jokii22 Brenda -

Allison lleva una vida tranquila junto a su madre, quien es su única compañía y apoyo—además de su mejor amiga. Todo marcha bien hasta que la llegada de una antigua amiga de su madre y una propuesta laboral lo cambian todo. Emociones encontradas, rabia, desesperación y un amor al que le resulta imposible decirle que no.


Fan-Fiction Prominente Nicht für Kinder unter 13 Jahren.

#it #295 #378 #258 #389 #billskarsgard #pennywise #emilyrudd #billskarsgård #romangodfrey
0
403 ABRUFE
Im Fortschritt
Lesezeit
AA Teilen

Capítulo 1.

—Hija apresúrate, Wendy ya esta esperando por ti.

—¡Ya voy mamá!


Le grite desde mi habitación. Estaba aun acomodando las últimas cosas en mi maleta pues viajaría a la ciudad para una entrevista de trabajo, aunque no lo haría sola no, Wendy me acompañara. Ella es buena amiga de mamá y siendo honesta, solo me permite viajar debido a su presencia, sino mi linda madre no me deja salir del pueblo ni loca.


—Ahora si, estoy lista.


Avise sonrientemente, terminando de bajar el último peldaño de la escalera. Donde al final me esperaban mi mamá y su amiga, viéndome del mismo modo.


—Que linda te ves, querida.


Me dijo Wendy muy amablemente. En realidad no la conozco mucho, solo sé que ella y mamá solían ser mejores amigas en la adolescencia y se reencontraron hace unos cuantos meses. Confía en ella desde luego, sino no estaría dejándome hacer este viaje a su lado.


—¿Nos vamos?—pregunte sonriente.

—¡Adoro ese entusiasmo!—exclamó Wendy haciéndonos reír a mi y a mamá—Las dejare un momento para que se despidan.


Dijo dedicándonos una sonrisa y saliendo de casa. Enseguida mire a mi madre que tenia los ojos llenos de lágrimas.


—Ay no má, no empieces a llorar—pedí pues si lloraba me haría llorar a mi también.

—Buen viaje mi niña—dijo abrazándome—Espero que todo salga muy bien en esa entrevista y obtengas el trabajo.

—Ojala má, ojala.

—Lo único que lamento es que si obtienes el empleo tenga que verte tan poco después—dijo apretujándome en medio del abrazo.

—Pero eso puede verse con el tiempo, si todo sale bien cuando comience a ganar dinero te lo enviare para que pagues los tickets y puedas viajar a verme, má.

—Hora de irse muchachas, despídanse.


Nos indico Wendy. Mi madre y yo nos dimos un ultimo abrazo y enseguida me subí al auto que nos llevaría al aeropuerto.


《Unas horas más tarde》


Si tengo que ser honesta el viaje no fue una experiencia muy entretenida que digamos. Si fue un vuelo tranquilo y demás, pero no lo sé, supongo que tenia una idea de “diversión” respecto a esto y no resulto ser así.


—Muy bien querida, esta será tu habitación. Date una ducha y te llevare a conocer las instalaciones del bar ¿si?


Me dijo Wendy desde la puerta de aquel cuarto de hotel donde momentáneamente estábamos hospedándonos.


—Creí que descansaríamos un poco y luego iríamos a ver el sitió—comente, lo cierto es que tengo algo de sueño, no pude dormir muy bien en el avión.

—Lo siento cariño pero ya el horario esta pactado—me dijo—Iremos allá, tratare de que sea lo más rápido posible y luego regresamos a dormir ¿si? A mi también me urge descansar—añadió haciendo una mueca.

—Esta bien—asentí—Oye Wendy—la llame antes de que se fuera.

—Dime, pequeña.

—Gracias—le sonreí—Esta ayuda significa mucho para mi, en verdad muchas gracias.

—No es nada, cariño—me dijo—apresúrate, en diez minutos paso por ti.


Dicho eso salió del dormitorio, yo arroje mi bolso sobre la cama y camine hacia el baño donde lo primero que hice, siendo sincera, fue sorprenderme. Es decir, había hasta una bañera, en mi casa no teníamos una así pero ni de suerte. Mi mamá lo considero una vez pero el dinero jamás nos alcanzo. Apuesto a que estaría encantada de ver este baño, ella siempre tuvo un tipo de obsesión por ellos, no sé exactamente porque pero su lugar favorito de cualquier casa son los baños, especialmente en cuanto a decoración se refiere.

En fin, habrán transcurrido unos veinte minutos cuando yo estaba terminando de peinar mi cabello y atarlo en una coleta cuando la puerta sonó anunciándose Wendy del otro lado.


