Mi rincón de pensamientos Follow einem Blog

V
Verónica García
Este es un blog donde quiero expresar temas que están presentes en mi mente. Me gustaría poder reflexionar sobre ellos y que hubiera un feedback por parte de los lectores. Este feedback bien puede ser sobre las reflexiones que he hecho, las opiniones sobre el tema, o sobre la forma que tengo de escribir o de expresarme. Sé que aún me queda mucho para aprender a escribir y transmitir el entusiasmo con el que escribo, pero me gustaría que las personas que me lean, me ayuden con ello.
Nicht überprüfte Geschichte

#RacionalidadOSentimientos #NoEntiendoLaVida #RayadasNocturnas
0
3.7k ABRUFE
AA Teilen

¿Creéis que se puede coger miedo a amar?

Bienvenidxs a mi pequeño rincón. Antes de centrarme en la pregunta del título me gustaría explicar lo que quiero hacer en este blog. Me gustaría poder reflexionar, en voz alta (más bien en voz escrita), sobre algunos temas que me surgen a lo largo del día, pero sobre todo, por la noche. He sido una persona que siempre he disfrutado mucho escribiendo y que, además, me parece algo terapeútico que me suele ayudar para superar ciertas cosas o aclararme las ideas. Y ahora ya, para no seguiros dando el coñazo con cosas de mí que no os interesan... voy a expresar el pensamiento de hoy.


Sí, no habéis leido mal. ¿Se puede tener miedo a amar? ¿Creéis que el miedo abarca algo tan especial y tan natural como el amor que podemos tener hacia otra persona? Sé que el amor no se resume solo a nivel romántico (puede ser a nivel familiar, a nivel de amistad...) Pero me gustaría centrarme en el amor romántico.

Después de salir de una relación donde has querido mucho a una persona... ¿no os parece que, además del vacío que sentís, también pensáis que no vais a encontrar a nadie que os haga sentir así?

De hecho, este pensamiento o sentimiento suele ser así durante un tiempo. Parece que nadie te hace sentir lo mismo otra vez. ¡Ojo! Que quizás es bueno que no te hagan sentir lo mismo, porque hay algunas sensaciones que es mejor que no se repitan. Pero hablo de ese entusiasmo, esas mariposas en el estómago, esa preocupación por la otra persona, esas ganas de verla, esa sonrisa tonta... No sé. Hablo de todo eso a lo que yo podría llamar felicidad.

Cuando sales de esa nube que te has montado, de esa felicidad, parece que todo se ha acabado y no vas a volver a experimentarla en la vida porque... ¿cómo vas a experimentar algo que solo una persona puede darte?

Pues bien. Después de un tiempo aparece una nueva persona que parece que te hace olvidar todo lo malo de esa relación y te hace volver a sentir esa felicidad en el estómago y en el corazón. Y entonces parece que, de repente, entiendes todas esas frases que te llevan diciendo desde que la otra relación se terminó. Esas frases motivadoras que dicen: "ya llegará alguien mejor que te enseñará lo que realmente es el amor", "si de verdad teníais que estar juntos lo estaréis en algún momento", "te merecías a alguien mejor", "hay más personas que botellines en este mundo"... Y seguro que todxs vosotrxs podríais continuar estas frases con otro millón más que hemos escuchado todxs alguna vez en nuestra vida.

Y así es. Llega una nueva persona, te demuestra que las cosas se pueden superar, que hay más personas en el mundo y que tu mundo no se acababa. Pero entonces todo vuelve a torcerse y acabas en el mismo pozo negro del que parece que nunca vas a conseguir salir.

Y así una, y otra, y otra vez. Y te ilusionas y te caes. Y te ilusionas y te tiras. Y te ilusionan pero no quieres. Y te ilusionan pero te desilusionan. Escuché una vez que esa era la vida. Ilusionarse y desilusionarse a partes iguales. Que las cosas bonitas no se podrían apreciar si no hubiese cosas tristes. Que la vida es precisamente eso, aceptar, asumir, superar y amar.

