Sanitarium Follow einer Story

masterkirov Master Kirov

Master Kirov presenta Sanitarium, una obra cómica de horror absurdo (Recomendado para personas mayores de 15 años). Si pensarás en un antagonista cruel y atroz para una historia ¿De qué forma te lo imaginarias? Un retrete… ¿Es en serio? No me lo puedo tomar enserio, con su permiso…


Horror Nicht für Kinder unter 13 Jahren.

##Literatura Cifragmentada ##Programación Literaria ##Primera Antología ##Master Kirov ##MK ##Váter ##Retrete ##Sanitario ##Inodoro ##Sanitarium
Kurzgeschichte
3
8.3k ABRUFE
Abgeschlossen
Lesezeit
AA Teilen

Sanitarium

5 días han pasado…

Los días… las noches… el ocaso.

Trabajar en estas instalaciones es algo estresante en estos últimos 5 días, estar atendiendo el laboratorio constantemente a prueba de cualquier error que pudiera presentarse es agobiante, y más por esta nueva fórmula que descubrimos por error, el GX-616T15.

Aún no sabemos con certeza que beneficios podemos obtener de él, ya que por su naturaleza es muy peligroso para el contacto humano y hemos encontrado que dicha sustancia tiene un efecto extraño al entrar en contacto con ciertas sustancias inorgánicas, volviéndolas reactivas por un tiempo corto, aun me sorprende que me haya llevado por error una muestra de esta.

Volviendo al tema, lo más interesante del asunto no es tanto la volatilidad, reactividad o interacción de la sustancia con otras, entre otras características relevantes a la vista, si no, como lo obtuvimos tras una extracción de minerales de un asteroide que impacto convenientemente en las cercanías de estas instalaciones.

Con decir que se realizó una extracción de minerales que duro alrededor de 3 semanas, sin incluir otra semana de verificación de radiación y transportación de la materia prima a analizar dentro de los laboratorios, oh bueno, eso es lo que creíamos hasta que por accidente una carga mal cerrada acompañada de unos trabajadores inexpertos tiraran la sustancia sobre una oficina con algunos operadores dentro, como se lo habrán de imaginar tuvo reacciones muy violentas en ellos, causándoles quemaduras monstruosas en la piel. De hecho, decir que tuvieron quemaduras sería una expresión no del todo apropiada, pues la sustancia no calcinaba en si la piel, más bien la carcomía, corroyéndola y esto a su vez causaba la impresión de que la piel se derretía y desprendía a tajos de lo que una vez fue un cuerpo, y digo que una vez fue un cuerpo, porque al cabo de medio día menos esperaríamos que lo que teníamos en las camas medicas fueran tumultos sanguinolentos en vez de personas, esto nos asustó muchísimo en un inicio y por eso el análisis de casi una semana por descubrir lo mortífera de esta sustancia.

¿Otra observación previa antes de que parta mi travesía? No lo creo, al menos temporalmente… Esa ha sido toda la información que nos han permitido conocer los militares.

Ah no, ¡Sí! Es cierto, todavía esta lo de la extrañez que nos dio la sustancia al reaccionar con el material inorgánico, ¡Fue impactante! pareciera casi, casi, como si este presentara de forma vaga y primitiva una burda ejemplificación de un organismo vivo, o bueno, al verlo con un ojo inexperto, puesto que con los análisis posteriores nos dimos cuenta que no hubo realmente transformaciones significantes y era exactamente la misma muestra previa. Como si analizáramos la materia inorgánica y esta no hubiera sido expuesta al GX-616T15, solo que estas muestras en particular tenían esta sustancia rociada por el contorno de las formas expuestas a esta sustancia desconocida. En fin, reportare nuevamente tras descansar un poco y haber concretado el viaje mañana, ha sido muy agobiante estar al tanto de los avances de estas investigaciones…

Ha sonado el despertador, solo significaba una cosa…

¡VOY TARDE A LA ESCUELA!

Rayos, tengo que apurarme a terminar de arreglarme pues si llego tarde esta vez ya será la quinta en este mes y si es la quinta, gran tunda me darán mis padres.

Que digo una tunda…

¡El castigo será tal, que hasta mis hijos resentirán el castigo!

Si hay castigo, no podré salir, si no puedo salir… oh joder…

¡No podré ver a Kim mañana en la noche!

Solo hay una cosa que puedo hacer en una situación de estas…

- “¡Raul! ¡Hijo de puta! ¡Dame raite cabron!”

- “¿¡Cómo que no puedes!?” … “oh joder”… “sabes que”… “¡Vete a la mierda!”

Salí hecho una mierda, y me dispare tan rápido como pude a intentar coger el camión.

“Rápido, rápido, rápido... Toma el bus, toma el bus, toma el bus…”

Y justo cuando al fin logre subirme al camión y pague, me percate de un pequeñísimo detalle…

- “¡NO ME JODAS, ME OLVIDE DE MI PUTA MOCHILA!” el estrés me estaba matando, no solo iba tarde, también la estaba cagando, no entiendo porque me pasan estas cosas a mí…

Después de rogarle al chofer de que me esperara tan solo 2 minutos en lo que recogía mi mochila e iba de vuelta al camión, (El hijo de puta abusando de mi urgente necesidad por recoger mi mochila se las ingenió para cobrarme 5 veces más por adelantado) corrí tan rápido como pude otra vez, estrelle la puerta de la casa como nunca, galopaba incesante como fiera salvaje sobre los espaciados laberintos amueblados de mi casa ¡y lo pude divisar al fin!

Aventándome entre esas apestosas ropas que llevaban días tiradas logre sacar mi trofeo tan deseado, esa estúpida bolsa de penitencias acumuladas, oh mierdas, como te amo estúpida de bolsa de penitencias acumuladas (La abrace y bese a pesar del olor) … ¡MIERDA!

- “¡EL CAMION!”

Y como más nunca hice una de las hazañas que jamás olvidare, abriendo la ventana del pasillo del piso de arriba, salgo por el marco, cierro y me aviento como retrasado mongólico hacia una arbolada, y empiezo a correr tan rápido como pudiese pararme… ¡Mierda! Se me olvidaba la puerta. Y de pronto veo como el camión está empezando a moverse ¡HIJO DE PUTA!

