marcocastro Marco Castro

Los dioses dibujaron el mundo, crearon y le dieron forma a todas las cosas que conocemos, bendijeron la tierra y a sus seres vivos. Les otorgaron partículas mágicas para que sus creaciones aprovecharan su poder y al mismo tiempo, contribuyeran con el equilibrio del mundo, un equilibrio frágil manipulado por fuerzas que ni los mismos dioses conocen, fuerzas con ecos tan grandes que distorsionan el mundo.


#2 in Fantasy #1 in Dunkle Fantasie Nur für über 18-Jährige.

#hacedordefantasia #bendiciones #brumas #sobrenatural #plebeyos #terror #esperanza #fragmentos #fragmentos-del-caos #desorden #sombras #criaturas-magicas #caos #muerte #corrupción #magia #niebla #monstruos #ascenso #dioses #nobles #criaturas #luna #noche #fantasia-oscura #mundo-fantastico #332 #fantasía
11
3.0k ABRUFE
Im Fortschritt - Neues Kapitel Alle 30 Tage
Lesezeit
AA Teilen

Noche blanca


Los dioses no tenían hijos mortales, lo más cercano
a un hijo de los dioses era él. Un joven blanco, rostro fino, cabello
negro y corto, noble, erudito, espadachín, poderoso y bendecido.
Tenía todas las cualidades de un buen rey.




La noche… tan profunda, tan pura, tan negra y blanca a la vez. La luna brilla y emite una enorme luz blanca que tiñe toda la niebla. Su luz y calidez calientan mi cuerpo como el calor que queda en las últimas cenizas de una fogata. La niebla espesa teñida por la luz de la luna, envuelve a todo el mundo durante la noche y así es como la noche más oscura, se vuelve blanca. Es hermosa.


Los únicos problemas de la noche y de la neblina que la envuelve, son las criaturas que la habitan y esa sensación extraña, es como una fuerza que ejerce presión en mi interior. Las primeras veces que me adentre en la profundidad de la noche terminaba agotada, dolorida, esa presión era mucho más fuerte en ese tiempo, debilitaba mi mente y cuerpo.

Con el tiempo me fui acostumbrando, no estoy segura si algo en el exterior cambio o si fui yo la que cambio, pero es un alivio saber que ahora, puedo salir de noche sin sentir que voy a morir. El mayor inconveniente es que no puedo dormir afuera, en la niebla, donde no puedo ser vista, donde no puedo ser lastimada. Si pierdo la concentración, esta extraña fuerza tira de mí más fuerte, no quiero ni pensar en qué pasaría si me quedo dormida.


Pero en fin… ¿Quién en su sano juicio dormiría en el exterior de la noche, en medio de la niebla blanca que cubre las calles? Supongo que no soy normal o al menos no mentalmente, aun así, ahí es donde me siento cómoda, de todos modos, no tengo un hogar, no tengo una familia, se podría decir que no tengo amigos. ¿Quién podría tener amigos en este mundo? ¿Quién podría siquiera intentar buscar la felicidad?.


— Oaaa, oaaa! —me quité la pereza en silencio.

— Ñam, ñam, ñam —mordí un fruto de rhachys.


La noche es bastante larga, mucho más que el día. La niebla se intensifica con el pasar de las horas, la ventaja de esto, es que es más fácil entrar a robar a las casas de algunos nobles menores adinerados, siempre espero pacientemente sin cometer errores, sin hacer ruido, en las sombras, en la noche, envuelta en la niebla. Robar no es tan difícil, siempre hay un despistado que deja la ventana abierta, aunque tengo que admitir que algunas noches he pasado hambre.

