gaby-depp Gaby Depp

Imagínese despertar junto a un extraño que dice ser su marido. ¡Lo único que sabes con seguridad es que él no es tu marido!


#23 in Thriller Alles öffentlich. © Copyright © 2023 by Gaby Depp All rights reserved. No part of this book may be reproduced or used in any manner without written permission of the copyright owner except for the use of quotations in a book review.

#elrecuerdopermanece #recuerdosimplantados #acechando #acechar #sugestion #obsesion #secuestro #hipnotismo #hipnosis #captor #cautiva #rehen #amorobsesivo #amorposesivo
Kurzgeschichte
6
2.8k ABRUFE
Abgeschlossen
Lesezeit
AA Teilen

El Recuerdo Permanece

Me desperté en una habitación extraña, un hombre yacía a mi lado. Llevaba una négligée muy delicado. Me senté en la cama pero no podía levantarme; un terrible dolor de cabeza me impidió moverme.

Miré alrededor de la habitación desde la cama. Era un lugar muy lujoso. ¿Quizás un hotel? No sabía cómo había llegado aquí.

"Querida, vuelve a dormir. Tus dolores de cabeza suelen ser más fuertes temprano en la mañana", dijo el hombre que estaba a mi lado.

'Querida'? ¿Por qué este tipo me llamaba así? Miré su espalda, él giró hacia mí y sonrió.

"¡Buenos días mi amor!", se sentó en la cama y se acercó a mí con claras intenciones de besarme.

Salté hacia atrás y me caí de la cama. "¡Auch!"

"¿Estás herida, cariño?"

"¿Quién eres? ¿Por qué me llamas 'cariño', 'mi amor' o 'querida'? ¿Cómo llegué aquí?"

Él sonrió, "¡Vamos cariño, eres mi esposa!" Me mostró el anillo en su mano. En mi mano vi una alianza de oro que hacía juego con la de él y un anillo de compromiso con diamantes.

"Eso es imposible. ¡No estoy casada! ¿Es esto algún tipo de broma?"

"Querida, ¿qué te pasa hoy? ¿Te sientes bien? ¿Quieres que llame al médico?"

"¡Lo que necesito es a la policía!"

"El médico nos advirtió que tendrías días buenos y malos. Tranquila, nena. Me daré una ducha y veré si el desayuno está listo. Tómate tu tiempo, te estaré esperando abajo. Pero ten en cuenta que todavía me debes un beso de buenos días".

Tan pronto como el hombre salió de la habitación, me levanté del suelo y deambulé por la habitación. Había algunas fotografías nuestras esparcidas por todas partes, pero parecían "antinaturales". Entré al vestidor. Estaba lleno de ropa de diseñador. No todos mis colores o estilos favoritos. Elegí un par de jeans y una camisa blanca. Me até el pelo en un moño alto. Salí de la habitación todavía preguntándome dónde estaba, cómo llegué allí y por qué ese hombre pretendía ser mi marido.

Mientras bajaba la hermosa escalera de mármol de Carrara, me encontré con una criada: "Buenos días, señora".

La miré y respondí torpemente. Al pie de la escalera, ese hombre me estaba esperando. Dios, ¿iba a estar siguiéndome todo el día?

"Te ves hermosa, querida. ¡Incluso en jeans, te ves increíble!" Tenía una gran sonrisa estúpida en su rostro. Ya me estaba irritando. "Vamos a desayunar."

Me acompañó a un pequeño comedor. Vio que parecía confundida. "¿Está todo bien, querida?"

"Le agradecería que me llamara por mi nombre, señor. Sólo me pregunto, ¿por qué una mansión enorme tiene un pequeño comedor?"

Él se rió: "Eres graciosa, querida. Esta sala es sólo para el desayuno. Tenemos un comedor familiar y un comedor para ocasiones especiales".

"Deje de llamarme 'Querida', señor. Tengamos una conversación seria".

Nos sentamos. Nos trajeron el desayuno. No pude comer la mitad de las cosas que me sirvieron.

"Está bien. ¡Se acabó la broma! ¿Quién eres?"

"Soy tu marido, querida".

"Y, ¿cuándo nos casamos exactamente?"

"2018."

"2018, ¿eh? ¿Entonces hemos estado juntos por un tiempo?" Me di cuenta de que no sabía en qué año estaba pero no se lo dejé saber.

"Sí."

"¿e hiciste preparar este desayuno especialmente para mí?"

"Por supuesto, cariño."

"¿Un desayuno americano para mí? No estoy acostumbrada a desayunar tanto. Mi marido debería saberlo".

"Debes estar confundida, cariño."

"No. ¿Y por qué me hablas en inglés?"

"Gaby, ¿qué te pasa?"

"¿Quién te dijo que podías llamarme Gaby, para ti soy Gabriela. ¿Y tú eres...?"

"Tu marido."

"¿Y mi marido tiene nombre?"

"¡Cariño, no puedes decirme que no sabes mi nombre! ¡Soy yo!"

"Yo, ¿quién?"

"Yo, Elon."

"Está bien. Elon. Déjame ser clara contigo. No soy tu esposa. Tú NO eres mi tipo. Nada personal".

"Si no eres mi esposa, dime ¿cómo estás en mi casa, usando mi anillo?"

"No lo sé. Sólo sé que no soy tu esposa. Nunca te he visto ni una sola vez en mi vida. Si estuviéramos en Las Vegas, diría que nos emborrachamos. Pero nunca he estado en Las Vegas ni me he borracho, eso sí lo sé."

"¿Tienes la menor idea de cuántas mujeres desearían ser mi esposa? Soy el hombre más rico del mundo".

