Kurzgeschichte
1
5.0k ABRUFE
Abgeschlossen
Lesezeit
AA Teilen

Pensando

Entrar en todos lados, salir atolondrado, hacerle caso omiso a los que miran de costado. Atacan por el frente, enfrente de la lente, en contra de tu mente, atacan todos juntos, tan decadentemente. Mirando las ventanas , asumo que es mentira, que leo, veo y siento, tanta porquería. No quería ser de piedra, tampoco de algodón, y me hice una capa suave de omisiones de perdón. Así voy por la avenida de las mentes tendenciosas, dando saltos por las redes que son tan maliciosas, buscando soluciones tal vez maravillosas, a presentes que nos mandan a la fosa. Pero ahí estoy, decentemente, siendo uno más entre la copiosa gente, sigo siendo diferente, aunque todos así lo somos, pero veo mucho unido por lo decadente, no es que a mí me asombre, ni siquiera tal vez me disgusta, trato de hablar y sentir, en nombre de lo que me perturba. El silencio me hace ruido, las letras me distorsionan, a veces también investigo porque algunas cosas asombran, más tarde distendido, sin el ruido voraz de las cosas, imagino como todo creativo, que colores pintarle a las prosas. Prometo palabras valiosas, asumo mi rol responsable, e intento quizás retrucarle, porque espinas hay en todas las rosas, y hay que saber diferenciarle, para evitar heridas costosas. A veces debo admitir, me dejo llevar por la sombra, y opaco un poco mi ser, y esto me juega en contra, no puedo controlar eso que tanto me embroma, eso que se pone en la mente, y sale en carácter de urgente, quebrando la ley del idioma. Pero ahora estoy reposando sin la ley de gravedad, sobre letras que aparecen con espontaneidad, van marcando territorio, asumen la verdad, para intervenir el purgatorio de nuestra sociedad, con experiencias valiosas, con vida y angustia, que se vea lo que hace bien, pero se sienta lo que se sufra. Que haya ruido en la memoria, descontento de la historia, lo que ha pesado tanto de estas clase de escorias. Allá afuera hay gente en pedazos, y uno sufre por los retrasos. Las puntas de los dedos son mis pasos, a la hora de escalar esta montaña de marañas asesinas de inocentes, yo soy artesano de las palabras valientes, no voy a volver a la idea de ser reprimido humanamente, ahora puedo contarles lo que es sufrir de repente, millones de ideas constantes que atraviesan una cabeza abrumada, por el presente, por el destino, y por la suerte que no me acompaña, pero sigo tirando la caña quizás hoy pique alguna idea, espero que esta no sea, porque algo no me cierra, no sé si lo dije todo, o todavía algo me queda. 

20. Juni 2018 00:46:56 0 Bericht Einbetten Follow einer Story
0
Das Ende

Über den Autor

Kommentiere etwas

Post!
Bisher keine Kommentare. Sei der Erste, der etwas sagt!
~