Las Dos Caras Del Amor Follow einer Story

A
Atte BC


Nicole Thompson es una adolescente de 17 años, quién recientemente acaba de mudarse a vivir con su hermano, el cuál ya se ha independizado. Ella acaba de salir de su peor romance/ruptura , del cuál está tratando de superar, hasta que un día alguién se cruza en su vida y hace que todo al su alrededor de una vuelta de 180º.


Romantik Junge Erwachsene Romantik Alles öffentlich.

#SeanO'donnell #HaileeSteinfeld #HermanTommeraas #ColeSprouse #JackGilinsky #MaggieLindemann #hermanos #amor #novelajuvenil
0
4.6k ABRUFE
Im Fortschritt - Neues Kapitel Jeden Freitag
Lesezeit
AA Teilen

Capítulo 1.

-Llegamos.-Anuncia mi hermano, estacionando enfrente de la que sería mi casa durante varios meses.

Mi hermano se llama Cole, nos llevamos a penas un año de diferencia, el tiene 18 años y yo 17. Su casa es bastante hermosa y grande para estar viviendo el solo, he estado un par de veces aquí y no me canso.

Me imagino que os estaréis preguntando, como un chico con apenas 18 años, tiene una casa tan grande, esto se debe a que de vez en cuando, mi padre le suele ayudar con una paga mensual y aparte de eso también se ha conseguido un pequeño trabajo este verano, que le ha ayudado bastante a poder permitirse esta casa.

Mi hermano hace los honores de bajar mis maletas del coche y llevarlas hasta el porche de la casa. Me da las llaves para que vaya abriendo la puerta.

La casa es bastante amplia, nada mas entrar se puede observar una escalera color marrón que da a la planta de arriba. Detrás de las escaleras hay un largo pasillo que conduce a la cocina, la cual creo que es mi parte favorita de la casa, tiene una preciosa isla rodeada de butacas altas, al lado un poco más apartado esta la mesa del comedor, donde también hay una puerta doble de cristal que lleva hacia el jardín, al lado del recibidor de la casa se puede observar el salón, es bastante grande tiene varios sofás negros, una pantalla plana pegada en la pared de enfrente, y justo al lado hay una mesa de futbolín que mola mucho.

Cole me pide que lo acompañe para enseñarme la que va a ser mi habitación, subo las escaleras detrás de él, la planta de arriba también es bastante grande, consta de tres habitaciones, dos baños y un cuarto de la colada.

-Esta será tu habitación, te he escogido la mas fea de todas.-Dice en un tono burlón.-En realidad esta es una de las mas bonitas aparte de la mía.

-Muchas gracias por ser tan amable conmigo, ahora si me disculpas necesito que me dejes sola para deshacer la maleta y ponerme cómoda.

-De acuerdo majestad lo que usted ordene, estaré en la cocina preparando el almuerzo, comeremos sushi.

En cuanto mi mente escuchó la palabra sushi, me volví loca por querer comer de una vez.

Cole se va por la puerta riéndose como un tonto al ver la cara que puse cuando dijo sushi, y mientras me quedo colocando la ropa en el armario. Una vez colocado y ordenado todo me dispongo a ir a la cocina a ver como le va a Cole, pero un sonido se interpone en mi camino, es una llamada de mi mejor amiga.

-¡Cora!.- Exclamo de alegría, llevaba como dos horas sin escuchar su voz pero me emociono igual cada vez que veo su llamada.

-Hola Nena, ¿Que tal estas?-Me pregunta con voz seductora

-Muy bien baby.- Le contesto en el mismo tono de voz.

-¿Ya te instalaste en la casa?.-Pregunta.

-Sí, ya hace media hora que llegue.

-¿Quieres que te pase a buscar esta tarde para dar una vuelta?.

-Claro, ¿A que hora?.

-Aproximadamente sobre las 5:00 pm.- Me responde.

-Vale genial, nos vemos a las 5:00 pm.

-Tengo que ir a comer, hablamos más tarde.

-Yo también, que aproveche.-Termino de decir mientras cuelgo.

Dejo el teléfono sobre la cama y bajo a la cocina.

-¿Falta mucho para la comida?.- Le pregunto a Cole.

-Sí, aún queda bastante.-Me mira haciendo pucheros.

-Me muero de hambre.- Me recuesto sobre las isla haciendo toda dramática.

-Es mentira, estaba bromeando.-Me lanza una mirada pícara.-¿Me ayudas a colocar la mesa?.

-No.-Respondo indignada.

-¿Vas a dejar que tu pobre hermano coloque la mesa solo?.- Se lleva la mano al pecho en gesto de ofensa.

-Si, por mentiroso ahora no te pienso ayudar.

-Deja de ser tan picada y ayúdame idiota.-Coge un platano y lo apunta hacia mí en forma de amenaza.

Después de tanto discutir como mongolos, porfin acepto en ayudarlo a poner la mesa.