Pero joder... menuda mierda esto de empezar a vivir, ¿no?

Perdonarme por la expresión. Pero vamos, que ya podría la vida hacernos un favor a todxs y presentarnos directamente a la persona que nos va a hacer feliz durante el resto de nuestra vida. Bueno... eso si aún creemos en el amor para toda la vida.

En fin... que resulta que después de muchas ilusiones y desilusiones aparece una nueva persona. Y parece que la historia comienza igual pero que esta vez va a tener otro final. No sé. Piensas que te estás volviendo locx, que te están volviendo a engatusar, que las demás veces pensaste lo mismo... Pero no sé, hay una sensación que te dice que esa persona apuesta por ti lo mismo que tú por ella.

Y entonces intentas dejarte llevar, sin miedo al fracaso o a la decepción y PUM. Esta vez no puedes. Parece que tu corazón se ha declarado en huelga y el cerebro va a ser el responsable de todo. Y ya sabemos que cuando el cerebro manda sobre lo demás, la parte racional nos fastidia la sentimental y no podemos dejar de darle vueltas a todo.

Y joder. Tú intentas dejarte llevar, intentas que todo fluya, sin comprometerte demasiado, sin poner muchas expectativas... Pero nada, que a tu cerebro le ha dado por pensar que la felicidad no dura para siempre y que las cosas buenas siempre vienen acompañadas de otras malas.

Y como los sentimientos se han declarado en huelga, no hay nadie que frene a esta oleada racional. Y entonces te mpieza a decir que si va a venir la desilusión para que vas a ilusionarte que, pensándolo fria y racionalmente, la verdad que es un poco tonto. Y entonces no te dejas llevar, comienzas a atormentarte con pensamientos negativos y entras en una espiral que no es normal.

Y entonces te dices a ti misma que esto no puede estar sucediendo. Que realmente eras la persona que hacia unos meses estabas buscando y creyendo en un amor verdadero y que ahora parece que te no te vas a enamorar más.

Y joder, tienes a una persona en frente que te está pidiendo que confies en ella. Que la vida es más fácil si se comparte, que nunca te haría daño, que su vida es mucho más bonita a su lado, que la haces mejor persona...

Y sí, eso es justo lo que estaba buscando hace unos meses. Pero ahora parece que se me atraviesa en la garganta, se me hace un nudo y no consigo tragármelo. No sé, será que me lo han dicho ya tantas veces antes de un desastre que mi cabeza no quiere escucharlo ni una sola vez más.

Y entonces, llegado a este punto. ¿Qué hacemos? ¿Dejamos a la persona que puede que sea el amor de nuestra vida por miedo? ¿Dejamos esa sonrisa y esos ojos porque nuestra parte racional nos domina y nuestro corazón se ha declarado en huelga? ¿Qué sería de las personas si siempre nos predominase la parte racional? ¿Viviríamos? ¿O simplemente pensaríamos?


No sé. Eso ya lo dejo a reflexión de cada una de las personas que me esté leyendo. Yo solo puedo decir que he llegado a la conclusión de que el miedo no es un buen consejero. Y que no quiero que las persona que formaron parte de un pasado, sigan estando presentes, de alguna manera, en mi futuro. Creo que eso es en lo que consiste superar. Y personas, no voy a dejar que mi parte racional gane. Se cree la más lista de mi cuerpo y para mí es la más estupida. Era mucho más feliz cuando me dejaba guiar, tan solo, por mis sentimientos.

Así que mientras mi cabeza y corazón se aclaran, yo voy a seguir viviendo. Y si algo malo tiene que pasar... supongo que tendrá que pasar. Pero, si es bueno... yo no me lo quiero perder.




4. Juni 2019 22:29:37 0 Bericht Einbetten 0
~