—Andando Allison, vamos a conocer tu nuevo lugar de trabajo.


Me dijo sonriente dándome bastantes ánimos, la verdad lo necesitaba. Estar en una ciudad diferente e ir a ver un sitió donde se supone trabajare los próximos meses me pone bastante nerviosa.

Salimos a la calle y tomamos un taxi, el cual alrededor de treinta y cinco o cuarenta minutos después nos dejo frente a un sitio que a simple vista parecía pequeño, algo sencillo, se veía bien supongo.


—Entremos—dijo Wendy guiándome hacia dentro del bar—Te encantara el lugar.


Sonreí entusiasmada y camine tras ella adentrándome al establecimiento y lo primero que vi fue una barra de tragos en un costado y al fondo divise un escenario.


—¿Hacen karaoke?


Pregunte ingenuamente, Wendy me miro y esbozo una sonrisa un tanto extraña a mi parecer.


—No querida, ahí es donde bailan las muchachas—me contestó—Ahí, por allá también—dijo señalando la barra.

—Um....—titubee, no sabia bien como decirle lo que opinaba.

—No te agrada ¿verdad?—inquirió ella.

—No es eso, solo que ….no lo sé, no tiene un buen aspecto. Yo entiendo y respeto los gustos de cada quien pero no quiero trabajar en un sitió así, me da sensación de burdel—explique haciendo una mueca, sabia que ella me entendería.

—Pues adivina que es, cariño—soltó ensanchando su sonrisa dejándome entre asombrada y confundida.

—No…Wendy agradezco tu gesto pero no trabajare aquí, es la clase de ambiente que he tratado de evitar y no me involucrare en esto aunque se gane bien.


Asegure volteándome con la intención de irme, sin embargo al hacerlo me tope con dos hombres.


—Allison—pronunció Wendy y me voltee hacia ella—Cuando te propuse trabajar aquí no creíste que seria de camarera ¿o si?


Cuestiono soltando una carcajada lo que me exaspero bastante.


—¿Qué es esto, Wendy? ¿Acaso estas jugando?—pregunte—No es gracioso, en absoluto—advertí.

— ¿Tengo cara de estar bromeando? Tú trabajaras aquí y harás todo lo que nosotros digamos—replico—¿Tú querías dinero? Veras que bien ganan las niñas con cuerpecitos como el tuyo.


Su tono fue de completo cinismo, enseguida me dedico una sonrisa igual y mi furia aumento más. Yo confié en ella, mi madre también y nos engaño a ambas. Lo peor es que estaba arruinando mi vida y se marchaba toda campante, no podía permitirlo.

Sin dudarlo corrí hacia ella y la tome con fuerza del cabello arrojándola sobre la barra del lugar. Le di una bofetada, luego otra, no podía detenerme, quería matarla.

De pronto aquellos sujetos me tomaron y me separaron de Wendy. Mire alrededor y descubrí que aparte del tipo que me sostenía había otro más junto a Wendy igual de grandote que el que me tenia de los brazos y cerca de la entrada había un sujeto alto y delgado. El punto es que estaba atrapada, no podía con ellos , ni siquiera podía zafarme de los brazos de este troglodita.


—¡Encierren a esta zorra!—grito Wendy señalándome—Que sea en la habitación mas aislada—ordeno con furia mientras acomodaba su ropa.

—Mi madre sabrá esto y te matara—asegure en gritos mientras era arrastrada por aquellos hombres.


Recorrimos un largo y oscuro pasillo hasta llegar a una habitación, cuya puerta estaba algo despintada y afectada por la humedad. Esa misma que parecía ser la más aislada del lugar como aquella bruja había ordenado.

Fui prácticamente arrojada dentro de la misma, chocando duramente contra el piso. Lo siguiente que oí, además de mi cuerpo golpeando el suelo, fue el ruido de las llaves cerrando la puerta impidiendo mi salida.

No puedo creer que esto este pasando, no puedo creer que haya caído en la trampa de Wendy. Tampoco en que nos haya engañado así a mi madre y a mi. Esto tiene que ser una pesadilla.

None 0 Bericht Einbetten Follow einer Story
0
Lesen Sie das nächste Kapitel Capítulo 2.

Kommentiere etwas

Post!
Bisher keine Kommentare. Sei der Erste, der etwas sagt!
~

Hast Du Spaß beim Lesen?

Hey! Es gibt noch 2 Übrige Kapitel dieser Story.
Um weiterzulesen, registriere dich bitte oder logge dich ein. Gratis!