¡Corro lo más que puedo para perseguir a ese maldito embustero! Por suerte se para el maldito y me deja subir… - “Pague por favor” - ¡PERO SERÁ CABRON!, se le nota en la cara que disfruta mucho mi sufrimiento.

Le pago al hijo de puta este con todo el odio del mundo y me siento hasta atrás.

Ya son las 6:58 de la mañana, por suerte que ya estoy cercas del laboratorio, es lo bueno de estar siempre preparado a tiempo, la puntualidad es una de las más grandes virtudes que puede ofrecer uno como un gesto de cordialidad, respeto e interés hacia sus colegas.

Solo basta con que termine de pasar este sucio y viejo complejo de grandes ignorantes y gilipollas que no aprecian el trabajo y sacrificio de sus padres, me avergüenza pensar que una vez también fui así…

Recuerdo que cuando iba a la…

-“A un lado hijo de putaAAAAHHH”

No sé cómo rayos paso, pero pareciera que perdí por pocos segundos la noción de lo que estaba haciendo o que estaba pensando…

- “Mierda, Mierda, Mierda, MIERDA…” - Veía como un chico tonto recogía sus cosas que se le habían caído de la mochila mientras repetía seguidamente su única expresión que representaba su elevadísimo cociente intelectual.

Vaya que si me di un buen golpe… - “FIJATE PARA DONDE CORRES, IDIOTA”.

-“QUE TE FOLLEN” – Despidiéndose con el dedo medio en mano, fue corriendo tras la puerta de esa escuela llena de futuros vándalos y fracasados sociales.

En eso, sale del recinto lo que parece ser un profesor y cierra la puerta -“JA”- merecido lo tenía el pequeño idiota, ahora bien, recogeré mi maletero del suelo e iré a donde se suponía debía ir…

¿A dónde iba a ir?

Oh cierto, que descuidado soy, al laboratorio, por suerte está a 3 cuadras más de esta fea escuela, al ir caminando note un pequeño detalle que me llamo la atención, mi maletero estaba roto de donde había un par de bolsas, ah este pequeño desgraciado…

Espero no haber perdido nada en la caída…

A ver que tenía de cosas importantes en ella…

Hmmm, ok, si esta mi credencial, ¿Se encontrarán mis llaves? Si, si lo están, mis cuadernos de apuntes también, herramientas necesarios también… parece que todo está bien, vaya tal parece que no dejo nada en esas bolsas, bueno puedo continuar mi camino…

Una vez llegando al laboratorio y prepararme aun contando con casi media hora antes de empezar, reorganizo mi material para prepararme en las actividades de hoy.

- “¡Pinche Rector Culero!” – El maldito no me dejo pasar, ja, pues al cabo que ni quería entrar…

¡Maldita sea! ¿Qué mierdas voy a hacer ahora? Seguro que el prefecto ya anda marcando a mis padres para informarles que su queridísimo hijo ha faltado por quinceava vez este mes y por ende seré acreedor a un fabuloso quinto reporte mensual, oh, que mamona es la vida…

Bueno, por lo menos, por lo menos. Tengo algo de dinero, me iré por unas pinches hamburguesas, de verdad no entiendo porque me pasan tantas pendejadas a diario, trato de hacer las pinches cosas bien, pero a la hora de la hora, solo logro joderles la vida a todos… Al menos mi pequeña Kim es la única que me acepta, afff pinche vida culera, pinche escuela…

- “¿Qué va a querer niño?”

- “Dos hamburguesas doble por favor”

- “Vale, son 178 pesos… gracias, por favor espere a que le entreguen su orden”

- “Bien” – Mierda, de lo único que estoy seguro, es que todo es una mierda…

- “Aquí tiene niño”

- “Bien, gracias” – Bueno, al menos el servicio al cliente aquí está de poca madre, lo único bueno que ha tenido este… ¡No mamen! ¡pinches hamburguesas chafas!

Aparte de estar bien culeras, están bien pinche caras, ¡vale verga la vida!

Resignado, pero no pendejo. Aun así, me como las pinches hamburguesas, y valiéndome madres todo, me dispongo a entrar al pinche juego de los niños, me meto en esa fortaleza de plástico y pelotitas donde me dispongo a conquistarla ¡ah! y ¡Pobre de aquel pendejo que se atreva a quitarme mi fortaleza, ah, oh jojojo, la que le espera a esos culeros!

Una vez llegando a la cima veo a un babosito jugando con otro babosito, así que llego tan rápido pero sigiloso como puedo, agarro al primer pinche babosito que puedo y lo aviento en contra de su voluntad sobre el tubo resbaladizo. - ¡Órele! – Una mezcla de gritos de total euforia y terror invadían aquel tubo por el cual, el babosito había descendido, me reí como un recluso liberado tras haber escapado del manicomio. Solté una risa bien perrona, como si de un pinche asesino en serie cometiera su primer homicidio, sintiendo las ganas de tener otra rebanada para degustar. Y una vez sintiendo la adrenalina sobre mis venas gire rápidamente donde estaba el otro babosito, me miraba asustado, en shock, inmóvil, parado sobre su propia tumba. Voy hacia el y me acerco lentamente. El babosito empieza a respirar cada vez más fuerte mientras más me acerco, después comienza a hacer gemidos, y antes de que lo espere…

¡Agarro al desgraciado! Este empieza a patalear por su vida, sabía muy en lo profundo que su vida dependería de soltarse de las manos de la bestia, pero patéticamente y muy en el fondo a pesar de intentarlo, sabía que era en vano, y aun exclamando piedad, clemencia y misericordia, lo aviento a aquel abismo oscuro por el cual nunca más podrá regresar – “¡Órele!” – Más nunca volvía a saber de aquellos babositos.

- “Señor, le voy a pedir que baje de los juegos para niños en este instante…” – Oh, ¡pero que osadía!, ¿Cómo se le puede ocurrir a ese imbécilo darme ordenes en mi puto territorio?

- “Doctor Carl, que bueno verlo, ¿Preparado para jugar con el GX-616T15?”

