kevin-torres1585529950 Kevin Torres

Típico como cualquier otro hombre que quiere suicidarse, pero si fuera una mujer... Justo a un paso de suicidarse alguien lo interrumpe y una serie de recuerdos lo llevan a descubrir el mensaje del destino.


Drama Alles öffentlich.

#asco-de-vida #hermosa-vida #filosofia #Humor #False-suicide
Kurzgeschichte
1
1.3k ABRUFE
Im Fortschritt
Lesezeit
AA Teilen

Un suicida divertido

Eran las seis de la tarde en verano, un día hermoso, estaba es puente como cualquier otro que de nada sirve porque nadie lo usa por miedo a ser asaltado, pero ese día era diferente. Justo en medio del puente, en la parte superior, estaba un hombre que parecía adolescente, hablaba como niño y pensaba como anciano, justo a un movimiento de suicidarse como cualquier otra persona común y corriente.

Las razones de su intención eran inexistentes hasta el momento, cuando de pronto llegó Nibiru, un joven que había tenido un día saludable y que extrañamente usó el puente ese día desapercibido y sin percatarse que una persona estaba al borde del suicidio. Sin embargo, él pasó por ahí como si nada, pero hubo algo que lo hizo detenerse.

No había nadie alrededor para intentar hacerse el héroe o decir palabras de motivación para que aquel hombre no se suicidara. En cambio, Nibiru pidió permiso al hombre para ver su muerte pensando que tal vez la psicología inversa o el humor negro lo haría cambiar de opinión.

–Me da igual –respondió el hombre suicida–. Al fin moriré en paz.

–Entiendo tu suicidio –dijo Nibiru–. Morir es fácil, vivir no lo es.

–Al fin alguien me entiende –miró el suelo.

–¡Adelante! yo te ayudo a contar –dijo con sarcasmo–. A la una… a las dos…

El hombre puso un pie al frente quedando en el aire mientras miraba hacia abajo.

–A las tres ¡Ahora!

El hombre cerró los ojos por tres segundos, luego los abrió.

– ¿Por qué quieres verme morir? Que psicópata eres –refunfuñó.

–Sólo intento ayudar.

– ¿A alguien que quiere morir?

–Algo así.

Pasaron 5 segundos.

– ¿Te vas a tirar o no? –preguntó Nibitu apurado–. Tengo que llegar a ver el final de la FMS.

– ¿Qué es eso?

– ¿Por qué te importa si ya vas a morir?

–Es verdad

–Pero hoy desciende Replik, lo olvidé, es un día triste, ya no lo volveré a ver en los escenarios. Por él me hice seguidor de ese mundo –puso mueca angustiada–. Es como ver morir a una leyenda.

–Nunca me gustó el futbol –respondió el hombre.

–No es futbol, bobo. Es otra cosa, igual nunca lo entenderías.

– ¿Por qué no?

–Porque estarás muerto en unos minutos.

–Si, como sea, ahora si estoy listo –tartamudeó.

–Entonces… a la una… a las dos… a las… ¡Espera! –puso sus manos con signo de que se detuviera.

– ¿Qué sucede? No asustes, quiero suicidarme en paz.

–La pregunta obligada, ya sabes… ¿Por qué te vas a suicidar?

–No lo entenderías –respondió con angustia.

–Yo lo dije primero –refunfuñó–. ¿Amorío, desempleo?

–Es mi filosofía interna –pausó–. No lo entenderías.

–Es raro… yo estudio filosofía.

–Que estudies filosofía no significa que me entiendas, idiota.

–Lo sé, imbécil, pero… –suspiró–. Creo que mejor me largo de aquí, no sé porque me detuve contigo, no vales la pena.

–Eso intente decirte al principio –miró el panorama desde la cima del puente.