"Pero todavía no eres mi tipo ni mi marido".

Se levantó y se fue.

Me quedé en la mesa un rato más pensando. Gabriela, Gaby, eso sonaba bien. Probablemente fuera mi nombre. ¿Cuál era mi apellido? Si el inglés no era mi forma natural de hablar, ¿qué idioma hablaba? No sabía en qué país o ciudad estaba. ¿Dónde estaban mis documentos? ¿Podría salir de esta residencia?

Salí de la casa hacia los jardines, que conducían a la playa. Miré a ambos lados. Maldita sea, gente rica! Esta debía ser la zona exclusiva de Miami con playas privadas. La única persona que vi fue un jardinero que trabajaba en la casa de al lado.

Entré corriendo a la casa y a mi habitación. Encendí la televisión, al menos sabría qué día era. Busqué mi pasaporte. Mientras revisaba los cajones encontré algo de dinero en efectivo en uno de los cajones de Elon, por supuesto, lo tomé. Necesitaba dinero para escapar.

Entró el ama de llaves. "Disculpe, señora. ¿Puedo ayudarla?"

"Sí, no encuentro mi DNI, tarjeta de crédito, licencia de conducir o mi móvil. ¿Los has visto?"

"No, señora. Tal vez necesite hablar con el señor".

"¿Por qué? ¿No es tu trabajo ayudarme?"

"Sí señora, pero yo... no sé... si el señor... esté de acuerdo..." estaba claramente nerviosa.

"Déjame sola por favor." Tan pronto como se fue, empaqué algo de ropa en un cartera grande y la escondí debajo de la cama. Mientras hacía esto escuché una voz familiar proveniente del televisor. Vi al hombre en la pantalla hablando. No sabía por qué sentía esta conexión con él. Sabía que nunca lo había conocido. Él también estaba en Miami.

Luego entré en cada habitación hasta que encontré lo que parecía un estudio o una oficina. Me senté en el escritorio y encendí la computadora. Necesitaba una contraseña. ¡Malditos nerds! Entré en el garaje y miré dentro del coche, ¡maldita sea, eran todos coches automáticos!

Tomé el bolso y me fui a la playa. El jardinero de al lado estaba a punto de irse. Le pregunté si podía llevarme al centro. El aceptó.

Necesitaba ir a un hotel. ¿Cómo podría registrarme en cualquier hotel sin ningún documento? ¡Cualquier lugar era mejor que con un maníaco! Yo iría a un hotel. Le explicaría mi situación al gerente y le pediría que llamara a la policía, para poder presentar cargos contra ese lunático y tratar de averiguar de dónde era para poder regresar a casa. Me senté en el bar del hotel y pedí una bebida mientras tomaba fuerzas para hablar con el gerente.

Lo vi yendo a una mesa donde estaban bebiendo sus amigos. Algo me dijo que él era el único en quien podía confiar. Era un buen ser humano. Fui a su mesa, me senté sin su permiso y comencé a contar mi historia.

Se quedaron sin palabras. "Por favor, Johnny. Debes ayudarme. Este hombre está loco. Sé que mi nombre es Gabriela o Gaby y no soy la esposa de Elon. No sé cómo terminé aquí en su casa".

Antes de que Johnny pudiera hablar, un hombre que estaba sentado detrás de él se giró, "Perdón por interrumpir. ¿Eres Gaby?"

"Sí."

"¿Sabes quién soy?"

"¿James Belushi?"

"¡Sí, pensé que me habías dejado plantado...!"

"¿Se suponía que debíamos encontrarnos? ¿Sabes quién soy?"

"¡Eres Gaby Depp!"

Johnny, sus amigos y yo miramos a James. Le pregunté: "¿Gaby quién?"

"Gaby Depp. ¡Tu seudónimo! Eres una escritora argentina".

Parecía confundida, al igual que Johnny, "¿Gaby Depp?" preguntó Johnny.

Sí, empezó a escribir después de tu juicio, era una forma de mostrarte apoyo y su decepción con Disney y Warner. Escribió varios libros contigo como personaje principal. Vine aquí porque ella escribió una cuarta entrega de K-9. Y me dijo que está trabajando en una quinta. Tiene grandes ideas."

"Pero es sólo un hobby. No soy una buena escritora. No puedes tomar mi trabajo en serio".

"Gaby. Encontrar a alguien que pueda editar tu trabajo o incluso reescribirlo es pan comido. Encontrar a alguien que tenga buenas ideas para una película que realmente pueda funcionar, especialmente cuando es una secuela, no es tan fácil. Tu trama es impecable. me encanta."

"Si teníamos una reunión, ¿cómo terminé en casa de Elon? No tengo ninguna identificación conmigo. ¿Por qué ni siquiera puedo recordar mi apellido?".

James me mostró mi perfil de escritora con toda mi información.

Johnny tomó mi mano, "Ahora estás a salvo. Llamaremos a la policía".

29. August 2023 22:12 3 Bericht Einbetten Follow einer Story
11
Das Ende

Über den Autor

Gaby Depp High school English Teacher. I ♥️ music & films, traveling, taking pictures, drawing, & painting. I scuba dive and fence. Writing is a way of letting my emotions free!

Kommentiere etwas

Post!
Fernanda Carrera Fernanda Carrera
Muy aterradoramente original.
October 24, 2023, 06:50
Mary "Catwoman" Vesp Mary "Catwoman" Vesp
Me encantó la actitud de John al tomar las manos de ella y tratar de hacerla sentir mejor.
October 03, 2023, 13:37
Gino Listorti Gino Listorti
Muy bueno, amiga!
September 29, 2023, 20:02
~