Fashion Green & La Princesa de Amarillo Follow einer Story

gaby_rodrz Gabriel Rodriguez

Un joven obtiene súper poderes para proteger a su ex amiga.


Fantasy Alles öffentlich. © Todos los derechos reservados. Prohibida su reproduccion

#drama #amistad #universidad #jovenes #superpoderes #343 #341 #superheroe
Kurzgeschichte
0
4.7k ABRUFE
Abgeschlossen
Lesezeit
AA Teilen

Fashion Green I: La Princesa de Amarillo

La historia es un poco complicada, bueno en realidad no lo es, solo es una jodienda recordar porque cuando una amistad culmina (de las buenas) te deja heridas profundas. Pero... Así es la vida, ¿No es así?

En fin, esta es la historia de Adam Figueroa Walsh, un joven del reino de Mayagüez quien conoció en su recinto cultural universitario localizado en el reino de San Juan a la princesa de Santurce, Nhaylisha Lee, conocida como "La princesa de Amarillo." Le decían así porque siempre estaba vestida de amarillo. (Hasta para dormir.) A pesar de ella formar parte de las familias más poderosas del país, ella odiaba a muerte que le llamaran "Princesa" o "Su majestad". Según la princesa, "Ella era una chica normal" y tampoco era perfecta.


 


La amistad de estos dos jóvenes creció al pasar de los meses y a pesar de no convertirse en su mejor amigo, tenían una bonita amistad y una gran confianza. Lamentablemente, las cosas comenzaron a cambiar con el tiempo o tal vez es como dicen: "Las personas no cambian, simplemente descubres como realmente son". Se marchaba sin despedirse dejándolo hablando solo en medio del recinto, (le daba la espalda), ella se molestaba por cada simple cosa que él le decía, o a veces en medio de un argumento lo insultaba. No era algo que sucediera a diario, sin embargo; ocurría lo suficiente como para que Adam empezase a incomodarse. Se sentía incómodo pero no hizo nada al respecto. Quizás porque la quería, quizás porque ella era una princesa, o quizás él era un bobo. Yo no sé en realidad.


Un día, se pusieron de acuerdo para ir al cine y ver una película de comedia que recién había estrenado. Cuadraron su "date" de película para el sábado a las 7 de la noche en el cine de Plaza las Galaxias. (El centro comercial más grande del país) Adam estaba que brincaba de una pierna de aquí al segundo piso de la universidad. (¿Quién no lo estaría?) Pero era un secreto y no se le podía ocurrir decírselo a nadie. (Solo a su mamá y por lo que es...) así que mi querido amigo Adam se tragó sus emociones y casi no durmió ni le prestó atención a sus clases durante toda esa semana.   Para controlar las emociones, estuvo toda la semana bebiendo el jugo de frutas Magic Carrot y cada uno de esos costaba como $3.00 Coqui Dolares. (En realidad esos jugos sabían a carajo pero para el sabían súper buenos y yo que pensaba que a él le sabrían peor). ¿Por qué los está tomando? ¿De verdad eran para los nervios? El averiguó que a Nhaylisha, le encantaban esos jugos y ella le recomendó que probara cualquiera de los sabores.  Así estuvo toda la semana hasta que llegó la noche del sábado.


Esa noche fue la única vez en su vida que había vestido de forma "decente." (Decente me refiero a no ir en t-shirt y mahonés) Adam vistió pantalones de salir, camisa polo azul, y zapatos de salir color negro. Llegó al cine como a las 6:30p.m, compró las taquillas, y se sentó en el banquito frente al cine a esperarla como si fuese un príncipe esperando por su princesa. Pasaron los segundos, los segundos se convirtieron en minutos, y los minutos se convirtieron en horas hasta que se dio cuenta que ella nunca vendría. La llamó, le escribió por WhatsApp, por Facebook Messenger y ni una sola respuesta. Perdió su tiempo, el dinero, y la película. Tan malo que es eso.   El lunes, se la encontró en la universidad, ella lo saludó como si nada hubiese pasado y él le preguntó porque lo dejó plantado. Ella le explicó que estuvo en su casa ocupada haciendo asignaciones y estudiando para sus próximos exámenes porque realmente necesitaba mantener buenas notas.


"¿Estás colga'? le preguntó Adam en son de broma a la princesa.

"Yo no estoy colgada. El que estarás colgao' eres TÚ"

"Yo no estoy colgado." Le contestó Adam a la "Princesa de Amarillo" - "Tengo A en todas mis clases excepto en Lógica/Filosofía aburrida."

"¡Bien por ti!" le dijo con sarcasmo la Princesa

"¡Bien por ti también!"

"¿Y a ti que te pasa conmigo, Adam?"

"Nada. Aun no entiendo porque me invitaste a salir y después me dejaste esperando. Y eso que ibas a estar ahí para gritarme desde la puerta. (Yo llegué primero.)

"Todavía no entiendo que te sucede si ya yo te expliqué lo que pasó, Adam. En verdad hablamos luego." Le dijo dándole la espalda y dejándolo con la palabra en la boca.


En ese instante Adam tuvo una epifanía. Comenzó a alejarse poco a poco de ella hasta que ambos se dieron delete de sus vidas diarias.  No se verían más. A pesar de que fue la mejor decisión que había tomado en su vida, él seguía pensando en ella. Deseaba saber si le iba bien en sus estudios y si todo estaba bien en su posición como princesa. No obstante, él no pensaba decirle ni una sola palabra hasta que ella le pidiera perdón.  Ella no es la princesa de su reino para tenerle que aguantar mierdas.  Dos meses después de que La Princesa de Amarillo y Adam cruzaran miradas, recibió por correo una caja color verde.  El cajón no tenia dirección de retorno ni nombre de la persona que la envió.  Cuando llego de la universidad, su madre lo primero que hizo fue indagarlo sobre ello.

" ¿Estas usando mi tarjeta de crédito sin permiso?

"Claro que no. ¿Por qué me preguntas eso?"

"¿Por arte de magia te enviaron esta caja? ¡Dice tu nombre!"- Le contestó su Sra. Madre.

"¡Yo no he comprado nada! ¡Llama al banco y pregunta!" - Contestó mientras tomaba el paquete de la mesa y lo sacudía.