- “Por supuesto Doctor, ¿Alguna novedad con el teniente tailandés?”

- “jaja ¿Bankok?, No, no hay mucho que decir al respecto, lo mismo de siempre…”

- “Si me lo imaginaba, jaja…”

- “No entiendo cuál es la urgencia de aquellos militares por la nueva sustancia…”

- “Imagino que irán a realizar otro tipo de pruebas más escandalosas en un futuro…”

- “Posiblemente, por cierto Doctor, ¿Trajo de vuelta la muestra que se llevó por accidente?”

- “¿La muestra?”

No recuerdo haberla visto hace poco en mi maletero, ¿Me habré llevado una muestra?

- “Si, nos informó anoche que se llevó por error la muestra del GX-616T15 a su casa”

- “Oh cierto, disculpé, no me acordaba de aquello, seguro debió haber sido por el choque que tuve con aquel muchachito imprudente hace… oh rayos…” - Recordé que si traía la muestra…

- “¿Qué ocurre Doctor?”

- “Si no me equivoco, ambos caímos y al muchacho ese se le cayeron todas sus cosas, posiblemente a mí se me habrá caído de mi maletero la sustancia y aquel chico pudo haberse llevado el frasco que contenía la fórmula del GX-616T15, tendría que regresar a cerciorarme”

- “¡Maldita sea Carl! ¡¿Sabes lo que nos harán esos malditos militares si no les entregamos ese maldito contenedor con su preciado líquido ese?!” – Veía a mi compañero muy preocupado…

- “Seguramente nos torturaran…”

- “¡Peor Carl! Nos estarán amenazando de muerte… Es más, ¡seguramente firmen nuestras actas de defunciones con algún pretexto estúpido!”

- “Mierda…”

- “¡Ve y revisa Carl!”

- “Bien, vuelvo en seguida…”

No tenía mucho tiempo para conseguir el frasco que contenía el GX-616T15, era de vital importancia conseguirlo, posiblemente nuestras vidas correrían un gran riesgo si no conseguimos dicha sustancia, pero otro factor a tomar en cuenta era el hecho de que dicha sustancia es muy peligrosa para el contacto humano, tengo que prevenirlo a toda costa antes que alguien resulte herido de gravedad…

Santo cielos… Fue un gran descuido mío el no ser más precavido a la hora de trasladarlo ¿Cómo se me pudo haber ocurrido caminar en una zona muy transitada con dicha sustancia? Sinceramente espero que siga tirado ahí… Ya casi llego… No lo veo, ¿¡Donde esta!?

Tras una interminable guerra bélica entre los empleados del local y yo, sabían que no podían hacer mucho tras haber capturado a todos los niños y tenerlos como rehenes.

- “¡Quiero que me devuelvan el dinero de mis pinches hamburguesas!” – Bufaba mis condiciones para liberar a los rehenes…

- “Ya niño, déjese de pen… tonterías, ya hasta grande…”

- ¡Ni madres!¡Quiero mi pinche dinero de vuelta, pinches galletas feas que dan! – No me iba a dejar vencer tan fácilmente, habían cometido un crimen grave que debía ser castigado…

- “Puta madre…” – Veía a los encargados fastidiados aguantándose los insultos, o relinchando uno que otro, pero en voz muy baja para que las madres sobreprotectoras no empezaran con sus discursos pedorros de que traumarían a sus pinches angelitos hipersensibles. Los cuales seguramente ven porno de 3 a 4 veces a la semana, ja si lo sabré yo…

- “¡Ya niño bájate de esos juegos y deja a los demás niños en paz!”

- “¡NI MADRES!”

- “¡Ah pin… ! ya, a la mierda llamen a los policías…”

- “¿La policía? ¡Conche tu madreeee!” Me lance tan fuerte como pude de los juegos, cayendo acrobáticamente sobre aquella piscina de pelotitas, donde nade como un pinche atleta olímpico siendo perseguido por una mamada marina. Me levante, agarre mi mochila y me fui directo hasta donde la chingada me guiara… Corrí, galope, me tropecé, recuperé el equilibrio y me fui directo a la verga.

Tras una insensata corrida de unos 10 o 20 minutos ya me hallaba lo suficientemente alejado de aquel restaurante de mierdas rápidas para estar descansando aun en pie en la sombra de un frondoso árbol de casi 4 metros. – “Ah la puta…” jadeaba intentando recuperar el habla.

Al buscar alguna clase de bebida dentro de mi mochila me encontré con un frasco de esos que parecen como alguna madre de las que salen en The Breaking Bad o una mamada de esas químicas y en él, residía dentro un pinche liquido morado.

No era pendejo, no me iba tomar esa mamada creyendo que era un frutsi o una pendejada de esas, aun así, no entiendo como cojones llego eso a mí mochila, pero sospecho que seguramente uno de los encargados de aquel local me puso una de sus mierdas…

¿Esperen? Y ¿si lo hubieran hecho?

¡Ja! Ya tendría formar de demandar a esos putos.

Seguramente querían infectarme con una pendejada como el ebola, la tuberculosis, la diabetes, el sida, el papiloma u otra mamada contagiosa.

Y mientras veía la mierda morada de la mochila, la cual estaba bien pinche batida, sacando burbujitas, escucho mi celular sonar. Era Raul, ah este pendejo… ¡No me dio raite el cabron! Y entonces acepto la llamada… – “¡¿Qué paso vergas?!” … “¡¿Cuál fiesta culero…?!” … “Oh” …

Estaba claro que aquel niño estúpido había agarrado la muestra, pero la pregunta era ¿a dónde se había metido el estúpido? Fui a preguntar en aquella escuela de futuros convictos, pero no me dieron una respuesta concisa, fui a preguntar salón tras salón, buscando recordar aquel feo rostro que nos ha metido en una grave situación, sin embargo, casi todos estaban vacíos, al parecer era una clase de descanso que tenían en esta escuela...

