Tal vez exista un mañana Follow einer Story

duquemirey

Contarán de mí que fui un mortal asesino, que mis fauces portaban letales cuchillos, que morir era mi único destino. Solitarios dirán que eran mis pasos. Jamás dirán que de ti estaba profundamente enamorado. Me llamará asesino el que esta noche la vida me ha arrebatado.


Poetry Romantik Alles öffentlich.

#Herida #Agonía #Disparo #Cazador #animal #lobo #luna #muerte #tristeza #dolor #amor #Poesía #poema
Kurzgeschichte
2
5.0k ABRUFE
Abgeschlossen
Lesezeit
AA Teilen

Tal vez exista un mañana

Disparos...

Disparos que rompen el sepulcral silencio de la noche.

Disparos...

Disparos que avisan de la letal proximidad del hombre.


Disparos...

Disparos que resuenan a cada instante más próximos.

Disparos...

Disparos que arrastra el viento con sanguinario olor a óxido.


Disparos...

Disparos que sin lástima abaten la vida que por las venas corría.

Disparos...

Disparos que sin clemencia buscan apagar la vida que por ti yo daría...


Sangre inocente derramada.

Sangre por la fuerza arrebatada.

¿Qué mal te hemos causado a ti que con nuestra vida acabas?


Mis hermanos yaciendo sin vida

cubren el suelo en el que vivieron un día.

Sus corazones han dejado de latir.

Sus vidas han dejado de existir.


Admiro la cobardía de tus actos.

Admiro la potencia de tus armas.

Admiro tu precisión al disparar contra mi manada.


Por inocente valentía estuvieron regidos mis actos.

Fuertes fauces fueron mis únicas armas.

Ataqué solo por defender, de tus disparos, aquello que más amaba.


Me detengo un momento.

Me siento cansado de huir.

Siento que me falta el aliento

¿Por qué me haces tan espinoso el vivir?


Mis ojos miran al cielo.

Te buscan a ti, mi ser más bello.

En silencio me devuelves la mirada y no sé cómo decirte que es miedo esto que siento.


Miedo a morir.

Miedo a un inmenso y agonizante dolor sentir.

Miedo a dejar de vivir.


Miedo a haber vivido para ahora no existir.

Miedo a haberte conocido para ahora adiós decir.

Miedo a que mi corazón deje de latir.


Miedo a la lenta agonía.

Miedo al fin de mis cortos días.

Miedo a perder lo que, gracias a ti, tenía.


Dime, cariño mío,

tú, que desde la altura lo ves todo...

¿verán mis ojos un nuevo amanecer?


Dime, amor mío

Yo, con mi corazón de ti enamorado, te lo imploro,

¿es cierto que esta noche pereceré?


No, no te escondas tras la oscuridad de ese velo.

Él apaga todo tu brillo.

Sin ti el cielo se transforma en un fúnebre manto negro.

¿Estás llorando, cariño mío?


Tus lágrimas arropan mi cuerpo.

Sé que estás ahí, amor mío,

pero yo miro al cielo y no te veo.

Déjame verte una vez más antes de que me haya ido.


Si me voy sé que nunca regresaré.

Pero, desde allí donde esté, siempre te amaré.

Y cada noche en tu nombre, mi querida Luna, con fuerza aullaré.


Puede que algún día volvamos a encontrarnos.

Puede que este no sea el final amargo que esperamos.

Puede que regrese alguna vez y estar juntos podamos.


Tal vez físicamente no sea yo.

Tal vez reconocerme no puedas.

Pero sí reconocerás lo que siento por ti, el más fiel y puro amor.


Desearía poder regresar como un ser alado.

Desearía poder transformar mis fauces en alas.

Si así fuera, podría volar para estar por siempre a tu lado.


¿Has escuchado eso, mi bella Luna?

Otro hermano ha caído...

El viento ha arrastrado su doloroso aullido...

seguido del júbilo humano rayano en la ferviente locura.


Ahora vienen a por mí.

Me están rodeando.

¿A dónde escapar?


Luna, háblame, ¡no me dejes morir!

Luna, si alguna vez me has amado,

dime si aún puedo luchar.


Huiré.

Más no sé si sobreviviré.

Mi corazón susurra que hoy moriré.


Rompe el silencio un solitario disparo,

de un fuerte escozor en mi lomo es seguido.

Aún puedo correr, aún puedo escapar, aún estoy vivo.


Corta el aire un nuevo disparo.

Un agonizante dolor nace en mi corazón.

No puedo más, no aguanto más este horrible dolor.


¿Es esto la muerte?

¿Por cuánto tiempo dolerá?

¿Acaso cuando me vaya nunca más podré verte?


Siento que ya no puedo más.

Me estoy muriendo.

Su último disparo en mí se ha clavado.


Sé que estoy agonizando.

La agonía me va venciendo.

¿Es esto morir?


La fría oscuridad viene a por mí.

Siento que estoy dejando de vivir.

Mi corazón está dejando de latir.


Me dejo caer en la suave hierba.

Mi Luna llora amargamente.

Y sus tibias lágrimas limpian mi herida dulcemente.


Mis ojos se mantienen fijos sobre ella.

Tan hermosa.

Tan bella.


Ha retirado ligeramente el velo negro que cubre su rostro enlutado.

Ahora los dos podemos mirarnos.

Te juro, cariño, que hasta el final te he amado.


Gracias por haberte quedado conmigo hasta el final.

Gracias por haberme enseñado en vida lo que es amar.

Gracias, mi Luna, por no haberme dejado morir en soledad.


He sido abatido.

He sido destruido.

En mi propio hogar he caído.


Contarán de mí que fui un mortal asesino,

que mis fauces portaban letales cuchillos,

que morir era mi único destino.


Solitarios dirán que eran mis pasos.

Jamás dirán que de ti estaba profundamente enamorado.

Me llamará asesino el que esta noche la vida me ha arrebatado.


Mi bella Luna,

jamás creas sus hirientes palabras.

Yo te amé desesperadamente como a ninguna.

Y por ti habría entregado mi propia alma,

hoy violentamente de mí arrancada.


Siento frío, demasiado frío.

Pero el dolor y el miedo se han ido.

Tal vez sea que tus lágrimas están curando mi corazón herido.


Mirándote a ti, esta noche me quedaré dormido.

Tal vez mañana, al caer la noche, aún pueda estar contigo.

Y si no escuchas, en la oscuridad de la noche, de nuevo mi aullido,

será que esta noche mi corazón latir más no ha podido.

29. Mai 2018 22:46:48 0 Bericht Einbetten 3
Das Ende

Über den Autor

Duque Mirey Escritor an�nimo (y pobre, como todos los escritores an�nimos) que disfruta de su anonimato (pero no tanto de su pobreza). Creo personajes incoherentes, di�logos absurdos, acciones surrealistas, mundos rid�culos, aventuras inentendibles, romances azucarados con sabor light, terrores sin horror, misterios sin misterio por descubrir... y a�n as� est�s aqu�, perdiendo minutos de tu vida en leerme mientras buscas alguna coherencia en mis palabras. Deja de buscar, no la hay. Killer Of Destiny.

Kommentiere etwas

Post!
Bisher keine Kommentare. Sei der Erste, der etwas sagt!
~