"Yo espero que tu no estés comprando porquerías por Z-bay con mi tarjeta." - Le advirtió. "Si quieres comprar cosas sin valor hazlo con el dinero que te envía tu padre." 

Adam se encerró en su habitación llevándose la misteriosa caja con el. Abrió el paquete de manera salvaje dejando un reguero de papel, caja, y plástico por todos lados. ¿Qué había dentro de la enorme caja verde? Un anillo  y una carta escrita en un papel del mismo color en tinta blanca.  La carta que decía lo siguiente:

Adam:

Ahora en tus manos tendrás las herramientas y la magia para echar a volar las ilusiones de tu buen corazón.

Tu deseo de estar "Ahí" cuando ella más te necesite se hará realidad. ¡Yo te lo aseguro! Coloca la sortija en tu mano, cierra el puño, levántalo hacia el cielo, y exclama: "¡GREEN!"


La carta, al igual que la caja, no estaba firmada por ninguna parte. Tampoco tenía dirección de su destino original.  Dicen que la curiosidad mato al gato, Adam estaba dispuesto a "morir" por saciar la intriga.

GREEN!" - Exclamó. De repente, sintió un fuerte dolor de pecho, su cuarto entero fue iluminado por unas poderosas ráfagas de viento y una poderosa luz verde. ¿Cuánto duró todo eso? 30 segundos. Suena poco tiempo sin embargo; era más que suficiente para notar la transformación total. Adam fue revestido en un estilo elegante verde: Un gabán color verde, camisa y cortaba verde, zapatos elegantes color verde, y una máscara de madera que cubría por completo su rostro.

"Wow... Fashion Green..." fue lo único que dijo. Se sentía poderoso, lleno de energía, con la motivación de poder alcanzar el cielo. ¡Era diferente! Awesome!  Aunque tenía un pequeño problema: "¿Cómo se quitaba toda esa ropa? Ahí se dio cuenta que la carta continuaba por la parte de atrás.


Para volver a la normalidad solo quítate el anillo. Aunque debes tener cuidado porque de ahora en adelante, a cambio de hacer los deseos de tu corazón una realidad, tú serás el nuevo soldado de la madre naturaleza. Muchos vendrán detrás de tu poder y es por esa razón que debes cuidar tu identidad secreta. Nadie puede saber que tú eres Fashion Green.

¡Mucho éxito y que todos los deseos de tu corazón se hagan realidad!


 Adam no entendía lo que estaba pasando ni tenia las mas mínima idea a que se refería la carta con soldado de la madre naturaleza.  Aunque ahora podrá acercarse a la princesa sin romper su orgullo,  aun quedaba la duda de quién le envió esa sortija  y como esa persona sabia lo que está pasando. ¡Instrucciones incompletas! Demasiadas preguntas para un solo día y ya la estaba dando dolor de cabeza.

Al día siguiente, fue a la universidad como cualquier día normal. guardo la sortija en su bolsillo, y prosiguió su día como si nada extraño hubiese pasado.  Después de salir de su última clase, sintió un fuerte apretón en su corazón.  En ese instante tuvo una serie de visiones en las que vio a la "Princesa de Amarillo" cubierta en sangre. ¿Peligro? Eso no era exactamente a lo que se refería Adam cuando dijo que deseaba estar cerca de ella. ¿Qué remedio? Le toca poner a prueba lo que decía la misteriosa carta.  Se escondió en el baño mas cercano y procedió a transformarse en Fashion Green.  De inmediato fue teletransportado al estacionamiento de un restaurante de lujo llamado Linda bonita.

Linda Bonita era un restaurante lujoso de comida dominicana localizado a 25 minutos de la universidad. En ese restaurante usualmente cenaban políticos, personas adineradas, y la realeza. Hoy se estaba celebrando una cena de la Asociación de Diseñadores de moda, y la Princesa fue la invitada de honor.  Cuando la presidenta de la organización procedía a dar su discurso, fue interrumpida por cuatro hombres que anunciaron el asalto.  Eran cuatro hombres altos con cuerpos de luchadores, sus rostros cubiertos con máscaras negras, y vestidos de negro.  Ademas, tenían guantes rojos, y escopetas. Uno de los asaltantes destruyó la caja registradora con un disparo de su escopeta  y el dinero parecía lluvia en un día de huracán.  Mientras el intimidaba, su cómplice le vaciaba los bolsillos a los demás, y los dos que quedaban se encargaron de exterminar a los guarda espaldas de la princesa. Solo faltaba ella a quien tenían acorralada en una pared.

"¿Por qué a mí?" - Pregunta la princesa.

"Tu familia arruinó nuestros negocios y ahora arruinaremos sus vidas. BANG! Un disparo al corazón."

"Yo no tengo nada que ver. ¡Apenas soy una figura simbólica!"

"Los impuestos no fueron simbólicos, nuestros negocios en quiebra no fueron simbólicos, y nuestras familias pasando hambre tampoco." Le sermoneó el hombre mientras le apuntaba con la escopeta.   "y tu dinero, tampoco lo es." 

Justo cuando el hombre procedía a jalar el gatillo  Fashion Green le lanzó una silla al ladrón que tenía a Nhaylisha acorralada. El ratero cayo al suelo junto a su escopeta zafándose un disparo hacia el techo. Sacando un grito de la princesa, ella corrió descalza para la cocina durante la confusión. El asaltante, se levantó del suelo sobándose la cabeza y le preguntó al héroe si esto era una broma de mal gusto. A lo que Fashion Green le contestó:

"¿Broma? ¿Quién se está riendo aquí?"

El hombre se voltio para ordenarle al resto de su ganga que lo ayuden a detener a Fashion Green.  Los hombres dejaron lo que estaban haciendo para encargarse de su nuevo enemigo. Justo cuando comenzó la lluvia de balazos, Fashion Green se cubrió con su poderosa y larga capa verde. El restaurante parecía como si estuviesen en un campo de guerra todo lleno de balas, humo, explosiones, y gritos. Al final, cuando el humo se estaba desapareciendo, el ladrón creía haber cumplido su misión. Sin embargo, al aclararse el panorama, Fashion Green estaba ileso. 

