annied ... ANNIE.D

El mundo conocido ha sido destruido El mundo de ahora se mantiene en la ignorancia. El mundo ahora ya no es libre, tiene un sólo líder. El mundo ahora necesita nuevos héroes El mundo de ahora necesita una revancha. De las cenizas resurge un nuevo grupo de valientes que buscarán hacer justicia. Los licántropos han caído, la raza vampírica es la siguiente. Selene es la clave. Final de la saga


Fantasy Dunkle Fantasie Alles öffentlich. © Todos los derechos reservados AnnieD

#]
4
1.3k ABRUFE
Im Fortschritt - Neues Kapitel Every week
Lesezeit
AA Teilen

Capítulo 1

Narrador Omnisciente.

Víctor disfrutó de la vista en Luna Nueva desde un lugar privilegiado y con ayuda de toda la tecnología que Erick había instalado fue testigo como la droga les hacía perder el raciocinio a tal punto que algunos asesinaron a sus propia sangre sin detenerse por su propio mandato liderados por James.
Fue placentero el pánico, la zozobra y la inútil esperanza que los lobos depositaron en su alfa, envió a sus propios asesinos detrás de aquellos que intentaron escapar no habría piedad con ninguno de ellos.

Una vez las nubes de gases disminuyeron y el silencio inquietante se hizo presente Víctor caminó entre los muertos buscando a alguien en específico, nunca fue su enemigo pero era aliado de Ethan y por eso debía morir, necesitaba confirmar la caída del alfa Damon; él personalmente contempló su cadáver lleno de sangre y dos cuerpos encima supuso que eran de los suyos y que murió peleando intentando entender porque su gente lo había traicionado, sus caras estupefacción no tenían precio con eso Víctor se sintió satisfecho.

Ya tenían su nueva flota de lobos soldados nada les detendría excepto el ver su maravillosa obra en la siguiente manada; su caravana de autos marcharon a luna hechizada a ver con sus propios ojos la muerte del alfa que más odiaba aquel muchacho que lo derrotó con solo 17 años hace tiempo al llegarán esas tierras confirmó con deleite la caída de su beta Ian y otras muertes de muchos del círculo íntimo del alfa entre ellos su compañera Bree quien estaba tendida en medio de la calle afectada por el veneno; siendo hibrida no tenía la más mínima oportunidad de sobrevivir, la luna de Ethan ya no estaba eso garantizaba el deceso del alfa tarde o temprano a pesar de no encontrar su cuerpo.

Esa era la victoria absoluta para el cazador, los alfas estaban exterminados y nadie impediría sus planes ahora, la droga era rápida, letal y sus resultados una maravilla los había exterminado a todos, nada más lejos de la verdad aun así subió a su vehículo sin mirar atrás sintiendo el regocijo de su triunfo saboreando el placer de su venganza y salivando por los siguientes objetivos mientras emprendía la marcha donde estaba su escondite.

El nivel de toxicidad era peligroso para Víctor aún con su traje especial no podía arriesgarse a permanecer demasiado tiempo dentro de esos terrenos una vez hecho el ataque sus ropas protectoras serían insuficientes, una vez vio el desastre que hizo su veneno se marchó sin mirar atrás convencido que todo estaba hecho.

No habían palabras para describir lo que había ocurrido en ése lugar si alguna de ellas siquiera existiera para definirlo sería: Desolador.
El hermoso bosque verde ahora estaba en silencio con una quietud aterradora la cual el manto de la noche cubría ocultando el desagradable olor a sangre, muerte y miseria que Víctor había dejado en él; los numerosos cuerpos tendidos en el suelo tiñendo de rojo la tierra era el resultado final de su victoria mientras blancos copos de nieve salpicaban el cielo.

En el ataque habían muerto hombres, mujeres, ancianos y niños por igual la macabra imagen de las manadas de Luna Nueva y Luna hechizada parecían salidas de una película de terror o un apocalipsis. Ambas tierras estaban contaminadas con los componentes de la droga aquellos que soportaron el veneno fueron esclavizados y obligados a dar el golpe final a su misma gente y cualquier otra persona que se aventurara a entrar a dichos territorios estaría condenada a morir tal cual lo hicieron sus habitantes.