Mientras Nibiru dio seis pasos, extrañamente se detuvo y regresó esos seis pasos

–Ahora que lo pienso… –dijo mientras escalaba el borde del puente, justo al lado del hombre suicida–, esta vida es un asco. También me he querido suicidar, pero pienso en los demás y eso me detiene.

– ¿Intentas convencerme de no suicidarme?

– ¡Oh, rayos! Sonó así –dijo–. Claro que no, cada quien hace lo que quiere con su vida, creo.

– ¿Entonces?

–Creo que también me suicidaré –miró a horizonte–, es un hermoso día.

–Esta fue mi idea –exclamó–. Consíguete tu propio puente.

– ¡Vamos! –respondió–, eso no importa ahora. Ambos somos tan miserables que nos vamos a matar.

–Tiene sentido –suspiró–. Igual, ya nada importa, después de todo.

–Bien, a la cuenta de tres saltamos.

– ¡Espera! ¿Crees que hay vida después de la muerte?

–Tuviste mucho tiempo para pensar eso y hasta ahora lo preguntas –refunfuñó–. Que patético.

–Lamento que no vayas a poder ver el final de esa cosa que me dijiste.

– ¡Carajo! –gritó–. Es verdad. No importa, ya sé quién ganará. Maldita corrupción.

–Ganará Replik, ya verás –dijo el hombre suicida.

–Replik es el que va a descender de la liga –respondió Nibiru.

–Bueno, ese, tal vez suceda un milagro.

–No lo creo –dudó–. Espera, aunque podría ser… no, no lo creo.

– ¿Por qué? Todo es posible en esta vida.

–Espera –lo miró con ojos de duda– ¿Es una maldita broma? ¿Cómo se te ocurre decir eso en estos momentos? Acaso eres de esos farsantes que buscan salir en la noticias?

–Si, como hay tantas personas rogándome que no me suicide –replicó.

Nibiru lo miró fijamente.

–No sé si creerte, hombre –volteó la mirada–. Si no te tiras, yo te tiraré.

–No si yo te tiro primero –lo tomó del brazo.

Empezó una lucha de resistencia entre ambos.

– ¿Querías matarme? Pues hazlo.

–Tú también querías matarme, imbécil.

El hombre golpeó en la cara a Nibiru y este cayó, alcanzando sólo a sujetarse de un tubo.

–Espera –dijo con preocupación el hombre mientras le tomaba el brazo a Nibiru para que no cayera.

–Lo siento, no era mi intención –subió de nuevo a Nibiru al borde del puente.

Nibiru le respondió con un golpe en el rostro de igual manera.

– ¡Ya estamos a mano!

– ¡Ah! –Gritó el hombre suicida hacia arriba–. ¿Por qué no puedo hacerlo? –pausó y bajó la mirada.

–Se lo que se siente…

Miraron los autos pasar debajo de ellos por diez segundos.

–Mejor me voy –dijo Nibiru atónito y confundido–, antes de que me mates ahora si de verdad. Me suicidaré después de ver el final de la FMS.

Comenzó a descender del borde del puente y caminar.

– ¡Oye! –se escuchó–. Me cuentas en la otra vida que pasó con Replik.

Nibiru se detuvo y se quedó pensante.

– ¿Sabes por qué Replik va a descender y no sucederá el milagro? –Se volteó hacia el hombre–. Por su filosofía.

– ¿Y cuál es su filosofía?

Nibiru se puso al lado del hombre y le ofreció un cigarro.

–Para entender su filosofía tendrás que saber el principio –empezaron a fumar.

–Todo empezó no hace mucho, hace unos cuantos años.

–Espera –interrumpió el hombre–. Antes que nada ¿Qué significa Replik?

–Lo sabrás en la historia.

2. Juni 2020 00:13:52 0 Bericht Einbetten Follow einer Story
2
Fortsetzung folgt…

Über den Autor

Kommentiere etwas

Post!
Bisher keine Kommentare. Sei der Erste, der etwas sagt!
~

Mehr Stories