"¡Imposible!"- exclamaron los ladrones.

"¡No hay imposibles!"- Le respondió Adam a los ladrones como si ese fuese un lema de política.

En ese instante las balas en las paredes, piso, y techo se levantaron como si fuesen imanes, y se dispararon directo a los ladrones. Quedaron como queso suizo llenos de huecos por todo sus cuerpos. ¿Cómo lo hizo? Ni puta idea como de indeciso paso a ser Superman vestido para el prom.  Entró a la cocina y la encontró llena de cadáveres de cocineros, asistentes de los cocineros, y conserjes. Todos tenían un disparo en la cabeza y los bolsillos vacíos. Al fondo de la cocina, en un armario de artículos de limpieza, se escondía la princesa con un cuchillo cual casi se lo espeta por la cabeza a Adam.

"¡NO TENGO MIEDO A USARLO! ¡ALÉJATE!" gritaba de forma histerica mientras le apuntaba.

"¿Estás bien?" - Le pregunta Fashion Green a la Princesa de Amarillo.

"¿Quién eres tú?"- Preguntó  la Princesa de Amarillo temblando y aun apuntándole con el enorme y largo cuchillo.

"¡Fashion Green!"- Respondió mientras le agarraba las manos y le quitaba la navaja.

"¿Fuiste tú el que me salvaste? ¿Cómo hiciste todo eso?¿quien o qué eres tu?"

"Magia..." respondió soltándole las manos, tirando la navaja a un lado, y alejándose de ella.

La princesa continuaba lamentándose de lo ocurrido mientras se escuchaba el sonido de las sirenas de la Policía de Puerto Rico acercándose hacia el restaurante. ¡Como siempre tarde! Fashion Green se desapareció emitiendo una poderosa luz verde cual iluminó toda la cocina. En un abrir y cerrar de ojos, mi amigo Adam, conocido como el súper héroe Fashion Green desapareció.  La policía llegó gritando, tumbando puertas, apuntando sus armas, y rompiendo todo para tan solo encontrar a la princesa rodeada de cadáveres.

Se habla tanto de Nhaylisha... ¿Y Adam? ¿A dónde está'? Con la misma luz que se fue, con ella llegó hasta su cuarto. Se quitó el anillo, lo tiró al suelo, y se acostó en su cama mirando pal' techo. Había completado su primera misión y no podía ni creerlo. Eran ya las 4:30 de la tarde del insólito jueves, 14 de abril.

Dos semanas después del incidente todo había vuelto a la normalidad. Es como si lo que sucedió hace 14 días nunca ocurrió . ¿Nada más duró dos semanas su historia de súper héroe? Fíjate no. Esta película de la vida real apenas estaba comenzando y continuaría.  Mientras se vestía para ir a la universidad, en una esquina de su habitación a donde fue a parar la sortija, la misma comenzó a emitir su luz verde. Extraño, ¿No es así? El decidió ignorarla y seguir preparándose antes que llegase tarde. No obstante, el resplandor se fortalecía cada vez más. ¡Te la pones si o si! al parecer era el mensaje de la poderosa sortija verde.

"Me la voy a poner antes que me deje ciego." - se quejó mientras se colocaba su sortija y volvió a sentir el mismo dolor de pecho de ayer. ¿La única diferencia? En esta ocasión podía ver el presente y no el futuro, podía ver con exactitud donde se encontraba Nhaylisha, la Princesa de Amarillo. Ella se encontraba en el Bosque del Yunque en Rio Grande en una gira exploratoria de su clase de Biología 101. ¿Otra vez peligro? no lo sabia a 100 por ciento de posibilidad. Así que se transformó y se teleportó hacia el bosque. Mientras el corría como los locos a través del bosque, el grupo del curso Biología 101 se encontraban tomando fotos de las distintas áreas vegetales ya que estaba prohibido por ley tomar muestras vivas.

 

"¡Tanta belleza!" - Exclamó Nhaylisha sonriendo de la misma felicidad de estar en un ambiente tan tranquilo y diferente al de siempre.

"Belleza se queda corto. Simplemente... beautiful..." - Comentó Francheska una compañera de clases de ella con un acento neoyorquino bien marcado.

 

"No es lo mismo un jardín en medio de un palacio, a un palacio de la naturaleza. Esto es a otro nivel, Francheska."

"Dime, Fuka. Please..."

"Ok. Fuka. Pues, es mi primera vez aquí en el Yunque."

"Really? Esta es como mi cuarta vez. Siempre vamos en Semana Santa a vacacionar o sea a acampar."

"¿Acampar aquí? Es bello, pero tampoco es pa' tanto. ¡Me comen los mosquitos!"

La profesora les interrumpió para explicarles sobre algunas de las especies de flora que habitan en el yunque.  Les recordó que deben tomar nota en sus libretas sobre todo lo que ella dice porque es material para este examen y el examen final. De repente se escuchó un fuerte zumbido. La profesora pensaba que era Fuka haciendo uno de sus chistes  y le advirtió que dejara el relajo o adelantaría el examen final para la próxima clase. Ella se defendió diciendo que no era ella y que ella la tenía "cogía con ella" por tener "sentido del humor". El zumbido aumentó en intensidad; se estaba acercando; se escucharon 3 zumbidos diferentes más; de repente silencio. La profesora les dijo que se mantuvieran juntos y lentamente retrocedieran por donde vinieron. Pero la vida es injusta y los planes no siempre salen como uno quiere. En cuestión de segundos la misteriosa criatura color amarilla, con ojos rojos, cara larga que parecía un pico, y unas alas de gárgola les susurraba las palabras: Fuera, mi jungla, fuera, mi jungla, ¡fuera! ¡Fuera! El grupo entero comenzó a gritar y el pánico cundió. La maestra les exhortó a correr y no mirar para atrás porque sus vidas dependen de ello.  Corriendo como locos, sin pensar en que podrían perderse en el bosque, las misteriosas criaturas les pisaban los talones disparando unas agujas desde sus bocas.  Al final, por no fijarse por donde iban, todos quedaron acorralados a la orilla de un risco. Los guarda espaldas de Nhaylisha, rompieron el papel de "exploradores"  sacaron sus armas y abrieron fuego alcanzando a uno de los monstruos y rozando a otro. El insecto  le disparó en la cabeza a ambos guardaespaldas

"¡OTRA VEZ NO!" Gritaba Nhaylisha entre lágrimas.