Horas más tardes del ataque en Luna Hechizada una pequeña loba empezó a moverse, arrastrándose por el suelo. Ivy estaba herida pero consiente la habían dado por muerta en medio del caos pues se quedó quieta sin moverse mientras el grupo de lobos desgarraba la garganta a los afectados por el gas de modo que cuando ya no pudo luchar más se quedó inmóvil intentando controlar su respiración y el latir desbocado de su corazón de ésa manera pudo sobrevivir.

Fingiendo y esperando que toda esa pesadilla terminara pronto; la loba tenía muchas heridas en todo el cuerpo le dolía incluso respirar pero era licántropa y sanaban con rapidez cuando apenas pudo ponerse de pie su instinto le instaba a correr pero su vocación de enfermera pudo más, empezó a buscar sobrevivientes, buscó el pulso en los más cercanos comprobando con pena que la mayoría se había ido para siempre sus padres no estaban lo que significaba que eran parte del "ejército asesino" como ella le llamaba a los miles que se fueron de su manada siguiendo órdenes de los cazadores. La pequeña lobita casi se arrastró hasta cada uno de los cuerpos tendidos en el suelo buscando signos vitales, alguna cosa, lo que sea para mantener la esperanza. En medio del dolor y el llanto miró a tantos amigos y compañeros en el suelo también niños, muchos niños muertos y en algunos casos sus madres con ellos. Se ahogaba en el lodo de la miseria viendo la crueldad del hombre en su peor faceta rogaba internamente que Klaus hubiese salvado a Ethan no estaba segura si su alfa sobreviviría a un rechazo estando ya emparejados, pensar en Bree la hizo llorar de nuevo, lo hacía bajito conteniendo los sollozos por miedo a ser escuchada por los enemigos aunque por dentro quería gritar hasta desgarrarse el alma.

Las primeras veinticuatro horas fueron difíciles, cuando apenas pudo caminar sin dificultad siguió buscando a más como ella, algunos quejidos de dolor le ayudaron a guiarse afortunadamente habían sobrevivientes algunos hombres y mujeres con vida, apenas eran unas decenas personas pero cada vida que salvara contaba los llevó a todos de vuelta al hospital donde podría ayudarlos; apenas vendó sus heridas de mayor importancia y siguió la búsqueda, los que se encontraron en mejores condiciones colocaron a los muertos ordenados afuera del hospital y trajeron el cuerpo de Bree a una camilla donde la cubrieron con una sábana blanca, había tanto trabajo que hacer que no tenían tiempo de lamentarse, permanecían atentos a cualquier ruido con el miedo de ser atacados en cualquier momento.

Ivy lloró al encontrar a Ian muerto, era su amigo de infancia y su antiguo crush, no sabía que sucedió con Lara pero imaginaba lo peor y no se equivocaba a unos metros de distancia encontró a Sonya muy mal, sus heridas eran delicadas, su pulso débil pero aún respiraba, era quien más necesitaba ayuda de todos los heridos ella tenía profundos cortes en el abdomen, en sus extremidades probablemente perdería la pierna izquierda Ivy esperaba poder encontrar algún médico que les ayudara a socorrerla a tiempo o se infectaría, la nieve los empezó a cubrir con fuerza en la madrugada, no habían parado de "recolectar" sobrevivientes antes que empezaran a descomponerse aunque al ser lobos no lo hacían con la rapidez de los humanos, todo lo contrario sus cuerpos se regeneraban de ser necesario y se curaban solos en caso de heridas menores por eso los lobos que desgarraron sus gargantas no querían permitirles vivir.

Quien haya hecho algo tan terrible conocía muy bien como funciona el organismo licántropo, Ivy no quiso pensar mucho en ello el hospital sería su refugio por ahora y esperaba nadie se acercara a su manada en las próximas horas o estarían perdidos necesitaban tiempo.

En las tierras de Luna Nueva un día después del ataque mientras los cazadores se enfocaban en las manadas del sur unos pasos temerosos se dirigían hacia su alfa, bañado con el nauseabundo olor a muerte lo encontraron en medio de inconciencia, Damon sintió como el peso que tenía sobre su pecho desaparecía y unas cálidas manos acariciaban su rostro mientras decían su nombre en medio del llanto.