Sinceramente no solo peligraban las vidas de los científicos dentro del laboratorio por las estrictas reglas y demandas del teniente Bankok, sino, seguramente la de todos los estudiantes de esta escuela…

Tras esperar a que se acabara la hora del descanso, me pase recorriendo nuevamente cada salón, esperando encontrar al responsable. Tampoco podía informar mucho respecto a la fórmula del GX-616T15, nos silenciarían lo más pronto posible tras haber soltado los rumores de una sustancia altamente corrosiva para los seres humanos y altamente reactiva en materiales inorgánicos. Tras haber recorrido todos los salones sin éxito empecé a recordar que había sucedido horas antes… ¡Lo recordé! Al niño ese no lo habían dejado entrar este día por haber llegado tarde, por lo tanto… debía estar afuera perdiendo tiempo como el irresponsable muchacho que es, pero… ¿Dónde tendré que buscarlo?

Empiezo a preguntar por los locales cercanos si han visto algún muchacho portando el uniforme de aquella escuela, sin embargo, uno tras otro dijeron no haber visto ningún estudiante, solo faltaba aquel restaurante de comida rápida, era ese o ya lo consideraría como imposible de encontrar…

Tras haber llegado y haber preguntado me dieron la buena noticia de que si había estado un mocoso fastidioso hace rato, amenazando tanto a los trabajadores, la compañía y los niños de los juegos, tomándolos como rehenes y pidiendo dinero a cambio de ellos… vaya que locura, ¿Cómo es que un mocoso puede ser causante de tanto…?

También me informaron que se había fugado tras haber llamado a la policía… vaya… las posibilidades de encontrarlo aún, van a ser muy escasas.

Al tratar de hallar una solución de cómo encontrarlo se me ocurre comer un poco de paso, así que pido dos hamburguesas doble y espero en lo que pienso… Oh pero para mi sorpresa me entregaron mi comida en un tiempo mucho menor de lo que hubiera imaginado… sinceramente sí que tienen un muy buen servicio al cliente, así que pago y empiezo a comer… Esperen ¿Enserio estas son las hamburguesas? Dios… que caras están, además muy pequeñas ¿y a ese precio? Ja, no me extraña que aquel mocoso quería que le reembolsarán su dinero…

Sin saber que más hacer volví a la escuela, pero para mí mala suerte ya las clases habían concluido… sabia ya que nunca más iría a encontrar a ese muchacho… ¡Todo estaba perdido!

- “Oye Men, iras a la fiesta de la Nicole” – “Quien sabe wey, además ira ese pendejo que falta casi todos los días…” – “Bueno, yo si wey, te doy raite si quieres wey…”– Escuche a esos dos chicos hablar, al parecer todavía tenía una esperanza por recuperar el GX-616T15, así que pronto aprovecho para preguntar por indicaciones, espero no estar oxidado para hablar con chavos… - “Que tranza, lanza…” – “¿Si…?” – “Oye.. hmm… Nem… ¿Dónde queda la casa de la Nico… ehh?” – “No mames, que pinche miedo, que te follen… Pinche rarito…” – Bien, será el plan B...

Ya eran las 6 de la tarde, y solo significaba una cosa…

¡CHINGEN A SU MADRE TODOS! Hoy me tocara ver a Kim si o si, jaja.

Como sabía muy en lo profundo de mi que seguramente mis padres ya se habían enterado (Espero y no)… No tenía ni porque presentarme hoy en casa. Si voy a ser castigado sin salir a fiestas como estas, prefiero ser castigado después de haber estado en una. No sabría con certeza cuanto tiempo estaría en casa sin la posibilidad de estar en eventos como estos…

Al llegar a la casa de Nicole, veía a un sujeto raro afuera, ya se veía bastante mayor y portaba una vestimenta rara… Enserio, esta ciudad está plagada de raritos…

Sin tomarle más importancia a aquel señor que seguro era alguna clase de traficante como de blancas, riñones o drogas, ignore las preguntas que me estaba haciendo el muy ingrato, no mames, que miedo, seguro es uno de esos pederastas de medio tiempo buscando morritas o morros para después hacer alguna clase de carnaval sexual…

Tras haber escapado de aquel extraño tipo, me dirigí hacia la puerta de la casa de Nicole, al estar parado sobre la entrada, podía ver con claridad la oscuridad inmersa que cubría el cuarto de baile, acompañado de luces, láseres y los gritos desenfrenados de diversión de aquellos niños alcoholizados que muy pronto se verán en vuelto en un mar de drogas, ja, si lo sabré yo. Sin pensarlo dos veces me acoplo a la fiesta, no era difícil, ya sabía que no habría supervisión alguna por lo tanto cualquier alma cercana podía entrar y salir cuando quisiera, así que proseguí para buscar a Kimberly y decirle el día de mierda que tuve, o al menos después de divertirme un rato con ella…

Tras buscar entre el tumulto de los idiotas del futuro y después en todas las habitaciones de abajo, se me hacía raro de Kim, ella no falta a ninguna mierda de estas, sin excepción.

Proseguí a subir por las escaleras, las cosas ya no se veían tan bien para esos chicos, parecía como si la fiesta se les hubiera acabado, pobres tontos, si no la controlan, ¿Para qué la fuman? Estando ya arriba proseguí a buscar en cada una de las habitaciones, cada vez entre más buscaba, sentía un golpe en el pecho, me estaba temiendo cada vez que ella pudiera estar con otro chico, busqué en el baño, en otros dos cuartos, pero nada, pero para sorpresa mía había un sujeto extraño delante de una puerta que no se podía ver con tanta facilidad, estaba oculta en todo este pasillo… ¡La ultima que me faltaba revisar!

Tan pronto empiezo a acercarme el sujeto se me acerca, como si tratará de impedirme el paso, y usando su pretexto para ofrecerme un poco de su mercancía…

- “Oye hommie, vamos, comprame una de estas… sé que te pondrán a volar…”

- “No estoy interesado…” – El traficante se puso más serio, y no me estaba queriendo dejar pasar, algo estaba pasando detrás de esa puerta, me temía lo peor, ¡¿Qué tal si la están maltratando o haciendo algo a Kimberly?!

- “Oye hommie, cómprame algo o tu y yo tendremos un problema…”

- “¡Vete al carajo!” – golpeé su pinche rostro y prosigo para abrir la puerta… ¡SANTA MIERDA!