El insecto, que ahora se multiplicó por arte de magia en cuatro más,  estaban acercándose a ellos.  Su salvación fue el milagro llamado Fashion Green quien aterrizó en frente de ellos.

"¡Otra vez tú!"- Dijo Nhaylisha.

"Una y otra vez para siempre." - Respondió Fashion Green  sonriendo mientras se mantenía en su posición de defensa levantando su capa.

"¿Quién eres tú?"- Cuestionó la profesora.

Dando un paso adelante acercándose hacia los insectos exclamó:

"¡YO SOY FASHION GREEN! ¡Héroe Centenario!"

Mientras él le declaraba su lema estilo político a la profesora, los insectos volvieron a advertirles que se largaran y  le dispararon directo en el pecho a Fashion Green.

"Fashion Green!"- gritó Nhaylisha mientras él súper héroe se levantaba riéndose entre dientes y con la mano izquierda en el pecho.

"¿Eso es todo lo que tienen?"- le preguntó a los insectos.

Las criaturas sacaron sus garras y fueron directo al ataque. En ese instante, el levantó su brazo derecho apuntando hacia ellos, abrió su mano, y declaró su ataque:

"Green energy!"

Con una poderosa descarga de energía verde lanzada desde su mano, exterminó a todos sus enemigos de un simple golpe. Quedaron hechos polvo.

"Me descuidé." - opinó riéndose sobre la efectividad de su ataque mientras se tocaba en la herida causada por los insectos raros esos. Los estudiantes y la profesora estaban con la boca abierta y no sabían ni que decir.

"Oye, are you ok?"- Preguntó Fuka mientras se dirigía a tocarle su capa. Sin embargo; de repente el realizó un enorme salto hacia el cielo donde se desapareció otra vez en una poderosa luz verde.

"¡Yo no estoy loca! ¡Todos ustedes vieron lo mismo que yo! El hombre vestido con gabán verde." -  Nhaylisha exclamaba mientras daba vueltas en círculo señalando hacia el cielo y los cadáveres de los insectos.

"No sé qué fucking acaba de pasar..."- dijo Fuka colocándose la mano derecha en el rostro y con lágrimas en los ojos. "What the fuck just happened?"

Mientras ellos intentaban procesar lo que estaba pasando, al otro lado del Yunque, dentro de una cueva localizada en una de las cascadas, alguien estaba muy pendiente a lo que acababa de ocurrir.

 

Dos hombres vestidos de negros con unas mascaras de madera color gris que le cubrían el rostro, analizaban la situación. Uno de los hombres, estaba sentado encima de una roca.  era alto y delgado, el otro era de estatura baja y no era tan delgado como el que estaba sentado.  El "Bajito" rompió el silencio y le preguntó al otro:

" Esta es la segunda vez que lo siento. ¿esta vez sentiste lo mismo que yo?"

"Sí, Sí ..."- Respondió mientras se levantaba de la roca.- "El anillo de Vierchely ha vuelto..."

"¿Qué vamos a hacer?" - Preguntó uno de los hombres- "Esta es nuestra oportunidad de finalmente obtenerlo."

"Es hora de atravesar obstáculos..." declaró el hombre alto.

Mientras los misteriosos hombres planificaban sus siguientes pasos, Fashion Green llegó a su habitación en Metrópolis y desactivó su transformación. Al removerla, se dio cuenta que ya no le dolía el golpe recibido por las criaturas. ¿A caso era inmortal? No creo que él quiera ponerlo a prueba.  Pasaron varios días ¿era un lunes o era un miércoles? Ya hasta le perdí el calendario a esta historia de la vida real. Solo me acuerdo que era un día lluvioso y se esperaban fuertes cantidades de lluvia para toda la semana.  También, durante esa semana,  la realeza debatía las medidas de seguridad y financieras a tomar.

 

En la reunión, realizada en el salón de actividades "Alcaldía",  se encontraba el jefe de la Asociación de Comerciantes de Puerto Rico, el Sr. Santana,  el Rey, la reina, el ministro de seguridad, y el diputado comercial del Reino de Santurce Oeste, el Sr. Quintana. El Sr. Santana debatía que los impuestos han agravado la situación de sus miembros al nivel que un 30 por ciento de ellos han tenido que cerrar o declarar bancarrota. En su turno al debate, Quintana lamentó el cierre de negocios puertorriqueños y lamenta mucho que no se hayan podido acoplar a la reforma contributiva que solo busca que "los más que tienen paguen." Santana argumentó que de esa forma no iba a lograr una economía prospera en su reino y solo llevará a la destrucción. Además, usando el argumento de "Los más que tienen paguen" ¿no debería el rey y su familia pagar impuestos? La reina intervino y presentó su argumento.

"La constitución del reino de Santurce Oeste establece que mientras este en funciones, el rey, la reina, y la princesa no deberán redimir contribuciones anuales. Solo pagar el Impuesto a las Ventas y Uso (IVU) como cualquier súbdito."

"Con todo respeto, su majestad." -dijo el Sr. Santana "¿Por qué no se hace un referéndum para enmendar la constitución y así todos pagamos por igual? quizás de esa manera pueda contratar mejores policías para cuidar a su hija y el resto de sus súbditos. "

El rey, si es mudo explota, rápidamente se levantó de su asiento y presentó su argumento en contra.

"Aquí nadie va a enmendar la carta magna de nuestro reino." - Argumentó levantando el dedo. "Para estabilizar las finanzas del reino, todo el mundo debe hacer sacrificios incluyendo los comerciantes. Espero que los atentados a la vida mía y de mi hija no sean un plan de parte su organización para obligarme a derogar o reducir impuestos."