-¿Siempre sueles cocinar tu o pides comida para llevar?.-Le pregunto de una vez en cuanto nos sentamos a comer.

-La mitad de las veces cocino yo, tampoco se me da tan mal. Pero a veces si viene algún amigo o alguien, pedimos comida para llevar.

-¿Y tú?.-Me pregunta riéndose.

-Yo tengo la suerte de tener una gran madre que me hace unas comidas estupendas.-Digo burlándome de él.

-Tenías.-Responde enseguida corrigiéndome.-Te recuerdo que te acaba de dejar aquí conmigo para ir de viaje junto con Papá.

-Estúpido.-Le fulmino con la mirada, a la vez que le lanzo un trozo de sushi.

Se echa a reír, y sigue comiendo como un gordo. La verdad no se donde guarda tanta comida siempre come un montón pero nunca engorda.

...

Terminamos de comer, son casi las tres de la tarde término de ayudar a mi hermano a recoger la mesa, me lavo las manos y me dirijo hacia el salón a ver que están echando en la tele. Cole me acompaña y se sienta a mi lado.

-¿Tienes planes para esta tarde?. -Me pregunta él.

-Si, Cora vendrá luego a buscarme, iremos a dar una vuelta. ¿Tú que harás?.

-Estar aquí, quizás más tarde se pasen Evan y Christian. Esta noche tenemos pensado ir a la fiesta que ha montado uno de los primos de Evan. ¿Te apuntas?.

Evan Wilkinson es el mejor amigo de mi hermano, se conocieron hace como tres años en un festival de música, y desde ahí se han vuelto inseparables.

Y Christian no se quién es, en mi vida le había escuchado pronunciar ese nombre.

-No sé si ir, ¿irá mucha gente?.

-Voy yo, ya con eso tienes razón para ir.-Termina de hablar intentando convencerme.

Lo miro indecisa.

-Venga, ven con nosotros, le puedes decir a Cora que venga también.

-Vale está bien iremos.

-¡Genial!.-Exclama de alegría, tiene la misma cara de alegría que la de un niño cuando le regalan un juguete.

-¿Y Quién es ese Christian que dijiste que iba también con vosotros?.-Pregunto frunciendo el ceño.

-Es un chico que llegó hace poco a nuestro equipo de lacrosse.

Cierto, se me había olvidado contaros que mi hermano juega en un equipo de lacrosse, lleva ya cosa de un año jugando. Hace poco su entrenador le dijo que si sigue jugando así de bien le ascendería como capitán del equipo.

-¿Y es igual de retrasado que Evan y tú?.

-Más que tú incluso.-Responde haciendo que me pique con él.

Aparto la mirada y me recuesto en el sofá mirando la tele y haciendo como si el no existiese. Escucho que empieza a reírse y a decirme que soy una picada, pero como yo soy muy orgullosa sigo pasando de el.

-Ven aquí anda, no te enojes conmigo.-Me agarra de los brazos y me levanta dejándome sentada abrazada a él.

...

Pasó prácticamente como una hora y Cole y yo seguíamos recostados el uno encima del otro como unos tortolitos viendo un programa de deportes, hasta que el timbre de la casa sonó.

Cole se levanta a abrir la puerta y uno de ellos entra como loco cantando y bailando.

-KIKI, DO YOU LOVE ME? ARE YOU RIDING? SAY YOU'LL NEVER EVER LEAVE FROM BE...

El chico al darse cuenta de mi presencia, paró de cantar, se quedó mirándome con unos ojos abiertos como platos y rojo como un tomate. Es un chico alto, bastante guapo, algo potente de cuerpo también (todo hay que decirlo), su pelo es de color castaño casi oscuro, con unos hermosos ojos color marrón. Lleva una camiseta blanca larga con unos vaqueros negros ajustados acompañados de unas converse negras.

Me imagino que este chico será Christian.

Seguidamente entra Evan y los dos se quedan mirándome como si nunca hubieran visto a una chica. El chico que se había quedado rojo como un tomate empezó a hablar.

-¿Quién es esta chica?.- Pregunta sonriéndome.

- Soy su hermana pequeña. Me levanto del sofá y me acerco hacia él.-Me llamo Nicole. El se queda callado por un momento.

-Mucho gusto me llamo Christian Scofield.

Morí con su apellido, me encanta.

-Igualmente le respondo con una sonrisa.

-¡Hola Pared!, ¿Qué tal estas amiga?, menos mal que tu no pasas de mi, no como otras.- Exclama Evan llamando mi atención.

-¡Hola Evan!.-Me acerco y le doy un abrazo.-Perdona no estaba pasando de ti.

-Esta bien, eso espero.-Termina de decir mientras me empieza a sacurdir el pelo, dejándomelo todo despeinado.

-Te odio.-Si las miradas matasen, Evan ya estaría muerto.

-No sabía que tuvieras hermana Cole.-Empieza a hablar Christian a la vez que se sienta enfrente de nosotros.