Nunca me hubiera imaginado que lo que a veces uno ve que pasan en las películas sea real, que sea ficción o pura actuación, pero no… hoy descubrí que no es así… Que de verdad existen fiestas locas de pubertitos creyéndose adultos, tomando, fumando y drogándose, ah y tal vez procreándose… santo cielos… en mi vida me hubiera imaginado entrar en una casa de fiestas como esas que pasaban en las películas, ni de locos, pero aquí me ven… Buscando lo que podría ser la sustancia más mortífera para seres vivos jamás encontrada… Maldición…

En mis tiempos, era más divertido jugar en casa de un amigo con juegos de mesas o inclusive vídeojuegos, ¿Por qué estos niños no conocen el auto control? Vaya regaño que le darán a aquella chica anfitriona de la fiesta… Diablos, pobres de sus padres ¿Por qué deben soportar la conducta tan inapropiada de sus hijos? ¿Es acaso que estos niños no les interesa en lo más mínimo respetar las cosas que con mucho esfuerzo hace uno para conseguirlas?

Ay rayos… doy gracias de nunca haberme casado y nunca haber tenido hijos…

Pero bueno seguiré investigando… y fue ahí, entre todo ese ruido que puede distinguir un sonido particular que desentonaba en este mar de locura y desenfreno, al parecer provenía de arriba, como si un gran bulto enrome cayera, sin pensarlo fui a arriba a inspeccionar…

Mi sorpresa fue tal que al llegar a las escaleras un montón de vagos drogadictos yacían el uno con el otro tumbados en el suelo y sobre los escalones de aquella escalera… rayos, juraría que algo raro sucedía arriba, pero no me extrañaría que alguno de estos ineptos tropezara por el estado en el que se encuentra su cerebro… Rayos, creo que fue una pérdida de tiempo venir aquí, ¡En esta mugrosa casa llena de futuros criminales!

Y justo al estar retirándome de la casa, escuché un par de gritos que provenían de arriba, parecía como si alguien estuviera enojado, así que corrí rápido por las escaleras y ascendí lo más rápido que pude, entonces los vi, eran dos muchachillos peleando, mientras un sujeto estaba tendido en el suelo, como si hubiera sido noqueado y una chica ocultándose con las sabanas de la cama, algo estaba pasando y no me quería ya involucrar, me oculte con los drogadictos por las escaleras y solo me senté a escuchar…

Pero en eso pareciera como si todo se calmara de un de repente, se escucha algún que otro pujido, al parecer alguno de los chicos había sometido al otro…- “Ya era hora que lo supieras pinche maricon…” – “¡Maldito pendejo!” – “¿Acaso creías que ella sentía algo por ti? Jaja, por favor… ella siempre ha sido mi zorra… ¿Lo entiendes maricon? ¡Nadie se mete con mis zorras!”

Los insultos no dejaban de cesar, vaya, solo era un conflicto amoroso, ya no estaba interesado en permanecer más tiempo en esta casa, era hora de partir… - “Haber pendejo… veamos que tienes de valor… dinero, muy bien, un celular… bueno… oh pero que es eso…” – Me detuve. – “¿Qué es esta mierda que esta en este frasco? ¿ehh?”- ¿Podrá ser acaso el GX-616T15?

Comienzo a acercarme… - “Mira pendejo… ¡Solo yo puedo vender este tipo de mierdas! ¡¿Me entiendes?!” – Lo dudo, era droga… y luego comienza a golpear otra vez al muchacho – “Solo yo vendo calidad papá… Mira lo que hago con tu chingadera morada esa…” – ¿¡El GX-616T15!?

Sin pensarlo empiezo a correr para detener a aquel idiota de cometer una estupidez, pero cuando llegue, ya era tarde, el idiota había tirado al escusado la sustancia… oh santa mierda…

De repente veo al sujeto que vi afuera, no entendía que estaba ocurriendo, mi cuerpo me dolía demasiado como para ya querer pensar en ese tipo… Dios… que dolor…

Luego el maldito traficante empieza a reírse otra vez… - “¿Qué, también vienes por una madriza? ¡Pendejo!” - “¿Qué mierda has hecho…?” – “¿Qué? Pues madrearme a este putito ¿Tú también quieres un poco putita?”

De repente aquel sujeto ahorca del cuello al traficante y empieza a golpearlo en la cara.

- “¡MALDITO ESTUPIDO!... nos has matado a todos…” - No entendía que estaba pasando… - “Puta madre… ja, ¿a eso le llamas golpear? Te enseñare como se hace…”- El traficante golpea a aquel otro sujeto y este cae fuera del baño. Mierda, hay este puto dolor como duele… - “Bueno, ahorita que termine con este pendejo seguirás tú…” – “¡HAY LA PUTA!” me pateo en mi jodido estomago… mierda, ya no aguanto esta mierda… ¡Ya quiero que termine!

Y de pronto el escusado empezó a vibrar, luego a tambalearse, el traficante me soltó para ver que ocurría en aquel retrete. Luego mire a aquel sujeto que se estaba levantando y me dijo – “Huye mientras puedas, este idiota nos ha condenado a todos…” y pronto lo veo huyendo por las escaleras… No entiendo ni una mierda… Pero de repente escucho un grito espantoso donde estaba, justo atrás de mí… Era el maldito traficante y volteo a verlo, solo lo veo a el parado orinándose encima, joder... ¿¿¡¡PERO QUE PUTA MIERDA ES ESA!!??

¡No se cómo mierda lo hice, pero me levanté y empecé a cojear lo más rápido que pude hasta las putas escaleras! Al voltear otra vez atrás veía como ese monstruo se transformaba, ¡Era el maldito retrete! Pero esa mierda luego comenzó a rugir, y más rugía entre más se estiraba, ¡No entiendo cómo es que esa mierda este viva! y si fuera poco, pareciera como si una mandíbula estuviera surgiéndole de la tapadera, solo veía a aquel desgraciado parado mirando el techo, donde estaba la boca de aquella cosa y sin aviso esa mierda ¡SE TRAGO A ESE PENDEJO! ¡Puta mierda! Y cuando ya estaba en las escaleras, recordé que Kimberly estaba en la otra habitación, ¡Puta madre! ¡Odio a esa Perra! Pero no se merecía morir por un puto sanitario con boca… fui lo más rápido que pude sin mirar a aquella monstruosidad.

