borinquén renacerá en una tierra pura, sin contaminación, sin pecados. Aprovechará la oportunidad para terminar lo que comenzó su abuela y su madre desperdició. Álvaro creía que ella estaba poseída y le rogó que le permitiera ayudarle. Sombra le dijo que no fuera iluso y utilizara su bomba verde para matarla de una vez. En ese instante, Amanda creó una soga espiritual con la cual amarró a Sombra.

"De ti me encargaré después" - le advirtió a su prisionero mientras prosiguió a lanzarle su relámpago oscuro a Fashion Green. Amanda repitió el ataque y Álvaro logró esquivarlo a la misma vez que le aventó su bastón golpeándola en el ojo izquierdo.

Ella logró mantenerse de pie y contratacó con su relámpago oscuro. La enorme descarga eléctrica dejó a Fashion Green emitiendo humo desde su uniforme. Entonces, mientras los dos se miraban uno al otro igual de heridos, Amanda amenazó con ponerle fin a los que interfieren en la creación de su nuevo país. Aquel moldeado a su imagen y donde el único trabajo sea alabarla. Mientras Álvaro seguía confundido, Ella lo lanzó contra el suelo y lo pateaba mientras rodaba. Por otro lado, Sombra intentaba liberarse de la soga espiritual que lo mantenía preso.

"¡DEJALO!"- gritó Sombra mientras rompía la cuerda, y entró de golpe al cuerpo de Fashion Green activando la Green Bomb que la hizo chocar con el árbol de flamboyán. Fashion Green seguía peleando en esta batalla de su sombra versus Amanda Krystal. Mientras peleaban, El país se hundía, las olas comenzaban a crecer, y la transformación de Fashion Green se encontraba intermitente.

"¡MATALA! Imparte justicia rápida y segura" - le ordenaba Sombra desde el interior de su alma.

"¡NO! ¡No puedo seguir matando! Debe haber otra forma,"

"¡No la hay! A este ritmo la isla se hundirá."

"¡Yo la amo!"

"Tú NO la amas. Solo adoras la ilusión creada por ella." - "Sombra" le advertía mientras Fashion Green se colocaba la mano sobre su rostro y la transformación continuaba intermitente. Amanda Krystal se levantaba lentamente agarrándose el brazo izquierdo; riéndose, le advirtió que su crisis de identidad será su final. Con la mano derecha, ella lanzó un ataque llamado: "Energía rosa asesina" que consistía en una descarga de energía directamente al corazón.

"¡¡¡NOOOOOOOOOO!!!" -Gritó Álvaro expulsando a la sombra de su cuerpo, reteniendo su transformación, aumentando su poder, y escudándose con su capa del mortal ataque.

Levantó su capa declarando su ataque "Hojas de Poder" provocando que la adolescente cayera abatida ante la avalancha de hojas cortantes como una navaja. La tierra dejó de temblar, el mar volvió a su sitio, y Fashion Green cayó de rodillas perdiendo su transformación dejando al descubierto su verdadera identidad. Los pocos estudiantes, empleados no docentes, y maestros que quedaban en el área estaban sorprendidos al conocer la identidad del Súper Héroe. Lo menos que esperaban era que fuese uno de ellos. Álvaro se levantó, tomó en sus brazos el cadáver de "Ella", la besó en el rostro, y la colocó debajo del árbol de flamboyán que aún seguía en pie sin perder una sola de sus hojas. En silencio se marchó del plantel escolar, mientras "Sombra" recuperaba su forma humana.

"¡Soy libre!" - exclamó Sombra mientras observaba sus manos y su color de piel negro por primera vez en tanto tiempo.

"Pero yo no..."- Dijo Álvaro en voz baja mientras se retiraba.

Impartió justicia rápida y segura...

19. November 2018 01:40:31 0 Bericht Einbetten 0
Das Ende

Über den Autor

Gabriel Rodriguez Fotógrafo y escritor de 33 años de edad. Resido en Puerto Rico.

Kommentiere etwas

Post!
Bisher keine Kommentare. Sei der Erste, der etwas sagt!
~