Algunos brazos más se unieron a la súplica lo tomaron y sacaron de donde estaba con un golpe fuerte en su cabeza que no lo dejaba despertar. Fue arrastrado hacía el refugio en la antigua fortaleza que él mismo había construido; el alfa escuchaba voces lejanas y sentía gente moverse a su alrededor pero no podía despertar, el estado de salud de Damon era incierto aun si vivía necesitaría de muchos cuidados antes de que estuviera bien.

En la base de operaciones de los cazadores Zulima era la doctora líder en el equipo de científicos que habían "mejorado" los componentes de la droga y a la vez era la mujer que usaba Víctor para sus asquerosas necesidades. De unos 32 años soltera, sin hijos, de ojos azules, cabellera negra y cuerpo esbelto sin duda una belleza en medio de ése lugar; trabajaba para el ejército sus investigaciones eran sobre los soldados que volvían de la guerra llenos de traumas, odio y agresividad. Su padre era el científico que creó la primera droga su intención no era mala, los seres humanos siempre estaban llenos de ira peleando entre sí la idea era crear una droga que los calmara, que los hiciera menos agresivos pero falló al crear algo que los volvía marionetas y los mataba en cuestión de días quiso destruirla al darse cuenta que todos los individuos de prueba murieron a la semana de usarla pero el ejército no se lo permitió buscarían la manera de darle provecho tarde o temprano y el científico lo sabía.

Pasó años tratando de hacer algo al respecto e instruyó a su hija hasta su muerte arrepentido por crear algo tan horrible y no poder destruirlo a tiempo intento buscar una cura sin éxito y murió con el peso de su pecado. Zulima trató de cumplir el deseo de su padre esperaba desaparecer la droga mientras estuviera dentro del ejército dicho veneno estaba en el olvido oculto entre tantos archivos que pensó todo estaba seguro pero nunca imaginó que un día un hombre llegaría no sólo a robar la droga sino a llevarla consigo por ser hija de quien la creó. Al lado de Víctor descubrió un mundo diferente los lobos y los vampiros existían más allá de la ficción al inició creyó necesario potenciar la droga que finalmente fue liberada ninguno de ellos estuvo ahí en persona pero dado a la tecnología pudieron ver con lujo de detalle lo que ellos habían hecho por las cámaras de los drones.

Habían muerto personas inocentes mujeres, ancianos y niños que vivían humildemente en sus cabañas, Zulima se dio cuenta que lobos y humanos no eran tan diferentes el descubrimiento de otras razas coexistiendo en el planeta no fue tan impactante para ella como lo fue en el resto de su equipo.
Algunos celebraban con júbilo lo que les pasaba a esas "bestias" mientras ella lloraba por dentro al ver tanta muerte sabiendo que era la culpable directa.

¿En realidad los licántropos eran las bestias?

Distaba de ser cierto ellos jamás habían dañado a los humanos por el contrario a pesar de ser superiores nunca intentaron conquistarlos se limitaron a vivir en el bosque rodeados de naturaleza y dejar libre su lado salvaje tan lejos de las ciudades para no dañar a ningún inocente.

Zulima no podía darse el lujo de decir lo que pensaba si ella pudiera hacer algo para cambiar el destino de los licántropos lo haría pero era demasiado tarde había estado trabajando en algo que pudiera contrarrestar los efectos del veneno pero no había encontrado nada con éxito aún ninguna forma de ayudar a los que tomaban como esclavos.

Al llegar el líder de los cazadores fue recibido con una gran algarabía, se le rindió honores que no merecía, hubo fiesta, licor y mucha alegría que ella encontró enfermiza, la idea de que nadie sintiera el menor remordimiento por lo que habían hecho y lo que vendría después la asqueaba.
Esa noche Víctor la buscó para celebrar tomaba su cuerpo cuando y como él quería sin que pudiera hacer nada para impedirlo pero estaba segura que lo hacía pensando en otra mujer. Lo escuchó decir más de alguna vez el nombre de la desdichada: Jessie y que ahora al dirigirse al continente europeo la iba a buscar tenía grandes planes para esa chica.