Santana se levantó de su asiento y no tardó en sacar la cara por los comerciantes que él representaba.  Dijo, que a pesar de que el asalto al restaurante fue llevado por varios miembros de su organización, eso no significa que fue dicha asociación la responsable de los intentos de asesinato hacia la realeza.  Santana especuló que podía ser un movimiento de izquierda buscando restablecer la república o algún atentado de invasión por parte de los reinos vecinos.  El rey se calmó y ordenó a triplicar la seguridad dentro y fuera de su palacio.  Ademas, ordenó hacer una investigación de quien esta detrás de los ataques hacia su hija. 

Mientras los burócratas debaten a puertas cerradas, al otro lado del reino, la princesa Nhaylisha Lee estaba tomando sus clases de baile en la Chely Dance Academy.  La maestra era Vierchely GalaxyWalker, dueña de la academia, coreógrafa reconocida a nivel internacional, y tataranieta de una superhéroe.  En esa escuela de baile, La princesa tomaba clases de Hip hop y Salsa. Hoy  estaban practicando el baile final de Hip-Hop de la celebración del centenario del reino de Santurce localizado al noreste de la isla de Puerto Rico. 

"1, 2,2, 3..."  -instruía la Srta. Vierchely a un grupo de nueve jóvenes entre las edades de 13 a 20 años. Entre esa juventud estaba la Princesa de Amarillo. -"¡No se desconcentren parejas, mantengan el ritmo!"

Nhaylisha y su pareja mantenían el ritmo bastante bien aunque a veces tropezaban. La profesora les seguía instruyendo a mantenerse sincronizados. No obstante, la princesa de amarillo continuaba fuera de ritmo. La profesora al darse cuenta, les ordenó a tomarse un descanso.  Todas las parejas salieron de la habitación excepto Nhaylisha porque Chely pidió hablar con ella.

"Yo que estaba envuelta en el ritmo..."

"¿Envuelta en el ritmo? Estabas envuelta en algo pero en el ritmo no era."

"No me siento segura... últimamente me han sucedido cosas muy extrañas..." - explicaba Nhaylisha con un tono de voz ansioso.

"¿Qué cosas? Ya quisieran muchos vivir la vida de princesa..."

"Si fuera así de fácil. ¿No has leído las noticias? Han tratado de matarme en varias ocasiones y siempre termina salvándome este hombre vestido de verde."

"¿Verde?"

"¡Sí!"- le decía Nhaylisha con emoción y brillo en sus ojos. "Gabán, corbata, pantalón, zapatos, ¡hasta el pelo y los ojos!"- Explicaba la Princesa de Amarillo.

En las afueras de la academia, en el techo, se encontraba Fashion Green preguntándose el porqué de su más reciente visión si todo se veía normal. Tan solo estaban los guarda espaldas de la princesa y se escuchaba la música de la academia. ¿Moverse o no moverse? Era la pregunta en mente del joven súper héroe mientras observaba el área.

"Mejor me quedo aquí hasta que ella se marche." - decidió mientras se sentaba en la azotea. En ese instante a la academia entran dos mujeres que vestían una camisa corta color negra que le dejaba al descubierto sus hombros y barriga, pantalones Mahón color blanco, y unos zapatos altos color negros. Se veían como chicas comunes y corrientes, bien maquilladas, jóvenes, que lo más probable preguntarían sobre las clases de baile. No obstante, Fashion Green sintió un golpe en su corazón al instante que esas tres muchachas entraron al edificio. Tuvo otra visión en la cual veía balas volando por toda la habitación de baile y la Princesa de Amarillo recostada de la pared, herida de bala, desangrándose. Al culminar la visión, tomó la decisión de entrar a la academia por la parte trasera.   Mientras él se las ingeniaba, adentro, las chicas llegaron al salón de baile donde se habían resumido las prácticas de Hip hop.  En ese instante entraron las tres muchachas que parecían la versión boricua (puertorriqueña) de las Mean Girls, la líder de ellas, una chica de tez negra, pelo riso, ojos color café, y de estatura moderada, toca la puerta del salón. Chely, al escuchar la puerta, les pide a sus estudiantes sentarse y tomarse unos minutos en lo que atendía a quienes estuviesen allí.

"¿En qué puedo ayudarles?"- Les preguntó Chely a las jóvenes.

"Mis amigas y yo nos preguntábamos que tipos de baile enseñan en su academia y hasta que edades."

"Aquí se enseñan técnicas de baile para jóvenes desde los 12 a los 28 años de edad. Se baila Hip-Hop y salsa."

"Bien."- Dijo otra de las muchachas. Estaba al lado izquierdo de la "Líder" era de tez blanca pecosa, cabello rubio, ojos color café. Estatura pequeña (como unos 4'9) - "¿A cuánto son las clases?"

"Hip-Hop a $25 dólares por hora, Salsa a $35 dólares por hora."

"Una ultima pregunta." Dijo la "Lider" del grupo. "Es cierto que aqui estudia la Princesa Amarillo? Usted sabe, la que es acosada por el hombre vestido de verde."

"No se de que hombre verde estas hablando. Aquí estudia nuestra princesa."

La muchacha que estaba del lado derecho a la líder, (tez blanca, ojos color verde, cabello negro, estatura moderada) le dijo algo al oído de la líder quien entonces saca de su bolsillo una pequeña pistola.

"¡Perfecto!" - Exclama la chica mientras le apunta con su pistola a Chely.- "Ahora levante las manos y llévanos ante la princesa."

Chely les rogó que no les hicieran daño. Ella haría  a todo lo que ellas pidiesen. Las jóvenes, apuntándole con su arma, le ordenaron a entrar al área de baile. Entraron al salón de baile en donde las chicas se encontraban envueltas conversando, tomandose selfies, y publicándolos en Snapchat. Las asaltantes anunciaron el asalto y ordenaron que la Princesa de Amarillo diera un paso al frente. Nadie se movió y las mujeres lanzaron un disparo al aire ordenando advirtiendo que no lo volverían a repetir. Temblando, llorando, y caminando despacio, Nhaylisha levantó las manos y les rogó que no le hicieran daño a su maestra o a sus compañeras. Chely le ordenó a la joven princesa a huir mientras podía. No obstante, las asesinas amenazaron con matar a todos si no guardaba silencio.  Mientras se daba el intercambio, Fashion Green corría a través de los pasillos que parecían laberintos . Cada vez sentía más fuerte el peligro; eso le subía la adrenalina, el pulso, y su velocidad. Tick Tock, Tick Tock el tiempo se acaba. Pero ahí, ahí vio la luz al final del túnel. Sacó su bastón y declaró su ataque:

"¡Boomerang verde!"

