Kurzgeschichte
1
4.9k ABRUFE
Abgeschlossen
Lesezeit
AA Teilen

Idílico

Miguel estaba sentado en el sillón abrazado a su bella esposa. Miraba por sobre la cabeza de sus hijos la pantalla que proyectaba su película favorita, esa que a nadie le gustaba mas que a él y a su familia. En ese momento se sintió feliz y se rascó la sien.

Habían pasado un día espectacular. Jugaron en la orilla del río. Salieron a navegar. Incluso su hijo había sacado un pez enorme. Era, sin lugar a dudas, el día perfecto.

Al regreso, su esposa preparó una cena digna de un banquete real.

Todos reían, todos eran felices.

-Miguel -dijo su esposa al oído mientras miraban la película- Adquiriste un nuevo tic.

-¿A qué te referís?

-Creo que es como la décima vez que te veo rascarte la sien.

-Sí, puede ser -respondió sonriendo. Ella lo correspondió con un beso cariñoso.

Los créditos finales comenzaron a danzar en la pantalla, los niños se acercaron y lo besaron en las mejillas deseándole las buenas noches.

Una vez que se quedaron solos, su esposa se sentó en su regazo y lo miró con picardía. Le dio un beso apasionado y lentamente se aproximó a su oído y le dijo "te espero arriba".

Todo era perfecto.

Espero que todos se fueran. Apagó el televisor y subió lentamente, disfrutando cada segundo como si fuera el último.

Pasó por el cuarto de los niños y los vio dormidos plácidamente. Se sonrió y se rascó la sien.

Se acercó a su cuarto y espió por el borde de la puerta. Su esposa lo esperaba con su negligé más atrevido. Sabía lo que le esperaba al adentrarse, se sonrió, se rascó la sien y entró.

-Por fin llegaste. Te estaba esperando -le dijo en una pose felina que podía derretir a cualquiera.

Miguel la miró fijamente y se puso a llorar. Lloraba como un niño desconsolado. Sintió que se desmayaba así que se sentó torpemente en el borde de la cama.

Su esposa se apuró a abrazarlo por detrás.

-¿Qué pasa cariño? -le preguntó preocupada.

-Todo...todo es demasiado perfecto. -dijo con la cara embarrada en lágrimas.

-¿No es eso lo que querías?

-Sí. No. No sé. No así. No tan perfecto.

Se volvió a rascar la sien pero esta vez fue más enérgico. Lo suficiente como sacarse los visores y volver a la realidad.

El mismo Miguel, con unos kilos de más, una barba de tres días y una calvicie prominente estaba recostado en un sillón en medio de una habitación sucia, oscura y derruida.

Con mucho esfuerzo se acomodó y miró a su alrededor. No tenía una familia feliz, nunca la había tenido. Nunca había visitado una casa en un lago. Lo único que tenía eran esas malditas gafas de realidad virtual.

Las volteó y con tristeza observó el logo grabado frente a ellas: IDIL & Co.

FIN

12. Oktober 2018 17:48:31 3 Bericht Einbetten 1
Das Ende

Über den Autor

Jorge Caprarella Jorge hijo de Jorge. Lector empedernido, a veces escritor (o eso intento). Llevo un tiempo escribiendo, es algo que me gusta hacer y siempre busco mejorar a través de la experimentación de nuevos estilos y géneros. Espero disfruten de mis escritos como, sin duda, disfrutaré de los suyos.

Kommentiere etwas

Post!
sda love sda love
Me encanto. Como todo lo que escribes Jorge. Un saludo
October 12, 2018, 18:40

~

Verwandte Stories