No sentía más que asco de sí misma al ser tocada por ese hombre Zulima era un cuerpo que él usaba para desfogarse, un pedazo de carne sin valor.
A su vez sentía una profunda pena por el verdadero objeto de los deseos del Cazador una chica inocente que estaba por ahí a punto de ser atrapada y probablemente tendría el mismo destino que ella.

Ser reducida a una muñeca en la cama de un hombre sin escrúpulos como Víctor quien le pidió que hiciera la droga menos agresiva para alguien en especial y Zulima supo que era para esa mujer entonces entendió que era una loba él no quería arriesgarse a dañarla sólo necesitaba que fuera dócil y obediente.

No podría ser que existiese algo o alguien que le importara a ese hombre pero al pedir una droga más liviana significaba que no podía arriesgarse a que muriera al parecer sí había un ser por quien profesaba un gran interés y una fuerte obsesión.

Zulima aún no había logrado nada pensar que era alguien valioso para él le quitaba el deseo de ayudarla si por ella fuera que murieran los dos. El nuevo componente de la fórmula mejorada de la droga podría ser fatal para la chica como lo fue para aquellos que murieron en esas manadas no había forma de saber que sucedería con Jessie si la inhalaba.

Esa mañana mientras despertaba con su cuerpo adolorido y viscosidad entre sus piernas por las constantes violaciones la noche anterior quiso morir, al parecer asesinar dos manadas le causaba tanto placer a ése monstruo que ella terminaba siendo abusada por él repetidas veces, no tenía fuerzas para continuar y recordó que es su poder estaba la solución.

Se vistió en silencio y buscó el laboratorio que tal si dejaba que el veneno acabara con todos los humanos al menos moriría al inhalar los gases tóxicos. Los lobos la destrozarían antes que el gas llegara a Víctor además se decía por ahí que él era un dios que no importaba las veces que muriera siempre regresaba a la vida entonces no tendría sentido intentar acabarlo.

Caminó como todos los días hacia el lugar donde estaban los componentes luego pensó en sólo con aspirarlo unos segundos ella moriría al instante lágrimas rodaron por sus mejillas era una vida de mierda la suya obligada a ver lo que el veneno hacia y a ser usada por el asesino de aquellos seres inocentes el calvario quizás lo merecía pero era demasiado débil para seguir resistiendo.

Nadie la detuvo mientras entró al laboratorio estaba todo herméticamente cerrado si se negaba a cooperar Víctor mataría a su madre eso fue lo que le dijeron ahora le pesaba todo porque aunque su progenitora estaba viva aquellas personas no. En silencio le pedía perdón por todo el daño causado y su propia participación en la masacre.

Tomó un pequeño frasco que no fue utilizado en el ataque anterior, apenas pesaba un poco, era una dosis que podría acabar con unas 10 personas rápidamente, eran bombas de corto alcance las que usó Víctor eran mucho más grandes.

Escuchó pasos aproximándose puso la mano sobre la tapa aferrándose a la misma con su corazón herido en ese instante Bratt entró al lugar y la contempló cerró la puerta tras de sí y no dijo nada.
Ambos morirían si abría la tapa pero él sólo se quedó ahí esperando.

— ¿Qué haces aquí? — le reclamó la mujer.

Sus dedos a punto de abrir el recipiente por una fracción de segundo y ambos estarían condenados.

— Te vi por las cámaras y te seguí.

El hacker tenía la mirada en el objeto en sus manos como si esperara con impaciencia el final había tanto dolor en esos ojos claros que la doctora necesitó entenderlo.

—¿Porqué? — dijo Zulima en sollozos al hombre frente a ella.

— Porque me duele vivir al igual que tu.— fue toda la respuesta de dos personas que estaban siendo torturadas por dentro sufriendo en silencio y buscando la vía más fácil de escape.

Eran culpables de esas muertes por pertenecer al bando de los humanos, culpables por trabajar con Víctor, culpables porque el miedo los dominaba para hacer algo al respecto y ya de nada servian los arrepentimientos.