Lo realmente difícil es no ser escuchada, no por esos nobles menores, ellos no son un problema de gran importancia en los robos, aunque no dejan de ser un dolor de cabeza en algunos casos. El verdadero conflicto es no ser escuchada por la noche, es tan silenciosa que botar una pequeña moneda podría alertar a esas tenebrosas criaturas, las llamo ecos, gritan horrible, es una mezcla de agonía y odio. Siempre que los escucho un escalofríos recorre mi cuerpo, mis oídos duelen, mis emociones se despedazan, el miedo se dispara y las ganas de correr aumentan, pero los músculos no reaccionan ¿Me pregunto si la parálisis es producto de mi miedo, producto de ese horrible grito o de ambas? Si la parálisis fuera por mi miedo significa que puedo superarla con el tiempo, si es por algún poder mágico tendría más problemas.


—Ñam, ñan —terminé de comer.


Tengo que asegurarme, tendré que reunir más información, lo malo es que en Leysdein evitan hablar de ellos. Se encierran en sus casas cuando la niebla empieza a dificultar un poco la visión, puede que lo hagan por el miedo a los gritos de los ecos o por el dolor en el pecho causado por esta fuerza que no comprendo. Lo único positivo es que son poco frecuentes, las veces que los he escuchado su grito se sentía lejano y aun así, fue lo suficientemente traumático como para paralizar mi cuerpo.


—En fin… —murmure.


Deje de ver la ventana que estuve contemplando todo este tiempo y me deje caer por completo en el sofá blanco y acolchado, con un bordado muy detallado en la habitación donde estaba la ventana abierta. Dormiré un poco y me levantaré temprano para irme. No me preocupa ser encontrada, mi vida de superviviente de estos últimos años me ha dotado de un sentido innato para percibir el peligro. Si hay algún ruido, por más diminuto que sea, lo escucharé.


Dormir aquí definitivamente es mejor que dormir bajo una pila de trapos, mire por la ventana y la noche sigue siendo blanca, la luna sigue brillando y la niebla todavía no se disipa, creo que dormí lo suficiente. Tome algunas frutas que estaban en la mesa junto con mi bolso de tela donde guardé algunas cosas que parecían de valor, me dirigí a la ventana y salté.


Camine despacio entre las limpias y amplias calles de la ciudad de Kandre, dirigiéndome a la puerta norte que queda a una hora de camino. La ciudad está decorada con árboles de hojas amarillas o anaranjadas, las casas nobles son pequeñas imitaciones del castillo del rey Belia, son blancas con toques dorados, plateados y azules, son bastante altas y de varios niveles. Las partes más altas de las mansiones terminan en punta como pequeños rascacielos, los edificios están bastante separados entre ellos, no es como las pequeñas casas plebeyas de madera que están amontonadas unas con otras en la ciudad plebeya de Leysdein que se encuentra en las afueras de la puerta norte de la ciudad de Kandre.


Me da náuseas ver la belleza de esta ciudad, fue esculpida por esclavos plebeyos que probablemente hayan muerto del cansancio, de hambre o por los constantes latigazos que recibían. Me da náuseas pensar que todas las ropas, todas las telas de colores, todos los finos muebles, los carruajes, las espadas, los escudos, la comida que tanto adoran y probablemente cientos de cosas más fueron hechas por plebeyos. Lo más triste de todo es que los plebeyos que son los que hacen todo tienen que sobrevivir con lo mínimo, con las sobras.


Ya me encuentro cerca de la puerta norte. La muralla tiene el alto de seis personas, en las puertas el muro es más ancho, ya que también sirve de base militar por dentro. La puerta está constantemente vigilada por una caseta de vigilancia lo suficientemente grande como para albergar un par de guardias. Lo ideal seria que vigilaran afuera, a un lado de la puerta, pero supongo que a los nobles no les agrada estar ahí afuera parados, sin poder ver y luchando con una fuerza que se encuentra en la niebla que trata de arrancarte el pecho, podrían mandar plebeyos, pero la mayoría enferma de gravedad cuando pasa mucho tiempo en la niebla.


Camino agachada de manera silenciosa. El sigilo es como un arte o incluso más que eso, el arte no tiene que ser perfecto, el sigilo sí. Tiene que ser delicado, suave y despacio, de ello depende mi vida. Logré pasar la puerta sin ser vista, qué bonita es la desventaja de no tener guardias en la puerta y una niebla que no deja ver más allá de seis metros de visión borrosa.