A pesar de los malditos rugidos que se escuchaban por toda la casa, de la nada empiezan a subir un par de curiosos – “¡OH CARAJOOOOS!” – “¿¡QUE PUTA MIERDA!?” se escuchaban los gritos y llantos de aquellos que vieron al escusado moverse y digerir a un hombre… un montón de gritos se escuchaban por toda la casa…

De pronto un olor nauseabundo inundaba la casa, y al voltear podía verlo, la mitad del cuerpo de aquel idiota yacía tendido en el piso sobre un montón de sangre y orina, mientras esa cosa se lo comía, ¡usaba el techo para ayudare a digerir el torso de aquel imbécil! y sobre su boca salía un brazo que se extendía afuera de esa cosa… ¡Puta madre se le cayó el maldito brazo! ¡Oh dios que asco, y luego ver esas pinches tripas regadas…! Ogghh, comienzo a vomitar… Puta madre, esperen… ¡¿Dónde está el lavamanos?!, puta mierda, ¡Qué asco! Veo un enorme hueco en la pared del baño, y sin darle más importancia, comienzo a acercarme al cuarto donde Kimberly me engañaba con ese idiota, pero en el pasillo podía ver como desde una ranura que no estaba, el cuerpo de aquel tipo que golpeé estaba siendo arrastrado… ¡Mierda!… ¡Esa cosa se lo estaba llevando dentro de las paredes…! ¡Puta madre! – “Kimberly...ahí… ¡OH NOOOO!”

Cuando creí que iba a estar a salvo debajo de la casa, de pronto empiezan a subir unos idiotas… ya al carajo, - “Mierda, chicos, váyanse de la casa, sus vidas corren peligro…”

Y como era de esperarse todos se rieron de mí y empezaron a decirme que estaba loco, pero no pasaron ni 10 segundos para que los idiotas que subieron, bajaran gritando por sus vidas

- “¡VAMONOS A LA VERGAAA!” – Gritaban los chicos que salieron huyendo despavoridos de la casa… pero de pronto y sin ningún aviso, del suelo emerge la tubería de la casa, atrapando a aquellos que intentaran escapar de ella y si fuera poco, aparte de capturarlos esa cosa los estrujaba, cada vez un poco más – “¡MIERDAAAAAGHHhhh!...” – Eran aplastados hasta morir por las tuberías enroscándose en sus cuerpos, de tal forma que no era de extrañar que aquello provocaba que los órganos internos de sus víctimas reventaran por la presión que eso les ejercía.

Todos lloraban y gritaban, otros creían que tenían un mal viaje o algo por el estilo y salían a ver de cercas esas cosas, pero misma historia, de alguna forma aquello los capturaba, se enroscaba en ellos y entre más lo hacía, los estrujaba hasta matarlos… ¡MIERDA! Ojalá el termino aplastar fuera simplemente comprimir el cuerpo ¡PERO NO! Esa cosa los estruja de tal forma que parecían una maldita pasta de dientes, solo que, en vez de crema, ellos vomitan y defecaban sus órganos, ¡Cada orificio parece una manguera de sangre! y si fuera poco sus huesos ¡oh… y en especial las costillas! perforaban su carne, y solo se veía aquella parte de su interior asomándose al mundo exterior, Mierda… El olor a carne y sangre se vuelve más pútrido entre más cadáveres se acumulan en el jardín.

¡No iba a caminar en un campo de trampas! No estaba dispuesto a morir de esa forma… Puta, si hubiera parado esa pelea… ¡MIERDAAA! ¡¿Por qué tuvimos que chocar?!

Al volver adentro las cosas no eran mejor que afuera… ¡LOS MALDITOS GRIFOS NOS ESTABAN CAZANDO! Se veían personas siendo atravesadas por un grifo… ¡UN MALDITO GRIFO! Luego la maldita cañería… oh la cañería… ¡Salía de las paredes, el suelo y el techo! Y tras haber capturado a sus presas los dejaban como trofeos por todas las paredes, ¡dejando un interior con muros de carne viva!

Veía a los chicos ensamblados con las paredes y el techo medio vivos intentando huir de su cruel destino, otros pedían a gritos que los asistieran o simplemente que los mataran, pero de pronto ocurrió lo impensable… del cuarto de baño salió una monstruosa criatura que se desplazaba lentamente. Toda la cerámica y concreto que formaban el la base y loseta del piso dejaban una estela de putrefacción a su paso. Pero lo verdaderamente terrorífica de esa cosa no era tanto su forma de retrete alargado con una inmensa mandíbula por la cual seguramente predaba… ¡NOOoo! Esa mierda no era del todo porcelana… Estaba recubierta por una capa de metal, seguramente acero inoxidable y en su espalda llevaba un tanque conectado por un montón de cañería… lo verdaderamente monstruoso de aquello era que toda la cañería lo alimentaba… La sangre, la carne, huesos e inclusive la piel y los órganos pasaban por esos ductos sanguinolentos que goteaban el sobreexceso de cadáveres como alimento de aquella criatura… -“¡RAWWWRRGHH!” – ¡Esa mierda rugía! Y mientras lo hacía, un chapoteadero de sangre y viseras rociaba su alrededor, pareciendo una fuente de muerte implacable… No había otra opción corrí para huir y subir las escaleras, tenía que idear algo…

No sé cuánto tiempo estuve fuera de mi…

Cuando la vi a ella sentada en la cama… extendida por un tubo que atravesaba parte de su abdomen de forma horizontal… pero estando apoyada por aquel mueble que evitaba que su cuerpo colapsara en el suelo, y cuando se percató de mi presencia en medio de esas cobijas bañadas en su propia sangre, vi cómo me volteo a ver con su mirada manteniendo aun su boca abierta. Por alguna razón sabía que eran sus últimas fuerzas… sus últimos instantes de vida…

¡DIOOOOS! …. ¡Yo la amaba muchísimos…!

No podía ni verla… Pero aun así intente observarla por última vez… - “Kim…” – estaba llorando… Puta madre… - “¡Te perdono…!”