Con dedos temblorosos apenas abrió un poco el escape y un tenue gas salió disparado entre ambos, los segundos pasaron y no hubo reacción Zulima cerró la tapa de nuevo lo que aspiraron era suficiente para matarlos a los dos esperaba la falta de aire, el sangrado en la nariz, el exceso de tos, los mareos, la debilidad, la muerte por envenenamiento pero nada sucedió.

¿Algo así era posible?

Humanos que podían resistir la droga, Víctor no les había dado tiempo a hacer pruebas suficientes para estudiar los efectos secundarios o las reacciones en el cuerpo humano en teoría debieron morir en cuanto inhalaron el gas.
Ruidos se escucharon afuera del laboratorio ambos se miraron impotentes ante la revelación ni siquiera la muerte deseaba sus miserables vidas; Zulima puso todo en su lugar y corrió a la puerta mientras Bratt vigilaba lo que sucedía, de manera silenciosa cada uno se fue por su cuenta en direcciones opuestas.

La algarabía se debía a que Víctor entraba junto a algunos hombres todos festejaban y lo homenajeaban el continente americano era suyo ahora, las manadas de américa latina cayeron sin esfuerzo hace apenas unos minutos y en américa del sur el ataque se llevaría en las siguientes horas.

Bratt quien fue el primero en marcharse debía ir aunque no quisiera a atacar el amazonas con el líder de los cazadores; nunca fue su deseo causar ese daño a las manadas ver morir niños y gente pacífica era una tortura, esconder todo frente a una máscara de frialdad era asfixiante y cada vez más difícil esperaba morir en el camino así no seguir presenciando el horror que Víctor causaba como podría vivir si cada vez que cerraba sus ojos miraba a los niños muriendo.

Horas después el equipo táctico ya estaba listo, Zulima esperó que los soldados de Víctor tomaran las bombas y las llevaran; un helicóptero esperaba a ese monstruo y otro llevaría la peligrosa carga y a los lobos que ya estaban bajo sus efectos.

Él apenas la reparó antes de marcharse a su destino Zulima en la soledad del laboratorio y Bratt a punto de abordar el helicóptero al lado de Víctor pensaban lo mismo al cabo de unas horas fue entonces que ambos cayeron en cuenta de lo que eran.

Inmunes

Como científica que era sabía que no todos los organismos reaccionaban de igual manera, por ello contemplaban posibles escenarios, la muerte, la sumisión.... o la inmunidad.
Entonces en silencio ambos llegaron a la misma conclusión tenían una gran deuda que pagar y no se iban a ir de este mundo sin saldarla.

Los inmunes podían ser una esperanza para todos así acabar con la droga y con Víctor, había una gran posibilidad de que en el mundo licántropo también existieran inmunes de ser así debían buscarlos antes de que fuera demasiado tarde.
Tenían cada uno diferentes propósitos ella buscaría en su sangre la respuesta al enigma que la hacía inmune para buscar una cura para todos y él buscaría sobrevivientes en las manadas con el manejo de drones antes que Víctor lo supiera, no todo estaba perdido.

Cassy despertó desorientada ese mismo día el lugar donde la dejaron estaba cerrado no había nadie, afortunadamente no estaba amarrada a la cama, se levantó mareada y buscó la salida sus heridas se habían curado muy bien y ya no estaba en peligro ¿Que hacia ahí? ¿Por qué estaba en un hospital? no lo entendía y necesitaba respuestas tenia flashes en la mente de un ataque a su compañero, de un lugar donde habían muchos de los suyos incluso de intentar matar a Bree pero no podía ser cierto, ella no pudo hacer tal cosa.

Algunos la miraron con recelo apenas se asomó el lugar tenía mucha gente lastimada pero siguió andando a la salida tan pronto encontró cadáveres en el camino se espabiló por completo al darse cuenta que estaban en su manada, corrió a buscar a los suyos.

¿Dónde estaba James, sus hijos, Ian, Bree o Ethan?