El bastón color verde le arrancó de las manos el arma a la mujer.

"¡Corran! ¡Fuera de aquí!"- Ordenó el Súper Héroe. La princesa se volteó y exclamó:

"¡Eres tú! ¡Otra vez!"

Fashion Green repitió su orden de que huyeran ahora mismo. Con una sonrisa en su rostro, Chely tomó por el brazo a la princesa y le dijo que de ahora en adelante todo estará bien. Las asaltantes, mientras se lamentaban del dolor, exigieron saber quién fue el atrevido. Mientras sacaba una navaja de su capa y se la apuntaba a ellas, Adam se presentó como Fashion Green héroe centenario.  Las  ladronas sacaron sus armas y comenzaron a dispararle con todo lo que tenían. Como si fuera un mago, él se arropó completo en su capa y desapareció. Al final, ellas gastaron su munición y Fashion Green reapareció detrás de ellas intacto.

"¿Eso es todo?" Les preguntó Fashion Green. Las ladronas abrieron los ojos bien grandes y exclamaron que él no era humano. Es entonces que el procede a cortarles con la navaja en el rostro y después lanza la explosión verde la cual las expulsó hacia la carretera frente de la academia.  Muertas de inmediato.   Fashion Green emergió de la academia para buscar a Nhaylisha pero solo se encontró con Chely quien intentaba consolar a sus alumnas al mismo tiempo que algunas de ellas contactaban a sus padres.

"¿Dónde está la princesa de Amarillo?"- Pregunta Fashion Green a Chely.

"Huyendo, De camino a su palacio, su chófer fue asesinado junto a sus guarda espaldas. De aquí a que le asignen otro chófer llega primero caminando."

"¿Tu eres loca? ¿Qué pasaría si la atrapan de camino?"

"Mijo, tranquilo, Ella estará bien. Además, si acaso algo llegase a pasar tú te enterarías de inmediato. ¿Verdad que no me equivoco?"

"¿Cómo tu sabes eso?"

Chely se fue a una esquina a hablar con Fashion Green y le confesó que ella le entregó el anillo que él posee. Ella fue la "Fashion Green" anterior pero se retiró hace unos años. No obstante, se le hizo muy difícil encontrar a su sucesor hasta que el anillo le reveló su historia. Adam le preguntó como ella creó estos poderes y para que uso. ¿Por qué se retiró? ¿Por qué verde? ¿Por qué tan elegante? ¿Cuántos más Fashion Green hay por ahí? Chely rió y le dijo que le alagaba que el pensara de ella como la creadora de estos fabulosos poderes.  En ese entonces fue interrumpida por una de sus alumnas quien su madre quería hablar con ella  sobre lo sucedido. Chely le dijo a Fashion Green que no le pusiera atención a esas trivialidades porque "las cosas son como son."

"Disfruta el poder y sigue usándolo para cumplir la misión de tu corazón." le aconsejó.

Resignado, Fashion Green dio un salto y desapareció en su típica luz verde. Mientras tanto, en el reino de La Princesa de Amarillo, los reyes se encontraban en el palacio impartiendo órdenes a los soldados para ir y rescatar a la princesa del asalto ocurrido en el salón de baile.

 

Al parecer la prensa llegó poco después de Fashion Green y la Princesa marcharse. La princesa apareció en ese instante interrumpiendo la conversación.

"Eso no será necesario."

El rey corrió a abrazarla entre lágrimas la besaba.

"Estuve tan preocupado por ti."

La princesa se distanció de él y le preguntó:

"¿Cuántos guardaespaldas tú me tienes?"

"Hasta el momento los de siempre: Dos. Stanley y Wilfred."

"¿Tas seguro que no son tres? ¿El tercer por si les sucede algo? Stanley y Wilfred están muertos."

"¡Yo sé que están muertos! Lo acabo de ver en la prensa y por ello iba a enviar a este escuadrón."

"¿Ahora contratas hechiceros?"

"¿Hechiceros? ¿De qué hablas?"- le preguntaba su padre mientras se acercaba a ella. ¿De qué carajo habla? Era la expresión en el rostro del poderoso rey.

"Uno vestido de verde, hace varios trucos de magia y aparece ahí de la nada justo cuando estoy en problemas."

"¡Creo que necesitas un descanso!"- le sugería mientras le tomaba la mano. "Vamos, le ordenaré a la sirvienta que prepare la bañera y la cama."

La princesa soltó su mano y señalándole con el dedo le dijo:

"¡No se te ocurra insinuar que estoy loca! ¡Yo lo vi! ¡Me ha salvado TRES VECES,  NO UNA, ¡TRES VECES!" Exclamó.  La prensa enseguida rodeó a la princesa con sus micrófonos y cámaras haciéndole como mil preguntas.

"Te vuelvo a decir que yo no sé de qué me hablas. Estas haciendo un papelón innecesario en frente de la prensa."

Nhaylisha le dio la espalda a su padre y continúo su camino hacia el palacio sin decir una sola palabra. Dos días después de los sucesos, la Princesa Nhaylisha regresó a la Academia de baile que re-abrió con menos estudiantes. La mitad se dio de baja, pero la Princesa decidió seguir apoyando a su amiga.  Contrario a otros días, Nhaylisha hoy se veía más confiada y enfocada. Mientras ella se lucia en el diminuto grupo, Adam estaba tirado en su cama con la almohada en su rostro, su cuarto regado, y su anillo encima del armario al frente del espejo. Era uno de esos días en que veía humo salir de su cerebro de tanto pensar y se encerraba bajo llave en su habitación a oscuras.

"Nhaylisha..." - susurraba.


Tal vez su "fortaleza" era impenetrable para otros, pero no para su madre. quien entró a la habitación y le preguntó qué le sucedía. El, cómo típico adolescente mintió.