La noche sigue, aun así, creo que puedo visitar al sucio de Carl. Él se encarga de vender algunas cosas que encuentro en las mansiones de los nobles, no es una persona de confianza, pero siempre está dispuesto a comprar mi mercancía. No tengo mucho conocimiento sobre la compra y venta de mercancía, en realidad, no tengo conocimiento en ningún área, solo soy una bandida solitaria que sabe dar golpes, es de esperar que me dé menos del valor real de las cosas que traigo, pero no tengo elección, no podría venderlas por mi cuenta.


Llegue a la casa de Carl, se ubica en un callejón en una de las áreas más sucias de la ciudad. Las casas de madera amontonadas están llenas de hollín, el suelo de tierra contiene algunos trozos de basura y excremento y el mal olor no pasa desapercibido. La puerta de la casa de Carl es vieja y deteriorada, si quisiera botarla solo necesitaría una patada para hacerlo.


Toc toc

—¿Quien es? —refunfuño la voz de Carl del otro lado de la puerta.

—Soy yo, Nyx —murmuré. No quisiera ser escuchada por algún extraño.

—¡Aj! Eres tu niña —


No soy una niña, tengo dieciséis años. Algunas mujeres más jóvenes que yo ya están casadas y tienen hijos, es raro que una mujer se case después de los veinte. Carl abrió la puerta, inclino su cabeza hacia abajo para poder verme, no tenía ninguna expresión, no estaba enojado, mucho menos feliz. Se movió hacia un lado de la puerta indicando que pasara.


—¡Mátalo! —dijo una voz. Dejando escapar una pequeña carcajada.


Mi corazón palpitó un poco más rápido al escuchar esa voz en mis pensamientos, gire levemente la cabeza de izquierda a derecha haciendo una señal de negación a la voz en mi mente y entre a la casa.

18. Juli 2022 16:40:06 2 Bericht Einbetten Follow einer Story
9
Lesen Sie das nächste Kapitel Susurros

Kommentiere etwas

Post!
Revanchi Oficial Revanchi Oficial
Buenas Marco, espero que estes bien. He leído este primer capítulo y sin lugar a dudas llamo mi atención, ya que me gusta a las personas misteriosas, en este caso Nix, y más el hecho de que sea una bandida. Sin lugar a dudas estaré pendiente de tu trabajo, apoyándote. Sin embargo pude notar unas cuantas cosas que seguro te ayudarán si las arreglas: La primera es algunas faltas de ortografía, mayormente en el principio te saltas muchos “Puntos y seguido” Note que a final del capítulo ya está algo mejor pero te recomiendo que cheques eso. El segundo es al emplear preguntas, eso solo fue la minoría pero en algunas pusiste coma después de la pregunta. Con arreglar eso y que mandes una solicitud de “Verificación” seguro que aumentas tus lectores y seguidores. Yo mientras seguiré en mis propias historias y estaré leyendo lo que hagas en el futuro, ánimo y no te rindas en contar tu propio mundo.
July 26, 2022, 07:36

  • Marco Castro Marco Castro
    ¡Gracias! Tus palabras son de mucha ayuda. July 26, 2022, 17:21
~

Hast Du Spaß beim Lesen?

Hey! Es gibt noch 1 Übrige Kapitel dieser Story.
Um weiterzulesen, registriere dich bitte oder logge dich ein. Gratis!

Fragmentos del caos
Fragmentos del caos

Los dioses dibujaron el mundo, crearon y le dieron forma a todas las cosas que conocemos, bendijeron la tierra y a sus seres vivos, les otorgaron partículas mágicas para que sus creaciones aprovecharan su poder y al mismo tiempo, contribuyeran con el equilibrio del mundo, un equilibrio frágil manipulado por fuerzas que ni los mismos dioses conocen, fuerzas con ecos tan grandes que distorsionan el mundo. Erfahre mehr darüber Fragmentos del caos.