Lo primero que vio, fue el cuerpo de Bree aún cubierta reconoció su olor, estaba en una camilla era la luna de su manada y con ella se iban sus esperanzas, porque sabían que habían perdido a su Alfa también. Cassy lloró al saber que sus mejores amigos y su hermana estaban muertos luego recordó a los niños y corrió desesperada en búsqueda de sus cachorros.

Entró a la casa y buscó habitación por habitación el olfato la guio hasta ellos, donde encontró a su hija llorando en un rincón porque sus hermanitos no despertaban, la imagen era tan devastadora para la loba al ver sus pequeños cuerpos uno al lado del otro que no hubo consuelo posible. Gritó hasta quedarse sin voz abrazando a sus pequeños hijos Brandon y James muertos no había peor pesadilla para una madre que encontrar a sus niños inertes Ivy la encontró y le dio su más sentido pésame le informó lo poco que sabía del asunto y que su Alfa seguía vivo o eso esperaba, no tenían noticias de nada y ahora con lo débil que estaban apenas podían con sus propios cuerpos por ello no habían podido hacer nada con el desastre que había afuera, primero buscaban sobrevivientes antes de hacer algo con los cadáveres.

Las tres estuvieron en la casa de los alfas esa noche, eran las únicas que podrían encargarse de sepultar a los muertos.
Pero por la forma en la que Cassy aferraba a sus hijos contra su pecho parecía algo muy difícil ahora quizás en la mañana, así Ivy se llevó a Sol a otra habitación para ponerla a dormir ya que su madre no estaba en condiciones.

Al amanecer dejó a la niña dormida y se encaminó de vuelta al hospital necesitaba revisar a los heridos y esperaba todos hubieran sobrevivido lo bueno es que la sangre licántropa les permitía curarse más rápido que los humanos.

Escuchó pasos afuera Ivy fue a ver y se encontró con Bratt, quien escapó de la sede al decir que se encontraba enfermo, Zulima lo había ayudado al informar que podrían ser fallas en el traje de protección y así Víctor no lo quiso cerca. Bratt regresó a la manada para ver si habían personas con vida, en Luna hechizada primero ya que ellos sí contaban con su propio hospital por ende podían recibir ayuda médica inmediata.

Probablemente lo asesinaran cuando lo vieran pero Bratt no podía dejarlos a su suerte quería redimirse y por ello había llegado ahí quizás salvar todas las vidas que fueran necesarias vio a una chica bajita con un rostro de niña y ropa de enfermera manchada de sangre trato de ser valiente y le pidió que lo escuchara.
Ivy no tuvo fuerzas para pelear así que dejó al humano hablarle sobre la droga los planes de Víctor, los soldados licántropos y lo que venía. Les dijo que estaban buscando una cura que algunos humanos sólo estaban al lado de Víctor bajo amenazas y que tenían que dejar los cadáveres justo donde estaban Ivy lo miró como si estuviera loco pero él explico que habían drones siempre en la zona cualquier movimiento estarían en el radar enemigo.

Todos los sobrevivientes se reunieron y escucharon las palabras del humano con dolor entendieron de debían dejar la manada en cuanto estuvieran recuperados pero otros se negaron a dejar a sus muertos así que un grupo pequeño de personas se quedarían para sepultar a sus muertos aunque se arriesgaran a morir se esconderían en el hospital.
Cassy se negó a dejar a sus hijos donde estaban y con ayuda de Bratt que comprendió su dolor ayudó a enterrar a los pequeños, y hackear las imágenes para permitirles salir de ahí. También enterraron a la luna Bree al lado de los pequeños en las afueras de la manada cerca de la cabaña donde fueron tan felices.

Nota de autora:

Empezamos de nuevo, estoy emocionada por volver quería hacerlos sufrir un poco por la falta de comentarios pero aquí vamos tengo demasiado trabajo :)

31. Oktober 2022 22:14:41 0 Bericht Einbetten Follow einer Story
1
Lesen Sie das nächste Kapitel Capitulo 2

Kommentiere etwas

Post!
Bisher keine Kommentare. Sei der Erste, der etwas sagt!
~

Hast Du Spaß beim Lesen?

Hey! Es gibt noch 27 Übrige Kapitel dieser Story.
Um weiterzulesen, registriere dich bitte oder logge dich ein. Gratis!