"Nada."
"No me mientas"
"Son cosas tuyas" decía volteándose al lado contrario de su cama junto a su almohada. Su madre insistía saber sus angustias, penas, y dolores. Como verán a continuación, el problema no es indagar, el problema es cuando vienen las preguntas incomodas:

"Hace tiempo que no te escucho hablar con aquella princesa que vestía de amarillo. ¿Nhaylisha? ¿Ese era su nombre?"

Se mantuvo en silencio por alrededor de un minuto tan solo limitándose a responder un "Sí."

"¿Qué es de su vida?"

¿Cómo se sintió Adam después de esa pregunta? A continuación una descripción gráfica:

-_________________- ........................................................................................

¡Preguntas incomodas! ¿Cómo le iba a explicar  que ella y el no son amigos pero la cuida de noche y de día transformándose en un súper héroe que viste un esmoquin color verde a causa de poderes que le entregó una maestra de baile?

"Ha estado muy ocupada con sus estudios y su trabajo como princesa."

"Mucho la justificas. ¿Te gusta?"

Descripción gráfica de un momento incomodo a causa de otra pregunta incomoda:

-_____-

"No..."

"Ujum... Como tú digas. En fin, hoy te toca sacar la basura. En media hora quiero ver la bolsa fuera de la cocina."

"Sí..."

Ella lo dejó en su soledad de su habitación cerrada mientras el continuaba en su nube de pensamientos. la sortija brilló, sintió un apretón en el pecho, y comenzó una nueva visión. veía a la academia quemándose y explosiones en la carretera aledaña. ¡EL FIN! ¡EL FIN! le decía una voz. Adam tomó su sortija y salió corriendo de su habitación al mismo tiempo recogiendo del suelo la bolsa de basura que su madre le había ordenado a botar. Su madre se quedó sorprendida por unos segundos antes de preguntarle a que se debía la prisa.

"¿Tanta prisa para sacar una basura? ¿A dónde tú vas? HEY!"- le gritaba desde la cocina.

"¡Te explico luego!"- se le escuchó decir desde la calle tirando la bolsa en el zafacón como si fuera jugador de baloncesto.


"Juro que cada día lo entiendo menos." dijo encogiendo los hombros.
Mientras tanto, en la Reserva Natural del Yunque en Rio Grande, los mismos hombres que ahorita estaban preparándose para salir, ya estaban preparados para su conquista. Sentían que el anillo cada vez se hacía más poderoso y era el momento de tomarlo y matar dos pájaros de un tiro. Los hombres que vestían la máscara de madera, se unieron a otros hombres encapuchados de negro y de la cascada se tele transportaron un bloque antes de la Academia de baile.  "Huele a eso" decía el hombre alto. Apuntó con el dedo hacia el otro lado. <<allá. Allá. >> Mientras ellos seguían su nariz, Fashion Green entró como los locos a la academia gritando el nombre de Chely. Chely le pregunta a que se debe la "Gritería". El intentaba explicarle que el peligro se aproximaba y todas ellas estaban en peligro.

"¿Así que ya empezaron tus visiones? ¿Cómo se siente?"


"Mal, muy mal. ¡Cállate y coopera!"

"¿Qué viste?"

"¡Te ordené a guardar silencio y ayudarme! Vámonos y saca a tus alumnas."

"¡¿Qué VISTE?!"

"Explosiones por todos lados."

Se escuchó un grito en la parte de atrás y varias explosiones que sacudieron la academia entera. Las alumnas comenzaron a gritar y a correr. Chely intentó mantener la calma de sus alumnas pero ellas ya se habían marchado. Se escuchó otra explosión causando una fuerte sacudida que destruyó los espejos de la sala.

"¡Nhaylisha!" exclamó Fashion Green mientras corría sin pensar en lo que se encontraría. Chely corrió tras él y la sorpresa que se recibió al salir.

"¡Ustedes.! ¡No puede ser! ¡No puede ser!" exclamaba Chely mientras los señalaba con el dedo.

"¡No me importa quienes son! ¡Suelten a la princesa AHORA!" - Fashion Green les ordenó.

"¿Dándome ordenes?  Really? ¿A caso Chely no te ha contado lo que sucede cuando van las cosas a la mala?

"Fashion Green, ¡Ignóralos y vuélalos pal' carajo! Es por eso que tienen esas mascaras."

"Chely, Tus juegos causaron marcas irreconocibles en mi rostro. Por ello vamos a hacer un intercambio: tu sangre y el anillo a cambio del futuro cadáver de esta débil y desmayada princesa."

Fashion Green no entendía quienes eran ellos y su obsesión con ella.   Chely le explicó que ellos son parte de una organización eco terrorista que utiliza la magia negra y la tecnología para causar eco terrorismo y desestabilizar la naturaleza. Ella se enfrento a ellos hace 15 anos cuando intentaron demoler la cascada del Bosque el Yunque e inundar todo el reino. Pensaba que los había matado.   Fashion Green cansado de explicaciones y ataques, lanzó su ataque viento verde desatando una poderosa ráfaga que emitía una luz verde. La ráfaga los sacudió provocando que Nhaylisha cayera al suelo. Recuperando el conocimiento.  El hombre delgado y alto, y el bajito y no tan delgado, comenzaron a disparar contra Fashion Green y Chely. Fashion Green los evadió. Utilizó su bastón boomerang para quitarles las pistolas. Chely contra atacó con una descarga de energía verde, mientras Nhaylisha huía en dirección contraria. Sin embargo, "La princesa de Amarillo" no llegó muy lejos por que el resto de la manada la acorraló

"¡Nhaylisha!" exclamó Fashion Green mientras se dirigía a rescatarla. No obstante, el hombre alto y delgado enmascarado le dio una advertencia: un paso de más y la princesa parecerá un queso suizo.

"¡cobardes!" exclamó la princesa.

"Más cobarde eres tú que necesitas de un joven vestido de verde y una maestra de baile/ Súper héroe retirada peleen tus batallas." Dijo el hombre no tan alto y no tan delgado. Le dio la espalda a la joven y miró hacia Chely para lanzarle una advertencia.

"Chely, ríndete y dile a tu súper héroe que entregue su anillo. Digo, si no desea ver a su princesa como queso suizo."

"¡No lo hagas! Ellos no cumplirán con su palabra."- le advirtió Chely.