Pero de repente un sonido extraño salía del interior de ella… como intentando querer decir algo, un simple sonido que no significaba nada para nuestro idioma, pero que lo significaba todo, ¡Era el idioma de la vida! ¡Y podía escuchar como esa cosa le arrebataba la vida poco a poco!, ¡la vida con que tanto batallo para ser alguien!

No estaba dispuesto a querer ver más esto… Agarre un cuchillo que estaba encima de una cajonera a lado de la puerta y me dispongo a acercármele para terminar con su vida ¡y entonces esa cosa reacciono! El torso de Kim giro bruscamente…

¡TENÍA UN MALDITO GRIFO EN EL CRANEO!

¡De alguna forma esa cosa estaba succionándole el cerebro! Y para cuando iba a darle el corte de gracia para que Kim descansara de una vez, ¡ELLA CRECÍO!

Las sabanas cayeron al piso y podía verlo… - “¡DIOS KIM! ¿¡QUÉ TE HICIERON!?”

La columna la tenía partida… en vez de tener una espalda normal, su mitad de abajo la tenía atravesada por un montón de tubos que salían y entraban en las piernas de Kim, pero su parte superior… Oh dios… Tenía un tubo de cañería que pasaba desde sus caderas que conectaba a su columna vertebral… ¡De repente esa cosa hizo que Kim se moviera! – “¡HAY LA PUTAAA!” corrí tan rápido para salir de la habitación… pero al intentar hacerlo las sabanas por las que estaban bañadas en la sangre de Kim se habían enroscado en mis tobillos… - “¡MIERDAAA NOOO…!” – Solo estaba tendido en el suelo y Kim se estaba acercando lentamente…

- “¡POR FAVOR KIM… NO LO HAGAS!” – Kim empezó a levantar su brazo, pero de repente este se empezó a extender demasiado… tanto era lo que se extendía que la piel se rompía de la fuerza con la que crecía su brazo, ¡La carne igual! Y donde debería haber estado un hueso era un tumulto de huesos que se extendían y seguía extendiéndose… ¡Se estaba acercando a mí!

Yo no podía hacer nada… solo cerré los ojos y esperé lo peor…

Paso un poco de tiempo… abrí nuevamente los ojos…

- “¿Kim…?” – De pronto siento como si algo me atravesará el pecho… luego la espalda… lo que parecieran segundos se convierten en largos minutos… Comienzo a tener mucho sueño…

Al llegar a las escaleras, donde se supone había un montón de vagos drogadictos ahora solo eran baba carcomida por algo que paso por allí, como si una criatura extraña hubiera pasado y a su paso todo lo que había en el suelo fuera corroída por una especie de sustancia rara… ya había sabido de un caso similar… sin embargo ignore ese caso para subir las escaleras, mi vida era la prioridad. Al llegar al último escalan ignore por completo el inodoro que estaba cercano a las escaleras, cerre los ojos y corrí tan rápido como pude hasta pasar de largo… menos mal no me paso nada, pero justo al llegar donde podría ser la habitación más segura la veo a ella…

¡ERA UN MONSTRUO! Lo que una vez fue una chica, ahora era una especie de chica con tubos interconectados en todo su cuerpo, si hubiera estado conectada alguna clase de computadora y cables creía que era un ciborg ¡¿PERO ESO?! ¡DIOS! … ¡ES ESPANTOSA!

Luego la chica al verme atraviesa con su brazo a ese chico tendido en el suelo que estaba amarrado con un montón de sabanas…

Las cosas se ponían peor… ¡La chica ahora me estaba siguiendo!

Hui de la habitación, pero al llegar al pasillo a la mitad de este ¡sale del suelo un maldito escusado! Puta madre… Entro a una habitación intermedio y veo a un chico en la ventana ¡siendo despedazado por la propia ventana! Esa maldita ventana tenía el cristal roto y se abría… y luego se cerraba… hacia eso constantemente, se asemejaba de cierta forma a una guillotina… El cuerpo del chico ya parecía haber muerto desde hace bastante tiempo, olía bastante mal y era sobre todo por ver ese jugo gástrico en el suelo lo que me daba a entender que la ventana intentaba devorar al chico… Santa mierda…

De pronto la pared empieza a crujir y se empieza a formar un hueco donde la cabeza de esa chica se está asomando, a su cabeza le estaban saliendo una clase de líquido baboso raro, pareciera como si su piel se le estuviera desprendiendo y justo a un lado de la puerta la pared se rompe dando lugar a que entre aquel monstruoso sanitario…

No lo pensé, agarre al chico de la ventana y lo tire, pero me corte la mano con una de sus costillas ¿¡Cómo pudo pasarme eso!? Sin darle más importancia la ventana al cerrarse golpea su marco quebrándose, dándome así mayor libertad de romper el marco y salir desde la ventana… Al salir me agarro de una parte del tejado y empiezo a trepar cuanto puedo para llegar hasta arriba de la casa… lo que vi era totalmente impensable… toda la calle… ¡LITERALMENTE TODA LA CALLE ESTABA SIENDO INVADIDA POR LA CAÑERIA!

Un tubo sale desde la habitación y llega hasta arriba ¡Casi me mata!

Pronto otro más sale y otro y otro y otro… Un montón de cañería estaba saliendo a la superficie y de esta, estaba emergiendo la chica, la cual, cada vez su estado era peor… Esa cosa ya no parecía más humana, tenía forma humanoide, pero su carne, huesos y órganos estaba expuesta, y por donde se supone que estaba el pecho de la chica empieza a salirle desde dentro la cara de aquel otro muchacho que había asesinado hace poco… ¡OH DIOS…! ¿¡Qué es toda esta mierda!?