Mientras tanto Evan pasa de largo y se dirige por el pasillo como juan por su casa a buscar algo de comer.

-Pensé que si lo sabias.-Continúa Cole con la conversación.-Ella también estudia en el mismo instituto que nosotros.

-¿Enserio?.-Me mira algo sorprendido.-Pues nunca antes te había visto.

-Yo tampoco.-Le respondo con una sonrisa algo tímida.

-¿Vendrás esta noche?.-Interrupe Evan en la sala, trayendo algunas bebidas en la mano.

-Si, Cole al final consiguió convencerme para que vaya.

-Estupendo, mi primo te va a caer genial ya verás.

Estaba apunto de responderle a Evan, pero el sonido del timbre interrumpe, me dirijo enseguida a abrir.

-Hola corazón.-Me saluda mi amiga Cora.

-Hola mi amor, ven pasa.

-¿Cómo andas?.-Me pregunta ella acariciándome el pelo.

-Con los pies, ¿no la ves?.-Interrumpe el estúpido de mi hermano acercándose a nosotras.

-Por lo que veo sigues igual de idiota.-Responde Cora algo burlona.

-Y tu igual de tonta.-Le responde este sacando la lengua.

La tarde se pasa volando, al final Cora y yo optamos por no ir a dar una vuelta y quedarnos aquí con los chicos toda la tarde.

Después de arreglarnos y ponernos bellas, para ir a la dichosa fiesta, salimos al porche donde estaban Cole, Evan y Christian esperándonos.

-¿Que vais a la gala de los premios Goya?.-Pregunta Evan fijándose en el vestido que se ha puesto Cora.

-Si, estoy deseosa por ver si te dan el premio al más imbécil.

-Zasca pa tu boca.-Murmura Christian entre risas.

-Por graciosa ahora no te subes.-Dice Evan dentro del coche, impidiéndonos a mi y a Cora que nos podamos subir.

-El coche no es tuyo, así que tu no eres quien decide si me puedo subir o no.-Le advierte Cora desesperada por poder subirse.

Miro a Christian haciendo pucheros, para ver si nos puede dejar subir y enseguida quita el seguro dándonos permiso. Nos subimos al coche lanzándole una mirada de superioridad a Evan, quién se ha quedado boquiabierto mirando a Christian.

Una vez dentro, Christian arranca el coche y nos dirigimos a la casa del primo de Evan, quién según ellos sus fiestas son las mejores de este barrio. El trayecto se nos pasa bastante rápido, ya que con los cantos de Evan y Cole escuchando a las Spice Girls es imposible aburrirse.

Con mucha suerte Christian consigue aparcar delante de la casa, ya que esto está a reventar de gente y de coches.

-Que bueno esta el amigo de tu hermano.-Me susurra Cora al oído mientras nos bajamos del coche.

-¿Quién Christian?.-Pregunto incrédula ante su comentario.

-No, el otro, el más flacucho.-Me mira poniendo ojitos.

-¿¡Evan!?.-Intento susurrar lo máximo que puedo. -¿Te gusta?.

-Un poco si.-Me responde con una sonrisa algo tímida.

-Te guardaré el secreto.

Creo que alguien tendrá que hacer de cupido durante una larga temporada.

-¡Mierda!.-Escucho la voz de Evan y me doy la vuelta enseguida a ver qué pasa.

En cuanto analizo bien lo que estaba pasando no me lo creía, Evan se tropezó con una figurita de jardín que hay en el porche de esta casa, y ahora mismo se encontraba tirado en el suelo a cuatro patas.

-Tu si que estas en buena posición para que te den guapetón.-Le dice Cole con voz sensual dándole una nalgadita, mientras se parte el culo de la risa.

Evan se levanta enseguida muerto de la vergüenza y empieza a caminar como si no hubiese pasado nada.

Cora y yo casi tampoco podemos respirar de la risa.

-Maldito enanito de jardín.-Maldice él indignado una y otra vez hasta entrar en la fiesta.

Una vez dentro a Cora y a mi aún nos cuesta mantener la calma, recordar la imagen de Evan tirado en el suelo a cuatro patas, creo que es algo que no se me va a olvidar en la vida. Me costó parar de reír hasta que me crucé con esos ojos que tanto extrañaba ver, me quedé totalmente paralizada, no puede ser.

_____________________

HOLAAA!!!

Espero que os haya gustado este primer capitulo, es la primera vez que estoy escribiendo y de momento me está costando mucho, así que pido perdón de entrada por si cometo algunos fallos etc. Espero ir mejorando con el tiempo.

Me ayudarias muchisimo votando o dejando un comentario. Besos.

22. Oktober 2018 19:13:41 0 Bericht Einbetten 1
Fortsetzung folgt… Neues Kapitel Jeden Freitag.

Über den Autor

Kommentiere etwas

Post!
Bisher keine Kommentare. Sei der Erste, der etwas sagt!
~