"No me puedo tomar ese riesgo. Tú hiciste lo tuyo hace muchos años, ahora me toca a mí..." - decía Fashion Green mientras se removía la sortija. Su transformación se deshizo revelando su rostro ante la princesa.

"¡No puedes usarlos para mal! ¡La naturaleza no puede ir en contra de ella!" - le advirtió Chely.

El hombre se transformó en Fashion Green y lo primero que hizo fue golpear en el rostro a Chely. Una vez la tenía en el suelo, convocó las sogas verdes amarrándola a un poste. Adam intentó defenderla pero el  "Fashion Green Malo" lo golpeó con el bastón y lo amaró junto a Chely.

"Aguanta Pollo, que tu turno llega ya mismo." - le advirtió el Fashion Green "Malo" a Adam.

El hombre se dirigió hacia la Princesa de Amarillo a preguntarle si tenía preparadas sus últimas palabras. Ella intentó negociar su vida ofreciéndoles todas sus riquezas. No obstante, el hombre no le interesaban las riquezas porque solo le interesaba el poder y ella fue la carnada. Chely, intentando zafarse de las sogas, les dijo que ella debió haberse asegurado que hubieran muerto al caer de la cascada.  El villano señaló con el dedo a la princesa y le ordenó a sus hombres a asesinarla.

"No, no, no..."- Adam susurraba entre lágrimas tirado en el suelo atrapado con las sogas verdes.- "¡NOOOOOOOOO!"

El cuerpo de Adam fue cubierto por una luz verde mientras el anillo verde comenzó a brillar y a emitir electricidad al cuerpo del villano. El hombre cayó de rodillas con los brazos cruzados preguntándose que estaba sucediendo. Su "amigo", el hombre no tan delgado ni tan alto, intentó ayudarle pero fue electrocutado. La transformación se rompió y el anillo volvió al dedo de Adam transformándolo y liberándolo de las cuerdas.

" ¡Te lo advertí que no puedes ir en contra de la naturaleza!"- Chely le decía al hombre.

¡Intercambio verde!"- Declaró Adam.

La princesa fue tele transportada hacia dentro de la academia y Fashion Green tomó el lugar de ella entre medio de la línea de ejecución. El enmascarado, quien aún se encontraba de rodillas, volvió a dar la orden de ejecución. Fashion Green saltó mientras empezaban a llover los disparos y se cubría con su capa. Impartiendo justicia rápida y segura, lanzó la explosión verde aniquilándolos de un golpe. Ahora solo faltaba uno de los terroristas por aniquilar quien mientras se preguntaba lo sucedido, se puso de pies y se quitó su capa revelando un chaleco de dinamita. El hombre corrió en dirección hacia Chely quien seguía amarrada en el suelo.

"¡ESTE HIJO DE LA GRAN PUTA!"- Exclamó Fashion Green justo antes de declarar su intercambio verde. Fashion Green intercambió el lugar de Chely colocándose como objetivo del enemigo suicida. Pero justo cuando iba a reventar la dinamita, El súper héroe activó su explosión verde. Ambas explosiones chocaron y provocaron una descarga masiva que destruyó una parte de la academia y del bloque donde se encontraban.

 

FASHION GREEN!" Gritó  Chely al mismo tiempo que la soga que la tenía paralizada se disolvió. El humo se levantó, el hombre quedó hecho polvo. Fashion Green tambaleando, con su traje rasgado, sangre en su nariz, y rasguños en su rostro, cayó de rodillas al mismo tiempo que su transformación se rompió.

"¡Llegó el fin!" - exclamó mientras intentaba mantenerse consiente. Chely lo ayudó a levantarse mientras le preguntaba si se encontraba bien.

"Mejor que nunca"- dijo con una sonrisa en su rostro. Nhaylisha emergió de la academia a confrontarse con la realidad de la destrucción y de su protector.

"¿Todo este tiempo fuiste tú? ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Cómo es esto posible?"

"Nhaylisha... yo puedo explicarlo."

"¿Explicarlo?"- preguntó Nhaylisha mientras cambió la mirada hacia Chely apuntándole con el dedo. "Chely, mi maestra de danza, mi confidente, mi amiga, ¿Tu lo sabías?"

"Sí, yo lo sabía porque fui yo quien le entregó a Adam la sortija que lo transformaría en Fashion Green.  El y yo queríamos cuidarte de todo mal y por eso arriesgamos nuestras vidas."

"¿Por mí? ¿Están seguros? ¿No sería por los contratos multi millonarios de mi padre?"- decía levantando la voz.

"¿Contratos? ¿De qué tú estás hablando?"

"Escuché todo sobre tu pasado de súper héroe. Ahora le diste esto a Adam para tener una herramienta en como espiarme a nombre de mi padre. Vaya que se ganaron bien el dinero."- seguía la princesa levantando la voz.

"Eso no es cierto. Yo lo hice por ti, por cuidarte."- Adam intentaba aclarar el mal entendido. Pero solo empeoraba la situación.

"¿Y qué razón tendrías tu para cuidarme? ¿No fuiste tú quien tomó la decisión de irte de mi vida?"

Fashion Green guardó silencio y bajó la cabeza.

"¡Desilusiones! ¡Puñaladas!" dijo la princesa mientras les daba la espalda y se marchaba ante el atardecer llorando.

"Nhaylisha..."- Susurró entre lágrimas Fashion Green.

"¡ Tus poderes estarán contigo aun cuando te retires."- Vierchely le explicó sonriéndole.


Fashion Green salvó al mundo, pero no pudo recuperar la amistad de su ex amiga.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 Poema: "Mi Princesa no te marches"

Mi princesa, ¡No te marches!

Angel de la guarda ojos negros marrones

Ámame de por vida

Dame un abrazo que me arranque el alma,

Un beso bajo la lluvia,

Una melodía que se escuche al alba,

Una amistad cual sea eterna.


16. November 2018 16:03:34 0 Bericht Einbetten 0
Das Ende

Über den Autor

Gabriel Rodriguez Fotógrafo y escritor. Resido en Puerto Rico.

Kommentiere etwas

Post!
Bisher keine Kommentare. Sei der Erste, der etwas sagt!
~