- “Grhhawh..-gru-grouwtor…” - ¡¿Qué?! ¿Ahora está intentando hablar? – “Grouwtor…”

- “¿Estas intentando hablar conmigo…?” decía temblorosamente al ver esa cosa intentando hablar…

- “Grhhawwwh… Ghrr-Grouwtor… ¡GHRAthwme…!” – de pronto extiende un cuchillo desde su mano al suelo y lo lanza cercas de mi posición… No entendía que era lo que quería…

- “G-Grouwtor.. ghrr- gReGHVes, ¡GHRAthwme…! GHR.. GrowhR-fvor…” – Inclinaba el cuello abajo, podía notar que su cráneo había sido atravesado por un grifo… pareciera como si de verdad quisiera algo… pero no podía entender que era lo que intentaba decirme… Tome el cuchillo y me acerque lentamente hasta donde estaba aquella monstruosidad hecha de carne y cañería para darle un golpe de gracia, Sin embargo, del suelo otra criatura emerge… ¡Era el maldito retrete de hace rato!

No solo tenía que lidiar con un montón de cañería asesina… ¡También un jodido retrete! Ah y un maldito fenómeno de cañería humana… Mierda, esto no podría ponerse más raro…

Pero en eso ¡La maldita cañería humana se abalanza sobre el maldito retrete!

Aprovecho la situación y pienso en saltar… pero justo cuando iba a hacerlo, me detengo… ¡No podía hacerlo! con el cuchillo en mano mire a esos dos monstruos peleando, literalmente sacándose las tripas el uno del otro, el interior de la cañería estaba repleto de sangre y carne aguada ¿O eran órganos? La verdad no sé, pero estaba casi seguro que esa maldita cosa me estaba ayudando… ¡Pero el maldito retrete lo estaba despedazando! Ya casi no quedaba nada de esa cosa más que medio rostro de la chica, parte de su pecho, algo del torso del muchacho, algo de su rostro, pero sin su mandíbula. No sé porque carajos lo hice, pero me acerque al inodoro y lo apuñale del tanque que conectaba sus tubos que conectaban toda la casa… ¡LA PUTA MIERDA! Antes de lograr si quiera golpearlo me veo atascado por ¡La maldita loseta del techo! De alguna forma pareciera que se había acumulado bastante de ella sobre el interior de la casa y me tenían esposada una pierna, ¡Luego la otra! ¡Pareciera como si tuviera vida propia!... ¡No comprendía que estaba pasando! De repente el maldito inodoro gira para acercarse hacia mi ¡ME IBA A DEVORAR NOOOO! Pronto me veo salvado por la otra criatura que a pesar de su terrible condición usa su brazo para salvarme del tejado, pero pronto el escusado le rompe el brazo al hombre de la cañería…

Joder… Al levantarme aprovecho ahora si… agarro bien el cuchillo y ¡Lo estrello justo donde estaba ese tanque! La maldita criatura gira bruscamente hacia mí, pero sin saber cómo ¡Mi propio cuchillo apuñala mi mano! Ya estaba seguro que iba a morir… En eso la otra criatura se abalanza sobre él, ambos pierden el control y caen del techo y golpean el segundo piso y se rompe, luego caen al primer piso y ¡por fin se revienta la maldita porcelana!

Me retiro el cuchillo de la mano… ¡AGGHH! ¡Mierda…! Más nunca vuelvo a una fiesta… De pronto veo que todas las tuberías empiezan a perder control y van cayendo… como si perdieran el flujo de lo que las mantenía vivas, prosigo y decido bajarme de la casa, veo los muros pintados de sangre y carne y me largo de allí… el jardín ya no parece peligroso… Pero al poco rato siento un gran dolor dentro de mi…

¡No entiendo que está pasando…! ¡¿Sobreviví no?!

¡¡AGHHH!! ¡DIOS!

Un dolor indescriptible irradia mi cuerpo…

Como si mis huesos se estuvieran moviendo…

¿Qué? Esperen…

- “¿¡MIERDA SERA A CASO…!?” – Recordé los eventos pasados…

El traficante introdujo el GX-616T15 sobre el inodoro… este infecto toda la cañería respecto al tiempo… material inorgánico… yo fui apresado por el tejado… ¡El tejado estuvo en contacto con el GX-616T15! La ventana de alguna forma igual… el chico que fue atrapado por las sabanas también… Mierda… ¡EL CUCHILLO!

Los huesos no son del todo un material orgánico… ¡PUTA MADRE NOOOO!

De pronto mi mano empieza a realizar movimientos extraños, ¡No tengo parkinson! Mierda… ¡AGGGGHHHHhh….! Comienzo a llorar, el dolor es infernal, mi mano se quebró… ¡Los huesos de los dedos de mi mano se están incrustando en la carne!

Me tiro al suelo… Es una sensación de dolor como nunca la había sentido… de pronto mi brazo también empezó a realizar movimientos raros, ¡los tendones se disparaban como locos!

Mi hombro se disloco y poco a poco todos los músculos, las arterias, tendones y huesos de mi cuerpo estaban siendo destrozadas por el maldito GX-616T15…

De repente un sujeto se detiene sobre mi moribundo cuerpo…

- “Doctor Carl… Carl, Carl, Carl…” – Empieza a caminar en círculos…

- “Kh- q- que…” – No podía ni hablar si quiera, me estaba desangrando internamente…

- “Ahórrate tus palabras Doctor Carl…”

– “Le diré lo que va a suceder… “

- “Primero, su cuerpo colapsará y tendrá contracciones por todo el cuerpo, empezando por el área afectada inicialmente por el GX-616T15…”

- “Segundo, su cuerpo no resistirá la distrofia muscular y ósea por los efectos que trae consigo el GX-616T15 en la materia inorgánica… creemos que es un potenciador energético de alta gama, seguramente la vida celular sea un derivado de uno de los compuestos primitivos del GX-616T15… Pero bueno eso será investigación para otro instante…”

- “Tercero, sufrirá una muerte muy agonizante, donde su único enemigo, será usted mismo… La conciencia no se pierde del todo a pesar de estar infectado por el GX-616T15, disfrute sus últimos segundos de vida Doctor Carl, seguramente el GX-616T15 tome posesión de su conciencia posteriormente… Bueno chicos ¡Ya pueden incinerar todo el maldito lugar!”

No entiendo que es todo esto, ¿Qué…? Olvídenlo… Comienzo a sentirme muy cansado…

2. Februar 2018 06:13:56 0 Bericht Einbetten 1
Das Ende

Über den Autor

Kommentiere etwas

Post!
Bisher keine Kommentare. Sei der Erste, der etwas sagt!
~